¡Libros que Llegan! Hall, “No solo morir”, Marsillach y más.

Incluso en una semana tan accidentada como esta hemos tenido la posibilidad de encontrar novedades interesantes. Supongo que por el choque entre la necesidad de sacar novedades antes de que empiece la ristra de listas de lo mejor del año, ventas navideñas y todo aquello. Unas últimas salvas que, sin embargo, han logrado sacar un par de buenos títulos aún. Así que no os entretengo más, vamos ya con lo de…

¡Que entre la pila!

El largo camino de la renovación de Stuart Hall, ed. Lengua de TrapoQue Stuart Hall es un grande creo que es algo que se ha dejado suficientemente claro, uno de los impulsores principales de los Estudios Culturales, pese a lo cuál la publicación de sus obras en España ha sido, digamos amablemente, limitada. Este recopilatorio de artículos de los años ’70 y ’80 nos trae muchos más de esos textos, intentos de explicación de una realidad extraña usando esos puntos de vista tantas veces dados de lado como minoritarios o rupturistas por gente que, simplemente, no quería cambiar. Así que muchas gracias y a ver si tenemos suerte y podemos seguir viendo publicadas obras suyas. A ser posible con otras portadas. Comprar

No solo morir de Ted Lewis, ed. Sajalin

Cuando se habla de Ted Lewis y sus novelas se suele hacerlo para centrarse en Carter, sin embargo escribió más cosas y con más personajes y este es un buen ejemplo. Una novela negra, negrísima, una vez más, que parte de un magnate de la pornografía con la sospecha de que alguien quiere destronarlo para hablarnos de la violencia que va, la que vuelve, y las horas bajas que acaban sucediendo en mitad de toda esta explotación y paranoia que rodea al hampón. De nuevo una obra sórdida, dura y, por supuesto, recomendable. Comprar

Teatro completo de Adolfo Marsillach, ed. Punto de Vista

Con todas las consideraciones negativas que se puedan levantar sobre Marsillach y su obra lo cierto es que su importancia en los escenarios -teatrales, que para eso va de lo que va esto, aunque aprovecharé para recordar, ahora que no tengo tiempo de nada, que fue una de las figuras fundamentales del inicio de la televisión en España- es innegable. De ahí que no pueda sino alegrarme de que alguien se haya preocupado de reunir una edición recopilada de todas estas obras que nos permitirá contemplar los temas comunes, las preocupaciones vertebrales y, por supuesto, su evolución como escritor. Aunque lo más importante puede acabar siendo que nos permita recordar su peso e importancia. Comprar

La noche del océano de Robert H. Barlow, ed. Distinta Tinta

El albacea de Lovecraft siempre ha sido una figura controvertida dentro de sus círculos. Antropólogo y arqueólogo, centrado especialmente en el pasado de México, su estrecha relación con el de Providence, sus asuntos legales y su propia muerte, por no hablar del carácter abiertamente humorístico de algunos de sus textos dentro de los mitos, le convirtieron en un extraño dentro de la obra. Un tipo sospechoso a ojos de muchos pese a la ingente correspondencia -o precisamente por ella- entre los dos. Aquí nos llega la posibilidad de reencontrarnos con él, con sus textos (algunos co-escritos) y de comprobar hasta qué punto hubo una influencia entre ellos. Comprar

Obra inédita de Enrique Jardiel Poncela, ed. Samarcanda

Podría parecer que no quedaban inéditos ya de Jardiel Poncela tras las últimas tandas de publicaciones, pero aquí estamos, dispuestos de nuevo a echar un ojo a todo lo que decidió dejar fuera de sus obras completas. A la búsqueda de lo que el Jardiel Poncela -generalmente el de después- podría ofrece en ellas. Puede que no sea lo mejor, pero es algo que aún no hemos visto.  Comprar

Lectura fácil de Cristina Morales, ed. Anagrama

Ah, sí, ya ha salido el Premio Herralde de Novela. Y el Finalista. Comprar

Gloria Wandrous (BUtterfield 8) de John O’Hara, ed. Contra

Contra sigue publicando poco a poco a John O’Hara. Puede que esta novela sea más conocida por la película -o puede que no, quién sabe- pero lo que está claro es que propone otra de esas historias de personajes que se enfrentan a la desolación cercana. Comprar

Cash de Robert Hilburn, ed. Es Pop

Enorme en todos los sentidos, esta tan extensa biografía de Johnny Cash que Robert Hilbrun firma aquí acaba convertida en una de esas obras definitivas en este momento que sirve tanto para el interesado en su figura como para los regalos que todos estáis imaginando. Comprar

–  Conchita Montes de Santiago Aguilar y Felipe Cabrerizo, ed. Bala Perdida 

La figura de Conchita Montes es importante en la cosa de la cultura y el humor de inicios del veinte. Y, por supuesto, estaba poco estudiada. Por suerte Aguilar y Cabrerizo vienen aquí para hablarnos de su labor como actriz, sus amistades y colaboraciones con la gente de La Codorniz y su participación en ella con sus Dameros Malditos, su paso a la gestión teatral y, en fin, todo lo que la convierten en una figura que merece conocerse y, sobre todo, reivindicar. Comprar

Las confesiones de Aleister Crowley, ed. Valdemar

Impresionante tocho de Crowley con lo que es, resumiendo mucho, su autobiografía. Por supuesto una autobiografía de alguien como él tiene que estar llena de reflexiones, digresiones y lo que podríamos llamar filosofía no convencional. Todo eso y mucho más, que sus más de mil páginas dan para contar muchísimas cosas. Comprar

 

Frankenstein de Dick Briefer, ed. Diábolo

Dentro de las recuperaciones de cómics de terror vetustos llega ahora otra magnífica recopilación de un tebeo que parecía más referenciado que leído. El Frankenstein de Briefer, una obra que camina del horror al humor o viceversa cada vez que siente la necesidad, no solo es magnífica por la forma de dibujar de Briefer, tan fuera de los actuales criterios de realismo que se acabaría imponiendo al cómic, también por la forma de ir narrando una historia, retorciéndola a su gusto para estirarla y, en fin, proporcionándonos una de esas magníficas obras injustamente olvidadas hasta ahora. Comprar

Todo es gato de Seo Kim, ed. Lata de Sal

Más allá del tipo de obra para regalar a los que gusten los gatos, también es un acercamiento divertido a la vida actual de mucha gente, con sus mascotas y sus problemas. Y, por supuesto, la oportunidad de conocerla. Comprar

Enigmas de la historia de Víctor Escandell, ed. Zahorí de Ideas

Siguiendo el anterior libro de la serie Enigmas volvemos a tener otro de esos compendios de acertijos que, esta vez, lo hace con un repaso por la historia como añadido. Una obra siempre divertida y estupendamente ilustrada en lo que, esperemos, acabe siendo una larga serie. Comprar

El maravilloso mundo de Chimp y Bunny de Anne-Claire Petit, ed Lata de Sal

Mravillosamente hechos, animales -y muchas más cosas- de ganchillo que, además, se presentan con la idea de mostrar un vocabulario en dos idiomas justificando así el despliegue de escenas. Y es que no solo para los pequeños está pensado este álbum. Comprar

El señor Bruuum de Etienne Gerin, ed. Thule

Una obra prácticamente muda, muy dinámica porque va precisamente de eso, del movimiento y la necesidad de ganar, y de cómo darnos cuenta de que no es eso todo lo que hay. Al final un álbum precioso más allá de su mensaje. Comprar

Real o Imaginario de Hittouch, ed. Pastel de Luna

No sólo es uno de los álbumes más bonitos que he visto los últimos meses, también es un ejemplo de buen hacer. Porque lo que tenemos aquí es una obra de divulgación. Multitud de extraños animales reales entre los que hay un infiltrado falso. Eso y, además, datos sobre todos ellos, organizaciones según tipo y un principio y final contextualizando y animando a los pequeños -aunque, sinceramente, es otro de esos álbumes que se pueden regalar a cualquier aficionado a la naturaleza- a adentrarse en el mundo de la zoología. Ciertamente una obra memorable. Comprar

Pues hasta aquí hemos llegado. La semana que viene será posiblemente la última con novedades hasta que pase Reyes. Así que tendremos un poco de coche escoba con, sin embargo, algunas novedades tan interesantes como La plaga de los cómics de Es Pop, Enciclopedia de las Artes Oscuras de La Felguera, alguna sorpresa de Anthony Burguess y Victoria Kent y, bueno… lo que puedan sacar antes de que suene la bocina. Pero eso, como siempre pasa, será la semana que viene. Mientras tanto, aprovechad para leer todo lo que ha traído esta y, como digo siempre… ¡Nos leemos!


¡Pilotos Deathmatch! Dogs of Berlin, The Hook Up Plan y Nightflyers

Siguen saliendo novedades internacionales en estos streamings de la actualidad. Comenzando por la alemana Dogs of Berlin (O) (Al), una -a falta de otra cosa- competente historia policíaca a la que han cargado con todo lo que se les ha ocurrido. El asesinato del más importante futbolista alemán -ficticio, claro- ya debería ser tema más que suficiente pero, además, añaden que es de origen turco, líos con los nazis, con los hoolingans del equipo (que, en apariencia, son dos grupos no necesariamente superpuestos), la mafia de turno y, claro, la familia (de origen Turco, no sé yo si lo había mencionado) y frente a todo esto un par de policías, la extraña pareja de turno. En fin, no es Alerta Cobra pero se deja ver.

Mucho más discutible es la propuesta francesa, The Hook Up Plan (O) (Fr). Un grupo de pizpiretas amigas, una que está convencida de ser un desastre romántico, otra que decide que lo más lógico es contratarle un gigoló a sus espaldas. Y ese es, se supone, el punto de partida de las risas. El embrollo, el romance. En fin. Más allá de esta enésima versión de contratan a un trabajador sexual y se enamora del sujeto de sus atenciones está la sensación de haberse armado deprisa y corriendo, más como una serie de sketches que como una serie de… bueno… serie. Supongo que tiene que haber de todo cuando aspiras a crear más contenido del que se pueda procesar pero, en fin. Hay mejores formas de hacer comedias románticas. Estoy convencido.

Hablando de lo cual… SyFy no deja de hablar del dinero que les ha costado Nightflyers (USA), casi tanto como de deslizar el nombre de GRRMartin como creador del libro original (del relato del que salió el libro del que saldría la película de 1987 que… pero esa es otra historia). En ambos casos no sabemos si están intentando atraer a la gente o disculpándose por el producto final. Resulta sorprendente que una serie de YouTube Red como Origin logre una presentación mejor con muchos menos recursos. Pero quizá se debe a que está menos ocupada avanzando por raíles y estirando el chicle de la historia. El mayor error de aquella -los fastidiosos flashbacks– es de lo poco que logran manejar con algo de acierto aquí. Pero ni por esas. La sensación de improvisación envejecida, los cambios que parecen producto de alguna lucha interna -cuando descubres que el showrunner salió por patas meses antes del estreno no te sorprende nada- y, en general, todo lo que ha llevado a que lo que debería haber sido uno de los pilares de la cadena acabara siendo estrenada de tapadillo y liquidada con rapidez en un par de semanas, en un movimiento inexplicable… si no te has visto algún capítulo de la serie, claro. Una vez echas un ojo a dos o tres te explicas casi cualquier cosa. Excepto, claro, ¿cómo han podido estrenarla por estrenarla en lugar de intentar de arreglarla? Pero bueno, para todo está la opción de ver la película de 1987. Así podremos ver los diferentes sabores del fracaso adaptativo.


¡Libros que Llegan! Vernon, “Dueñas del show”, Hodgson Burnett y más

Al final se nos quedó una semana tranquila y, por delante, otra que debería de serlo. Ante el final del mes por un lado y el superpuente por el otro esta traca final veremos cómo de deslucida queda cuando llegue la semana del quince. De momento, al menos, lo que no tenemos de cantidad lo tenemos de calidad y, al final, eso es lo más importante. Pero no os voy a entretener más, pasemos ya a decir aquello de…

¡Que entre la pila!

La ladrona de tomates de Ursula Vernon, ed. Cerbero

¡POR FIN! La de tiempo que llevaba esperando que se publicara algo de Ursula Vernon más allá de sus trabajos infantiles. Y aquí lo tenemos, un cuento con aroma a Pratchett y toda una forma de trazar con pinceladas la complejidad del contexto para centrarse en la trama. Una obra estupenda, quizá algo más dulce -o al menos agridulce- de lo que la autora acostumbre. Pero muy muy recomendable. Comprar

Dueñas del show de Joy Press, ed. Alpha Decay

Otro estupendo libro que llega hasta nosotros para, confieso, mi sorpresa. Esta vez sobre televisión,  sobre productoras y showrunners. Y si bien no se puede decir que estén todas las que son -especialmente sangrante en casos clásicos que se tratan como poco menos que una anotación o muy de pasada- sí es cierto que son todas las que están. Y, por supuesto, de acuerdo o no con la selección el interés de la misma ayuda a dejar de lado la globalidad por el puro placer de leer sobre lo concreto. Comprar

Preciosa Polly Pemberton de Frances Hodgson Burnett, ed. dÉpoca

Siempre es interesante lo que dÉpoca tiene que proponer, en este caso una recuperación de Frances Hodgson Burnett más alejada de sus obras infantiles y cerca de las románticas, con un tratamiento más cercano a la comedia aunque la fuente principal sea, por supuesto, el melodrama. Comprar

 

El emperador goblin de Katherine Addison, ed. Alethe

Una de esas grandes historias de la fantasía, con una persona accediendo al trono cuando antes era despreciado, encontrándose en medio de mil intrigas y con todas las apuestas en su contra. Addison realiza un gran trabajo mezclando elementos de los tropos más habituales del género con una manera nueva de llevar adelante las cosas. Más centradas en las intrigas palaciegas que en batallas y reinos, pero -quizá por ello- más centrada en sus personajes. Comprar

Devil’s Day de Andrew Michael Hurley, ed. Berenice

Para los que leímos la anterior novela de terror de Hurley, The Loney (El retiro), no es una sorpresa lo bien que funciona esta. Un personaje que regresa a su pueblo, del que no tiene precisamente recuerdos felices, por la muerte de un familiar y los extraños hechos que allí van sucediendo. Otro buen añadido a la selección de novelas de terror de Berenice. Comprar

La ciudad de los fantasmas de Victoria Schwab, ed. Puck

Llega de Schwab una novela mixta, elementos de fantástico, otros de terror y varios de juvenil. Una chica que tras un accidente puede ver el otro plano, y a partir de ahí recibe peticiones y trata de ayudar y… bueno, os podéis hacer a la idea. Schwab es una buena autora y este título puede servir perfectamente a muchos lectores distintos para tomar contacto con ella. Que muchas veces es de lo que se trata. Comprar

Mi vida sexual y otros relatos eróticos de Shōtarō Ishinomori, ed. Satori

Salta Satori a publicar cómic y lo hace recuperando a uno de los discípulos privilegiados de Tezuka. Ishinomori se presenta con una selección de historias con un contenido erótico -que no pornográfico- importante y la tradicional imaginación en tramas y desarrollos que asociaríamos con el gran maestro. Una muy buena presentación para esta nueva colección. Comprar

Black & Tan de Miguel Calero y Neus Caamaño, ed. Avenauta

Los orígenes del Jazz explicado mediante un álbum ilustrado que rastrea la historia y los principales intérpretes acompándolos de ilustraciones que trasmitan no sólo una imagen sino, sobre todo, una emoción asociada. Un libro híbrido que quizá sirva como regalo para pequeños o para grandes pero que está claro que concede tanta importancia al fondo como al apartado gráfico. Comprar

Zampalabras de Javier Fonseca con ilustraciones de Juan Berrio, ed. Nórdica

Una obra de literatura infantil preciosamente ayudada de las ilustraciones de Juan Berrio, libros desaparecidos, tragaldabas y un acercamiento divertido a la literatura en un pequeño gran clásico sobre lo suculentas que pueden ser las palabras impresas. Comprar

Eres un Amor de Jess Hong, ed. BellaterraHay muchas formas de amor, y muchas variedades de gente, cuerpos y orientaciones, y todas merecen ser queridas y compartidas porque no son motivo para una aproximación hostil. Y de todo eso, de toda esa celebración del amor, va este libro. Comprar

Cuentos Macabros. Vol. 2 de Edgar Allan Poe con ilustraciones de Benjamin Lacombe, ed. EdelvivesTerminamos con algo ya conocido, un nuevo acercamiento de Lacombe al lado más tétrico del universo literario de Poe. Y un nuevo volumen perfecto para reglar (a propios, a extraños, o, por qué no, a uno mismo, que también lo merecemos) en el que las grandes ilustraciones de Lacombe refuerzan los relatos de Poe. Una gran forma de rematar esto. Comprar

Hasta aquí. Como veis pocas pero interesantes. Y la semana próxima, como decía, además de la aparición aún pendiente del nuevo Ted Lewis y el Johnny Cash de Es Pop, pocas sorpresas. Probablemente la mayor que esperamos es la Enciclopedia de las Artes Oscuras de La Felguera, también tendremos la publicación de uno de los libros fundamentales de Stuart Hill, los ensayos artísticos de Julian Barnes y alguna sorpresa más -espero- pero, como decía, será sobre todo una semana tranquila… en lo que a novedades se refiere, que para el resto los libreros estaremos a tope con el inicio de campaña navideño. Así que ya sabéis, aprovechad para leer las novedades de esta semana, ya habrá tiempo para esos otros títulos cuando volvamos a encontrarnos la próxima semana. Hasta entonces… ¡Nos leemos!


Seguimos teniendo novedades gracias, en parte, a la política expansionista de Netflix que nos trae novedades de fuera, como la polaca 1983 (O) (Pl), Una suerte de thriller en un universo alternativo (alternativo al nuestro, quiero decir) que junta buenas ideas con un desarrollo y, sobre todo, un aspecto que hace que creamos que las pocas innovaciones de partida van a ser rápidamente malbaratadas. Es difícil precisar hasta qué punto ocurrirá, pero me temo que no me sorprendería demasiado.


Peor todavía es la entrada Italiana, Baby (O) (It), que no tiene ni ese punto de partida original. Estamos ante una serie que tiene todos los tópicos que uno podría temer de una serie italiana, más aún de una como esta que toca temas problemáticos como el trabajo sexual. Que, lamentablemente, aborda desde un punto de vista que parece estar adaptando la sección de las cartas de los lectores de una revista pornográfica ochentera excepto, claro, por la decisión de, además, hacerla todo lo ‘family friendly’ que pudieran. Por ridículo que suene. Y esa falsa dicotomía acabaría siendo la que demuestre todo ese italianismo. En fin.

Mientras tanto, en Irlanda -en coproducción con la BBC, diré también- han presentado Death and Nightingales (O) (Ir), uno de esos dramones de época con nombres conocidos en los puestos principales (en este caso Jamie Dornan, Matthew Rhys y Ann Skelly. Ya, ya, he dicho conocidos. Pero también está Michael Smiley) que, supongo, tendrá su público pero no soy yo. Todo esto del enorme sufrimiento -amoroso pero no solo- hace que mucho basarse en una novela de Eugene McCabe y lo que queráis, pero yo paso. Qué le vamos a hacer. Seguro que a los fanses del género sí que les va. Supongo, vaya. Porque, de verdad, que jartá de pasarlo mal y que pechá de sufrí.

Terminamos con la que puede ser la más interesante de las propuestas de la semana -ya, bueno, imaginad el resto-, la británica Mrs Wilson (UK). Una viuda descubre que su marido escondía mucho más de lo que ella pensaba y, a partir de ahí, empieza una investigación más seria que va, por un lado, por su muerte y por el otro por aquello de no conocemos a los que tenemos más cerca. Una historia curiosa no sólo porque se cuenta también su historia como pareja, desde que le conociera en el MI6 cuando empieza a ejercer de secretaria y luego cuando se retira para escribir novelas de espionaje (ya, bueno, alguna pista de que ocultaba secretos puede que tuviera) hasta las revelaciones después de su muerte. Y luego está el componente meta porque la serie es una creación de su actriz principal, Ruth Wilson. Sí, es biográfica. No de ella, sino de su abuela (y, claro, abuelo) a la que interpreta en la ficción. Así que quizá sea todo un poco más complicado de lo que parece. Quién sabe. Como decía al principio, podría ser algo mejor pero al menos es capaz de mantener la atención de el espectador. Al menos de este espectador que aquí escribe.


¡Libros que Llegan! Savage, “La vuelta al mundo del rey Zibeline”, Yokomizo y más

Una semana de lo más entretenida esta, como preveíamos. No han parado de salir novedades ante el hecho incontestable de que la próxima es la última de mes y que la siguiente es prácticamente no-hábil (menos). Así que hasta el zambombazo del 15 tendremos por delante un par de semanas más o menos tranquilas. Sobre todo comparada con esta que trae una treintena de posibilidades… No os aburro más, pasemos ya a

¡Que entre la pila!

La vuelta al mundo del rey Zibeline de Jean-Christophe Rufin, ed. Armaenia

La historia de August Benyovszky, el polaco que sería Rey de Madagascar es una de esas biografías noveladas, historias con trasfondo histórico o como queramos considerarlas. Porque todos los hechos están basados en al realidad y porque, además, Rufin logra componer una historia como si estuviéramos ante un melodrama de aventuras que recorre medio mundo. Uno de esos títulos por descubrir. Comprar

Teenage de Jon Savage, ed. Desperta Ferro

Todo un clásico llega por fin a nuestras estanterías. Con algo más de una década de retraso pero llega. Una investigación monumental sobre la evolución de la idea de adolescente, desde 1875 hasta que en 1945 quedara plenamente aceptada y preparada para su manufactura y consumo. Poruqe son muchos los cambios que han visto sucederse, deses estéticos a capitalistas pasando por los militaristas. Y en este libro se intenta no solo consignarlos, también explicar cómo sucedió esa evolución. Comprar

Yatsuhaka-Mura. El pueblo de las ocho tumbas de Seishi Yokomizo, ed. Quaterni

Otro gran libro policíaco de Yokomizo, quizá el autor con una línea más consistente de los que salen en esta colección. En este caso podríamos decir que más que a Christie -pese al evidente influjo del Murder Mystery británico- estamos en una historia con reminiscencias a El sabueso de los Baskerville, no en la forma sino en el fondo. El joven heredero regresando al pueblo con una historia maldita detrás, los problemas de linaje y locura, el detective saliendo a echarle una mano y, claro, los giros. Una gran novela japonesa de detectives de Yokomizo, otra. Comprar

Kruschev se cabrea de Peter Carlson, ed. Antonio Machado Libros

El viaje de Kruschev a Estados Unidos en el año ’59 es la crónica de un viaje extraño, en un momento de gran fricción, pero también una suerte de comedia en la que las ideas del momento chocaban contra las una realidad en la que la diplomacia parecía más una escurridiza opción que la forma natural de hacer las cosas. A partir de ahí este magnífico relato de Peter Carlson sobre una historia que podría ser ficción pero que ocurrió en realidad. Por mucho que nos sorprenda. Comprar.

Sexo y Cohetes de John Carter, ed. El Desvelo

La historia de Jack Parsons es medianamente conocida pero muy interesante. Ciencia por el día, satanismo por las noches, pulp en los ratos libres y todo rematado por una explosión. Literalmente. No sé si es a la serie -bastante floja- a lo que hay que dar las gracias por la aparición de este libro, pero se dan igualmente porque estamos ante un gran relato y, además, lleva prólogo de RAW. Si es que lo tiene todo. Comprar

El tren de las almas de Mado Martínez, ed. Algaida

¡Vuelve Mado Martínez! Con otro de sus relatos entre el exploit y el pulp, horror español de influencias múltiples con un acercamiento esta vez más barkeriano. ¡Bien por ella! Y, sí, hay un tren, gente atrapada, y la sensación de que quizá lo que nos ata como delicia pueda ser un tormento, porque la superposición está ahí para demostrar la peligrosa ambigüedad del placer. Comprar

Estudios de lo salvaje de Barbara Baynton, ed. Impedimenta

Una de las grandes autoras australianas, Barbara Baynton, ve publicada en España su hombre principal. Una colección de historias en las que el realismo más oscuro y unas condiciones tan duros que el sufrimiento, especialmente el sufrimiento de las mujeres, se convierte en un tema tan vertebral como recurrente en la obra. Comprar

Chicago de David Mamet, ed. RBA

Vuelve a Chicago David Mamet, y lo hace por el lado gangsteril. Aunque sea de una manera colateral, a partir de una investigación que se va complicando para un periodista. A partir de ahí las situaciones de violencia propia de los años veinte y, por supuesto, el tipo de temas que salen en sus últimas obras. Comprar

Retrato de un asesino de Anne Meredith, ed. Alba

Una de las grandes obras de lo que se llama Policíaco Invertido, sabemos desde el principio quién es el culpable y es el suspense sobre si será descubierto y cómo -o por qué- el que mueve la acción. Cierto es que Meredith, es decir, Lucy Beatrice Malleson, pudo ser más conocida por los relatos judiciales del abogado Crook firmados como Anthony Gilbert, pero estamos ante una obra cuya cercanía al evento temporal es tan deseable como su condición de obra y ejemplo de uno de esos géneros poco habituales pero en absoluto despreciables. Comprar

La intermitencia de Andrea Camilleri, ed. Salamandra

¡Más Camilleri! Parece que tenemos aún obras de sobra que ir leyéndole. En esta ocasión toca thriller, no con Montalbano, claro, sino en una obra contemporánea sobre poder y ferocidad, avaricia empresarial en el contexto posterior a la crisis en el que el más despreciable decide hacer sus movimientos pese a tener, también él, problemas propios. Una obra mucho más descarnada de lo que Camilleri suele presentar, pero quizá por ello mucho más afilada. Comprar

Killing Eve de Luke Jennings, ed. Libros del Lince

Normalmente se dice que el libro es mejor que la película, como esto es una serie supongo que alguien se animará a comprobar. Lo cierto es que es una forma como otra cualquiera de salir de dudas. Y poco más. Comprar

La entreplanta de Nicholson Baker, ed. La Navaja Suiza

Recuperación de la obra de Baker con una traducción completamente nueva. Una oportunidad más para descubrir esta historia, disección cotidiana que crea el humor desde su aparente falta, que ofrece una mirada a lo que podría ser una vida ‘promedio’ y, a través de ella, a la extrañeza inherente en tanto de lo que consideramos cotidiano. Comprar

La feria de las vanidades de William M. Thackeray, ed. Alba

Recuperación a todo trapo del gran clásico de Thackeray, yo diría que con nueva traducción. La obra original tiene todo ese juego del humor británico entre la aparatosa demostración de empatía con los sufridores y la indudable empatía con los que deciden crear su propio destino… aunque sea de una manera malévola, porque cuando el humor respalda esa maldad, y lo que se intenta es corregir un destino que parece predestinado, resulta más fácil aplaudir a un personaje como el de Becky Sharp. La novela puede asegurar que no tiene un héroe, pero está claro que no se siente a disgusto con su afilada antiheroina. Pero es que estas cosas pasan, se intentan las obras con intención moralizante y lo que se acaba valorando es el personaje más reprobable y la sátira que comporta. Comprar

Tres cuentos de J.M. Coetzee, ed. Literatura Random House

Parece que ha llegado el momento de otro goteo de cuentos de Coetzee. Esta vez con un formato peculiar. No por el pequeño tamaño y la tapa dura, que a eso ya nos vamos acostumbrando, sino porque el tercero es el discurso de aceptación del Nobel de Literatura. Para sus coleccionistas, vaya. Comprar

«Mademoiselle» de Bruno Monsaingeon, ed. Acantilado

Muy interesante es la biografía de Nadia Boulanger, una de las hermanas Boulanger que tanto hiciera por la música y que fuera pianista, directora de orquesta y, por supuesto, mentora de toda clase de grandes músicos del S XX. Normalmente se la asocia con Bernstein, pero también lo fue de Stravinski,Barenboim, Glass o Menuhin, e incluso instruyó a Piazzolla o Quincy Jones. Es lógico encontrar referencias positivas a ella, tanto como sorprende su habitual invisibilización. Por suerte esta obra, no-ficción articulada en testimonios y conversaciones sobre todo, viene a arreglar esto. O, al menos, a mitigarlo. Comprar

¡Escríbelo, Kisch! de Egon Erwin Kisch, ed. Xórdica

Una forma distinta de narrar la Primera Guerra Mundial es hacerlo a través de los ojos -y, claro, las composiciones- de Egon Erwin Kisch, uno de los más grandes periodistas austrohúngaros que cubrió con el ejército primero el frente serbio y luego el ruso. A partir de ahí una colección de historias, no tanto publicadas como del propio diario del autor, que recuerdan toda la crudeza pero también los métodos de supervivencia que encontraban los soldados para sobrevivir… el tiempo que pudieran. En resumen, una gran crónica. Comprar

Tú, ¡cállate! de Laura Huerga y Blanca Busquets, ed. Rayo Verde

Reflexión y repaso a los múltiples casos de censura de la libertad de expresión que se han recogido últimamente en España, así como las medidas legislativas tomadas para constreñirlo todo lo posible. Una pequeña mirada a los más conocidos pero también a otros que hicieron menos olas. Porque lo que deja esto muy claro es que la discrecionalidad de las medidas sirven como palo para que la gente se calle sin tener que entrar en tribunales. Comprar

Espacio para soñar de David Lynch y Kristine McKenna, ed. Reservoir Books

Lo sencillo sería decir que esta es una biografía, o una autobiografía, de Lynch. En realidad es bastante más complicado que eso, es casi una historia oral a dos voces, las de la narración y entrevista con toda una serie de personas cercanas a él a través de su vida llevada a cabo por Kristine McKenna, una de sus habituales -y cercanas- colaboradoras y, por otro lado, el contrapunto de las reflexiones, opiniones y lo que surja que va dando el propio Lynch. Así que al final podemos decir que es más un modelo de caja de puzzle. Empezando por el poco destacado nombre de su sujeto en la portada. Comprar

La llama de Leonard Cohen, ed. Salamandra

Inéditos de Cohen, que estamos en ese momento.  Y también editados, claro, que esto sirve un poco de saludo, recordatorio y recopilatorio. Un poco de todo (poemas, canciones, notas) que dan para mucho -trescientas y pico páginas- porque es ese momento del año y los fanes son muchos. Faltaría más. Comprar

Made in India de Meera Sodha, ed. Neo Person

Que surte tenemos. Están saliendo últimamente unos libros de cocina esplendorosos. Este, por ejemplo, centrado en la parte más ‘casera’ de la cocina india -una de esas cosas- es un volumen magnífico. No sólo para cocinar para uno (o para muchos), también para hacer un regalo -no sé si he mencionado ya la época- porque estamos ante una obra sencilla que explica recetas que, más allá de los ingredientes y eso ya tal, pueden hacerse en una cocina familiar logrando brillantes resultados. Yo qué sé, a mí que se publiquen este tipo de obras siempre me alegra. Comprar

Fuego y sangre de G.R.R. Martin, ed. Plaza y Janés

Pues sí, pues sí. Tocharraco este contando la historia de la cada de los dragones. Que le resultará más interesante escribir que lo otro. No seré yo quien lo encuentre extraño. Comprar

Los pájaros de Daphne Du Maurier con ilustraciones de Pablo Gallo, ed. Gallo Nero

Nueva edición, esta vez con ilustraciones de Gallo como principal novedad e interés añadido, del que probablemente sea, adaptación mediante, el más conocido de los de Du Maurier. Un buen año para Du Maurier ha sido este, a ver si vamos viendo más cosas suyas y, a ser posible, que no hayamos visto en los últimos años. Comprar

Caza de brujas de Serenella Quarello y Fabiana Bocchi, ed. Thule

Puede sonar a cachondeo, pero no. Estamos ante un libro ilustrado que repasa la biografía de cincuenta brujas. Más o menos conocidas, más o menos folclóricas, y siempre apoyando su causa, solo faltaría. Logrando así un libro ilustrado (o un álbum, según queramos verlo) de lo más interesante. Comprar

Tokio de Engelbrecht Kaempfer, ed. Aventuras Literarias

Un nuevo -y, como siempre, bien recibido- mapa literario. Esta vez más literario aún, que la vuelta tiene la narración de la visita a la ciudad por parte de un visitante alemán. Un muy extenso relato que sirve, además, para ir mostrando la ciudad aunque sea desde el punto de vista gaijinComprar

Sempé en Nueva York, ed. Norma

Cualquier pieza del trabajo de Sempé merece la pena ser vista. Aquí tenemos un recopilatorio de las ilustraciones que hizo para el New Yorker, supongo que sin avisar en su título para que cada cuál lo descubra a su ritmo; el resultado, incluso ante una queja tan insólita como la falta de tapa dura, es una obra magnífica. Portadas, viñetas, ilustraciones de interiores… Magnífico. Comprar

El club de las canguro de Raina Telgemeier, ed. Maeva Young

El nuevo libro de Raina Telgemeier es, sin embargo, una adaptación. Una adaptación de una de las series más conocidas de la literatura juvenil, pero adaptación al fin y al cabo. Gracias a ella mucha información se comprime y explica gracias a las ilustraciones y narración de Telgemeier. Además de ser, por supuesto, una forma de conocer o de comenzar a hacerlo, para una nueva generación. Esperemos, eso sí, que no signifique una disminución en la publicación de sus propias obras. Comprar

Laberintos de Théo Guignard, ed. Beascoa

Álbum, este sí, de gran formato y múltiples posibilidades. Los laberintos, en sus diversas posibilidades, mostrados como un reto pero también como una creación artística. Y esto es suficiente que ofrecer, al menos para mí. Comprar

El mejor mago del mundo de Matt Edmondson, ed. La Galera

Un libro que explica trucos de magia a los pequeños, pero no solo eso. Una historia sobre un niño que intenta descubrir el secreto de su abuelo, pero mucho más que eso. Por supuesto, la mezcla de esta historia -extensa y con más texto que el esperable- y los diferentes trucos que se van mostrando es la que convierte este en un gran álbum. Comprar

Los guardianes del castillo de Nacho Golfe Betoret, ed. Llum de Lluna

Con unos dibujos magníficos y la constante búsqueda de la interacción por parte de los lectores, una nueva editorial llega al nutrido cuerpo de los álbumes infantiles para demostrar que aún quedan posibilidades de intentar algo distinto y atractivo. Comprar

Las visitas de Nani de Karishma Chugani Nankani, ed. Ekaré

Una familia desperdigada por el mundo, una abuela viajera que va sirviendo como punto de reflexión, recuperación y encuentro. Una forma de conocer otras tradiciones y también de acercarse a la historia de una familia tan numerosa como dispersa. Comprar

El pájaro de la abuela de Benji Davies, ed. Andana

Tener una novedad de Benji Davies siempre es una buena noticia. Volver al mundo de La Ballena también, por supuesto. Y que sea con otra de esas obras encantadoras, que explican una aventura y favorecen la relación entre los pequeños con las personas mayores, más aún. Comprar

¡Hasta aquí! Como os decía, una semana de lo más movida. La próxima estará algo más tranquila, con La ladrona de tomates de Ursula VernonPreciosa Polly Pemberton de Frances Hodgson Burnet, el Dueñas del Show, el Johnny Cash en Es Pop, un nuevo Ted Lewis o Todo es gato de Seo Kim. Pero eso será la próxima semana y, de momento, suficiente tenemos con esta. Así que, una semana más, puedo despedirme con un… ¡Nos leemos!


Cómo están las cosas que hasta Channel 5 se ha decidido a darle un tiento a la ficción. Sí, a estas alturas ya hay algunas que han hecho el recorrido y vuelto pero Channel 5 funciona así. En cualquier caso, lo resultante ha sido Blood (UK). Ciertamente Sophie Petzal no hubiera sido mi idea de showrunner a priori, pero supongo que parte de ese cambio es apostar por nuevas voces. El resultado es meritorio, aunque se note aún un poco verde. Un drama familiar en el que el elemento de misterio y sordidez (una mujer decidida a descubrir si, como ella sospecha, su padre mató a su madre aunque tenga que enfrentarse para ello a toda la familia.) en el que al final estamos casi más cerca de un enfrentamiento en el que es difícil saber si hay un gato y un ratón antes que una obra coral. Pero, desde luego, es un buen punto de partida.

Es curioso esto, hacer una adaptación de un podcast  y que parezca una de esas miniseries de Basado en Hechos Reales de las tardes de los fines de semana. Aunque, claro, Dirty John (USA) es un ¿esfuerzo? de Bravo que no sólo sale fatal, además malgasta una enorme cantidad de talento humano con Connie Britton y Eric Bana a la cabeza. Que Britton parezca estar en automático es tan poco habitual que sólo la estupenda Julia Garner salva un poco el desaguisado. Un poco.

 Hablando de miniseries, supongo que Escape at Dennemora (USA) hubiera sido recibida con alegría hace muchos muchos años. Ahora mismo es algo tirando a rutinario. Con todas esas ideas de grandeza y de persistencia actoral y de grandes nombres y blablabla. Pero tan entretenida como uno de esos biopics de hecho histórico. En fin, la televisión y sus cosas.

Por fin una serie infantil de Netflix que sólo da un poco de vergüenza ajena, y es que aunque Motown Magic (USA) esté muy claramente creada para aprovechar el catálogo de… bueno… la Motown… y la parte más clásica de serie animada esté como siempre en lo casi-robótico de las plantillas los pequeños esfuerzo por diferenciarla son las que al final logran que merezca le pena. Y no ya sólo por las canciones que, por supuesto, acaban siendo lo que más.

La HBO ha hecho una coproducción con un par de canales italianos -la RAI y TIMvision, vaya-  para adaptar My Brilliant Friend (USA), las novelas de Elena Ferrante, vaya. El resultado es… bueno… supongo que no soy su público o algo porque a mí esta adaptación me dice incluso menos que las novelas en las que se basan. Pero entiendo que si alguien está mucho en las relaciones de amistad que parecen intrincadas cuando no podridas estará ante su tipo de serie. Me temo que en este caso no podría estar más lejos de interesarme trama, actores y narración. Así que supongo que estamos ante un nuevo éxito.

Por contra Queen America (USA) es otra de esas series de Facebook que nadie ve que en este caso parte de una premisa de comedia negra para acabar siendo más negra y menos comedia en un aspecto fundamental: La falta de cualquier tipo de cosa (¿ambición, intencionalidad, trabajo?) de la obra choca frontalmente con una Catherine Zeta-Jones que parece dispuesta a todo por levantar el trabajo que le ha caído. Lo logra en alguna ocasión – especialmente cuando Judith Light pasa por allí- pero acaba siendo como ver la encarnación de la victoria pírrica. Zeta-Jones se esfuerza demasiado en un producto que está muy claramente por debajo de sus capacidades y talentos. Está tan claro que podría protagonizar perfectamente una gran serie como que no será esta.


¡Libros que Llegan! McNamara, “Calles de Berlín”, Moore y más

¡Una semana más y aquí seguimos! Acercándonos cada vez más a un nuevo descanso de novedades a la vez que siguen saliendo títulos interesantes. Es lo bueno de que se publique tanto, que por fuerza algo tiene que interesarnos. En cualquier caso, no divagaré más…

¡Que entre la pila!

El asesino sin rostro de Michelle McNamara, ed. RBA

La obra de toda una vida hecha true crime. Una extensa -y excelente- investigación de Michelle McNamara que la tuvo ocupada hasta prácticamente su muerte y que narra por un lado la historia de esos crímenes y, a continuación, de sus investigaciones. Una obra, en suma, treméndamente interesante. Comprar.

Las chicas del radio de Kate Moore, ed. Capitán Swing El uso del radio como elemento cotidiano, para todo tipo de productos, que debía ser manipulado dio lugar a esta historia. La de las jóvenes contratadas para hacerlo, su enfermedad y su lucha para cambiarlas leyes laborales que obligaban a los trabajadores a correr estos riesgos. Comprar.

Calles de Berlín y de otras ciudades de Siegfried Kracauer, ed. Errata Naturae

Historias y recuerdos de un visitante que realiza observaciones y cuenta como eran diversas pequeñas calles europeas durante los años treinta, no como turista o como historiador sino como alguien que ve lo que allí hay y decide compartir esas impresiones. Comprar.

Binti: Hogar de Nnedi Okorafor, ed. Crononauta

Pues sí, ya está aquí la continuación de la estupenda Binti. Uno de esos libros muy esperados por los fanes de la ciencia ficción que poco a poco va completando su particular historia. Comprar.

Yo soy una antología (136 autores ficticios) de Fernando Pessoa, ed. Pre-Textos

136 semblanzas, textos y firmas de muchos de los autores que habitaban dentro de Pessoa. Un gran recopilatorio que muestra la variedad de formas, estilo y maneras en los que podía llegar a manifestarse el autor portugués. Comprar.

Los Sorrentinos de Virginia Higa, ed. Sigilo

Historia familiar que también es de una idea, historia sencilla pero sustanciosa -como la propia receta que sirve a veces de vertebración y en otras de reivindicación– que funciona como muestra de esa nueva narrativa argentina que se va introduciendo ahora en las librerías a un rato interesante pero, sobre todo, sabrosa. Comprar.

Capitalismo de plataformas de Nick Srnicek, ed. Caja Negra 

Una crítica a las plataformas (digitales o, en fin, como aplicación que viene a ser lo mismo sin ser igual) utilizadas para dar una falsa idea de flata de intermediario pero, en realidad, seguir sacando el dinero a los de siempre y haciendo incluso más miserable la vida a los trabajadores. Un libro, por tanto, actual -ya veremos cuánto aguanta, que esa es otra- y, sobre todo, útil. Comprar.

Las confesiones a medianoche de Constance Kopp de Amy Stewart, ed. Siruela

¡Tercera entrega ya de las aventuras de Constance Kopp! Basada en personajes reales pero con todo el encanto que Amy Stewart sabe añadir a sus personajes. Comprar.

 

Nada más real que un cuerpo de Alexandria Marzano-Lesnevich, ed. Libros del Asteroide

De una investigación sobre delitos contra menores a desenterrar haberlos sufrido, esta historia real que va de la crónica al true crime es una buena muestra de las posibilidades del medio. Comprar.

El castillo ambulante de Diana Wynne Jones, ed. Nocturna 

¡Vuelve a estar disponible la trilogía! Puede que haya quien la conozca por la adaptación pero la lectura del texto original merece tanto la pena. Comprar.

Dulce de Yotam Ottolenghi y Helen Goh, ed. Salamandra 

¡Novedad de Ottolenghi! Esta vez le toca el turno a las recetas dulces -como quizá dedujisteis por su título- pero sigue siendo tan recomendable como siempre. Claro. Comprar.

El kraken de VV.AA., ed. Aventuras Literarias
El pelícano de Edith Wharton, ed. Aventuras Literarias

¡Nueva colección en Aventuras Literarias! Pequeños textos acompañados de ilustraciones en un formato estupendo. Sea un único texto o una antología de ellos el resultado son estas magníficas creaciones. Comprar. Comprar

Beatos, mecachis y percebes de VV.AA., ed. Biblioteca Nacional

Un repaso de la Biblioteca Nacional a los tebeos y sus antecedentes de entre sus fondos que ha dado lugar a una exposición y, claro, a este no-me-llames-catálogo. Comprar.

La conquista de los polos de Jesús Marchamalo y Agustín Comotto, ed Nórdica

Nueva aproximación histórica a la historia de la conquista del Polo, esta vez en un formato de regalo y con profusión de ilustraciones para reforzar lo anterior. Comprar.

Cuéntalo de Laurie Halse Anderson y Emilu Carrol, ed. La Cúpula

Una experiencia terrible reconvertida en tebeo memorialista, y que, por tanto, pasa a ser recomendable para todos a los que les interese ver por dentro este proceso. Comprar.

Perséfone de loïc Locatelli-Kournwsky, ed. Sapristi

Otro gran cómic de Sapristi, esta vez con el mundo de los muertos y sus relaciones si no con los vivos si al menos con aquellos que andan en búsqueda del autoconocimiento. Comprar.

Viajes dibujados de VV.AA., ed. Norma y Altaïr

Una antología de viajes que combina distintos estilos de cómic e ilustración es el tipo de experimentación novedosa que se agradece en un asunto como este. Al menos en lo formal. Comprar.

Mitos nórdicos de Eugenia Ábalos y Eva Manzano, ed. Nórdica

Una buena selección de mitos y leyendas nórdicas acompañadas por ilustraciones para acercar a todos los públicos una mitología quizá algo menos cotidiana que la grecolatina. Comprar.

Historia ilustrada del rock de Susana Monteagudo y Luis Demano, ed. Litera

Enorme volumen que repasa de manera sencilla y rápida y la historia de la música, especialmente del rock en una introducción válida para todos los públicos. Comprar.

Los Fab Four de Susanna Reich y Adam Gustavson, ed. Corimbo

El éxito de la mezcla de álbum ilustrado y música continúa con esta obra que nos habla de la creación como banda de los BeatlesComprar.

Little Niño descubre a los Rolling Stones de Dani Llabrés y Jaime Pantoja, ed. Bang

Y continúa después por esta nueva creación que mezcla elementos referenciados con una historia de un pequeño que descubre al grupo. Comprar.

¡Han atropellado a Irureta! de Miguel Nicolás O’Shea y Jaime Pantoja, ed. Modernito Book

Otra mezcla experimental de texto e ilustraciones en narrativas y posibilidades mutantes y mutables que acaban componiendo una obra realmente inesperada. Comprar.

Todo MiniMonsters de David Ramírez, ed. AstronaveTodo lo ya publicado y alguna cosa más, un clásico de David Ramírez que esta vez se aprovecha de -o con- su obra infantil MiniMonstersComprar.

El mago de Oz de Sébastien Perez y Benjamin Lacombe, ed. Edelvives
Nueva colección de Lacombe para versionar obras clásicas de la literatura (junto a esta se le una versión de Las aventuras de Pinocho de Justine Brax y una Pulgarcita de Marco Mazzoni ) en lo que sin duda son estupendas versiones ilustradas que aprovechan al máximo a sus respectivos autores. Comprar.

La vida anodina de la Bruja Pegatina de Delphine Perret, ed. AstronaveUn precioso álbum ilustrado sobre una niña aburrida de su dimensión que encuentra solaz en la nuestra, como ejemplo de que lo que para unos es cotidiano para otros puede ser maravilloso. Comprar.

Miniconejo no se ha perdido de John Bond, ed. Edelvives
Una estupenda historia de amor, humor y testarudez con una receta de fondo y un estilo propio y magnífico por parte del ilustrador que sirve para realzar la historia. Comprar.

El detective Culete de Troll, ed. Beascoa

Una obra original y muy divertida, más allá del aparente intento de sorprender con lo escatológico -al menos en apariencia- de la propuesta. Y es que estamos ante una obra que permite el juego y la investigación de manera constante y que experimenta con su mismo formato. Al final es una obra detectivesca para los pequeños que, sin embargo, sabe ir mucho más allá para romper las convenciones esperables. Merece la pena echarle un ojo. Comprar.

Así que ahí estamos, una semana más. Variedad y calidad, como siempre. Y la próxima semana una auténtica locura con títulos como La vuelta al mundo del rey Zibelin , Teenage o Sexo y Cohetes, la recuperación de La hoguera de las vanidades, sorpresas como lo nuevo de Benji Davies, Sempé en Nueva York, Tokio, Retrato de un asesino o Killing Eve y novedades de YokomizoCoetzee, Baynton, Camilleri, MametKisch, Lynch, Cohen, Baker e, incluso, GRR Martin. Una semana de lo más movida. Pero eso será el sábado próximo, por supuesto. Mientras tanto tenemos cantidad más que de sobra de novedades como para manteneros entretenidos durante la semana. Así que, como de costumbre, os animo a poneros con ellas y me despido con un… ¡Nos leemos!


Esta puede haber sido la semana de múltiples estrenos en la que unos canales sacan series de otros. Me refiero a cosas como Holly Hobbie (USA), pseudodrama con toques de comedia sobre una ninña/jovencita cantante que intenta vivir en su pueblo y blablablabla que parece una rechazada por el Disney Channel que ha acabado en HULU. No tiene mucho sentido ahí y la sensación es que Disney la rechazó porque no tiene muy claro el tipo de serie que quiere ser, pero bueno, hay suficientes canales, servicios y plataformas como para que este tipo de cosas salgan adelante.


Esta The Kominsky Method (USA) es la nueva serie de Chuck Lorre para Netflix y, cielos, espero que tengan un Plan B. La han llenado de actores conocidos (algunos de ellos buenos) pero al final es la misma serie de rutina cómica algo adocenada que Lorre lleva años haciendo. Y aquí se nota, como en pocas ocasiones, lo que necesita que haya un co-showrunner llevando los aspectos más básicos. Los actores (Arkin sobre todo) intentan hacer lo que mejor pueden, mientras que las secundarias (sí, hay también algún hombre, normalmente como estrellas invitadas, pero aquí los hombres son protagonistas y las mujeres secundarias, se nota el Lorre) hacen lo que pueden con mejor o peor éxito –Edelstein realiza una gran actuación que pertenece a una serie diferente- pero al final lo único que logran es disimular un poco el plato recalentado.

Me gusta esto de que la pluralidad y globalización en las plataformas de streaming nos esté permitiendo ver estrenos de otros países a los que no solemos tener tanto acceso. Es una lástima encontrarse luego propuestas como Mirzapur (O) (IN), demasiado ocupadas en tratar de ser lo que ellos creen que es la versión americana de una serie como para resultar interesante. Episodios demasiado largos, tramas rellenas de paja, todo muy estirado… Bueno, quizá sí que han logrado replicar lo que nos están dando. Pero, vaya, que para este viaje…


No dejan de sorprenderme las propuestas -e intentos- de YouTube Red por hacer comercial su servicio de suscripción. Que sería más útil si permitiera una tarifa plana, pero vaya, ese es ya otro tema. Mientras tanto os puedo contar que Origin (USA) tiene sus dos primeros capítulos -dirigidos por Paul WS Anderson, por cierto- disponibles para que los vea todo el mundo y ya, a partir de ahí, pagando. Es una serie curiosa, con unos flashback tirando a enervantes -como es habitual, por otra parte- que lastran la parte interesante de la trama: Un grupo de personas se despiertan en una nave espacial. Pronto descubrimos que están en un programa de viaje y repoblación de un nuevo planeta y que parecen estar solos en la enorme nave. Bueno… CASI solos. Hay algo, ha pasado algo, por lo que están solos y han sido despertados antes de tiempo… y eso -lo que sea- puede que aún esté rondando. A partir de ahí carreras, gritos y jaqueos. Que, una vez más, estiran la trama y nos meten los flashbacks para explicarnos quién es cada uno y blablablabla. Pero, mira, dentro de toda la hipertrofia hay buenas ideas y una premisa interesante que va más allá de una posible precuela de Tierra2.


Otro que parece rechazado de Disney Channel que está vez acaba en Netflix,Prince of Peoria (USA) coge lo peor de las series de colegas del susodicho canal con un argumento inspirado en el mejor de los casos en El príncipe de Zamunda y acaba sirviendo… bueno… lo esperable en este caso, supongo. El tipo de producto que en esa o en Nick meterían para rellenar emisiones y por si cuela y se convierte en un éxito inesperado. Que no parece el caso, la verdad.

Empezamos con el segmento, ¿ah, no llegué a colgarlo aquí? y es que hay dos series de las que estaba convencido de haber hablado ya pero resulta que no. La vida. La primera es esta The Reluctant Landlor (UK) que es una comedia sencilla, casi clásica, sobre un joven -en uso de la laxitud del término, sí- que hereda el bar de su padre. Así que le toca hacerse cargo del negocio familiar, medirse con la huella que el padre dejó y, además, ambos son de origen de Asia Meridional. Esto último es casi lo más original que tiene una serie que, para todo lo demás, funciona siguiendo los esquemas básicos de este tipo de cosas. Bien llevados, pero básicos.


¡Y aquí está la otra! Estaba convencido de haber hablado ya de Sally4Ever (UK) por aquello de ser de Julia Davis, pero parece que las dos novedades de Sky se salieron de la libreta. En cualquier caso tenemos lo que suele ser habitual en ella, personajes despreciables, tramas malsanas y una idea de lo que es comedia que casi parece más una forma de hacer sentir incómodo al espectador hasta que sus opciones son largarse o reírse. La refinada crueldad de Davies tira esta vez por un registro más cercano al de Camping que al de sus anteriores obras, qué vamos a hacerle. Pero, en fin, al menos hay una serie de Julia Davis en activo y, quién sabe, quizá la próxima salga mejor.


Y terminamos con el que puede ser plato más comentado de la semana. She-Ra and the Princesses of Power (USA) es una serie que coge más de lo que parece de la antigua -pero, claro, habría que recordar algo de la antigua para poder saberlo- para montar un nuevo drama de acción a su alrededor. Personalmente hubiera preferido algo más de la personalidad e ideas de Noelle Stevenson (Nimona, Leñadoras) en la serie puesto que, al menos esta primera temporada, parece muy centrada en colocar a los personajes y explicarnos quienes son y todo eso, siguiendo el guión general de la primera serie. Y tomándose su tiempo para ello, además, en un giro que no sé si es bueno o malo, pero en fin. Por suerte se nota su mano en la diversidad reflejada y en determinados detalles –Scorpia, por ejemplo, fácilmente uno de los MVP de la temporada- que hacen que al final quede la sensación de que no está mal, pero podría haber estado mejor. Quizá para la siguiente temporada.