¡Libros que Llegan! Sempé, “Un fantasma en el sistema”, Yoshimoto y más

¡Vaya semana animada! Con esa posición de teórica primera semana del mes y ese festivo madrileño por medio quizá hayan salido unas pocas apuestas editoriales, pero las pequeñas se han encargado de llenar con más de dos docenas nuestras estanterías. Así que vamos rápido que hay lío y…

¡Que entre la pila!

El señor Lambert de Sempé, ed. Blackie Books

Las novedades de Sempé son siempre bienvenidas aquí. Como esta historia en viñeta por página que reúne a un grupo de habituales de un bar hablando de un compañero que no parece acabar de llegar. Costumbrismo irónico francés con bellos dibujos. Una gran noticia. Comprar.

Un fantasma en el sistema de Kelvin Mitnick, ed. Capitán Swing

Pese a la espantosa portada estamos ante uno de esos clásicos de la cosa informática, sub sección seguridad y hackers y tal, que ven por fin la luz en España. No sé si a estas alturas quedará aún algún interesado que no lo tenga en inglés. Todo puede ser. Pero lo bueno es que a partir de ahora los que conozcan -o quieran conocer- las historias de uno de los más notables especialistas en saltarse las defensas informáticas -que muchas veces se saltaban por el lado humano, claro- tendrán acceso a este clasicazo de lo suyo. Comprar.

Lagartija de Banana Yoshimoto, ed. Tusquets

Vuelve Banana Yoshimoto, una de las autoras japonesas más reconocidas mundialmente. Lo hace con un conjunto de relatos que siguen, por supuesto, con sus temas principales: Los problemas de los -yanotan- jóvenes japoneses en un mundo hostil incluso en su aspecto filosófico. Comprar.

Sálvora. Diario de un farero de Julio Vilches, ed. Hoja de Lata

La vida de un farero en la Galicia de los años ochenta, idas y venidas con soledades que no lo eran tanto y con vecinos humanos y animales de lo más peculiar. El tipo de obra de la que te preguntas cómo no hay ya puñaladas para hacer una serie de tarde. Ochentera o no. Comprar.

La bella salvaje. 1, El libro de la oscuridad de Philip Pullman, ed. Roca

Tantos años después vuelve Pullman al Universo de La Matería Oscura. Lo hace con este La Bella Salvaje, o -usando el nombre de la nueva trilogía- El libro de la oscuridad– que busca una manera de que volvamos a encontrarnos con Lyra Belacqua. Por supuesto, como pasa en todo este tipo de obras, está muy claro que es el inicio de una saga antes que una obra completa. Pero al menos demuestra que se puede leer sin conocer antes la otra trilogía. Claro que, ¿por qué no leérselos todos? Comprar.

La decadencia de Nerón Golden de Salman Rushdie, ed. Seix Barral

Ha vuelto Salman Rushdie también. Parece que tras unos últimos años en los que se le ha hecho menos caso estamos ante una noticia menor, pero noticia aún y con todo. Sobre todo en esta novela sobre el auge del derechismo loco en USA con Donald Trump como diana perfecta. Comprar.

Repollos y Reyes de O.Henry, ed. Ediciones del Viento

Puestos a leer una obra cómica parece que O.Henry es una buena opción, puesto que aunque se trate, como suele pasar con él, de una colección de relatos lo que tenemos aquí es una serie de retazos. Retazos de la vida del autor en Honduras que permite presentar la obra como una serie de historias más o menos verídicas sucedidas en un país que es, eso sí, completamente ficticio: Anchuria. Una buena opción para traer algo de humor, que falta hace.Comprar.

Conviene tener un sitio adonde ir de Emmanuele Carrére, ed. Anagrama

Recopilatorio de textos -litearios-  y artículos -periodísticos- escritos por Carrére durante 25 años, entre 1990 y 2015. Para conocer el lado más ensayístico de un autor conocido sobre todo por sus novelas basadas en la no-ficción. Comprar.

Cuatro millones de golpes de Eric Jiménez, ed. Plaza & Janés

Las biografías confesionales de músicos siguen a tope, y aquí toca las de un batería que parece haber llevado una vida más que compleja. Sea su parte más biográfica, su estancia en Los Planetas o por Lagartija Nick, y lo hace como funcionan estos libros, por un lado contando los escandalillos y por otro buscando la complicidad en el humor y en el amor a la música. Veremos cómo tira. Comprar.

Selfies de Jussi Adler-Olsen, ed. Maeva

Nueva entrega de asesinatos y tal con el Departamento Q. Una serie de casos más o menos conectados en apariencia, especialmente un misterioso conductor que atropella jóvenes. Así que supongo que podríamos considerar este volumen algo así como un signo de los tiempos. Comprar.

Alias Grace de Margaret Atwood, ed. Salamandra

Como cada vez que se reedita esta obra hay que aprovechar y recomendarla. Ahora a ver si hay suerte y hacen serie de El asesino ciegoComprar.

El último acto de Mari Jungstedt, ed. Maeva

Periódicos, política, incluso teatro hay en la última obra de Mari Jungstedt. Los autores de negro nórdico siguen adelante, aunque ahora el género parezca estar a otras cosas. Comprar.

Al caer la luz de Jay McInerney, ed. Libros del Asteroide

Quizá a alguno os suene este libro de cuando se publicó en los noventa con el título de A medía luz. Tanto da, porque lo importante es volver a ponerlo en circulación. Este libro sobre un matrimonio en el que el marido lucha tras el éxito temprano -clara referencia al propio autor y su Bright lights, big city que fue todo un éxito en los ’80- por encontrar, o reencontrar, un puesto en el mundo. La búsqueda de la riqueza o el éxito y lo vacío que pueden resultar, más aún ante los sacrificios realizados, una forma de recuperar -o rememorar- las formas y fondos de los grandes autores estadounidenses del pasado. Comprar.

El Tigre de Joël Dicker con ilustraciones de David de las Heras, ed. Alfaguara

Una obra breve de Dicker engordada con bellas ilustraciones y que provee de eso tan necesario que es poder sacar obras de nombres conocidos para la temporada de regalos. 64 páginas, con ilustraciones y tapa dura, por casi 15€. Temporada de recogida de sandías. Comprar.

El atlas fantasma de Edward Brooke-Hitching, ed. Blume

Magnífico volumen que se basa en mapas reales pero que se nutre de las locuras que decidían poner en ellos -de islas que nunca estuvieron allí a montañas que tampoco pasando por poblaciones míticas y reinterpretaciones geográficas- convirtiéndolo tanto en un compendio de curiosidades como en un estudio histórico de las ideas -peculiares- que sobre nuestro propio planeta hemos ido teniendo con los años. Un gran regalo. Comprar.

100 Vistas de Tokio de Shinji Tsuchimochi, ed. Quaterni

Como si de un libro de fotografías se tratara, un vistazo a Tokio mediante ilustraciones. Un vistazo que, eso sí, permite descubrir un Tokio distinto, sobre todo gracias a la particular cualidad de que se trate de dibujos. Comprar.

Enciclopedia Yokai de Shigeru Mizuki, ed. Satori

La gran obra de Mizuki sobre folklore japonés en su primer volumen -hasta al M, vaya- menos centrado en esta ocasión en el cómic -que no lo es- y más en embellecer -que sí que lo hace, y mucho- estas descripciones de monstruos clásicos nipones. Comprar.

F de Feminismo de Paulina Fariza con ilustraciones Ishara Solís Rodríguez, ed. Melusina

Dentro de los libros sobre feminismo nos llega un repaso con definiciones por varios puntos fundamentales. Lo hace con estupendas ilustraciones de Ishara Solís que añaden un valor extra a esta obra que parece pensada para iniciar a los jóvenes en algunos de los puntos fundamentales del feminismo. Que siempre viene bien. Comprar.

Supersorda de Cece Bell, ed. Maeva

Estupendo cómic con un tema más que interesante: Son una suerte de memorias de una chica que ha vivido con discapacidad auditiva.Por supuesto, y como ella misma cuenta, no todos los que sufren de estos problemas tienen el mismo problema o las mismas experiencias, pero está claro que ella conoce la suya y está más que dispuesta a contar, en una mezcla agridulce que resulta casi costumbrista incluso en sus escapes imaginativos, ofreciendo un punto de vista interno a una de tantas diversidades que podríamos intentar conocer mejor. Motivo más que de sobra para aplaudir obras como esta. Comprar.

La chica de tinta y estrellas de Kiran Millwood Hargrave, ed. Ático de los Libros

Aventuras, conocimiento, búsqueda y descubrimientos. He aquí una obra juvenil que tiene y ofrece un poco de todo como para convertirse en un clásico de lo suyo. Aunque, supongo, tendremos que esperar para ver si aguanta tan bien como parece. Comprar.

Tilly Duc. El secreto de la Casa de los Tejados Azules de Katja Centomo, ed. La Galera

Obra de brujas y ecología -más o menos- con casas y protagonistas juveniles, y aceptación y todo eso que hace que uno espere que tire para delante lo que tiene toda la pinta de ser el inicio de una saga de novelas. Comprar.

Volando Voy (12, Diario de Greg) de Jeff Kinney, ed. Molino

Una nueva entrega del costumbrismo pocho de Greg, porque esto sigue funcionando y mientras lo haga no es cosa de parar. Comprar.

Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos de J. K. Rowling con ilustraciones de Olivia Lomenech Gill, ed. Salamandra

Recuperación del bestiario del Universo Potter con el aliciente esta vez no tanto de la película -que bueno, también. como de las estupendas ilustraciones de Lomenech Gill que llega a tiempo para la temporada de regalos. Comprar.

Aventuras y desventuras de los alimentos de cambiaron el mundo de Teresa BenéitezFlavia Zorrilla, ed. A Fin de Cuentos

Más que interesante texto muy ilustrado que apuesta por la divulgación de la historia y características de muchos de esos alimentos que tenemos -o hemos tenido- todo a mano facilitando partir de esa cotidianidad para ir descubriendo cómo ha funcionado la historia y la ciencia. Comprar.

Los robots no tienen prisa de Alberto Pieruz, ed. Algar

Divertida y con preciosas ilustraciones, este cuento de gente con muchas prisas y horarios y un niño -y su robot- que pasan de todo eso hasta llegar a ese punto intermedio en el que unos y otros tienen que aprender. Aunque yo diría que en esta ocasión es uno de los lados el que mejora. Comprar.

¡Puff! de Margarita del Mazo y Cecilia Moreno, ed. Jaguar

Sí, chistes de pedos. Bueno, no son chistes. Son historias de nubecitas en diferentes estilos, formas y protagonistas. Todos tienen su momento y todo el mundo hace ¡Puff! Supongo que hay una enseñanza en todo ello. Supongo. Comprar.

El huerto de Pico el erizo de Laurence Jammes y Marc Clamens, ed. Combel

Por un lado, un precioso recuento de las tareas y días necesarios para plantar un huerto más o menos urbano. Por el otro, una obra para jugar con ella, manipulando al erizo y sus cultivos. En conjunto, una idea brillante en la que habrá quien llegue por el erizo o el juego pero aprenderá mientras sobre plantar. Y viceversa. Más con estas ideas hacen falta. Comprar.

Y con esto concluimos la semana. Como veis ha habido variedad y calidad una vez más. Menos mal. Y para la que viene ya van asomándose las Damas Óscuras, Keigo Higashino, Banville, Rhodes, otro Gaiman más -sí, en serio- y, por supuesto, el Max Carrados de Ernest Bramah. Entre otros, que aún hay más sorpresas -como el cómic de William Gibson– que ya descubriremos la semana que viene. Mientras tanto, y como todas las semanas… ¡Nos leemos!


Es curioso, una semana tranquila con no muchos estrenos aunque sí un tanto interesantes a las que se añaden a última hora tres nuevos pilotos de Amazon… y total para qué. Tomemos como ejemplo el primero de ellos: The Climb (USA) Serie sobre dos amigas, una de ellas afroamericana, que parece más interesada en incrustarse en las nuevas series de amigas -la ya no tan a tope lavernishirlización de hace un par de años- como en esas comedias sobre realidades diversas que poco a poco van a apareciendo. Y, el problema real, es precisamente lo a rebufo que parece que sale. Es una serie aceptable, no está ni mal escrita ni mal actuada. Pero tampoco parece tener nada que contar que no hayamos o estemos viendo contado en otras partes, dejando esa sensación de ser más un aprovechamiento de la tendencia que algo que vaya a influir o tener algo que aportar a las mismas. Brillante medicridad, supongo.


Estamos llegando a ese momento en que también en USA le están cogiendo el gusto a las series de época. Sobre todo si eso les permite meter violencia, sexo y todas esas cosas, sin preocuparse ni por que tenga demasiado sentido ni porque sea especialmente interesante. Este Damnation (USA), por ejemplo, logra no solo eso sino incluir unas reflexiones que bueno, vale, sobre clases y religión e incluir  una suerte de hermanos en lucha. No fuera a ser que quedara alguna casilla de obviedad por marcar, claro. Total, que parece que le están tomando el gusto, ahora a ver si también van encontrando historias que merezcan la pena.


Hablando de lo cuál, ¿alguna vez os habéis preguntado cómo sería Miss Fisher en Canadá? Pues algo así parece intentar Frankie Drake Mysteries (CA), con una aproximación algo diferente -por supuesto- pero con la misma idea de detectives en los años ’20. Lamentablemente tiene algo más de namedropping de lo que uno -yo- desearía, pero lo compensa con una brillante actuación de Wendy Crewson, lamentablemente no un personaje regular, pero algo es algo.

Entre lo bueno de esta semana está el desparpajo con el que Netflix Japón ha organizado  Honō no Tenkōsei REBORN (O) (J) o Blazing Transfer Students, para entendernos. Serie de acción real que está a la vez basada en un manga y sirviendo como continuación oficial de la misma. Con todos los pros y contras que eso conlleva, como un gusto demedido por el absurdo y representaciones propias de un adolescente. Por supuesto lo primero ofrece atractivo suficiente como para que el desparpajo del manga trasladado a una versión enloquecida y barata con actores reales se convierta en uno de esos actos culturales interesante. Si sólo se acordara la cadena de promocionarlo algo más.


Y hablando de cadenas con un estilo peculiar, novedades también en YouTube Red con Lifeline (USA), serie de SciFi con algo así como viajes en el tiempo y compañías de seguro y muertes y poder y dinero… en realidad casi es menos interesante la trama central sobre un asesinato que todo el resto de cosas que propone la serie. Qué le vamos a hacer, ellos han decidido a qué carta quedarse. Quizá evolucione para mejor.

Terminamos volviendo a Amazon con el que es el peor de sus tres pilotos con bastante diferencia. Tener en el centro de la serie a Bridget Everett e incorporar elementos de musicales debería haber convertido a Love you more (USA) en una serie a seguir. En realidad Everett está, en el mejor de los casos, desaprovechada; la parte musical no es tan grande, hay mucho relleno como de comedieta televisiva rutinaria y cuando intentan ir más allá no logran ser más que de ese falso edgy que tanto gusta a algunos cómicos británicos. En resumen, un pequeño desastre al que veo poca solución. Por suerte solo es el piloto. Bueno, tampoco es que fuera a verme más, claro.


Tampoco es que Sea Oak (USA) me haya hecho mucha gracia. Posiblemente sea el mejor de los pilotos de Amazon, pero eso no deja de convertirlo en el más alto de los enanos. Glenn Close, a la que tienen mucho que agradecer, está -lógicamente- estupenda en su papel de mujer mayor solitaria que vuelve de la muerte para vivir la vida que no pudo en vida, o algo así. se supone que el escritor George Saunders estaba intentando crear algo así como Realismo Mágico. En el mejor de los casos no lo ha conseguido. Y aunque haya veces que Close pueda parece Cloris Leachman -quizá uno de los mayor elogios que se pueda decir de una actriz cómica- no está muy definido… nada. Pero, sobre todo, no está muy claro pro qué debería importarnos lo más mínimo lo que le suceda a su personaje. Sea, o no, un muerto viviente.

 


¡Libros que Llegan! Braun, “Caso abierto. ¡Sigue la pista!”, Haynes y más…

Ya sabíamos que esta iba a ser una semana rara, con ese Doble Combo Mortal de cambio de mes y festivo. Pero incluso en estos días extraños salen libros interesantes. Algunos de los cuales quizá aprovechen la falta de competencia de esta semana. Claro que también se ha notado la progresiva cercanía navideña en una mayor cantidad de álbumes ilustrados y similares. Pero no os entretengo más, que seguro que estáis ya esperando a que diga…

¡Que entre la pila!

Animales del norte de Dieter Braun, ed. Maeva

Uno de los clásicos de la época son los libros ilustrados didácticos. ¡Pero es que vaya obras están sacando! En el caso de Maeva tienen una atinadísima línea que lo mismo te habla de historia o geografía que de biología, y ahora -tras el libro de anatomía de la semana pasada- llega un vistazo a los animales. Lo hace con una división: Los del Europa, Asia y América del Norte. Muy bonito todo. Comprar.

Caso abierto. ¡Sigue la pista! de Àngels Navarro y Jordi Sunyer, ed. Combel

Entre las novedades para el público infantil/ juvenil tenemos esta variación de la clásica obra policíaca. Si en libros como Las aventuras de la mano negra teníamos una lámina que ayudaba a entender el caso aquí tenemos una organización de enigma más avanzada, de entrada el formato álbum a color permite introducir más posibilidades, y más fáciles de observar, por otro la decisión de establecer una ilustración, un texto y dos páginas extras para una investigación criminal que mezcla los procesos de investigación criminal con pasatiempos permite ir realizando poco a poco la investigación casi como si fuera una serie televisiva. no se trata, por tanto, de simplemente pensar en ello o buscar pistas sino de todo un proceso reproducido ahora para los no-tan-pequeños. Comprar.

Asesinato en Charlton Crescent de Annie Haynes, ed. dÉpoca

¡Vivan las recuperaciones! Como esta de Annie Haynes, otra de las grandes damas de la novela negra británica que permanecía inexplicablemente inédita en nuestro país. Así que aquí la tenemos a ella y a su Inspector Furnival (en su segunda aparición, por cierto) dispuestos a aportar un toque de distinción en una reunión con cadáver y un número limitado de sospechosos. Esperemos pronto saber más de la autora y, quizá, conocer a su Inspector Stoddar y, por supuesto, The Master of the PrioryComprar.

Una cabeza llena de fantasmas de Paul Tremblay, ed.Nocturna 

Dentro del progresivo éxito de los libros de terror podemos alegrarnos de la llegada de las grandes obres que, sospecho, lo hubieran tenido mucho más complicado hace un lustro. Incluida esta historia de exorcismos, problemas mentales, pobreza, realities, y memoria. Todos y cada unos con sus propios problemas asociados y con las dudas entre lo que tienen de real. Comprar.

El carruaje fantasma y otras historias sobrenaturales de Amelia B. Edwards, ed. La Biblioteca de Carfax

Otro volumen de cuentos de otra de las grandes autoras de historias de fantasmas. Además de lo magnífico que es poder decir esto es también hay que congratularse de que sea el sexto lanzamiento este año de una editorial recién aparecida que está dando una auténtica lección en la selección y edición de sus libros. ¡A seguir así! Comprar.

Virginia Woolf: Vida de una escritora de Lyndall Gordon, ed. Gatopardo

Extensa y muy interesante biografía en versión revisada y ampliada desde que se publicara en los ochenta, esta obra constituye un muy completo repaso a toda la vida de Woolf a partir de sus papeles públicos y, sobre todo, de los privados.a Comprar.

El declive de Osamu Dazai, ed. Sajalín

Dazuo presenta en esta novela la vida de una joven en el Japón de postguerra -de la 2ªGM, en concreto- a través de la aparición de una serpiente casi metafórica y de las dolencias y adicciones de su familia. Una obra tan oscura como es de esperar de un autor que en estos momentos de su vida estaba cercano ya al suicidio. Comprar.

El fuego invisible de Javier Sierra, ed. Planeta
Niebla en Tánger de Cristina López Barrio, ed. Planeta

Pues ya han salidos, mira tú qué rápido. Comprar. Comprar.

Mil veces hasta siempre de John Green, ed. Nube de Tinta

A veces los lanzamientos mundiales lo son también para los libros. Así que aunque esto se llame de manera distinta en el mercado anglosajón tened por seguro que es el mismo libro. Comprar.

Finn y Sep de Peter Goes, ed. Libros del Zorro Rojo

Un niño y su perro persiguen a un gnomo a través de múltiples laberintos imaginativos y brillantemente dibujados por Peter Goes. Otro de esos álbumes que es mitad posibilidad de juego, mitad recreación en las ilustraciones. Comprar.

Cómo cocinar princesas de Ana Martínez Castillo y Laura Liz, ed. NubeOcho

Con mucho humor y algo de socarronería llega por fin y el libro de cocina definitivo para todas esas personas que buscan los mejores consejos y recetas para hacer riquísimos y muy nutritivos platos con princesas. ¡Y con fundamento! Comprar.

100 pisos bajo el mar de Toshio Iwai, ed. Paste de Luna

Tras Una casa de 100 pisos llega lo mismo pero al revés, con una muñeca que cae al mar y allí descubre un rascacielos subterráneo -ya, bueno, como se diga- en el que tendrá que buscar, además,sus pertenencias perdidas. Una historia a tres bandas, la de la muñeca, la de los habitantes de los distintos pisos y, la parte educativa que también la hay, en un álbum con un formato diferente. Comprar.

Empanada de mamut de Jeanne Willis y Tonny Ross, ed. Libros del Zorro Rojo

Ross, libre por esta vez de Walliams, ilustra un divertido relato de Willis con hombres de las cavernas buscando un cambio en su menú. En una traducción que intenta mantener la musicalidad y los juegos de palabras de la desmadrada versión original. Comprar.

La princesa y el poni de Kate Beaton, ed. Astronave

Terminamos con una autora de esas a seguir y con una editorial masomenos recién llegada, que una cosa es que se llame Astronave y otra que no sepamos que detrás está Norma. Pero vaya lo uno por lo otro y alegrémonos todos juntos por que salgan obras como esta. Comprar.

¡Hasta aquí! Ya veis que cosas interesantes había, que mucha presencia infantil y que seguimos poco a poco acercándonos a las Navidades con una mezcla de movimiento y tranquilidad. Así, la semana que viene tendremos lo nuevo de Pullman, Yoshimoto y Rushdie, la llegada del Fantasma de Mitnik, la recuperación del A media luz de McInerney, un nuevo recopilatorio de Gloria Fuertes además, esperamos, de alguna otra sorpresa y varios ilustrados más. Pero, como decimos siempre, eso será la próxima semana. De momento centrémonos en las novedades de esta y, como siempre… ¡Nos leemos!


Me temía yo que esta semana no hubiera muchas novedades y al final resulta que sí, y bastante manejables. Alguna incluso curiosa como este Bounty Hunters (UK) que tiene la virtud de funcionar en lo que hacen siempre y el grave fallo de cagarla estrepitósamente en lo que intentan nuevo. Que por lo menos están intentando algo ligeramente nuevo, cierto. Pero que estamos ante una de esas historias de pez-fuera-del-agua y pareja-inesperada en la que se nota que a su estrella y co-creador,Jack Whitehall, lo que le interese es él mismo. De modo que su parte -perfeccionada por años de comedia y manierismos- está bien construida, pero la trama de acción e intriga queda coja pese a los denodados esfuerzos de Rosie Pérez por sacarla a flote. Y ya de los personajes y actores secundarios no tiene casi sentido hablar, no están ni como construcción independiente ni casi para arropar, son ecos. Y, claro, así no hay quien lleve adelante un propósito que se supone ambicioso como el de esta serie. ¡Una lástima!


Entiendo que en la NBC y el SNL están desesperados por que aparezca algún personaje reconocible al que sacar dinero, y que eso es lo que explica más que justifica la aparición de The David S. Pumpkins Halloween Special (USA), que no llegaré a decir que hace bueno al desastre de especial de la semana pasada con Michael Jackson, pero que parece incluso menos interesado aún en la realización y el guión. El famoso estirar un sketch pasa a ser algo literal agotando lo bueno que podría haber presentado y los aciertos -puntuales, claro- del mismo para acabar montando una rareza bastante prescindible cuyo mayor mercado sospecho que serán esos posteos de curiosidades sobre la historia del SNL.


No sé bien lo que intentaban con Living The Dream (UK) y sospecho que ellos tampoco. La unión de comedia y drama no es, por supuesto, ni extraña ni nueva, pero en este caso no solo no parecen hacerlo por separado, tampoco logran que funcione a la vez. Y es una lástima porque tanto Lesley Sharp como Philip Glenister han demostrado de sobra que pueden manejar una serie. Pero si el guión no funciona, y aquí no lo hace, lo más que pueden lograr los actores es mitigar sus problemas. De modo que por mucho Familia inglesa se muda a Florida que nos presenten el buen funcionamiento no acaba nunca de llegar. Y así no se puede.


Curiosa es también Ryan Hansen Solves Crimes on Television (USA), nueva apuesta de YouTube Red por ver si alguien les hace caso. Con uno de los actores que más trabajan de la televisión -y no solo – USA buscando ese éxito que parece cada vez más lejano. Algo a lo que la propia serie juega presentando a una versión del propio Hansen al estilo de la que proponía su Play It Again, Dick. La misma serie parece jugar a relacionarle sobre todo con Veronica Mars olvidando su presencia en series -fallidas- en otras generalistas como Friends with Benefits (NBC), Bad Teacher (CBS) o Bad Judge (NBC) del mismo modo que el canal y su nombre es regularmente objeto de burlas. El resultado es más encantador que sustancioso, muy meta y recomendable al menos como curiosidad.


De entre las (tirando a insufribles) series cuasibélicas que han estado sacando este otoño la llegada de S.W.A.T. (USA), que casi parece un NCIS acorazado, no es que sea un descanso pero al menos parece profesional. Como ser es el tipo de historias que ya sabes lo que son y por dónde tiran. Vale, en el piloto le han metido una doble lucha de Crecí en estas calles y les debo algo porque creen que las he abandonado y están en su contra y Mis compañeros creen que como estas son mis calles -y me han dado el puesto del jefe por una serie de… da igual- estoy en su contra. No es la serie más interesante del mundo. Ni casi te diría que en los 50 primeros lugares. Pero, teniendo en cuenta el año que llevamos, no es mal forraje.

 


¡Libros que Llegan! Ignotofsky, “Esperanza en la oscuridad”, Pinborough y más

Una semana más, una semana menos. El casi-final de mes y una extraña concatenación de circunstancias han dejado poco menos que en tierra de nadie las llegadas que tocaban, así que puede que estas cerca de dos docenas de novedades os sepan a cajón de sastre de cosas que tendrían que haber llegado antes o que parecen haber perdido una fecha mejor, pero lo importante en todos los casos es que por fin han salido. Bueno, eso y que os las pueda presentar al grito de…

¡Que entre la pila!

Esperanza en la oscuridad de Rebecca Solnit, ed. Capitán Swing

No sé si es el libro que necesitamos, pero una mirada positiva a las posibilidades de la acción conjunta ciudadana no viene mal. Incluso aunque sea desde un punto de vista de las feministas blancas, lo importante es que Solnit -que con este lleva ya tres libros publicados en España- nos ofrece historias, posibilidades y reflexiones para confiar en que se pueden aún realizar acciones que conduzcan a mejoras. Comprar.

Mujeres de ciencia de Rachel Ignotofsky, ed. Nórdica y Capitán Swing

Muy interesante también es este libro que ofrece perfiles e ilustraciones de cincuenta científicas en campos muy distintos de la ciencia, desde paleontólogas a químicas y de astrónomas a  oftalmólogas pasando, por supuesto, por físicas y matemáticas. Un repaso extenso e interesante que sirve para mostrar un lado de la ciencia que no siempre aparece representado correctamente. Comprar.

Detrás de sus ojos de Sarah Pinborough, ed. Alianza

Pinborough lleva ya unas cuantas novelas publicadas en España, pero parece que es este el éxito que está destinado a darla a conocer. La verdad es que eso es siempre complicado de predecir, pero sí es cierto que parece posible que a partir de esta sencilla trama -una nueva secretaria va viendo cosas extrañas en el matrimonio de su jefe- mientras se juega con las ideas preconcebidas incluso sobre esas mismas ideas. Lo que está claro es que, aún jugando con cierta ambigüedad sobre componentes sobrenaturales, la base misma es la intriga. Y por esa misma capacidad para atrapar es por lo que está creando ruido. Comprar.

Tango satánico de László Krasznahorkai, ed. Acantilado

En una población en la que no parece quedar mucha esperanza un hecho inesperado hará ponerse todo en movimiento, desde la violencia y las infidelidades hasta las sombras provocadas por la luz de esa esperanza que parece moverse al compás de esa danza borracha en mitad de una taberna rodeada por la lluvia que corresponde a esta obra. Hacerlo a través de una narración de múltiples voces conlleva una dificultad añadida. Pero una vez que logras entrar y entiendes que, además del tremendismo, hay un humor oscuro detrás que examina la desazón para hacerla asumible, entonces necesitas ver cómo va a terminar esta fábula sobre la desesperación. Comprar.

I Premio Ripley de VV.AA., ed. Triskel

La convocatoria del Premio Ripley fue una buena manera de promocionar a las autoras españolas de fantástico, de modo que el tomo subsiguiente reuniendo a las mejores de aquel experimento que contó con Elia Barceló como madrina de honor y que, esperemos, servirá para ir ayudando a hacerse oír a nuevas autoras. Comprar.

Leonora Carrington de Joanna Moorhead, ed. Turner

La vida de Carrington fue, sin duda, peculiar. Precisamente por eso, pero también por la posibilidad de reivindicar su obra única, es por lo que Moorhead se ha animado a escribir este completo libro. Comprar.

La torre de ébano de John Fowles, ed. Impedimenta

Relatos y novelas cortas de Fowles, quien siendo un autor al que presupondré un cierto conocimiento aunque sea solo por El coleccionistaEl mago, creo que no necesitará mucha más presentación. Comprar.

El tiempo de en medio de Marcello Fois, ed. Hoja de Lata

Continuamos con los Chinosi en una nueva obra que continúa lo visto en Estirpe. Y si no sabes lo que es Estirpe, pese a los premios y demás, lo mejor que puedes hacer es ir a buscarlo. Comprar.

El jardín secreto de G. K. Chesterton, ed. Eneida

Recopilación de relatos de Chesterton que, como es de esperar, tiene en la intriga y sus posibilidades para el misterio y el humor sus grandes bazas. Como siempre en este caso conviene mirar el índice primero para no repetir. Pero leer a Chesterton nunca viene mal, claro. Comprar.

Veinte de Manel Loureiro, ed. Planeta

No tengo muy claro si realmente esperan convencernos de que esto es una novela para público adolescente. Son sus protagonistas eso sí. De una historia distópica en la que una enfermedad dio buena cuenta de gran parte de la humanidad y cómo parece que va a repetirse la situación. Comprar.

Mi querido asesino en serie de Alicia Giménez Bartlett, ed. Destino

Nueva historia de Petra Delicado, nuevo asesinato y todas esas cosas que uno esperaría en la que ya es la undécima novela de la saga, con asesino en serie incluido. Comprar.

Historias de fantasmas de Sheridan Le Fanu, ed. Eneida

Recopilatorio de historias de fantasmas de Sheridan Le Fanu, como su propio nombre indica, que viene también muy al pelo de la época. Comprar.

Humor fantasmal (Vol. II) de VV.AA., ed. La Fuga

Y otro recopilatorio de fantasmas, esta vez como complemento del que ya en hace unos años sacara la misma editorial y que, de nuevo reúne a una buena selección de autores bien conocidos para ofrecer historias de… bueno… fantasmas. Con humor. Claro. Comprar.

La frantumaglia de Elena Ferrante, ed. Lumen

Recopilación de escritos y entrevistas en los que Ferrante ha hablado de su proceso de escritura, de cómo y qué la inspiran y de la forma en la que todo ello es luego aplicado. Comprar.

Jane Austen en la intimidad de Lucy Worsley, ed. Indicios

Biografía con un fuerte interés en su entorno, su ambiente familiar y la sociedad de su tiempo, de modo que no solo comprendamos mejor a la autora, también a su contexto. Comprar.

Conquistadores secundarios de Javier Traité, ed. Principal de los Libros

Un vistazo a todos esos conquistadores menos conocidos pero no por ello menos interesantes, sobre todo cuando más que la historia de la conquista en sí consideramos también el resto de vivencias que tuvieron que enfrentar, incluyendo, por supuesto, los episodios mentales, la tendencia a la rebelión, los robos y pillajes y todo aquello que es la auténtica salsa de la historia. Comprar.

Anatomía de Hélène Druvert, ed. Maeva

Extraordinario libro ilustrativo e ilustrado que pretende no solo ser didáctico para los jóvenes, también bella en sus páginas troqueladas y sus solapas y recovecos. Todo lo que puede favorecer que un tema siempre interesante como el cuerpo humano se convierta en una creación que podría buscarse por puro afán coleccionista. Comprar.

Los peores niños del mundo de David Walliams con ilustraciones de Tony Ross, ed. Montena

Un libro de relatos profusamente ilustrado sobre niños que se portan mal. Sin giro alguno, son niños que hacen cosas de niños -bueno, no solo pero también- y cuyo comportamiento se censura y se exagera hasta más allá de lo sensato. Aún recuerdo cuando Walliams se presentaba como un nuevo Roald Dahl, pero en este tomo deja claro que lo que le va es ser el nuevo Enid Blyton. Comprar.

Museo en Pijamarama de Michaël Leblond y Frédérique Bertrand, ed. Kalandraka

Otro más de los Pijamaramas. El quinto ya y el ombro-cinéma sigue siendo tan interesante como el primer día. Comprar.

Zombilina de Kristyn Crown y Molly Idle, ed. Picarona

Un álbum ilustrado sobre una zombie que quiere ser bailarina, ¿cómo podría no gustarnos? Pero es que este cuento, además, habla de los miedos. No los de origen sobrenatural, claro, sino los que tenemos a hacer en público aquello que nos gusta. Porque todo el mundo puede tener miedo y, por eso mismo, hay que buscar cómo superarlo. Comprar.

El elefantito preguntón de Loes Riphagen, ed. Takatuka

 

Resulta incomprensible lo que ha tardado en llegar a España la autora Loes Riphagen, o sus libros. Este elefantito preguntón es un buen ejemplo tanto de su técnica y estilo como de sus historias, como está de un elefante que no dejaba de preguntar insisténtemente . Comprar.

El gigante (El secreto del abuelo) de David Litchfield, ed. Blume

Un envoltorio clásico para una nueva formas de enfocar un tema clásico como es el del gigante y el pueblo. Por supuesto con unas brillantes ilustraciones va todo mejor. Comprar.

100 abrazos de Chris Riddell, ed. Edelvives

Pequeño pero estupendo librito de Chris Riddell con muchas ilustraciones y algunas citas a favor de los abrazos. ¡Todos a favor de los abrazos! ¡Y de Riddell!. Comprar.

Una semana rara que antecede a otra más rara todavía, porque si esta nos ha pillado con el pié cambiado y entre lo exterior y lo interior suerte hemos temido de poder empaquetarla entre la esperanza y los abrazos, la que viene, con su festivo en medio, nos promete mucho terror: Paul Tremblay, Amelia B. Edwards o Charles Nodier. Y también un hueco para agradables recuperaciones como la de Annie Hayes. Pero, en general, se anuncia una semana incluso más extraña que la anterior. Aunque mejor no pensemos en eso, centrémonos en los libros que han llegado ya esta semana. Porque, hasta que llegue la próxima, y cómo todas las semanas… ¡Nos leemos!


En esta extraña semana al menos hemos tenido un par de alegrías, aunque ninguna viniera de una serie tradicional. Por un lado se ha estrenado At Home With Amy Sedaris (USA) que no es lo mejor que ha hecho la titánica Sedaris en su carrera pero que sigue siendo una alternativa interesante a los programas de sketches, sobre todo por el marco que le han preparado como un programa de consejos para la perfecta ama de casa. Y que al final las tablas se notan e incluso en los momentos de los que menos se puede sacar algo consigue. Es normal que pongan su nombre al programa, porque por mucho invitado famoso acaba siendo ella la que hace el visionado mínimamente tolerable.

En cuanto a Drop the Mic (USA), Corden intenta exprimir como programa lo que en otros tiempos funcionaba. Pero la televisión es distinta y, sin embargo, parece que por eso mismo se ha permitido que le partan la cara. Las luchas dialécticas sacadas de estirar un sketch tienen no demasiada fuerza y, decididamente, muy poca espectacularidad. Es casi un triunfo de todo lo que ya no es. Pero lo poco que podamos sacarle bueno, digamos la insult comedy o algún mínimo toque musical, quizá hagan que algo salga de todo esto. Pero, sobre todo, como medidor de la diferencia de +situación y estado con respecto a lo que han sido los últimos meses de Lip Sync Battle y Carpool Karaoke. Al paso al que vamos nunca sabremos lo que pudo suceder para el próximo intento de aprovechar fragmentos virales de los lates.

No tengo muy claro qué pretendía la BBC con este Gunpowder (UK) que, además de otra serie sobre los pobres católicos perseguidos en UK este año – hablando de temas recurrentes-, nos trae una reconstrucción de época hecha con pasta para justificar mucha violencia y suciedad y blablabla. El tipo de producto que un adolescente creería adulto, supongo.

Una vez más, The Jellies (USA) nos ofrece una serie en Adult Swim que finge ser rupturista y diferente ofreciéndonos lo que estas series nos han ofrecido siempre. Cuando repites cosas que ha hecho Padre de Familia deberías preguntarte qué puedes ofrecer.

Ay. Michael Jackson’s Halloween (USA) es… bueno… un sacacuartos de la CBS para enchufar a actores de la casa a poner voces en una historietilla intrascendente que intenta crear un especial para Halloween barato y repetible. El resultado es poco más que aquellos especiales navideños genéricos que saldaban de baratillos en las tiendas de oportunidades. Y no me hagáis compararlo con el videoclip original, o con la canción, o con… mejor no comparemos con nada en absoluto.

En Showtime siguen teniendo que justificar su precio sacando desnudos, así que SMILF (USA), una de esas comedias dramáticas con las que intentan repetir la suerte de Shameless (la americana, claro, no pueden estar menos interesados en hacer una serie interesante inglesa) de una manera tan obvia que supongo que si alguien tuviera vergüenza lo presentaría como spin off. El resultado es muy flojo, claro, pero tampoco creo que nadie esperara realmente algo de ellos.

Por suerte para todos al menos Tracey Breaks The News (UK) está bastante bien en casi todo lo que intenta. Cierto, Ullman tiene tablas como para construir el Arca de Noe y la actualidad política y social está como está, pero eso no resta mérito a un programa que parece decidido a tener más mordiente de lo que la mayor parte de obras funcionan. Así que tras el éxito del especial de este junio aquí tenemos unos cuantos programas. Menos mal.


¡Libros que Llegan! Ngũgĩ wa Thiong’o, ” Fábulas y leyendas de Corea”, William H. Gass y más

Semana aparentemente tranquila esta que acaba de terminar. Con mucha presencia de cómic e infantil, pero también con algunas sorpresas que han aparecido para alegrarnos en medio de esta lista de rarezas que tenemos pro delante. No os preocupéis que ya mismo os las enseño al grito de…

¡Que entre la pila!

El río que nos separa de Ngũgĩ wa Thiong’o, ed. Kailas

¡Ha vuelto Ngũgĩ! El milagro de la Eterna Candidatura al Noble va a lograr que, hasta que encuentre la manera de darle el premio a otro africano blanco, se vaya publicando en nuestro país la obra del gran autor keniata. Y como ya está esparcido por varias editoriales nos toca este mes otra de sus novelas tempranas, esta obra de 1965 en la que se habla de dos pueblos separados -y enfrentados- por asuntos de fe, y cómo el desarrollo de ese conflicto acaba demostrando otros que están igual de latentes. Así que, pese a los muchos años, podemos seguir disfrutando de lo que tiene aún de vivo su obra. Comprar.

Sobre lo azul de William H. Gass, ed. La Navaja Suiza

Un ensayo sobre el color parecería el terreno perfecto para un libro sobre arte, pero aquí se trata más de intentar comprender el lengua, o la sensaciones asociadas. Las múltiples variedades de tipos de azul llevan a Gass no solo a demostrar su dominio del idioma y sus conocimientos literarios, también a reflexionar sobre los mismos significados del idioma. Comprar.

Fábulas y leyendas de Corea de Im Bang y Yi Ryuk adaptado por James S. Gale, ed. Quaterni

Dentro de la colección de historias tradicionales, fábulas y leyendas que está realizando por los países asiáticos la editorial Quaterni le toca el turno a Corea. Un libro con  más de 50 cuentos breves que sirve tanto para los parecidos como las diferencias entre nuestras historias y culturas. A mí es que estas cosas me pierden. Comprar.

La Maldición de Mado Martínez, ed. DeBols!llo

Con ganas de ver lo que Mado Martínez hace en esta novela tras haber leído La Santa, podemos decir de entrada que estamos ante otra situación clásica del terror: Un grupo de jóvenes atropella a una persona y huye, a continuación comienzan las muertes. Una perspectiva de relato muy clásica pero que merece la pena, sobre todo viniendo por una apuesta además de por el terror por el formato de bolsillo, ¡a ver si cunde el ejemplo! Comprar.

Nick y el Glimmung de Philip K. Dick, ed. Minotauro

Parece que el efecto película nos ayuda a ir teniendo obras poco conocidas de grandes autores. Así hemos llegado a esta novela juvenil de Dick. Uno de esos raros inéditos que nos quedaban por ver publicados en español. Y que es, como uno podría esperar, una novela para un público más juvenil pero, aún así, puro Dick. Ahora a por las Exégesis. Comprar.

Queer: Una historia gráfica de Meg-John Barker y Julia Scheele, ed. Melusina

Lograr un acercamiento a los múltiples y complejos asuntos de la diversidad sexual. Así que aquí está una versión razonablemente sencilla pero clara, como una primera lectura a partir de las cuales se puede seguir investigando, sobre una gran cantidad de temas. Ayudado, además, por una serie de ilustraciones -más que cómic- para hacer más visual el asunto. Así que para tener una suerte de breviario de temas que nos permita expandir nuestros conocimientos sobre la materia es perfecto.  Comprar.

Los pájaros y otros relatos de Daphne du Maurier, ed. El Paseo

Cinco relatos de Du Maurier, el  más conocido es el que le da nombre y con él Bésame otra vez, El forastero, El manzano, El joven fotógrafo y El viejo. Historias cortas de una de las grandes autoras del gótico británico. Comprar.

La vida sumergida de Pilar Adón, ed. Galaxia Gutenberg

Otra gran autora de aires góticos, esta vez española, nos presenta aquí una colección de 13 relatos de distintos temas pero los mismos trasfondos, las necesidades humanas de búsqueda de una salida a sus necesidades. Comprar.

Mi tío de Jean-Claude Carrière, ed. Expediciones Polares

Novelización de la película de Tati a cuenta de Carrière con ilustraciones de Pierre Étaix. Como presupongo que todos conocéis Mi tío no insistiré mucho más. Y si no, ya tenéis una película para ver esta tarde. Comprar.

Cuatro príncipes de John Julius Norwich, ed. Ático de los Libros

Una explicación de la Europa moderna a cuenta de los movimientos de Enrique VIII, Francisco I, Carlos V y Solimán el Magnífico. Y cómo sus manías, interacciones, luchas y alianzas fueron las fuerzas fundamentales que transformaron el continente. Comprar.

Las personas de la historia de Margaret MacMillan, ed. Turner

Una panoplia de personajes históricos interesantes elegidos, los más conocidos y los menos, por la gran Margaret Macmillan. Así puede hablar de los ejemplos de liderazgo y los errores cometidos en una perspectiva tanto histórico política como personal. Comprar.

Te potaría en la cara de Andrew Matheson, ed. Contra

Una historia de grupo de punk que podríamos llegar a considerar si es una parodia o un hecho real que sirve como ejemplo y resonancia para lo que fue -o pudo ser- la escena musical. Comprar.

Eva de Arturo Pérez-Reverte, ed. Alfaguara

Sí, es él. Comprar.

Los grandes inventos del TBO de Ramón Sabates, ed. Ediciones B

Enormísimo tomo recopilatorio, ideal para enamorados del cómic, coleccionistas o gente que quiera matar a alguien a golpes. Edición integral, por tanto, con todos los inventos. Comprar.

Leñadoras 2 de VV.AA., ed. Sapristi

Segundo tomo de Leñadoras. Ahora con más ilustradoras todavía. Comprar.

El árabe del futuro 3 de Riad Sattouf, ed. Salamandra Graph

Y la tercera de esta otra obra. Comprar.

Spirou y Fantasio Integral 1 (1946 – 1950) de Franquin, ed. Dibbuks

Esta es la primera, una recuperación de las primeras obras de Franquin con los personajes. Comprar.

Dinosaurium de Chris Wormell y Lily Murray, ed. Impedimenta

Siguiendo con la colección Museo ha llegado el turno de los dinosaurios, que siempre está bien. Y, como de costumbre, un gran volumen. Comprar.

Enigmas de Víctor Escandell, ed. Zahorí Books

Una gran idea, un par de páginas con ilustraciones que cuentan un pequeño misterio y concluyen en una solapa para resolverla. Una gran idea engrandecida por los estupendos dibujos. Comprar.

Hijo de Dragones de Sébastien Perez y Justine Brax, ed. Edelvives

Los grandes álbumes de Edelvives para esta temporada -al menos para este momento- son suficientemente interesantes como para echarles un ojo. Como esta historia de dragones con ilustraciones de estilo más adulto y colores fluor. Comprar.

Anya y el tigre blanco de Fred Bernard y François Roca, ed. Edelvives

Por contra esta historia, con ilustraciones más realistas aunque algo hieráticas, como un cuento de  intrigas palaciegas y personas más feroces que los animales. Comprar.

Ellie de Mike Wu, ed. Beascoa

Magníficamente ilustrada, esta historia sobre imaginación y creatividad. Comprar.

La vida de los Mini-heroes de Olivier Tallec, ed. Algar

Los pequeños pueden ser héroes pero también sentirse como tal cuando tienen que encontrarse con los grandes retos cotidianos para los pequeños. Contado con mucho humor y unas ilustraciones excepcionales por TallecComprar.

¡Oh! (Un libro con sonidos) de Hervé Tullet, ed. Kókinos

Otro de esos interactivos libros para jugar de Tullet, pero esta vez con sonidos de por medio. Comprar.

Guay de Canizales, ed. Apila

Tras la brillante Guapa llega ahora la también hilarante Guay. En el que se ve cómo la Gente Guay, puede no serlo tanto. Y cómo los personajes de cuentos lo que tienen sobre todo es hambre.Sí, en serio. Con  Comprar.

– ¿Qué es el punk? de Eric Morse y Anny Yi, ed. Flow Pres

Sí, en serio. Un repaso breve y para todos los públicos de la historia del punk acompañada de grandes ilustraciones de arcilla. Una forma diferente de contar la historia. Comprar.

Variado y curioso, ¿verdad? Ha sido una semana extraña que anuncia otra igual de rara en la que nos llegarán las Mujeres en la ciencia de Rachel Ignotofsky, las novedades de Solnit, Fois, FerranteFowles o la biografía de Leonora Carrington, nos darán algo que leer… pero ya la semana que viene. Por esta suficiente material de lectura tenemos. Así que, hasta que llegue la que viene, como todas las semanas… ¡Nos leemos!


Semana razonablemente tranquila, menos mal. No demasiado mala gracias a, por ejemplo, Acceptable Risk (O) (IR). Un thriller irlandés que tiene a su favor un buen reparto y un punto de salida que suena a telefilme y que es precisamente su mayor problema. Porque si su desarrollo es aceptable está, desde luego, muy lejos de ofrecer una mínima originalidad o alguna mejora a la fórmula.  Pero, con eso y todo, una serie bien hecha.

Intentos de comedia de en Audience TV, la primera es Hit the road (USA) con Jason Alexander como factotum, la idea de una familia extraña -y adoptiva o así- que trata de vivir como una banda musical, o algo, como una idea sacada de los setenta que ahora se convierte en a saber qué idea. Pero bueno, supongo que en su cabeza tenía más gracia y, al fin y al cabo, no todo el mundo puede justificar la historia de una familia yendo de un lado a otro del país como The Detour.

Algo mejor, pero aún sin poder lanzar las campanas al vuelo, es Loudermilk (USA). Serie sobre adictos, gente en rehabilitación y gente a la que, en realidad, le gustaría encontrar una salida a todo aquello si, quizá, pudiera compatibilizarlo. Una serie… agradable, digamos. Quizá vaya a mejor, quizá empiece a repetirse, pero algo es algo. Supongo.

Terminamos en Australia con Sisters (AU), en la que una mujer descubre que su padre -ganador del Nobel- estuvo haciendo cosas con su esperma. De él. Para inseminar a gente. Es un poco largo pero, vaya, esto es una comedia y la gracia es que ahora tiene un montón de hermanos. Pero sólo aparecen un par de hermanas. Así que en mitad de ese caos la relación entre esas tres y sus múltiples diferencias -una es una estricta abogada, la otra una ex-niña prodigio- la que proporciona las risas. Con ese sentido del humor más o menos amable esperable del creador de Puberty Blues, claro.