¡Libros que Llegan! Edogawa, «Japrocksampler», Beaton y más

Una semana más, una semana menos. Es complicado y está complicado todo, aunque al menos queda el recordar que se preste atención -y lo que surja- a las librerías independientes y todas estas cosas. Pero bueno, no tiene sentido seguir predicando al desierto cuando es muy mejor olvidar al hipotético lector y centrarnos en los libros -interesantes libros- que han llegado esta semana. Sobre todo los que aparecen al decir:

¡Que entre la pila!

Crímenes selectos de Rampo Edogawa, ed. Satori

¡¡¡RAAAAAAAAAAAMPOOOOOOOOOO EDOGAAAAWAAAAA!!! Siempre es un placer recibir novedades del maestro japonés de lo grotesco y misterioso, así que podéis haceros una idea de que lo que digo siempre se aplica de nuevo ante este recopilatorio de cuentos. Un poco más alejados de las narraciones de misterio en esta ocasión, y más cercanas a su faceta fantaterrorífica. Pero, en cualquier caso, una auténtica alegría. Comprar

Agatha Raisin y la quiche letal de M.C. Beaton, ed. Salamandra

Mucho ha tardado Beaton en llegar a España. Una de las autoras fundamentales del Cozy Mystery de la que os he hablado en alguna ocasión sobre su serie de Hamish Macbeth, que fue serie y protagonizó Carlyle, pero también de esta Agatha Raisin -de nuevo con serie de TV- que son sus dos personajes más conocidos. Y si bien la autora falleció a principios del año pasado nos quedan una buena colección de novelas detrás. Crímenes sencillos, con humor,  en el campo inglés y con cierta distancia histórica que permite leerlos con una sensación de agrado, un entretenimiento reconfortante. Comprar

Japrocksampler de Julian Cope, ed. Contra

La influencia estadounidense en el Japón de posguerra se nota en muchísimas partes, la central en este libro es la influencia del rock tanto en la música japonesa y sus intérpretes como en los aspectos estéticos y sociales, estamos ante un completo y complejo repaso de lo sucedido desde la ocupación estadounidense hasta finales de los setenta. Un repaso que incluye una mirada a grupos y álbumes para que conozcamos mejor tanto el influjo como fenómenos propios como eran el eleki, o los group soundsComprar

Yo soy el río de T.E. Grau, ed. Dilatando Mentes

El horror de la Guerra de Vietnam reconvertido en terror por esta obra finalista del Stoker, con una mirada a la selva en Laos y a lo que los combatientes vivieron y, por supuesto, revivieron. Porque las pesadillas que se desatan quedan sueltas para perseguirnos. Comprar

Más allá de mi reino de Yaa Gyasi, ed. Salamandra

Magnífica nueva obra de Gyasi, que tras lo que contó en Volver a casa nos cuenta ahora una historia en Estados Unidos, de gente que se marchó, de cómo les afectó, de cómo son tratados pero, sobre todo, de la familia. De las relaciones internas y de cómo la religión organizada puede meterse por medio en ellas. Porque los pecados del pasado se juntan con los problemas que acechan en el presente. Comprar

Madres, avisad a vuestras hijas de Bonnie Jo Campbell, ed. Dirty Works

Madres e hijas, relatos variados con muchos tipos de relaciones diferentes pero siempre el mismo vínculo maternofilial, una forma diferente de leer a Bonnie Jo Campbell que, sin embargo, mantiene la cohesión con el resto de su obra. Nos muestra lo bueno y también lo malo, lo duro y las quizá no tan extensas recompensas. Pero, sobre todo, nos muestra a personajes reales en paisajes reconocibles que luchan lo que haga falta por ellas o por sus hijas o por sus madres. Pero luchan. Comprar

Bajo la sombra del Vesubio de Daisy Dunn, ed. Siruela

Esta Vida de Plinio lo es de los dos Plinios, el viejo seguido a través de sus libros, el joven seguido por sus cartas. Una biografía que son dos y que procuran hablarnos del gusto y la curiosidad intelectual, os viajes que se hacían para ello y, de fondo, todo lo que aportaron ambos al Imperio Romano. Porque entre la Historia Natural y la erupción que lo cambió todo hubo muchas historias y, por supuesto, mucha Historia. Comprar

– Érase una vez en el Oeste de Manuel López Poy, ed. Diábolo

Mucho se ha hablado del Western en estos últimos años de revalorización y regreso, también del cine que inspiró, pero no tanto obras como estas, que hace un repaso por la parte histórica que tuvo la conquista del Oeste y que, a su vez, se vio reflejada en películas. Que es precisamente lo que nos muestra este libro ilustradísimo en el que el repaso por figuras históricas y por los momentos más destacados van de la mano de cómo luego el cine decidió crear sus reflejos. Comprar

El misterio de la salamandra de Jørn Lier Horst, ed. Duomo

El éxito del thriller juvenil ha llevado también a que autores para adultos se hayan animado a realizar una novela de asesinatos para jóvenes, no sabría decir si para niñes o adolescentes, pero desde luego realizada para todos los que quieren ir dando esos pasos. Y es que al final este movimiento nos trae sobre todo alegrías. Comprar

El sol y la mentira de Iria G. Parente y Selene M. Pascual, ed. Nocturna

Pues ya está aquí el segundo volumen de la serie OLYMPUS que reúne en sí el retelling de Eros y Psique con el de Ícaro, porque los mitos tienen mucho que se puede aún adaptar. Comprar

El extraño mundo de tus sueños de VV.AA., ed. Diábolo

Sigue Diábolo recuperando cómics de terror de los años ’50, y esta vez (con su séptimo volumen), hemos llegado a algo tan particular como el mundo de los sueños. Una muy sorprendente temática para seguir disfrutando de estos cómics clásicos. Comprar

El código Oráculo de Marieke Nijkamp y Manuel Preitano, ed. Hidra

La línea de cómics juveniles de Hidra sigue dándonos alegrías, hoy con esta historia de Barbara Gordon en su momento de recuperación que habla tanto de eso como de la creación y utilidad de Oráculo. Una obra de suspense muy bien medido que ayuda, además, a hablar de temas de discapacidad tanto como presentar un thriller con un grupo de chavales recluidos que van desapareciendo. Lo mejor de varios mundos. Comprar

Snapdragon de Kat Leyh, ed. Astronave

Siguiendo todo lo que nos trae el cómic juvenil tenemos una historia con mucha magia, que nos habla de las personas y de sus problemas, nos muestra un mundo diverso y nos ofrece una evolución en las relaciones y en los conceptos de familia que es de lo más valioso. Una obra divertida e inteligente que resulta muy fácil de recomendar. Comprar

Cosas que parecen cosas de Mar Banegas y Alberto Albarrán, ed. Combel

¡Vuelve Mar Benegas! Todo un nombre por el que apostar seguro, con sus obras rítmicas que en esta ocasión apuestan por ilustraciones sencillas de Alberto Albarrán y un uso de los interiores troquelados que le sirven para armar la demostración de que ni todo es como parece ni todo va a poder ser solo una cosa. ¡Estupendo como siempre! Comprar

Un juguetito más de Rodrigo Mattioli, ed. Apila
La nueva obra de Mattioli nos presenta una historia sobre juguetes y su exceso sin hacerla desde el egoismo o sin presentarnos una protagonista caprichosa, la acumulación se produce de manera marginal -en ocasiones precisamente por las buenas acciones- y así podemos centrarnos menos en esos otros problemas y más en los derivados de la acumulación. Comprar

Ulises de Patricia Geis, ed. Combel
Moby Dick de Patricia Geis, ed. Combel

Pocas cosas más divertidas que crear una serie de libros para la bañera a partir de grandes obras de la literatura, una obra que presenta algo nuevo para los peques a la vez que hace un ejercicio de humor metaliterario que pillarán los mayores. Comprar Comprar

Letras de cuento. De la A a la Z de Glòria Langreo, ed. Beascoa

¡Que gran alegría! Glòria Langreo ha sacado un álbum ilustrado que, además, repasa el abecedario contándonos un cuento clásico con cada una de las letras. Una historia preciosa que se une a la alegría de que sea alguien con tanto conocimiento de las historias originales y con tanto tanlento como es GlòriaComprar

¡Hasta aquí! Una semana interesante preludio de otra en las que nos esperan algunos títulos como Us de Sara SolerBotón de emergencia para (dejar de) amar de Sophie Gonzalez o las Elegías a la patria de Ayaad Akhtar  además de novedades de Boyd o Weir, y es que uno nunca puede perder cierta esperanza. Pero lo importante ahora es centrarnos en lo que sí que tenemos, en los libros que podemos ir leyendo ya. Y hacerlo después, por supuesto, de que me despida de vosotros con el habitual… ¡Nos leemos!


¡Libros que Llegan! Urban, «El misterio Bartlett», Drndić y más

¡Una semana más, una semana menos! De entre todo lo malo que ha sucedido al menos han llegado algunas novedades interesantes. No es que sea de mucho consuelo viendo cómo va todo, pero supongo que podría haber sido peor. En cualquier caso, sigamos hacia delante con un:

¡Que entre la pila!

Uno debe morir de Diana Urban, ed. Obscura

El auge del thriller juvenil nos está trayendo mucho y muy interesante, es lo bueno de que se vayan desarrollando estos subgéneros tentaculares que unen unas y otras cosas. En este caso está claro que hay un par de inspiraciones más o menos clásicas, porque reunir a un grupo de chavales, aislarles y castigarles por un Pecado del Pasado es todo un clásico de la cosa, meter mecanismos y ‘pruebas’ es algo que nos lleva además a películas más modernas, pero lo importante es que se vaya construyendo la tensión -al margen de cómo sean los susodichos de asesinables- y que se vayan buscando vueltas nuevas a los trucos clásicos. Por eso es tan de alegrarse que en Obscura se hayan animado a traer tan rápido esta novela. Comprar

Leica Format de Daša Drndić, ed. Automática

Una auténtica obra de encaje en la que lo real y lo ficticio se va reuniendo y cruzando, porque a veces los relatos aportarán piezas a la historia de la ciudad en la que transcurren y en otra nos mezclará ideas, historias y los restos de una investigación histórica que -pese a la apariencia poética que muchas veces pueda tener la obra- realizó el autor sobre lo que allí sucedió durante varias décadas. Comprar

El misterio Bartlett de Louis Tracy, ed. dÉpoca

Obra clásica en el sentido más ídem. Con una persona desaparecida, un par de personajes que parecen ajenos a todo y que acaban en el centro y una muchacha que no tiene claro por qué es la clave de tanto extraño suceso. Una aproximación en 1913 a lo que acabaría dando lugar a los thrillers y que por entonces solo se conocían como obras de suspense. Otro clásico recuperado por la editorial para que no olvidemos la genealogía del género. Comprar

En la casa de los sueños de Carmen María Machado, ed. Anagrama

Vuelve Carmen María Machado y lo hace para ofrecernos un relato autobiográfico que habla de relaciones queer pero también de abuso, de manipulación y de cómo muchas veces lo que parecen sueños pueden acabas convirtiéndose en pesadillas de las que es muy difícil despertar. Comprar

El hombre perdido de Jane Harper, ed. Salamandra Blac

La gran reina de la novela negra australiana actual vuelve a ello, con una obra sobre relaciones (familiares y de comunidad) en mitad de la Navidad que para ellos es el verano, logrando de nuevo una obra asfixiante sobre una muerte que a nadie parece interesar investigar y cómo la decisión de encontrar la verdad irá impactando sobre todas esas relaciones. Comprar

Bajo la sombra de los lobos de Alvydas Šlepikas, ed. Tusquets

Un episodio histórico bastante olvidado pero no por ello menos real, niños forzados a ir a Lituania para conseguir comida tras la Segunda Guerra Mundial mientras el ejército aún remataba la situación, y cómo ese cruce de vecinos tenía suerte desigual, en ocasiones hallando en el robo o encontrándose la violencia, en otras siendo testigos de la solidaridad más allá de los pueblos y del deseo de ayudar al prójimo. Una buena forma de acercarse al autor lituano. Comprar

Despedida a la francesa de Patrick deWitt, ed. Anagrama

deWitt vuelve con una obra llena de peripecias y personajes peculiares, centrándose más en esa parte humorística que en la trama, y es que la potencialidad del asunto daba para otra obra, pero está claro que lo que él quería era una comedia ligera. Comprar

Alguien que te quiera con todas tus heridas de Raphael Bob-Waksberg, ed. Círculo de Tiza

El autor de caballo triste ha sacado un libro de relatos, por lo visto hay gente interesada en esta información. En el lado bueno, al menos este no es filo-falangista. Comprar

El reino de Jo Nesbø, ed. Reservoir Books

Pues sí, no hay Harry Hole, niño, pero siguen saliendo libros de Jo Nesbø. A ver si recuperamos al pretérito. De momento parece centrado en una familia, una reinvención y cómo afecta a todos alrededor. Comprar

El ocaso de la democracia de Anne Applebaum, ed. Debate

Si alguien quiere leer a una intelectual tan desapegada de la realidad que acaba de descubrir que en este casino se juega publicada por ese mismo casino con aroma a sandía: sí, también hay novedad de ApplebaumComprar

Marineda en las novelas de Emilia Pardo Bazán (1883), ed. Aventuras Literarias
Crónica de Madrid. Madrid literario, sociedad y sucesos (1895-1921) de Emilia Pardo Bazán, ed. Aventuras Literarias

Ya que tenemos a Doña Emilia de moda nada mejor que este juego de mapas en el que podemos comprobar dos de sus facetas, tanto la de su vida en Madrid como la de A Coruña en su versión Marineda. Como siempre bien bello y documentado, de esas obras que dan ganas de tener más de una vez para poder aprovechar todo su variado potencial. Comprar Comprar

Dame más gasolina de Oro Jondo, ed. Libros Cúpula

Un libro que es imposible definir, o casi. Pero si os gusta cantagritar en el coche, la sociología de gasolinera y la lisergia cañí que en su repaso histórico se va internacionalizando entonces este es tu libro. Aunque prefieras leerlo en privado. Pero casi mejor en público y a borbotones. Comprar

Eterno amor de Pilar Adón con ilustraciones de Kike de la Rubia, ed. Páginas de Espuma

En una nueva entrega de su colección de relatos ilustrados llegamos a esta historia de una organización de mujeres, de la tensión y las maniobras y todo el suspense y presión que logra mostrar y demostrar en esta encantadora edición. Comprar

Escuela de Esgrima de C.S. Pacat, Johanna the Mad y Joana Lafuente, ed. Mab Graphics

Es una alegría ver publicada por España esta obra que saca lo mejor de lo que los japoneses llaman el Spokon, el género de enfrentamientos deportivos, aquí centrados en -claro- la esgrima. Pero también en un grupo de muchachos en una escuela privada. Que si bien está aún verde en este primer número con las presentaciones nos irá contando una serie de historias -diversas, queer, variadas- alrededor de la historia principal que puede parecer que es la del protagonista y su némesis, pero que en realidad nos habla de la construcción de un equipo. Y mucho más. Pero, claro, habrá primero que ir trayendo más números. Comprar

Lobizona de Romina Garber, ed. Puck

Una autora argentina nos trae un trozo de su propio folklore que une a las personas lobo con tramas sobre racismo y migración, una mezcla de elementos clásicos y situaciones actuales que nos permite no solo acercanos a una autora, también ver un acercamiento distinto a las instituciones mágicas con la convivencia oculta que aquí juega con espejos y comparaciones. Comprar

Desaparición para expertos de Holly Jackson, ed. Cross Books

Terminamos con otro thriller juvenil, ya os dije que están en plena forma, y es que si os gustó Asesinato para principiantes ya sabéis que ahora tenéis esta Desaparición para expertos. Y si no conocéis nada sobre Pippa quizá sea vuestra oportunidad de conocer a esta joven detective adolescente. A la que esta vez las cosas pueden resultarle más difícil, porque tras resolver el asesinato de Andie Bell todo el mundo la conoce. ¡Ya os he dicho que el género está a tope! Comprar

¡Hasta aquí! Como veis otra semana interesante, con títulos bastantes variados y para todo el público lector. Por supuesto no será lo único, que esto es una rueda que nunca para. De hecho, tendremos la semana próxima nada menos que a ¡RAMPO! con sus Crímenes selectos. Pero también a Agatha Raisin y la quiche letal de M.C.Beaton o el Japrocksampler de Julian Cope, y a Anne Enright, Yaa GyasiAndrea CamilleriAli Smith o Bonnie Jo Campbell, entre otros. Pero eso será, como siempre, la semana próxima. Por esta mejor nos centramos en los libros que tenemos para leer y quedamos, como siempre, a la espera de lo que vendrá, como y cuando venga, mientras me despido hasta entonces con nuestro ya rutinario… ¡Nos leemos!


Hay que concederle a Bloods (UK) el hecho de intentarlo. Más aún, hay que reconocer que sus dos protagonistas principales se esfuerzan muy fuerte por hacer que funcione. Lamentablemente lo que tienen como material de partida no daría para mucho en casi ningún caso, así que por más ganas que le pusieran lo único bueno que puedo decir de ellos es que, desde luego, lo han intentado a tope.

Por supuesto no soy  la mejor persona para hablar de Jupiter’s Legacy (USA) porque los tics habituales de Millar (ese ser incapaz de crear personajes propios, solo de ‘molonificar’ los existentes y ponerles un nombre nuevo; esa ausencia de sustancia fiándolo todo a golpes de efecto que normalmente van al lado más facción de los EdgyBoys; o esa ideología derechista que permea todo lo que hace normalmente porque no le da la cabeza para nada más que buscar el siguiente intento de llamar la atención y que le dejen trepar por el palo, como si la creación de Image en los años noventa se repitiera ahora como farsa) no solo están todos aquí, es que además llegan tarde. Si The Boys logra parecer que llega con retraso a partir del cómic de 2006 y a Invencible se le notan las décadas desde que el cómic apareció en 2003 este Jupiter’s Legacy que surge del cómic de 2013 logra parecer a la vez un nuevo caso de robar todo lo que no esté atornillado al suelo y, a la vez, tener referentes más rancios que cualquiera de las otras dos adaptaciones. Quizá porque no hay una idea detrás de la historia, quizá porque Ennis o Kirkman son mejores guionistas o, al menos, más consistentes. Así que si queréis ver un más de lo mismo que quizá hubieran podido salvar los actores si no diera la sensación de que están esperando a cobrar el cheque más que actuando, algo que parece contagiar a todo el mundo porque desde producción no parecen haber hecho el menor intento de lograr que los actores parezcan tener la edad de los personajes en, básicamente, ningún momento. Pero bueno, supongo que nada nos dice más con ese pasar de hacer los deberes, ese soltar chorradas retrógradas creyéndose la leche, ese saquear todo lo saqueable y ese dejar todo apuntalado de cualquier manera que estás en una adaptación de un cómic de Mark Millar. Habrá gente a la que le guste, por supuesto. Todo le tiene que gustar a alguien. Que le aproveche el dinero de Netflix. Al fin y al cabo para eso le contrataron. Para tener su propia versión de unos nuevos Defenders.

Por pura acumulación de talento Girls5eva (USA) no podía ser una mala serie. Lamentablemente la acumulación de talento tampoco la convierte en una buena serie. En general logra dejar la sensación de que cada una de sus partes podría funcionar mejor que la totalidad. Porque si algo tiene es un problema de Guiones que quizá fueran buenos en los ’00s. que a ratos podrían haber sido incluso escritor por Paula Pell, y lo que podría haber sido una gran serie se convierte un poco en aquello que decían en Los Simpson de Un chiste que la primera vez te hace gracia y luego solo lo ves como algo que se repite una y otra vez. Es una lástima que con tantas posibilidades -y con Sara Bareilles y canciones en las que quiero creer que ha tenido algo que ver- se quede en simplemente una serie correcta.

Sospecho que no sería muy controvertido sugerir que Star Wars: The Bad Batch (USA), o El Lote Malote o La Remesa Siesa o como sea que la han traducido, es la menos mala de las series estrenadas esta semana. En realidad es un poco como las otras series animadas de Star Wars. Ahm. Como las estrenadas a partir de los ’90 al menos. No es que aporte demasiado ni que sea realmente un cambio importante pero… bueno. ¿Habéis visto qué semana llevamos? Mejor esto.

Si alguna persona se ha preguntado alguna vez por qué Michael Che no tiene nada que ver con los sketches del SNL, limitándose solo al Weekend Update, que ya suficiente sufrimiento es, puede verse That Damn Michael Che (USA) que es un programa de sketches que demuestra por qué no le dejan ni en el actual estado del programa. Y si no sabes quién es Michael Che… ¡Pues más motivo aún para ahorrarte el sufrimiento!


¡Libros que Llegan! Báraka Sakin, «Una historia verdadera», Oyamada y más…

Una semana mas, una semana menos. Aquí estamos de nuevo pasado el fin de semana de trituración del Día del Libro y viendo a ver si es un espejismo o algo que se mantiene. Cruzaremos los dedos -poco más queda- por esto segundo y mientras hablemos de lo que ha ido saliendo durante esta semana de resacón. Así que, una vez más…

¡Que entre la pila!

El Mesías de Darfur de Abdelaziz Báraka Sakin, ed. Armaenia

Una obra repleta de temas y personajes, que con la guerra de Sudán como centro y las distintas facciones, con un mesías y muchos personajes, es capaz de ofrecer violencia y venganza pero también amor e incluso toques de humor, mostrando las distintas caras de la guerra, desde las más aventureras a aquellos terribles ecos que dejan en la gente que la ha sufrido de manera directa o indirecta. Mucho es lo que Báraka Sakin reúne aquí, y más lo que se puede sacar de ello. Comprar

Agujero de Hiroko Oyamada, ed. Impedimenta

Un ama de casa a través del espejo, solo que aquí no queda muy claro cuando sale del agujero si realmente ha ido a otro lado . Porque las cosas raras empiezan incluso antes de llegar al agujero, pero una vez sale esta vida rutinaria parece incluso más extraña. Tenga o no que ver con ese breve extraño viaje. Todo eso y mucho más es lo que nos espera en esta nueva novela de la autora de La fábricaComprar

Una historia verdadera de Kate Reed Petty, ed. Alianza de Novelas

He aquí un libro que son muchas cosas a la vez. El centro es un caso de abuso sexual, o el rumor sobre lo que pasó o dejó de pasar, pero todo lo que va dando vueltas a su alrededor, desde el drama de la construcción de la memoria al thriller no tanto de lo que sucedió como de lo que la gente hizo, pasando por las relaciones y reacciones, la forma en la que se comporta la sociedad con los implicados y cómo funcionan, incluyendo cambios de puntos de vista y de añadidos y variaciones, porque hablar del trauma, el poder o la separación entre lo real, lo construido y lo reconstruido da para mucho. Y este libro es una suma de lo que muchas de esas cosas pueden ser. Comprar

La loca de la puerta de al lado de Alda Merini, ed. Tránsito

Es este un bello y duro libro de Alda Merini, en el que habla de asuntos que pueden parecer complicados como es el no ser neurotípica, y lo hace a partir de momentos autobiográficos y aprovechando de un lirismo con el que poder transmitir también la sensación de realidad irreal que la acompañaba. Una vez más, una gran selección de la editorial para abordar un tema que no es sencillo. Comprar

El cementerio de Barnes de Gabriel Josipovici, ed. Pálido Fuego

Una novedad de la editorial masculina Pálido Fuego que nos ofrece una narración sobre la traducción y, a través de ella, sobre la pérdida. Sobre la pérdida real pero también sobre la creación ideal de esa pérdida que dejamos de conocer. Porque uno nunca sabe hasta cuándo es que ha tenido que separarse de algo o de alguien y hasta dónde es simplemente una ensoñación. Comprar

El nombre del mundo es bosque de Ursula K. Le Guin, ed. Minotauro

Pues ha tardado un poco pero por fin está la recuperación de uno de los títulos clásicos de Ursula K. Le Guin. No os diré que aprovechéis porque a saber lo que dura. Eso os dejo a la experiencia adquirida. Comprar

 

El descanso del minotauro de Cristina González, ed. LES

Una novela de amor y mucho más en la que las protagonistas deberán enfrentarse tanto a sus propias concepciones del amor, y a las maneras en las que estas se desarrollan, como al laberinto de las relaciones que tiene en su centro peligros, pero también grandes recompensas. Comprar

Enseñar a transgredir de bell hooks, ed. Capitán Swing

¡Nada menos que bell hooks hablando de educación y como la libertad significa atender a todos y defender lo publicó! De todo eso nos habla este libro de antes de que el principal problema de la educación USA fueran las matanzas de estudiantes. Comprar

Capitalismo Sugar Daddy de Peter Fleming, ed. Roca

La nueva economía disfrazada no deja de parecerse a la antigua pero amplificando muchas de sus peores ideas: pensadas para crear un neofeudalismo disfrazado de invisibilidad, para llevarse lo mordidas, para controlar a gente que tenga que ofrecerse libremente a ser explotado porque no tiene otras alternativas, en parte porque esas otras alternativas van siendo aniquiladas por ese mismo capitalismo de unos pocos muy ricos a costa de todos los demás.  Y de ahí ese título que hace referencia a los que sacan un gran provecho a cambio de regalitos, de migajas de tarta, en lugar de una justa retribución. Una mirada, por tanto, a la nueva economía y cómo pese a sus disfraces logra ser peor aún que la antigua. Comprar

La Copla. El alma del Sur de Juan Torres Orta, ed. Libros Utopía

Documentadísimo proyecto, fruto de la pasión, de muchos años siguiendo y ordenando todo lo que hay alrededor de la copla: historia, intérpretes, compositores, anécdotas, canciones, películas y mucho más de lo que hubo alrededor y dentro de estas canciones. Comprar

Odorama de Federico Kukso, ed. Taurus

Una historia del olor -o los olores- a lo largo de la historia,  desde los textos sobre olores y su fabricación en el pasado más remoto a las modernas técnicas de utilización en marketing, estamos ante una obra que intenta resumir y explorar todas las posibilidades del tema. Comprar

Alas de Plata de Camilla Läckberg, ed. Maeva

Pues sí, se acerca el día de la madre y eso significa novedad de Läckberg. De la serie de Faye, eso sí. Comprar

Jessica Little de Ulysses Kingsmann, ed. Duomo

Una joven detective que vive en Cabot Mead con su abuela, nuevos amigos, misterios y todo lo necesario para presentar una divertida historia de investigadores juveniles para todos los chavales. Comprar

¡La idea más tonta del mundo! de Jimmy Gownley, ed. Maeva

La forma de convertirse en un dibujante, o mejor dicho, la historia de lo que lleva a alguien a convertirse en dibujante. Una forma de acercar a los pequeños no solo el cómic sino, también, la historia de alguien que decidió hacer sus propias historias. Comprar

A los unicornios no les gustan los arcoiris de Emma Adams y Mike Byrne, ed. Picarona

Nuestro protagonista es un unicornio, pero eso no significa que le gusten los colorinchis o el brilli-brilli, le gusta la lluvia y el negro. Y eso le hace pensar que quizá no tiene tanto en común con los amigos. Pero a veces aceptar esas diferencias es lo que hace que cada uno seamos únicos y, sin embargo, encontremos puentes comunes con los demás. Comprar

En busca de la isla de los loros de Sylvie Misslin y Amandine Piu, ed. Koala

Otro de los grandísimos álbumes para elegir la continuación de la historia que tienen en Koala, como siempre pensados para los pequeños y, a la vez, acompañados por las magníficas ilustraciones de Piu, que son un auténtico ejemplo de elegancia y humor y un festín para la vista que acompañan perfectamente la historia a contar. ¡Cómo no disfrutarlo! Comprar

¡Hasta aquí! Ya veis que hemos tenido algo de variedad, de diversidad y de calidad. Como siempre pasa. Sin ir más lejos la semana que viene llegará El misterio Bartlett de Louis Tracy o novedades de Jane Harper, Daša Drndić, Tor UlvenPilar AdónCharlotte Brontë, Alvydas Šlepikas o Jo Nesbø entre otros. Aunque eso será, también como digo siempre, la próxima semana. De momento podemos aprovechar para disfrutar de estos libros e ir rebajando los pendientes mientras llegan estos nuevos. Así que, también como siempre, os diré… ¡Nos leemos! 


Como pasa tantas veces con el terror, en Deadhouse Dark (AU) tenemos una cantidad de medios limitada que es utilizada de la mejor de las maneras que saben. Seis directores y seis historias (cortas, unos 10 minutos) que recuerdan a aquellas antologías de terror que parecían cartas de presentación de autores y que tanto movimiento tuvieron en los ’00s, y un resultado similar porque, bueno, tanto el tiempo como los recursos son los que son. Me extraña que no a reciclen a película pero, bueno, el día que yo entienda la televisión. Pero bueno, eso, cualquier mala crítica que pudiera hacerse por la falta de medios u originalidad queda minimizada porque, total, hay series que te duran más un capítulo que en verte esta entera.

Curioso acercamiento al ¿thriller? turco este Fatma (O) (TR) que mucho me extrañaría no ver adaptado en breve en algún país angloparlante. La premisa principal, una asesina inesperada, probablemente pasará a tener un carácter más humorístico, pero sigue resultando interesante ver a una limpiadora buscando a su marido y metiéndose en líos cada vez mayores, de asesinato en asesinato. Claro que el proceso de caracterización de Burcu Biricik me hace pensar que quizá quería validar su actuación, no creo que lo necesitara pero está claro que la intencionalidad está ahí. Hay mucho con lo que trabajar en esta agradable sorpresa.


Otra agradable sorpresa es este Intergalactic (UK) (planetary, planetary, intergalactic) que no deja de ser una mezcla de cosas, fundamentalmente trozos de space opera, pero con la decisión de ser predominantemente femenino y diverso y, sobre todo, muy rápido. No dejan de pasar cosas, con colorines y brillos y todo ese pium pium espacial que hace falta. Así que puede ser algo que hemos visto mil veces por un lado y que coge algunas decisiones que pueden parecer más producto de nuestro contexto actual -es imposible no trazar una línea entre esto y las películas Harleycéntricas de DC– pero, mira, tampoco voy a ponerme muy exquisito esta semana.


Lo cierto es que no acabo de entender casi nada en esta nueva versión de The Mosquito Coast (USA), aunque al menos es menos aburrida que la película anterior. Por supuesto esto no tiene mucho que ver tanto con la novela como con la susodicha. Ahora, si la forma de sustituirlo es con un genérico en le que los actores dan un poco igual… pues una nueva situación en la que el reparto y equipo metidos en esta película son mejores -o aparentan serlo- que su resultado.

Da la sensación de que Netflix sigue sin saber bien qué hacer con sus series de instituto así que ha decidido intentar que el sexo sustituya a las drogas o las muertes, y de ahí nos llega la polaca Sexify (O) (PL) que juega con varios de los tropos habituales del género a la vez que intenta presentar y desarrollar a sus protagonistas. Buenas intenciones que luego se ven interrumpidas porque, bueno, no parece decidirse entre Nickelodeon y Porky’s mientras considera el colmo de la hilaridad sacar un consolador o decir clítoris, como si fuera una clase de adolescentes de educación sexual o la sala de guionistas de South Park, pero bueno, supongo que al menos están intentando hacer algo. Aunque ni ellos mismos sepan el qué.

Creo que es imposible hablar de Starstruck (UK)  sin mencionar Notting Hill, así que allá vamos: Aquí tenemos a una chica, delante de un chico, dándose cuenta a posteriori de que es una gran estrella del cine de acción de Hollywood, aunque ninguno de los dos sean pijos (que es la mayor diferencia con NH). Hay varios otros elementos por ahí, y entiendo que Rose Matafeo quisiera  intentar algo así para su primera serie en UK (recordemos que ella es neozelandesa) pero lo cierto es que todo va por los railes esperados, que tiene encanto pero tampoco mucho más y que casi sale más beneficiado de todo esto Nikesh Patel -que interpreta a la estrella-, que aprovecha cada momento para hace suya la estrella sin entrar en aspavientos. Pues bueno, podría ser peor.

Vamos esta vez directamente a Nueva Zelanda porque el estreno de Vegas (NZ) nos trae un extraño batiburrillo de ideas e historias en el que está claro que quieren montar un equivalente a los dramas de ¿gangsters? ¿bandas? con un ojo muy claramente puesto en Sons of Anarchy y otro en The Red Road (haciéndoles probablemente el primer producto cultural que reconoce haberla visto) solo que con unos medios que, siendo extremadamente generosos, diremos que son reducidos. El resultado, sin embargo, es un trabajo de pasión, así que lo que no se gana por un lado surge por el otro, aunque el resultado final acabe pareciendo tanto a un trabajo de fin de curso de estudiantes de audiovisual pero en menos pretencioso. En fin, una curiosidad.


Que al final de Viewpoint (UK) se haya acabado hablando más por todo lo que ha salido sobre Noel Clarke y sus prácticas expuestas como depredador sexual hasta creo que puede ser mejor que hablar de la serie. Porque vaya ejercicio de A mayor gloria de con un guión cuya definición técnica creo que podría ser Tontísimo y momentos en los que la forma de crear el drama está mucho más cerca de un Mortadelo y Filemón inadvertido que de alguien realmente creyendo que esto es suspense. No llegamos a los niveles de Intruder de ¿hace un par de semanas? pero el desastrito por ahí anda. Y luego además lo de Clarke. Definitivamente cuanto antes dejemos esta serie, mejor.

ITV no lo ha puesto, o lo ha quitado. Y no me extraña.

En algún momento entenderé lo que pasa en Estados Unidos cada vez que Netflix decide hacer un anime, de momento puedo decir que Yasuke (USA) es otro ejemplo de que ni saben lo que hacen ni entienden cómo hacerlo, batiburrillo de cosas hasta el extremo de que más que un guión parecen haber cogido una página de tropos de estas series de la wikipedia para meterlo tenga o no sentido o que ver, o sea compatible. A partir de ahí decidieron que lo que mejor le pegaba era un estilo y animación como de haberse quedado en los últimos noventas primeros dosmiles y que puestos a liarla pues hacían un Afro Samurai que comparado con esto parece mucho más novedoso. En fin, divisiones de Netflix, ¿quién las entiende?


¡Libros que Llegan! Johnson, «Los Profetas», Izaguirre y más…

Bueno, pues ya estamos en esa semana, o ya hemos estado, según se mire, porque el Día del Libro fue ayer y lo cierto es que se notaba lo mal que estamos todos en cómo salió la gente mitad a celebrarlo pero también a aprovechar el descuento. Tanto da, no es nuestra tarea discutir qué está pasando o preguntarnos qué va a pasar. Centrémonos mejor en que, de nuevo, hemos tenido novedades, empezando por las de los amigos:

La responsabilidad de llamarse Beatriz en la Toscana de Patricia Tablado Félix, ed. Foscanetworks

No sé si a estas alturas habréis leído ya de sobra sobre Bea en la Toscana, pero si no es así aquí llego yo a hablar -y recomendar- esta comedia romántica que va más de cómo la protagonista tiene quizá que aceptar que sus planes vitales necesitan una vuelta que de hacer turismo. Que quizá también haya un poco de eso, y de gastronomía, y de boleras. No, boleras no. Pero bueno, hay muchas otras cosas, incluyendo algunos chistes populares. Comprar

The Music Master de VV.AA., ed. Libritos Jenkins

Recuperado y restaurado, este cómic en dominio público ilustran una época y una manera de hacer tebeos -y de introducir poderes en los mismos- que va mucho más allá del amor por la música. Habrá quien piense que es una rareza, y quizá algo de eso también tenga, pero puedo asegurar que no es lo principal. Comprar

Pero no solo ellos. Una vez más en una semana en la que tradicionalmente no sale casi nada hemos tenido algunas novedades, incluso podríamos decir que algún título destacable. Así que no vamos a seguir con más penas. Mucho mejor darles paso con el tradicional:

¡Que entre la pila!

Los profetas de Robert Jones Jr., ed. AdNovelas

Un libro que tiene varios temas centrales potentes como este, que habla de raza, sexualidad y de religión, que muestra la intolerancia aunque sea en el pasado, y que está escrito por una figura destacada como es la de Robert Jones Jr. es sin duda algo a lo que merece la pena echarle un ojoa. Comprar

Yo también quiero ser reina del baile de Leah Johnson, ed. Wonderbooks

Aquí tenemos un giro, con una clásica novela de instituto con su protagonista decidida a cambiar su vida, solo que no es lo que estás pensando. Ella lo que quiere es poder marcharse de su pueblo, y si la forma de hacerlo requiere ser reina del baile allá que va. Que por el camino conozca a Mack y sucedan muchas otras cosas entrañables es solo hechos laterales que irán centrándola en esta encantadora novela juvenil que tanto éxito tuvo el año pasado en USA. Comprar

Cómo ganar el giro bebiendo sangre de buey de Ander Izagirre, ed. Libros del K.O.

Un vistazo por parte de Izaguirre del Giro de Italia como antes lo hiciera del Tour, y con el mismo éxito, porque los italianos también tienen muchas historias que contar de su prueba ciclista por excelencia. Comprar

La visión eterna de William Blake, ed. La Felguera

Una de esas publicaciones que hace La Felguera muy ilustradas y que en este caso reúnen buena parte de la no-ficción (cartas, manifiestos y ensayos como dice el subtítulo) del gran William Blake. Así que es mucho más que la posibilidad de ver en directo al dragón rojo. Comprar

Cuentos japoneses de amor y guerra de Yei Theodora Ozaki, ed. Satori

Una nueva recuperación de las recopilaciones de historias clásica que Yei Theodora Ozaki, una autora entre los dos mundos de manera casi literal, tuvo a bien ir recopilando y organizando. Yq ue siempre vienen bien conocer. Comprar

Cambios de humor de Louisa May Alcott, ed. Funambulista

La primera novela de la gran autora recuperada ahora a partir de la edición definitiva que realizaría veinte años después de su primera publicación y que tiene muchos de los temas y asuntos que irían centrando sus más famosas novelas. Comprar

¡Esto es todo por la semana! Como veis sí que ha habido espacio para cosas interesantes. Y no será lo único porque aunque el Día del Libro pase aún quedan librerías, al menos de momento, a las que podéis acercaros la próxima semana a por libros que, por lo que sea, no han llegado a salir antes del día del libro como El nombre del mundo es bosque de Ursula K. Le Guin, o las novedades de Hiroko Oyamada, Alda Merini, Maja Lunde o Abdelaziz Báraka Sakin. Pero eso será, como siempre, la semana próxima. De momento dediquémonos a estos nuevos libros y despidámonos como siempre con un… ¡Nos leemos!


Una cosa que me maravilla de este Cinema Toast (USA) es que cuando en 1933 Enrique Jardiel Poncela hizo para FOX sus Celuloides Rancios fueran menos rancios que esta serie. Ya, ya sé, lo de remontar y redoblar una película antigua os sonará más de cuando lo hacían los Chanantes. Pero es que Poncela hablaba varias veces de esta práctica -más habitual de lo que parece- decía que posiblemente alguien lo hubiera hecho también antes que él. Así que no hay mucha excusa para la pobre realización, el desastroso doblaje y, en general, la nula gracia que tiene esta nueva aproximación. Es decir, incluso teniendo en cuenta que detrás están los Duplass.

La forma de hacer series tiene estas cosas. Lo que podría empezar pareciendo una comedia futurística (estoy dudoso de si decir que distópica) va mutando en algo que casi parece al revés, una obra ¿distópica? con toques cómicos. Me refiero, por supuesto, a Creamerie (NZ), que habla de productos lácteos y de la desaparición de los hombres y de… bueno, lo que hay en medio. A ratos da la sensación de ser más un boceto que una serie terminada, o de reciclar ideas por cómo debe de ser las cosas, pero con eso y todo -o precisamente porque es consciente de ello- el resultado es aceptable. Que no parece tan fácil últimamente.

Como estamos en la semana déjà vu he tenido que mirar si este Cruel Summer (USA) estaba ya estrenado, o estaba basado en otra serie o qué pasaba aquí. Supongo que lo que pasaba era que había una idea inicial -tres veranos consecutivos en los noventa con una importancia enorme para los implicados y un hecho criminal en su centro- y una decisión de darle muchas vueltas y jugar con los puntos de vista y blablabla que, a su vez, se sirve a la actriz principal para que tenga tres transformaciones intentando juntar todos los trucos posibles en un solo saco obviando preguntas más que razonables causadas precisamente por esta avalancha de giros, piruetas y tirabuzones narrativos que, supongo, intentan esconder que el alma de la narración es, fundamentalmente, un telefilme de Lifetime. No entiendo la vergüenza que les da esto, pero al final he caído en que me recordaba a una serie inglesa -que usa el mismo truco de los años consecutivos- y, claro, a Mandy Lane. En fin, supongo que podría ser peor.

En el lado bueno, no es DaVinci’s Demons. En el malo, no es DaVinci’s Demons. Porque este Leonardo (O) (IT) que no deja de ser una coproducción de las de antes, más cercana a los Grandes Relatos que a cualquier otras posibilidad -estoy por decir que estética pero también ética- vale las ganas que uno tenga de escuchar exactamente lo que puede uno esperar de algo así. Qué le vamos a hacer. Desde luego engañar no engaña.

Siguiendo con la semana ¿Pero esto no lo he visto yo antes? llega Mare of Easttown (USA), que podría ser una parodia de este tipo de series -en serio, Kate Winslet poniendo acentos- pero que, por lo visto, es en serio. La gente. También anda por ahí Guy Pearce y han prometido a Evan Peters. Lo que sea por fingir que hay algo interesante que contar. Que ojalá lo hubiera, pero no es el caso. Total, si a la policía no le interesa investigar una desaparición, ¿por qué nos va a importar a nosotros? Y si hay un asesinato de uno de los personajes más soportables de la serie, ¿qué nos va a obligar a quedarnos? ¿Descubrir quién lo ha hecho? Ya lo leeré en la wikipedia dentro de tres meses si es que para entonces recuerdo que esta serie existía. Bueno, claro, cuando Winslet se empeñe en que le den su premio en Mejor Miniserie. Bah.

Es difícil decidir qué me espanta más de Rutherford Falls (USA): ¿será que el punto de partida es mover una estatua PORQUE NO SABEN USAR UNA ROTONDA EN USA? O será lo que esto quiere decir en realidad. Porque para ser una serie sobre una pequeña ciudad parece que se centra más en andar de puntillas sobre los problemas políticos y hacer de la ideología algo que tienen los demás. De entre todos los motivos para mover una estatua de un padre fundador lo de la rotonda es… en fin. No solo eso, además se precia mucho del espacio dado a los nativos… pero el centro de la historia es una y otra vez Ed Helms, co-creador de la serie (que trajo Sierra Teller Ornelas, una showrunner nativa cuando él y su amigote Michael Schur tuvieron la idea para la serie, que siempre viene bien para quitarte posibles críticas de encima), en su papel de descendiente del fundador y muy obviamente Señor Blanco que No Entiende Lo Que Pasa pero que vamos a ver todo el rato como en realidad es Muy Majo En El Fondo. No sé a qué aspiran, supongo que siendo esto lo más cercano a Green Book que se me ocurre en serie lo que buscan es una de Unidad Nacional y de Ser Majos porque está claro que es lo que a Schur le gusta mientras se pueda permitir no tomar partido y todas esas cosas. Por comparación es un alivio ver cualquier cosa que no sea HelmsJana Schmieding está bien como el contrapunto de Helms barra pararrayos ante cualquier crítica. Y el que está realmente bien es Michael Greyeyes, que parece más que agradecido de que le hayan dado un papel cómico por una vez. Supongo que por estos secundarios y los obvios guiños a que quieren representación y visibilidad para todos siempre que los señores blancos cisheteros puedan seguir siendo los jefes, son los que recuerdan a The Office o a Parks & Recreations vendiendo así la promesa clásica: Que a lo mejor cuando pase el suficiente tiempo logran una serie visible. Porque nada dice tan claro lo que es este tipo de gente como que la primera temporada se la puedan tomar de campo de pruebas. Es lo que tiene disponer incluso de nuestro tiempo de espectadores. Paso mogollón.

Me preguntaba cómo iban a hacer la adaptación de Shadow and Bone (USA) teniendo en cuenta que Seis de cuervos es más interesante. Y han hecho lo lógico: Meter a personajes de la otra obra para que vayamos haciéndonos a la idea de que esto vale también como precuela mientras nos presenta a los personajes de la trilogía principal. No sé yo si el soltarlo de golpe de Netflix servirá para que le echen un ojo o para pasar de ella pero bueno, digamos que toma decisiones adaptativas que no son las peores posibles. Para todo lo demás es un punto de entrada en el Grishaverso. Y, como el Grishaverso, podría ser peor ejemplo de fantástico. En fin, al menos salen los Cuervos.

Curioso este Zero (O) (IT) que propone menos una serie de superhéroes que una serie de gente con poderes que los usa para aquello del clásico ochentero de la lucha por el barrio y la lucha contra la gentrificación y todo ese blablabla. Que sea italiano y que se centre en un chaval de color aficionado al manga -y dibujante, lo que supongo que le convierte en mangaliano o algo así- lo hace más interesante por lo poco habitual de la procedencia. Quizá podría haber dado más de si, pero medida como una de esas películas ochenteras juveniles tiene cierto encanto.


¡Libros que Llegan! Harvey, «Lo salvaje», Moshfegh y más

Una semana más seguimos por aquí. Estoy sorprendido yo mismo. Pero bueno, lo importante es que han salido libros interesantes y todas esas cosas que digo siempre. Y hablando de cosas que digo siempre:

¡Que entre la pila!

Lo Salvaje de Julia Elliott, ed. Horror Vacui

Más allá del gótico sureño, estos once relatos de Julia Elliott que aquí se presentan muestran muchos mundos y estilos del fantástico, con una distancia que le permite introducir cierta pátina de humor tanto como subvertir las expectativas. Una gran carta de presentación para su editorial. Comprar

El misterioso señor Badman de William Fryer Harvey, ed. Siruela

Hay libros que son para morir. O para matar. Como esta extraña historia sobre un libro perseguido por muy diversos y sospechosos personajes que al asomar por una librería de segunda mano apila cadáveres a su paso. Y es que la mezcla de misterio y bibliofilia ha existido desde hace mucho dando grandes tardes de entretenimiento como las que proporciona este clásico. Comprar

La muerte en sus manos de Ottessa Moshfegh, ed, Alfaguara

Moshfegh lleva un par de años siendo un nombre del que se va hablando cada vez más, Mi año de descanso y relajación fue uno de los éxitos de 2020 pese a que fuera publicada en 2019. Así que ahora tenemos una obra nueva y vuelve a tener ese humor particular suyo, esta vez con un fondo de misterio. Porque si alguien que acaba de llegar nuevo a un sitio descubre una nota sobre un cadáver -que no está ahí- afirmando su inocencia tiene al menos tres problemas entre manos y a ninguna persona conocida a la que recurrir. Peor aún, puede sentir la tentación de reflexionar sobre su propio pasado. Y todo ello se moverá, como le gusta a la autora, entre lo banal y lo siniestro. Comprar

El invencible de Stanislaw Lem, ed. Impedimenta

Nueva recuperación de una obra de Lem, esta vez con una obra sobre la discusión ética y ecológica de una nave de supervivientes y otra de guerra, las organizaciones posibles y lo que nos hace humanos, todo tiene su espacio en esta obra. Comprar

La vida en juego editada por Antonio César Moreno y Alberto Venegas, ed. Anait

Un nuevo ensayo con los videojuegos en su centro por parte de Anait, esta vez con la idea de la representación de al realidad y como nos devuelven una imagen que, a su vez, servirá para crearnos y recrearnos una idea de esa misma realidad, ejerciendo de espejos que pueden deformar la realidad, bien haciéndola más cercana o distorsionándola como en una feria. Comprar

Mi hermano de Daniel Pennac, ed. Literatura Random House

Con mucho de su estilo y u sensibilidad, Pennac rinde homenaje fúnebre a su hermano fallecido, lo hace en una obra que mezcla las memorias con la figura de Bartleby explicando, y explicándose, cómo era esa otra persona con la que compartió toda su vida y a la que ni siquiera ahora tiene claro que haya llegado a comprender del todo. Un esfuerzo que acabará siendo un libro hermoso y emotivo. Comprar

El buen nombre de Jhumpa Lahiri, ed. Salamandra

Recupera Salamandra el primer libro de Lahiri que ya hace tantos años sacara Emece, y siempre es buena noticia tener la mayor cantidad de obras disponibles de esta autora. Así que nosotros contentos. Comprar

Los perros de Tíndalos de Frank Belknap Long, ed. Aristas Martinez

 

Es posible que Frank Belknap Long suene por haber leído algún relato suyo en las antologías de Mitos. De ahí que varios de estos relatos puedan encontrarse en algunas de ellas, pero lo cierto es que es una oportunidad de acercarse a un autor que llevaba varias décadas sin ver publicada una antología propia. Comprar

La patria de los suicidas de Pascual Martínez, ed. Siruela

Diálogos vivos y un variopinto grupo de investigadores en una novela que conjuga perfectamente la tensión con los toques de humor. Comprar

Yo tampoco gané Eurovisión de Javier Adrados y Patricia Godes, ed. La Cúpula

Un curioso repaso por el festival de Eurovisión que se centra especialmente en aquellos que no ganaron, pero que no se queda solo allí, también busca un repaso de anécdotas y contexto histórico para el festival. Vamos, que mucho ha tardado en salir un libro como este. Comprar

Las 100 primeras películas de Nicolas Cage de Paco Alcázar y Torïo García, ed. Astiberri

Un repaso ilustrado por los personajes que Cage ha interpretado en su extensa carrera, casi siempre al 11 pero no solo eso. Así que sirve para todo tipo de fanes del actor. Comprar

Yuko de Ryoichi Ikegami, ed. Satori

La recuperación de mangas que está haciendo Satori sigue tan interesante como de costumbre. Esta vez con un volumen recopilatorio de historias de obsesión y sexo que bordean lo perturbador. Comprar

Angela Davis de Mariapaola Pesce y Mel Zohar, ed. La otra h

Es curioso la de historias de Angela Davis que tenemos últimamente. Aquí llega una segunda biografía, con un estilo más limpio, como buscando su divulgación por un público más juvenil que su anterior encarnación. Sea como sea la historia sigue mereciendo la pena y su divulgación siendo importante. Comprar

Gherd de Marco Rocchi y Francesca Caritá, ed. Liana

Un buen cómic de aventuras para el sector infantil/juvenil repleto de elementos fantásticos pero también de un contexto y una aventura de tema ecologista que logra realzarse con los bellos dibujos, casi oníricos, de Francesca CaritáComprar

¿Cómo se va a Yellowstone? de Aleksandra y Daniel Mizielinski, ed. Maeva

Un nuevo libro ilustrado de los creadores del famosos Atlas del mundo que echa un vistazo a diferentes parques nacionales para darnos la posibilidad de conocer más de todo lo que allí hay, animales, plantas, geografía… Una vez más, un álbum increíble.Comprar

¡Ladra, George! de Jules Feiffer, ed. entreDos

Que Feiffer es un genio del dibujo no creo que haya nadie que lo dude, y si bien se le notan los años aquí -algo lógico, porque tendría setentaytantos- sigue siendo una delicia cuando cualquiera de sus obras, auténticos ejemplos de humor y gracia, llegan hasta nosotros. Así que muy bien. Comprar

¡Hasta aquí! Como veis, variedad como siempre. Y eso al final es lo que más importa, supongo. Por supuesto esto no se detiene nunca y ya vemos que la semana que viene habrá algún lanzamiento importante. Como poco tendremos un nuevo Ander Izagirre, un William Blake en La Felguera, más cuentos japoneses de Yei Theodora Ozaki y el esperado juvenil Yo también quiero ser reina del baile de Leah Johnson, así que no podemos decir que no vaya a haber nada. Pero eso será, por supuesto y como siempre, la semana próxima. Mientras tanto tenemos mucho para leer, así que hasta entonces, también como todas las semanas, os diré aquello de: ¡Nos leemos!