¡Libros que Salen! McMurtry, «GunSmith Cats», Anderson y más

¡Que entre la pila!

Lonesome Dove de Larry McMurtry, ed. Valdemar

Valdemar ha recuperado en su colección Frontera nada menos que Lonesome Dove o Paloma Solitaria de Larry McMurtry. Un título fundamental del western moderno que quizá conozcáis por la miniserie del mismo nombre pero que tiene tanta entidad propia que ganó multitud de premios, incluyendo el Pulitzer, cuando se publicó en 1985. Una historia que puede parecer a ratos errática pero que cuenta primero la vida en un rancho despoblado y después una idea dudosa que lleva a los vaqueros a intentar viajar con su ganado a Montana. Una obra monumental de una 850 páginas que en esta versión de Valdemar va a llegar hasta las 1136. Así que tengo muchas ganas por ver cómo sale su edición.

Sinfonía para la ciudad de los muertos de M.T. Anderson, ed. Es Pop

Un libro que nos habla de historia y de música, y de cómo se entrelazan, de Shostakóvich, de su Sinfonía nº 7, Leningrado, y tanto de la historia de su composición durante el sitio de la ciudad como de las peripecias posteriores de la composición, tanto para ser enviada a todos los países aliados como por el impacto artístico, emocional y un poco de todo que saldría de ella. Es decir, nos va a hablar tanto de la historia de la pieza como de su huella.

GunSmith Cats nº 01 de Kenichi Donoda, ed. Planeta Cómic
Vuelve todo un clásico en una edición en cuatro volúmenes, con Rally Vincent y Minnie May, propietarias de una armería y cazarrecompensas a tiempo parcial, en un manga japonés que es culmen del noventerismo en el que no creo que las partes ‘sexuales‘ se puedan tragar con facilidad pero espero que la acción y el humor sí -vamos, algo parecido a lo que podría escribir sobre City Hunter– así que vamos a divertirnos.

El crimen de Ann de R.T.M. Scott, ed. Espuela de Plata

Un policíaco clásico de R.T.M. Scott con toques de espionaje de finales de los años ’20s, eso es lo que nos trae Espuela de Plata en una edición que habrá que ver cómo anda.

Extraños y temibles corazones de Tim McGregor, ed. Dilatando Mentes

Una historia que usa una ambientación histórica y un punto de partido clásico, con una joven huérfana criada por su tío, para  contar una historia de epidemia y odio entre los hombres que va virando hacia el terror pero que -muy obviamente- resuena también ante lo vivido los últimos años.

Filosofía de la canción moderna de Bob Dylan, ed. Anagrama 

Estamos ante el libro de un Premio Nobel de Literatura. Porque volvemos a tener novedad de Bob Dylan, después de todo lo que pasó, aunque sea un recopilatorio con sus ensayos sobre música. Textos dispersos recogidos y revisados para montar uno de esos volúmenes a los que solo les falta venir envueltos como regalo navideño desde la editorial.

Prime Rose de Osamu Tezuka, ed. Planeta Cómic

Un volumen unitario que reúne todo el manga -aunque no todas las apariciones de su protagonista- del mismo nombre. Una historia juvenil de fantasía y princesas guerreras. En un contexto que buscaba sociedades primitivas con tecnología de ciencia ficción y muchachas jóvenes e ingenuas pero continuo fan-service. No estaba Tezuka por la labor y gracias a eso cabe todo en este recopilatorio, con la heroína decidida y amable con grandes poderes que él quería hacer.

Haunted Horror de VV.AA., ed. Diábolo

Diábolo saca un nuevo volumen de su Biblioteca de Cómic de Terror de los años ’50s, esta vez con los tres primeros números de Haunted Horror, una revista surgida en 2012 para publicar selecciones del mejor terror de los ’50s. El volumen trae, además, un prólogo de Jerry Only, bajista de los Misfits

Mujirushi de Naoki Urasawa, ed. Planeta Cómic

También tenemos aquí un manga de Naoki Urasawa, toca aventura, fantasía y un gran robo en el Louvre.

Una carta para Yodo de Jim Bishop, ed. La Cúpula

Una mezcla de estilos e historia en formato de cómic, que reúne la búsqueda de la carta de una madre y a una joven y su misterioso maletín. Una obra interesante de Jim Bishop que ha costado, pero ha llegado a España.

Creo que nuestro hijo es gay nº 01 de Okura, ed. Planeta Cómic

Uno de esos éxitos de internete que pasan al papel, una madre observa/ comenta/ se relaciona con sus hijos. El mayor está segura de que es gay -por si el título no os lo había hecho sospechar- pero aún y con eso decidirá darle espacio para que pueda desarrollarse. No dice que sea mejor o peor idea, pero sí que se usa con fines cómicos. Veremos si logra seguir la racha de éxitos interneteros que pasan al papel, aunque Gangan Pixiv no sea Webtoon o Tapas.

Ranking of kings de Sosuke Toka, ed. Ivrea

Otro cómic que empezó online -esta vez en Manga Hack– y a partir de ahí se convirtió en un éxito del manga y del anime y de…- gracias a una historia en apariencia tierna, en un mundo como de fantasía y cuentos de hadas pero no rehúye los problemas y temas dramáticos, aunque lo haga apostando por la cordialidad para superarlos incluso en mitad de luchas y maquinaciones propias de la corte.

Historia del gallo Sebastián de Ada Gobetti y Marco Paschetta, ed. Liana

Liana se anima a publicar en lugar de un cómic un ejemplo de Narrativa Infantil Ilustrada, que no es como lo de la Novela gráfica sino más como una novela con ilustraciones a un lado. Una obra sobre hacerse mayor pero también sobre ser capacidad de reflexionar y mantenerse curioso.

Uno, dos tres, Navidad es de Nadia Budde, ed. Kalandraka

Concluimos la semana con la aparición de un nuevo libro de Nadia Budde. Como siempre, contar objetos, rimas humorísticas y una cierta mala leche, pero esta vez en un entorno navideño.

Nos leemos.


Hay veces que lo más difícil de comentar una serie es el contexto. Por ejemplo, Duckrockers (NZ) puede parecer simplemente una serie neozelandesa sobre la juventud de un extraño y variopinto grupo de jóvenes samoanos en los años ’80s que se ven metidos en una extraña historia para salvarse de un castigo. Y es eso. A mí no me ha hecho demasiada gracia porque ni la nostalgia ni las extrañas aventuras de estos chavales me dicen gran cosa. Pero resulta que, a la vez, es la precuela de una película muy conocida y exitosa allí: Sione’s Wedding. De modo que es un poco como intentar explicar fuera de España -y que me perdonen los neozelandeses por la comparación- el motivo que podría llevar a alguien para hacer una precuela de Torrente. (Que es algo que podría pasar pero, sobre todo, que deseo con fuerza que no ocurra nunca). Y es que tanto Sione’s Wedding como su continuación, Unfinished Business, tuvieron bastante éxito pero dependían mucho de su reparto -parte de los cuales salía del grupo cómico The Naked Samoans– tanto por el reparto en sí como por una sensación de que había un programa de sketches funcionando debajo -el punto de partida de la primera película. Lo que, supongo, hace un poco menos buena la serie. O no, según las ganas de nostalgia. Pero, vamos, que yo poco de ambas.

El primer de los intentos de telenovela de la semana es Hush (USA), uno de los estrenos de ALLBLK que no funciona mal pero necesitaría algo más de dinero para que no se le noten tanto las costuras. Con lo que parece la intención de hacer un sexy thriller en su centro, a saber, una terapeuta de pareja y sexo (algo así) tiene un ático para ‘cosas’. Si alguien está esperando un cadáver: Efectivamente. A partir de ahí las ‘notables’ clientas que tenían acceso y la susodicha terapeuta empiezan a ver sus secretos y blabalbla. Lo de siempre, con un poco más de pelo suelto por suerte para todos, especialmente para los que vimos The Loft hace unos años.  Bueno, pues un poco de forraje telenovelesco, no sé si lo voy a verlo pero tampoco voy a quejarme demasiado.

Pues en Peacock han estrenado la serie australiana Irreverent (AU) que es un poco como si Impastor la hubiera visto alguien. O como si, sabiendo que nos acordamos media docena, pensarán que nadie iba a darse cuenta. Por suerte no es una copia exacta -aunque sí muy cercana- pero vaya, aquí el cambio se nota sobre todo en el tipo de ciudad y en el entorno. Supongo que el añadido de personajes es para ver si así dura más. Tengo mis serias dudas pero, bueno, lo han intentado al menos.

Ver Live At The Moth Club (UK) hace recordar un poco a la serie clásica de los Muppets. Excepto que en lugar de Muppets son ingleses. Que quizá no sea una diferencia tan notable a priori, pero que lleva a que el ritmo sea menos frenético, más tendente al humor incómodo. Bueno, en ocasiones lo incómodo es cuánto se alargan ideas y premisas. Las actuaciones de stand up son… variadas, supongo. A veces jugando con esa idea de falso documental. Los sketches -llamémoslo así- de las bambalinas son también un tanto irregulares. Pero bueno, The Moth Club es un escenario suficientemente conocido, y aquí creo que puede acabar saliendo algo interesante en cuanto decidan qué es lo que pretenden hacer. Más allá de sacar a todos los cómicos ingleses que puedan.

Esta Pewnego razu na krajowej jedynce (O) (PO) o Dead End o como la llamen es… bueno… un poco de relleno. Si en lugar de una serie hubieran hecho una película probablemente habría sido más sobrellevable. Pero, claro, la idea de un grupo de personas diversas acaban juntas en el mismo lugar, se encuentran con una cantidad de dinero de procedencia desconocida y son perseguidas por ello sin poder ir a las autoridades porque etcétera. El juego de los coches está bien pero me temo que a estas alturas necesita un algo más. Aunque supongo que para echarse la siesta un fin de semana vale.

El segundo intento telenovelesco de la semana es Riches (UK), una serie que parece querer ser Sucession a ratos y en otros Empire. En ninguno de los dos casos acaba de funcionar no tanto porque no tenga claro el tono -que no lo tiene- como porque parece que el reparto anda en distintos puntos. No sé si es un problema del propio reparto, del guión, la dirección o quién. PERO. El problema está ahí y a nadie parece importarle un car… demasiado. Qué le vamos a hacer. (Pues no verla, eso le vamos a hacer)

Tengo un problema de partida con Sicak Kafa (O) (TU) -va, venga, Hot Skull– y es que una ficción sobre una pandemia mundial no me apetece nada, no me apetece tampoco la historia de que lo que te hace es ‘decir cosas incoherentes‘. No me apetece porque lo incoherente puede tanto discutirse en cuanto a lo que se considera esa propia coherencia como a lo que puede querer decir sobre, en fin, otra epidemia que haya podido ocurrir recientemente. Si además me lo pones en capítulos largos y pausados… Mira, no. La culpa será mía y no de la serie, lo que queráis. Pero no.

Parece que Prime ha decidido adaptar un puñado de las historias de Louise Penny en este Three Pines (CA) que en realidad cuenta con su mayor baza en Alfred Molina. La idea de separar los casos en dos partes puede ser propio de las series inglesas de asesinatos pero normalmente significan o que tienen mucho que contar o que la duración del capítulo es razonable. Ninguna de esas dos premisas se dan aquí. Tampoco es que Penny haya sido una de mis autoras de referencia pero viendo los dos primeros capítulos -que adaptan la segunda de las novelas del personaje Armand Gamache– está claro que se le podría haber sacado más juego. Aunque quizá tendrían que haber liado a un canal inglés para eso. En fin.

Resulta más interesante de lo que esperaba este Vadhandhi: The Fable of Velonie (O) (IN) que tiene todos los tics de una producción europea de misterio -una muchacha muerta, dudas sobre sus familiares, el papel de la prensa y la policía, secretos y más secretos- pero adaptados a una realidad india que a ratos parece pensada para destruir esa imagen preconcebida-reconozco que no me esperaba el trasfondo religioso mariano- pero que funciona mejor precisamente cuanto más usa elementos clásicos para romperla. Como un pasito más allá de la anterior Suzhal también del matrimonio Pushkar–Gayathri. En general una obra agradable de la que sospecho que veré la primera temporada a ver cómo sigue, y si va a pasar a convertirse en una obra antológica de investigaciones.

El otro estreno de la semana en ALLBLK es igual de desopilante, aunque en una dirección diferente. Porque en Wicked City (USA) lo que tenemos es una obra de brujas, de distintos estilos y poderes pero con unas ganas de montar follón y telenovela que la acercan más a las de East End que a cualquiera de sus otras notables compañeras. Que me parece perfecto, por supuesto. Es cierto que este batiburrillo, esta verbena, agradecería más dinero para sus efectos especiales. Pero ese aspecto barato no desentona con el resto de la serie.

Esta continuación/nueva versión de Willow (USA) se aleja de la ¿épica? que podría tener la película original a favor de una aproximación de aventura juvenil, a la vez ligera pero con capas, que hace inevitable acordarse tanto de obras modernas en estos entornos fantásticos como de los referentes de hace tanto tiempo. Y, quizá por esta forma de ser serio pero no tomarse en serio, pero funciona. Es una obra agradable, consciente de ser para un público juvenil pre-Élite, y con el suficiente componente de eso que en tiempos se llamaba Entretenimiento Familiar como para que sea fácil pensar que será recibida quizá no con algarabía pero sí con agrado.



¡Los Recomendados 2022! Terror

¡Vamos con las recomendaciones!

– Entremedias de Tananarive Due, ed. La Biblioteca de Carfax

Hace como veinte años de la última vez que tuvimos a Due por España. Demasiado tiempo. Porque una de las autoras afroamericanas más importantes del terror debería de estar presente siempre en nuestras estanterías. Aquí tenemos una historia de sueños que nos ofrecen vidas alternativas, de amenazas racistas, de una familia como centro pero también como debilidad. Una obra magnífica con la que reencontrarse con esta gran autora.

– La pequeña Eve de Catriona Ward, ed. Alianza

Tras el -muy merecido- éxito de La última casa en Nedless Street nos llega por fin el libro que catapultó a la autora a su actual posición dentro de los escritores de terror. Una historia ambientada a principios del S XX, una extraña secta, un grupo de niños y una isla que les separa y una guerra que les llega, todo lo necesario para presentar una obra gótica en la que las sombras que proyectan los personajes demuestran que no puedes fiarte de nadie.

– Hermanas de Daisy Johnson, ed. Periférica

Con la nueva obra de Daisy Johnson traída por Periférica podemos dar por concluida la publicación de todas las novelas finalistas al Shirley Jackson del año pasado. Algo que no pasaba desde… Sinceramente, no sé si alguna vez antes había pasado. ¿Y qué tiene esta novela para haber sido candidata al premio? Pues la relación entre dos hermanas, muy diferentes. Un acoso escolar que acaba en una mudanza a mitad de ninguna parte y, ya allí, una atmósfera opresiva en el mejor estilo del gótico inglés.

– Cocodrilario de Alicia Mares, ed. Horror Vacui

La novedad de Horror Vacui es una antología de relatos que nos presentan un México fantástico, entre la mitología y la alucinación, en historias que nos van presentando un mundo reconocible pero distinto al nuestro, con distintos grados de extrañeza y horror, y cocodrilos.

– Hangsaman de Shirley Jackson, ed. Minúscula

Siempre es una alegría recibir novedades de Shirley Jackson, más aún si es como en este caso, que llevábamos no sé ni el tiempo esperando estas obras. Menos conocidas que Siempre hemos vivido en el castilloLa maldición de Hill House o el cuento La Lotería, pero que también merece la pena que conozcamos. Lo que tenemos aquí es una novela sobre una muchacha que está pasando a la vida adulta, y lo hace en gran parte sumergiéndose en fantasías, algunas más humorísticas, otra más… psicológicas. Su relación con ese mundo nuevo que significa una ruptura con lo que ha observado del mundo adulto, intentando reinventarse desde las fantasías, y como impacta también con la observación externa. El trauma del paso a la vida adulta, la sensación de refugio en la ficción, la pérdida y el desamparo. Todo eso nos trae Jackson.

 Tidepool de Nicole Willson, ed. Dilatando Mentes

Una joven acaba en una aparentemente idílica localidad turística siendo poco menos que cautiva y rodeada de los múltiples misterios de la costa. Una obra finalista tanto del Stoker como del Ladies of Horror, con misterios y revelaciones que sabe darle un giro a un tema clásico.

– Donde viven las damas salvajes de Aoko Matsuda, ed. Quaterni

Un recopilatorio que reinventa historias clásicas japonesas de yōkais, con todo tipo de criaturas, fantasmas, seres que van a cruzar su vida con la de los humanos que están a su alrededor y que van a transformarla, no siempre para mal. Porque es mucho lo que dan de si en su faceta clásica y más aún en estas reinterpretaciones modernas que Aoko Matsuda nos ofrece.

– El tío Silas de Joseph Sheridan Le Fanu, ed. Valdemar

Mucho llevábamos sin tener disponible la mayor y mejor novela de Le Fanu, con mucho de suspense -tocando el tema de la habitación cerrada de la que ya había dejado uno de sus primeros ejemplos casi treinta años antes en A Passage in the Secret History of an Irish Countess– y toda la capacidad para el gótico que incluyen toques de ambigüedad sobrenatural al más puro estilo Wilkie Collins. Todo un clasicazo que llevábamos sin tener disponible desde por lo menos la edición de Siruela y que, por tanto, es un buen momento para recuperar o redescubrir.

– Mi ligue de la ouija de David Irons, ed. Dimensiones Ocultas

La editorial Dimensiones Ocultas presenta otro de esos libros que están sacando parece que solo ellos, y es que estamos en un camino que podría parecer una novela juvenil o una canción de Alaska, pero que tiene mucho más que rascar detrás. Sobre todo porque ni es ni tiene intención de ser lo que parece, y eso incluye una capacidad para tirar hacia los excesos tanto como para tomar rumbos no esperados. No va a ser para todos los estómagos y, desde luego, puede ser una sorpresa. Por suerte para muchos espero que la sorpresa sea agradable.

– El exorcismo de mi mejor amiga de Grady Hendrix, ed. Minotauro

Pues aquí tenemos otra novela de terror (más o menos) de Grady Hendrix, con un componente claro del pasado -que se ve desde la portada- y con, como siempre, un original punto de partida.

– Cadenas invisibles de Michelle Renee Lane, ed. Dilatando Mentes

Una historia de fantástico, quizá terror, en la Nueva Orleans de antes de la Guerra de Secesión. El tipo de lugar en el que mezcla magia criolla, criaturas autóctonas de la noche, circos de rarezas y huidas de aquellos que creen que los cuerpos se pueden comprar. Una obra, en suma, que no es lo que parece y, por el camino, esa es la manera de mejorarla.

– Figuras ocultas de Jason Rekulak, ed. Nocturna

Una mujer de pasado toxicómano sale de rehabilitación para trabajar como niñera. Una vez en su puesto de trabajo empieza a disfrutar de tranquilidad y estabilidad… hasta que el niño al que tiene que cuidar empieza a hacer extraños dibujos en su cuaderno. Pronto la duda del significado, de si realmente es él quien los hace, y de cuál es el significado detrás de todo esto. ¿O es todo imaginaciones suyas? Entre el thriller y el terror, con la ambigüedad propia del género, nos llega esta obra a punto para este mes.

– Inanición de Daria Piertrzak, ed. Dilatando Mentes

Un pueblo en apariencia perdido, una serie de habladurías en voz baja y multitud de sombras acechando que en muchos casos son los ecos de otros problemas más cotidianos pasados por el filtro de un entorno malsano bajo presión.

– Almuerzo en el café Gotham de Stephen King con ilustraciones de Javier Olivares, ed. Nórdica

Un hombre abandonado y con mono de nicotina va a almorzar con el abogado de su ex. Esa es la premisa del relato de King que se usa para que Olivares añada ilustraciones y convierta en uno de esos libros-regalo la historia.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Narrativa

¡Vamos con las recomendaciones!

– Supersaurio de Meryem El Mehdati, ed. Blackie Books

Meryem hace a la vez un repaso y un retrato de la vida irreal. Desde el trabajo al amor pasando por los fanfics y supermercados, con una mezcla de humor, melancolía y rabia, y tratando también la situación real de la vida en Canarias más allá de esas ideas para turistas. Lo que está claro es que lo da todo.

– Panthers y Museo del Fuego de Jen Craig, ed. Pálido Fuego

Esta nueva dirección de Pálido Fuego a publicar también mujeres nos está dando muchas alegrías, como esta historia en la que lo metaliterario sirve para que el libro central haga que la narradora evoque su propia vida, sobre todo la comparativa con la autora, que salta en dos direcciones, tanto hacia los momentos perdidos y las ilusiones rotas como hacia la decisión y casi necesidad de crear.

– La hipótesis del amor de Ali Hazelwood, ed. Contraluz

Una gran novela romántica, con bastante de comedia, que habla de científicos tomando (¿malas?) decisiones y de amores fingidos que son algo más que reñidos. Una historia que puede sonarnos pero que logra parecernos no solo nueva sino, sobre todo, muy divertida.

– El país del humo de Sara Gallardo, ed. Malas Tierras

Pues ha costado, pero aquí está el único libro de relatos -que sepamos- de Sara Gallardo. Ahora a disfrutar de su escritura y ver qué tal le sentaban las distancias cortas, aunque estoy seguro de que bien.

Lonesome Dove de Larry McMurtry, ed. Valdemar

Valdemar ha recuperado en su colección Frontera nada menos que Lonesome Dove o Paloma Solitaria de Larry McMurtry. Un título fundamental del western moderno que quizá conozcáis por la miniserie del mismo nombre pero que tiene tanta entidad propia que ganó multitud de premios, incluyendo el Pulitzer, cuando se publicó en 1985. Una historia que puede parecer a ratos errática pero que cuenta primero la vida en un rancho despoblado y después una idea dudosa que lleva a los vaqueros a intentar viajar con su ganado a Montana. Una obra monumental de una 850 páginas que en esta versión de Valdemar va a llegar hasta las 1136. Así que tengo muchas ganas por ver cómo sale su edición.

– Yo, Tituba, la bruja negra de Salem de Maryse Condé, ed. Impedimenta

De memoria -tomadlo, pues, con su distancia- diría que este es el libro de Condé que más veces hemos visto publicado en España. De manera comprensible, porque ofrece una mirada distinta a los juicios de Salem que une la historia conocida sobre el tratamiento a las mujeres, las acusaciones por brujerías y, en este caso, la mirada al racismo de la época. Una gran manera de familiarizarse con ella.

– Los conspiradores de Jorge Ibarguengoitia, ed. Menoscuarto Que bien tener otra vez a Ibargüengoitia por aquí, en este caso con su última novela que quizá os suene por el otro título con el que se ha publicado: Los pasos de López. Once años llevábamos sin ella. Y, como siempre, personajes llenos de humanidad y una trama con propensión a ir complicándose, entre enredos y problemas, que esta vez habla sobre las revoluciones, los olvidados y los que acaban arriba. A ver si hay suerte y esto significa que se van recuperando más obras del mexicano.

– Rumbo a ti de Beth O’Leary, ed. Suma

Nueva obra romántica de Beth O’Leary, esta vez con un punto de partida ligeramente más normal que sus obras anteriores. Aunque tampoco es que fuera absolutamente necesario buscar un giro extraño a cada ocasión, ni esta vez deja de tener su propia característica. Lo importante, en cualquier caso, es que estamos ante otra interesante y divertida novela romántica.

– Desconcierto de Richard Powers, ed. Alianza de Novelas

Nuevo Powers, que siempre es bueno. Esta vez con el cataclismo climático por medio y, por supuesto, mucha introspección en los personajes y todo eso que tan bien se le da.

La amante de Wittgenstein de David Markson, ed. Sexto Piso
Un gran ejemplo de la ficción experimental y referencial, en al que la aparente falta de los demás y la fluctuación de conciencias alrededor de la cultura occidental sirve para hablar no solo de lo dicho sino, sobre todo, de lo no dicho.

– Patos, Newburyport de Lucy Ellmann, ed. Automática

No voy a decir eso de «novela difícil» ni nada por el estilo. Es, simplemente, una decisión de su autora. Y una vez la conoces debes decidir si te interesa entrar en el juego. El fluir de consciencia de una ama de casa durante unas mil doscientas páginas en una única frase en la que unas ideas van dando paso a otras, hay reiteraciones, hay pensamientos circulares y hay saltos mentales más o menos inconexos. Si no tienes problema con el punto de partida es más que probable que disfrutes del viaje.

– Los vecinos de Lady Chester de Emily Eden, ed. Libros de Seda

De la autora de Una pareja casi perfecta nos llega ahora esta obra, de nuevo con clases sociales, desencuentros, amistades inesperadas y el sentido del humor de Emily Eden. En suma, una novela inglesa y muy inglesa.

– Anna de las Cinco Villas de Arnold Bennett, ed. dÈpoca

¡Siempre es una alegría ver que dÉpoca saca una nueva obra! Además una recuperación de Arnold Bennett nada menos. Una obra de época, con muchos compromisos sociales y solicitudes de amorío en el que una joven debe afrontar que con la mayoría de edad tiene que tomar decisiones mientras se mueve en la sociedad privilegiada pero no por ello justa.

– Otro país de James Baldwin, ed. Tres Puntos

Parece que esta vez sí, que ha llegado la versión íntegra y directa desde el inglés de este libros de James Baldwin. Una en la que no se han expurgado comentarios izquierdistas, referencias a España -especialmente las referidas a Franco- y cualquier cosa que les pareciera un atisbo de homosexualidad y que su autor trataba con la naturalidad propia de sus propias vivencias. De ahí que tanto la raza como la sexualidad fueran una parte importante aunque fuera el mundo del jazz el centro a través del que se habla del exilio, la redención y, por supuesto, el amor.

– La casa en llamas de Ann Beattie, ed. Chai

Que nos lleguen editoriales de fuera siempre es bueno porque, por ejemplo, de Ann Beattie habíamos tenido novelas gracias a ThassàliaAsteroide o Gatopardo, pero ahora la argentina Chai nos trae sus relatos.  Y los relatos de una gran autora como ella, ejemplo para tantas otras, es siempre ampliar los horizontes de los que no leen en su idioma original y, por tanto, una buena noticia.

– La rastra de Joy Williams, ed. Seix Barral

Es bueno tener de vuelta a una de las grandes aunque sea en una editorial de las grandes en lugar de en las pequeñas que le han dado cobijo normalmente, pero supongo que será el lograr más atención o algo así, en fin. En este caso tenemos, además, unos temas y motivos plenamente actuales con el colapso climático  de centro y fondo. Así que bien por ella.

– La más recóndita memoria de los hombres de Mohamed Mbougar Sarr, ed. Anagrama

Ganador de numerosos galardones, pero fundamentalmente del Goncourt, estamos ante una de esas metanovelas que tanto le gustan a los jurados. Un escritor se propone descubrir qué fue de otro que logró basatante relevancia, tuvo un enorme escándalo y desapareció. Solo que aquí se mezclan, además de las posibilidades y los misterios, el asunto tanto de la raza como de las intrigas editoriales. Porque, al final, mucho de lo que tenemos es el colonialismo y sus ficciones.

– ¿Por qué te empeñas en sufrir así? de VV.AA., ed. Hwarang

Comenzamos la semana con una nueva editorial llegando a España, Hwarang es de origen argentino y tiene como meta publicar libros coreanos. Así que desembarca con esta antología de autoras feministas de los años 20 del S. XX Kim MyeongsunNa Hyeseok y Kim Yryeop fueron pioneras en establecer esa mirada distinta, que se transmitían en los cuentos de diarios y revistas de la época cuyas ilustraciones aparecen acompañando este libro.

– Hojas rojas de Can Xue, ed. Aristas Martínez

No es mucho lo que se ha publicado de Can Xue en España, aunque el año pasado tuvimos La Frontera y este nos ha llegado también Nubes flotantes ya envejecidas, pero tenemos un nuevo libro de la autora china, una de esas Eternas Candidatas al Nobel -aunque Mo Yan la adelantara pese a lo que Sontag opinara- que demuestran siempre los motivos para esa condición. Con un uso del fantástico en los detalles envolventes y en los giros a la vez que nos presenta a unos personajes muy reales enfrentados a situaciones entre lo surrealista y lo experimental.

– Corazones perdidos de Celeste Ng, ed. Alba

Más conocida ahora gracias a la adaptación a serie de Pequeños fuegos por todas partes regresa a Alba la autora Celeste Ng con una obra nueva: Corazones perdidos. Una historia de maternidad, de raza y de los años difíciles de Estados Unidos. Que son casi todos.

– Bestias de una pequeña tierra de Juhea Kim, ed. Quaterni

Otro novelón coreano recuperado por Quaterni. Una saga de amigos y enemigos, a veces las mismas personas, en la Corea del siglo XX.

– Hotel World de Ali Smith, ed. Alfaguara

Un solo hotel y cinco mujeres, mujeres muy diferentes y en distintos estados y momentos, como un cruce espectral de ráfagas temporales, una parte juego literario y otra una exploración de los parecidos y diferencias que llevan a chocar pero también a defender el amor en todas sus formas.

– Mujeres solas de Takako Takahashi, ed. Hermida

Ha tardado pero aquí está, un libro fundamental de la literatura japonesa que podríamos llamar reciente si no fuera porque hablamos de un libro publicado hace 45 años. Un repaso de lo que era la vida de las mujeres japonesas a finales de los años setenta, a través de cinco mujeres que son distintas pero que se enfrentan todos a los problemas que trae una sociedad con unas normas rígidas atadas muchas veces a una moral pública más que discutible. Puede ser una lectura dura, pero precisamente lo es por lo cierto de las historias reflejadas.

– Ciudadana de Segunda de Buchi Emecheta, ed. Alba

Podríamos llamarlo autoficción aunque sea una obra de los años setenta. Lo cierto es que esta recuperación del clásico de la escritora nigeriana sirve para hablarnos de su vida, de toda una vida trabajando, de su paso de Nigeria a Inglaterra, de las relaciones de trabajo y de familia e incluso románticas, pero será sobre todo la narración sobre esa segunda categoría en múltiples aspectos: por raza, por nacionalidad, por su condición de mujer. Muchas cosas que se suman para hacerle sentir tanto como demostrarle que es considerada de segunda.

– Diana Tempest de Mary Cholmondeley, ed. Nocturna

Mary Cholmondeley, la autora de Un guiso de lentejas, nos trae aquí una obra de un feminismo temprano en el que se unen amoríos y herencias con una subtrama de abogados casi detectivesca.

– Un jurado de iguales de Susan Glaspell, ed. Avenauta

Una obra feminista de inicios del S. XX que adaptaba una obra teatral de la misma autora, tratando temas como el de la violencia doméstica o el doble rasero jurídico sufrido entre mujeres y hombres.

– Con cariño, Rosie de Nuala O’Faolain, ed. Hoja de Lata

Si la editorial define su libro como una historia de «mujeres con sofocos», ¿quién soy yo para enmendarlo? Y es que estamos en una obra de mujeres de mediana edad, con sus problemas y relaciones, con sus amores y amistades, con todo lo que las mujeres tienen que ofrecer, porque es una novela con sensibilidad, de momentos dulces y otros punzantes, agridulce, pero ante todo son es tan reconfortante como una taza de té. Aunque sea té irlandés.

– Quédate conmigo de Elizabeth Strout, ed. Duomo

El impacto de una pérdida hacen mella en el protagonista, que ve cómo cambian las dinámicas del pueblecito, cómo él mismo se siente perdido y cómo surgen los rumores a su alrededor. En resumen, un nuevo logro de Strout, con los matices de la existencia y la posibilidad de perder la esperanza, pero también de recuperarla.

– Las cigüeñas son inmortales de Alain Mabanckou, ed. Libros del Asteroide

Mabanckou ofrece aquí una historia que refleja la realidad de la República del Congo y en la que habla sobre descolonización, costumbrismo e incluso los huecos para el humor, en la que el asesinato del presidente Marien N’Gouabi crea un punto de inflexión en las vidas de los ciudadanos.

– O lo uno o lo otro de Elif Batuman, ed. Literatura Random House

De nuevo Batuman presenta lo que los anglosajones llaman una Novela de Campus, una historia universitaria en al que la parte académica se une al crecimiento experimentado por los personajes en una serie de peripecias entre lo culto y lo ridículo que aquí se usan para hablarnos de esa separación por el paso de las experiencias tanto de lo que fuimos como de la gente a cuyo lado estuvimos.

– La autopista Lincoln de Amor Towles, ed. Salamandra

Aquí tenemos de nuevo a Amor Towles, esta vez con una historia de carretera en Estados Unidos, un viaje iniciático en los años cincuenta para cuatro jóvenes, una hsitoria alejada de sus dos anteriores novelas que, sin embargo, sigue con el estilo propio de un autor tan recomendable.

– Oh, Caledonia de Elspeth Barker, ed. Catedral

A principios de los ’90 se presentó esta novela, que podría haber sido escrita mucho antes aunque probablemente hubiera perdido parte del ingenio que mostraba. Porque lo que podría considerarse una historia campestre en la Escocia durante la guerra va expandiéndose a ampliar y criticar el modelo de novela campestre, en el que la imaginación y las lecturas van desplazando a la familia, porque lo que podría ser una historia gótica de paso a la edad adulta mantiene una tensión irónica con su propia historia que parece complacerse en descubrir hasta dónde puede tensar la cuerda.

– Vida de un militante de Takiji Kobayashi, ed. Satori

Ya habíamos tenido un primer contacto con la obra de Kobayashi en Kanikosen o en El Camarada, dos obras que justifican más que de sobra la lectura de este recopilatorio de relatos que nos trae ahora Satori, con más relatos de transfondo proletario que nos permiten ver una imagen nueva de Japón, en lo que es difernte pero también en lo que es internacional.

– El Pasajero / Stella Maris de Cormac McCarthy, ed. Literatura Random House

Pues aquí estamos con los dos nuevos libros de McCarthy. Ha pasado bastante desde el anterior y la decisión de publicarlos juntos en un único volumen no deja de llamar la atención. Lo más sencillo parecería haberlo sacado primero por separado, luego en estuche, después en un tomo único. De esta otra manera quizá haya quejas por ir en dirección contraria. Pero, en fin, nunca hay gente contenta en esto de los libros. Aunque, por supuesto, espero que mucha gente esté contento de reencontrarse con McCarthy, con una historia de familia en la que dos personajes centrales -cada uno en su relato- componen una mirada al crimen, el amor, la locura, la filosofía y la religión.

– Cae la noche tropical de Manuel Puig, ed. Seix Barral

Llega a su final la reedición de los libros de Puig y lo hace con su última novela (claro) que es, además, un maravilloso alegato a favor del chisme. Dos hermanas de cierta edad hablando un poco de todo y de nada pero, sobre todo, de su vecina. Todo eso parecen pinceladas sueltas pero van poco a poco montando un cuadro de la situación, de la propia, de la ajena y del país. Muy recomendable.

– Los hijos de Shifty de Chris Offutt, ed. Sajalín
– Dos veces en el mismo río de Chris Offutt, ed. MalasTierras

Es bueno ver cómo Offutt se ha hecho con un hueco en nuestras estanterías publicando con regularidad en distintas editoriales. Por un lado la segunda novela negra protagonizada por Mick Hardin tras el éxito de Los cerros de la muerte. Por el otro, una obra de corte autobiográfico en el que el autor con una vida ya más estable recorre los Estados Unidos y su propia memoria en la que habla de la primera vez que hizo un vía.

– En busca del tiempo perdido, vol. 1 de Marcel Proust, ed. Alba 

Nueva edición con traducción también nueva por parte de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego. De momento el primer volumen con las dos primeras obras, de siete. Pero está previsto que vayan publicando el resto.

– Mi hermano de Jamaica Kincaid, ed. Lumen
– Autobiografía de mi madre de Jamaica Kincaid, ed. Lumen
– Ahora y entonces de Jamaica Kincaid, ed. Lumen

Aprovechando que el nombre suena en las quinielas del Nobel parece que Lumen se anima a recuperar los títulos de Jamaica Kincaid que hasta ahora estaban en castellano en Txalaparta. Y eso es bueno porque, por un lado, es de esperar que usen el dinero de ser un gran grupo en que los libros lleguen a más gente y, con algo de suerte, servirá para que los otros títulos que las editoriales pequeñas tienen sean incluidos en las ‘cazas’ de libros. Además, con un poco de suerte esto lleva a que se vayan trayendo más autoras antillanas (como es el caso), africanas y de demás localizaciones fuera del ámbito angloeuropeo. Y con el enorme talento de ellas, como es este caso, así que veamos la parte buena de estos movimientos empresariales. No pudo ser el Nobel (este año al menos) pero Lumen sigue con su publicación, en esta ocasión con los años crepusculares de una mujer, su matrimonio decayendo, sus hijos alejándose y los recuerdos de su llegada a Estados Unidos como emigrante. La historia, en resumen, de una mujer compleja.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Juvenil

¡Vamos con las recomendaciones!

– Tú serás mi muerte de Karen M. McManus, ed. Alfaguara

Con todo lo que ya lleva publicado McManus parece mentira que sea capaz de seguir mejorando y, sobre todo, de ir refinando lo que hace. Porque estamos ante la primera vez en la que podemos hablar de una genuina novela de suspense en el que el componente juvenil está y existe pero no resulta tan central y, sin embargo, es principal para entenderlo todo. Así que podríamos hablar con facilidad de su mejor thriller juvenil. Un género en alza gracias, precisamente, a libros como este.

– Una herencia en juego de Jennifer Lynn Barnes, ed. Molino
Dentro de la corriente del thriller juvenil parece que cabe también cosas que no son exactamente thrillers, personalmente diría que el misterio existe pero que está más cercano a los de las obras de aventuras que a las obras de género tradicional. Pero quizá sea que no me he leído aún toda la novela. Una joven en una situación realmente precaria pero con mucha inteligencia se encuentra un día llamada a la lectura de testamento de un muchimillonario, ella no sabe por qué está ahí, la familia del fallecido parece mostrarse hostil ante la joven, y la lectura del testamento no hace más que añadir más confusión al asunto. A partir de ahí empieza una historia con muchos millones de recompensa en el fondo pero, sobre todo, de dudas sobre las intenciones de unos y otros. En la que los misterios parecen estar más para reproducirse entre ellos que para aclarar algo. Aunque, claro, eso es lo que hace de esta historia una de esas lecturas compulsivas en las que quieres saber para dónde tienen intención de tirar la historia. No porque no supongas lo que va a pasar, sino por saber cómo van a hacer los giros.

– La (des)Enseñanza de Cameron Post de emily m. danforth, ed. Umbriel

Bueno, bueno, bueno… se ha hecho de rogar. Pero aquí tenemos por fin a uno de los más recientes clásicos juveniles. Una historia que va más allá del fondo sáfico para mostrarnos la incomunicación y hasta cierto punto incredibilidad de una joven. Una joven cuyos padres fallecen después de que dé su primer beso a otra chica, que es enviada con su estricta y muy religiosa tía y que, finalmente, es conducida a un programa de ‘conversión’ para quitarle esas tendencias. Por supuesto el resultado está más cerca de una versión menos humorísitica y festiva de la también clásica película But I’m a Cheerleader, pero quizá por ello haga que muchas adolescentes se vean más representadas con ese uso de la voz de Dios para enmascarar el asco y odio de una sociedad.

– Radio Silencio de Alice Oseman, ed. Fandom Books

Uno de los grandes libros juveniles de Oseman, una historia con un podcast en su centro pero, por encima de eso, con las dudas sobre el futuro y los estudios y las relaciones. Las relaciones entre hijos y padres, sin duda, pero también entre las personas, entre amigos, amantes o hermanos. Y sí, uno de los personajes principales es Aled de Heartstopper.

 Candela y el misterio de San Abrúnculo de Patricia Tablado Félix, ed. Foscanetworks

Pues sí, Patricia Tablado ha sacado un nuevo libro. Esta vez es una novela juvenil con un cambio de colegio que propicia no solo encontrar nuevos amigos, también resolver un viejo misterio. Y lo hace con su estilo propio que une humor, suspense y vaciladas. Un nuevo éxito de Patchgirl.

 La madriguera del zorro de Nora Sakavic, ed. Kakao Books

Los libros de la trilogía All for the game de Nora Sakavic tienen un extraño juego -mezcla de otros reales- en su centro, pero también a un joven que huye de unos delincuentes organizados, romance queer y luchar por lo que quieres aunque sea difícil. Es decir, lo que podemos esperar de un libro de deportes y romance en la actualidad.

– Una chica disfrazada de clarinete de Andreu Martín con ilustraciones de Ferrán Orta, ed. BiraBiro

Vuelve Andreu Martín al thriller juvenil y lo hace con una historia muy particular, con un chico anodino, una chica atractiva metida en un buen lío, y una extraña fiesta de disfraces en la que nada es lo que parece. Una obra que, además, cuenta con ilustraciones propias para realzar más aún la historia.

– Agencia Lockwood. La escalera de los grupos de Jonathan Stroud, ed. Hidra

Hidra recupera Agencia Lockwood a partir de su primera aventura, quizá porque la obra de Jonathan Stroud -un habitual de las aventuras juveniles con toques fantásticos como demuestran las sagas de Bartimeo o Scarlett & Browne– va a adaptarse a Netflix. En cualquier caso es una mezcla de aventura, fantasía y misterio que merece una nueva oportunidad en España.

– La perla del dragón de Yoon Ha Lee, ed. Duomo

En esta mezcla de fantasía y ciencia ficción de Yoon Ha Lee, parte de la iniciativa de Riordan para que aprovechen su propia mitología, usa la mitología coreana que incluye espíritus zorro o la perla del título, pero lo mezcla con Cadetes Espaciales y con una fuerte importancia de la familia.

– La casa de las grietas de Krysta Sutherland, ed. Gran Travesía

Tres hermanas. Una infancia desaparecida en la que al regresar hubo extraños cambios. Y diez años después otra desaparición y una búsqueda compartida en la que todo parece que puede atacarlas.

– La casa en el mar más azul de T.J. Klune, ed. Cross Books

Otro libro de Klune que llega a España, y este es claramente menos… Menos. O más. Según se vea. En cualquier caso, llega en buen momento porque la decisión permite conocerle por aquí. Por un libro sobre un señor que tiene una vida muy organizada que salta por los aires cuando alguien decide que tiene que ocuparse de un orfanato de niños con poderes. No será una aventura de acción y misterio ni de terror, sino de familia encontrada, conexiones y un tipo de sorpresas diferentes gracias a unos descubrimientos distintos.

– Radiante de Jordan Ifueko, ed. Alfaguara

Nos traen en Alfaguara la fantasía nigeriana de Jordan Ifueko, con juegos de poder, lealtades debidas y el deseo de ser querida. Porque hay muchas maneras de tener una familia.

 La gaceta del misterio de C. K. McDonnell, ed. Wonderbooks

Con la intención de retomar la mezcla de fantástico y humor llega esta Gaceta del Misterio, una obra que presenta una publicación en la que nadie parece estar en su mejor momento ni tener mucho de provecho que aportar. Esto será hasta que un cambio en el equipo y una mirada más cercana a las noticias ponga a todo el equipo a trabajar en algo más importante de lo que en primer lugar parecía.

– Las brujas de Su Majestad de Juno Dawson, ed. Molino

Un mundo en el que las brujas están al servicio de Su Majestad, en el que una profecía habla de un enemigo interior, y en el que cuatro amigas muy diferentes y que se están separando tendrán que poner en juego todo su potencial para impedir la derrota.

– Los irregulares de Nanking Road de Silvia Aliaga, ed.NocturnaLiteratura juvenil metiéndose a la vez por el lado de la investigación, con Los Irregulares de Sherlock Holmes como punto de partida, pero también con un inesperado cambio de aires porque esta vez será en Corea donde se encuentren. Y es que siempre hay una manera más de darle una vuelta a un concepto interesante.

– Trece avisos de Paula Carballeira con ilustraciones de Davide Abbati, ed. Diego Pun

Un libro interesante e ilustrado, para todos los público, con mitos universales pero también con leyendas clásicas gallegas, que se van encadenando.

– La temperatura entre tú y yo de Brian Zepka, ed. La Esfera Azul

El sello para infantil/juvenil que se han inventado en El Mundo/ La Esfera de los Libros da sus primeros pasos y en su sección a partir de 12 años lo hace con esta historia de amores y poderes, unos poderes que pueden no parecer los más útiles o peligrosos al principio, como el propio romance queer que articula la otra parte del libro.

– Rayo, la de los mil nombres de H. M. Zubieta, ed. SM

La nueva obra de H.M. Zubieta viaja al pasado pero nos puede contar algo del presente, porque esta obra prehistórica de una persona que siente que no encaja en su pueblo y emprende un camino de descubrimiento es una lógica finalista del Gran Angular.

– El pensionado de Santa Casilda de Elena Fortún y Matilde Ras, ed. Renacimiento

Una obra curiosa pero también, lamentablemente, inacabada. Escrita en el exilio y con una mezcla curiosa de localizaciones pero, ante todo, con un grupo de mujeres jóvenes, pasando de la adolescencia a la vida adulta, en su interior que llenan de una cierta alegría y también de perplejidad ante la vida, esta obra.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Infantil

¡Vamos con las recomendaciones!

– El fantasma de las bragas rotas de José Carlos Andrés y Gómez, ed. nubeOcho

Pues CLARO que han hecho un álbum ilustrado a partir del personaje clásico, cómo no. Con unas ilustraciones bien resultonas y una historia que intenta seguir el espíritu de la original.

– La llegada del cometa de Tove Jansson, ed. Salamandra
Pues tenemos de nuevo entre nosotros a los Mumin gracias en parte a la puesta en valor de la gran Tove Jansson. Por un lado las novelas y por el otro las tiras cómicas. Esperemos que en esta ocasión logren pasar del segundo volumen de las tiras. Pero lo importante es que estén ahí disponibles.

– ¿Hay alguien ahí? de Ellen Duthie y Studio Patten, ed. Wonder Ponder

Como siempre con Wonder Ponder las preguntas se hacen y son los lectores los que pueden dar respuestas, opiniones, puntos de vista; todo para permitir la discusión, expandir una explicación y reflexionar por separado o en grupo en aquellos temas de los que se hablan. En este caso teniendo que explicar cosas de nuestro planeta a unos hipotéticos extraterrestre, de manera que tener que explicar a gente que no nos conoce nos permite revisara con una mirada nueva cosas que podemos haber asumido como normal sin mayor proceso crítico. De ahí que valga para pequeños a partir de 6 años acompañados, para jóvenes de 10 en adelante solos y también para adolescentes y adultos que quieran pararse a pensar en cómo podrían vernos los extraterrestres. Como siempre, un acierto.

– El pequeño robot de madera y la princesa tronco de Tom Gauld, ed. Salamandra Graph

Encantador como siempre con su autor, un pequeño gran cómic infantil en el que la misma idea central, con hermanos, madera, canciones y mucha-mucha-mucha magia.

Uno, dos tres, Navidad es de Nadia Budde, ed. Kalandraka

Concluimos la semana con la aparición de un nuevo libro de Nadia Budde. Como siempre, contar objetos, rimas humorísticas y una cierta mala leche, pero esta vez en un entorno navideño.

– El libro de la caca de VV.AA., ed. Timun Mas

¿A quién no le va a gustar un libro sobre cacas? Para todos los pequeños aficionados a la escatología y, además, con piezas manipulables. Listos para verlo en acción.

– Mamás de Mar Benegas y Gareth Lucas, ed. Combel

En esta colección de Mamás tenemos libros de cartón que se pueden leer con ritmo e incluso cantarlo para hablar de esas madres, de momento Mamá OsaMamá RanaMamá Pata… y sus peques. ¡Pero seguro que irán siendo más!

– Minino y el chapuzón de Maritxell Martí y Xavier Salomó, ed. Combel

La nueva entrega de de Minino de Meritxell Martí y Xavier Salomó en Combel, que esta vez en lugar de un libro móvil es un libro para el baño con ilustraciones que varían al sumergirse en agua caliente. Una manera distinta y original de incluir un giro en una colección como esta.

– La calle del miedo de Gilles Baum y Amandine Piu, ed. Timun Mas

Un paseo por el barrio que nos acerca a Halloween, porque en este libro acordeón lleno de solapas nadie sabe qué se puede encontrar detrás de cada puerta y esquina.

– Hay un fantasma en esta casa de Oliver Jeffers, ed. Andana

Con un más que curioso sistema de páginas superpuestas nos ofrece Oliver Jeffers esta historia de una niña curiosa enfrentándose a sus temores y buscando fantasmas que no encuentra, ¿pero quizá sí que están ahí? Un álbum magnífico.

– Todas las familias de mi pueblo de Ophélie CelierThomas Piet y Ariane Caldin, ed. Picarona

Las familias cambian, los pueblos… bueno… tienen la posibilidad de usarse como microcosmos como aquí, en el que se repasa las distintas familias que hay desde una visión actual en la que hay abuelos que bailan y papás que de pequeños eran niñas. Una obra sencilla y alegre capaz de explicar la diversidad sin cargarla de importancia o drama.

– Macaco se hace caca de Laura Vila y José Fragoso, ed. Lata de Sal

Pues sí, un muy divertido libro infantil con animales y cacas, con la urgencia de la llamada de la naturaleza y, por supuesto, los magníficos dibujos de Fragoso. Una posibilidad, por tanto, de aumentar nuestros álbumes de humor escatológico.

– Los cazafantasmas de VV.AA., ed. Picarona

Un nuevo ejemplo de esos álbumes ilustrados para los pequeños que surgen para llenar un punto intermedio en el que los héroes del pasado -llamémoslos así- tienen aventuras para los jóvenes de ahora. Porque no estamos ante una adaptación como hemos visto en otras ocasiones, sino ante una historia nueva que saca ideas de la obra clásica para ofrecernos algo nuevo.

– Los detectives de elefantes de Ged Adamson, ed. Edelvives

Una historia divertida y dibujada con mucha expresividad. Un niño intenta recuperar su globo rojo y acaba perdiendo a su elefante, a partir de ahí y con la ayuda de otra niña comienza una búsqueda improductiva. Quizá sus lectores tengan más éxito localizando al elefante.

– El oso y su enorme trasero de Steve Smallman y Emma Yarlett, ed. El Pirata

Un libro con humor sobre las diferencias, sobre como la torpeza o el tamaño no tiene por qué seer algo malo, o no necesariamente, pero sí que requieren tener cuidado. Una forma de enseñar a los más pequeños mientras se cuenta una historia divertida.

– ¡Aquí no hay conejos! de Tammi Sauer y Ross Burach, ed. Lata de Sal

Una historia sencilla aunque divertida puntuada por un dibujo estupendo y muy divertido. Qué más pedir.

– Leyendas de los Incas, Mayas y Aztecas contadas para niños de Diego Remussi con ilustraciones de Facundo Belgradi, ed. Lea

El especialista -y autor de otros tantos libros de temática mitológica y divulgativa- Diego Remussi ofrece en este libro, importado de Argentina, una selección de historias, aquí con ilustraciones de Facundo Belgradi, para acercar a los peques historias de tres de las grandes civilizaciones americanas. Un álbum ilustrado que puede servirles para conocer una mitología diferente. Con mucho nuevo que descubrir.

– Un huevo en bicicleta de Marta Comín, ed. A Buen Paso

Con unas ilustraciones sencillas pero alegres, este juego de mezclar conceptos permite divertir a los más pequeños con ideas que van combinándose hasta crear ideas chocantes y graciosas. Porque a veces es la pura sugerencia de ideas la que nos hace gracia y queremos ver plasmada con tanto arte como aquí.

– El gran protestón de Marie-Sabine Roger y Marjolaine Leray, ed. B de Blok

Lo bueno de los álbumes temáticos, como este sobre la impaciencia, es que si están bien hechos -con un dibujo expresivo, con un uso del color inteligente, con una historia que se va desarrollando- ayudan a contar eso que quieren pero, además, crean una obra que se puede leer independientemente de que queramos ‘trabajar’ el tema. Y eso es lo que tenemos aquí.

– La mala pipa de Jory John Pete Oswald, ed. Serres

Para los que aún recordamos Un huevo muy bueno, la obra anterior de John y Oswald, era imposible no caer de inmediato en este nuevo álbum que le da la vuelta al anterior. Aquí su personaje protagonista es malo, rudo, desagradable. Pero, ¿qué pasaría si quisiera cambiar? De nuevo, mucho humor, historias cívicas y un dibujo espectacular.

– El consentimiento (¡para niños y niñas!) de Rachel Brian, ed. Océano

Nunca sobran demasiadas obras para los más pequeños explicando cosas como el Consentimiento en todas sus facetas.

– Marcus Pocus de Pedro Mañas y David Sierra, ed. Destino Infantil y Juvenil

Es bueno ver que sale un spin-off de una serie infantil española. Esperemos que se vaya a hacer para aprovechar el éxito del libro de Mañas y Sierra y no para ofrecer una alternativa que quieran leer los niños y que no se les caiga el pito. En cualquier caso, es una buena cosa tener más opciones siempre.

– Doña Problemas de El Hematocrítico con ilustraciones de Paco Roca, ed. Anaya

He aquí un libro no tanto sobre los problemas como sobre la gestión que incluso con poca edad se puede hacer de ellos, porque este libro con ilustraciones nos lleva a una niña especializada menos en crear problemas que en encontrar soluciones, muchas veces desde la imaginación pero también desde la cooperación. No se busca aquí culpabilidades sino reconocer la importancia de querer que las cosas vayan mejor para todos.

– El valle de los Unicornios (1, Anna Kadabra. Aventuras Legendarias) de Pedro Mañas y David Sierra Listón, ed. Destino

El éxito de Anna Kadabra nos trae ahora El valle de los unicornios, el primero de supondremos que muchos especiales, con mayor extensión y tapa dura bajo el título de Aventuras Legendarias.

– Viaje al centro de la magia (Los Rescatadores Mágicos especial) de Sabrina Catdoor y David Sierra, ed. La Galera

El éxito de la colección de Los Rescatadores Mágicos ha facilitado que se haga este volumen especial, de mayor tamaño, con más aventuras a todo color.

– Néctar y Ambrosia de Sabina Colloredo y Omar Penagos, ed. SM

La época clásica está más que presente, con tanto interés en la mitología. Es normal que se acabara creando una serie como esta, en al que dos niños buscan respuestas sobre su pasado atravesando algunas de las historias más conocidas (Hades y Perséfone, El vellocino de oro, La guerra de Troya) para acercarlas en versiones infantiles a sus jóvenes lectores.

– Valle Kazaam de María Rubio y Eva Tormo, ed. Destino

Un título que se centra ante todo en el humor disparatado, con un gran trabajo tanto de su autora como de la ilustradora que refuerza con sus dibujos esa libertad tanto como la diversión. Que sigamos recibiendo títulos infantiles tan interesantes como estos.

– El misterio es tuyo. La máquina tejemonstruos de Gareth P. Jones y Louise Forshaw, ed. Molino

Y una nueva colección que junta detectives y monstruos y ofrece una posibilidad de interacción. Uno nunca puede alegrarse lo suficiente de que se vayan poniendo de moda este orden de cosas.

– Onyeka y la academia del sol de Tọlá Okogwu, ed. Montena 

También en libros infantiles el grupo PRH ha decidido dar una oportunidad a la literatura africana, la autora nigeriano-británica Tọlá Okogwu nos habla de superpoderes, academias secretas, amistades y peligros… ¡y el cuidado del cabello!

– Cinco martas listas de Justyna Bednarek con ilustraciones de Daniel de Latour, ed. Duomo

Una divertida novela juvenil con organizaciones, algo de misterio y muchísimo humor. Ya desde la guía de personajes se ve venir el monumental follón que van a buscar, y montar, y de todo. Y efectivamente eso, acompañado de igualmente divertidas ilustraciones, es lo que acabamos recibiendo. Que no es poco.

– La liebre mecánica de Ledicia Costas con ilustraciones de María Reimóndez Meilán, ed. Anaya

El más reciente Premio Lazarillo trata de un problema cotidiano y real. Dos amigos que se separan por las casas de apuestas. Por supuesto cuando se empieza a apostar los problemas no tardan en surgir. Y es mejor que te pillen con amigos para intentar afrontarlos juntos.

– Bienvenidos a Grimwood de Nadia Shireen, ed. Blackie Books

Con un gran sentido del humor se nos presenta esta historia de dos hermanos zorrillos que buscando tranquilidad encuentran un lugar en el que parece que siempre está pasando algo. Algo disparatado.

 ¡No soy un monstruo! de Shinsuke Yoshitake, ed. Zorro Rojo
– Piensa de Shinsuke Yoshitake, ed. Pastel de Luna
– Y mira ahora de Shinsuke Yoshitake, ed. Dimoni Pelut
– ¿Cómo será el más allá? de Shinsuke Yoshitake, ed. Libros del Zorro Rojo
– Mis razones de Shinsuke Yoshitake, ed. Pastel de Luna

Cinco álbumes de Shinsuke Yoshitake hemos tenido este año. Todos ellos variados e imaginativos: Una pequeña sale enfadada del cole en dirección a casa, en su camino va pensando sobre las cosas que nos hacen sentir mal; otra historia sobre darle vueltas a las cosas, a los hechos y sus significados y posibilidades; una de las curiosas situaciones que llevan al enfrentar dos momentos, dos hechos, dos sucesos que con un nexo acaban girando y contraponiéndose, siempre con una reflexión -y algo de humor- debajo; un nieto encuentra un cuaderno de pensamientos de su abuelo sobre la muerte. A partir de ahí, con la inteligencia, reflexión y humor habitual, va dándole vueltas a la idea de El más allá, a todo lo que significa y a cómo lo puede tener que llevar; y finalmente malos hábitos y de los motivos dados para mantenerlos. Todos ellos cantos a la imaginación y la reflexión con mucho humor de fondo. Un lujo.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Ilustrado

¡Vamos con las recomendaciones!

La mala del cuento de Laurielle, ed. Té con Cerveza
Muy muy bonito esta recopilación de historias de -como su propio nombre indica- malas del cuento. Resumen de la historia, una ilustración, algunos datos extra, la resolución del ‘juicio’ y páginas de cómic en las que las vemos interactuar. Una obra encantadora ideal para regalar.

– Galatea de Madeline Miller con ilustraciones de Ambra Garlaschelli, ed. AdN

Un relato ilustrado, eso es lo que tenemos aquí. De la autora de Circe La canción de Aquiles y, como aquella, con un trasfondo de los mitos clásicos -porque tenemos Galatea y Pigmalión– pero también una obra actual sobre una mujer apartada, encerrada, llevada al extremo para buscar una manera de recuperar a su hija. Puede que el formato sea algo diferente, pero la historia merece la pena.

– Quienes se marchan de Omelas de Ursula K. Le Guin con ilustraciones de Eva Vázquez, ed. Nórdica

Pues sí, un relato ilustrado de Le Guin. La misma semana que sale en Minotauro Poderes, el tercer volumen de sus Anales de la Costa Occidental, en Nórdica nos presentan este relato que es estupendamente realzado por las magníficas ilustraciones de Eva Vázquez. Todo un lujo.

 Street Cop de Robert Coover con ilustraciones de Art Spiegelman, ed. Reservoir Books

Es curioso cómo funciona lo de la fama. He aquí un libro que creo que interesará a mucha gente porque conocen a Spiegelman, pero que a mí me parece interesante por ser de Coover, y que sin duda mucha gente querrá por la suma de ambos. El resultado de la colaboración final usa las tiras de prensa y el cómic más conocido (por los estaduonidenses) para hacer una suerte de ejercicio contracultural de corte muy setentero en el que los excesos de sexo, drogas y violencia son casi una cotidianidad a la que se enfrentan caras bien conocidas. Quizá sea más una rareza para ambos autores, pero es la novedad suya que tenemos.

– Estampas del Genji Monogatari de David Almazán Tomás y Gekkō Ogata, ed. Satori

Más que a la versión ilustrada del famsoo texto aquí nos encontramos con las ilustraciones que cuentan su historia, un recorrido por las ilustraciones que Ogata realizó a finales del S XIX para recordar, recuperar y adaptar un libro de manera que la tradición y la modernidad se dieran la mano, mostrando los pasajes más importantes de la misma. Ahora aparecen recogidos en este libro ilustrado que nos habla, desde la perspectiva de su autor, doctor en historia del arte, del significado y la narración que encierran tanto para la obra literatira como para el contexto en que se realizaron.

– Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell con ilustraciones de Fernando Vicente, ed. Reino de Cordelia

Uno de los ejemplos más claros de novelón al estilo clásico que se me puede ocurrir llega ahora en un formato absolutamente de regalo con ilustraciones de Fernando Vicente. No sé si esta será la edición definitiva, que es muy posible que sí, pero desde luego es -con la excepción de la necesidad de un atril- la mejor que se me ocurre en estos momentos.

– Mis primeros poemas de VV.AA. con ilustraciones de Natascha Rosenberg, ed. Alba

En Alba han creado una antología de poesía española con ilustraciones de Natascha Rosenberg, una selección de poemas diversos, fundamentalmente de poesía desde el Siglo XX, para que se de esa primera conexión.

– Memoria y Haiku de VV.AA. con ilustraciones de Pep Carrió, ed. Nórdica

Una selección de haikus acompañada de ilustraciones, o quizá al revés, perfecta para regalar tanto como para acercarse a este tipo de composiciones.

– Las brujas de Cecile Roumiguiôre y Benjamine Lacombe, ed. Edelvives
– Las hadas de Sébastien Perez y Bluebirdy, ed. Edelvives

La nueva colección ilustrada francesa de Seres Mágicos comienza con un álbum ilustrado por Lacombe y sigue con otro de Bluebirdy. En ambos casos los textos buscan ofrecer variadas informaciones y temas sobre el personaje principal, pero lo que reina son las ilustraciones, buscadas para ser el centro de atención como es lógico. Porque esto es, ante todo, un gran regalo.

El arte de Fernando Vicente, ed. Norma
Pues parece que costar ha costado, pero aquí está el libro de arte con los trabajos de ilustración de Fernando Vicente. Todo un clásico con una extensa carrera que se ve repasada y reunida en este volumen.

– Blancanieves (y otros cuentos) de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve en Edición Minalima, ed. Folioscopio

¡Pues ya tenemos aquí el cuarto título de la colección Minalima de Folioscopio! Un repaso por La Bella y la Bestia -y alguna cosa más- con los habituales recursos más allá de la ilustración propios de la colección.

El alma moderna y otros cuentos de Katherine Mansfield con ilustraciones de Sara Morante, ed. Libros del Zorro Rojo

Historias de lo subterráneo, de lo que late a punto de explotar, demostrando una tridimensionalidad de los personajes que acaba siendo reactiva. Relatos, por tanto, de Mansfield que se benefician de las ilustraciones inquietantes de Sara Morante.

– Cuentos de Navidad misteriosos de VV.AA,con ilustraciones de Stephanie von Reiswitz, ed. Alma

No soy yo muy fan de esta editorial, pero la idea de recopilar cuentos que se mueven sobre todo en el suspense -aunque no solo- durante las navidades y con un buen puñado de autores conocidos, hacen más sencillo olvidar el resto.

– Relatos y poemas de Edgar Allan Poe, edición anotada por Kevin J. Hayes, ed. Akal
El libro nuevo de sus colección de gran tamaño con comentarios e imágenes, es decir la Edición Anotada en Gran Tamaño, toca este año a una selección de los Relatos y Poemas de Edgar Allan Poe. Con 24 de los primeros, 6 de los segundos y una serie de apéndices y extras para añadir contexto y referencias. Y en caso de duda en el enlace podéis consultar el índice completo y ver páginas interiores.

– Otras crónicas marcianas de Ray Bradbury en edición de Marcial Souto con ilustraciones de David de las Heras, ed. Libros del Zorro Rojo

Los relatos que se quedaron fuera de las Crónicas Marcianas por decisión de Bradbury son recuperadas aquí por Marcial Souto para que podamos contemplarlas y opinar. Hay obras aparecidas en alguna recopilación y también inéditos en español. Y, de postre, Libros del Zorro Rojo nos lo pones más atractivo con ilustraciones de David de las Heras.

 

– Bajo la luna de Yoshi Yoshitani, ed. Picarona

Terminamos con un libro ilustrado, un libro en el que Yoshitani hace un repaso por relatos y leyendas no solo de Japón sino de todo el mundo, contando historias del lado que ellos llaman ‘deidades‘. No es tanto que sean seres sobrenaturales o dioses como seres con esa especial categoría y una historia para compartir.

– Popol Vuh de AA.AA. con ilustraciones de Francisco França, ed. Errata Naturae

Una edición cuidada del libro de los mayas, con traducción directa del k’iche’ o quiché por especialistas. Con contextos, con ilustraciones -claro-, y en general con la decisión de acercar al público el texto original y, a la vez, crear una obra ilustrada que valga la pena mirar.

– Flor de leyendas de Alejandro Casona con ilustraciones de Francisco Rivero Gil y Elena Odriozola, ed. Modernas El Embudo

Recuperación de todo un clásico de la segunda república en el que Casona acercaba los cuentos populares -de distintas tradiciones- a los jóvenes. Y que aquí ha sido recuperado con toda la fidelidad posible al original.

¡Volvamos al Índice!