¡Libros que Llegan! Russ, “Su cuerpo y otras fiestas”, Cole y más

¡Una semana más por aquí!  Y vaya semana, la segunda de llegada de aluvión. Bien es cierto que parece que habrá algo de tregua en las siguientes pero, aún así, y teniendo un festivo por medio, está claro que no tenían intención de dejarlo pasar. No os preocupes que no vy a seguir divagando, hay mucho y es mejor que vayamos directamente a la parte en la que digo:

¡Que entre la pila!

Cómo acabar con la escritura de las mujeres de  Joanna Russ, ed. Dos Bigotes y Barrett

¡Por fin ha llegado! Con una portada que, en fin. Y un prólogo que, sob… Pero bueno, algo queda en la contra. Y que hayan decidido convertir en rosita lo que era una sobra portada en blanco, rojo y negro… Pero no hablemos de lo malo. Lo importante es lo de dentro y, pese a todo, el texto de Russ es magnífico, iluminatorio y muy muy interesante. Interesante por lo que cuenta, por cómo lo cuenta, por los ejemplos que pone y, sobre todo, por las reflexiones finales. Es un libro fundamental que merece ser leído y compartido más allá de los aspectos externos. Comprar

Su cuerpo y otras fiestas de Carmen María Machado, ed. Anagrama Seguimos con libros magníficos. Una estupendo recopilatorio de cuentos dentro del fantástico/ terror o como queramos contar que lo que a ratos parece realismo psicológico podría funcionar incluso en la ciencia ficción en ocasiones igual que pasa de lo más serio del horror a la comedia más o menos negra. Porque a fuerza de experimentar desde su punto de vista y unos temas que le son cercanos va disparando en todas las direcciones y eso, que normalmente acaba suponiendo el inevitable baile de calidades de los libros de relatos aquí tiene un efecto distinto, ofrece distintas alternativas y al final, sí, unos gustan más que a otros. Pero no a todas las personas los mismos precisamente porque al hacerlo así suele haber al menos uno que les funciona mucho. Habrá mucha discusión sobre los distintos cuentos, precisamente porque esa imperfección es la que hace mejor la colección. Si yo os tuviera que decir que leyerais uno para decidir iría directamente a Difficult At Parties. Si podéis con ese podréis con todos. (Y si no os veis con fuerzas… Eight Bites. O The Husband Stitch, que podéis leer en la web de la editorial -en enlace de arriba- con el título de El punto de másComprar

Cosas conocidas y extrañas de Teju Cole, ed. Acantilado

¡Una recopilación de artículos de Cole! Bueno, artículos, ensayos, no-ficción en general y todas esas piezas breves sobre temas diversos -muchos de ellos de literatura, pero no solo- permitiéndonos conocer mejor aún a un gran autor. ¡Qué semana de llegadas!. Comprar

Kentukis de Samanta Schweblin, ed. Literatura Random House

Una novedad de Schweblin siempre es algo interesante de recibir. Más aún con la progresiva revalorización que ha ido teniendo en estos últimos tiempos. En esta ocasión con una mirada a un dispositivo extraño, una suerte de juego con dos partes. Hay un animalejo electrónico que las familias pueden comprar, sí… pero también se puede comprar ser uno de esos animales. Poder ver lo que haces en tu hogar. Una idea menos loca quizá de lo que se piensa y que sirve a la autora para plantear una serie de temas y, sobre todo, desarrollar una trama de poseedores y poseídos… con una frontera no siempre clara. Comprar

El libro de Tamar de Tamara Kamenzszain, ed. Eterna Cadencia

Dice su autora que este libro es prosa. Podría serlo, como podría ser un ensayo sobre la pareja o una creación de no-ficción. Lo que está claro es que es una historia sobre parejas de escritores que se separan (o que se distancian, al menos) a partir de su propia vida con Libertella. para examinar no solo su relación y su vida con él, también su escritura, como se plegaba junta para separarse luego, y hasta que punto esto los unía tanto como los separaba. Tanto da, podríamos decir que la escritura de una poeta nunca pierde parte de sus cualidades pero lo realmente importante es cómo logra juntar eso con lo demás que pone en movimiento para resguardarse cuando quiere no hablar más de si. Comprar

Evangelio Esquizofrénico de Bohumil Hrabal, ed. La Fuga

Siempre es un placer leer a Hrabal. Más aún cuando alguien se ha animado a traer una obra inédita -con el Tío Pepín, además, muy presente- en la que las desventuras de las clases bajas vuelven a ser las anécdotas que se van hilvanando en este peculiar estilo suyo. Comprar

No es para tanto edición a cargo de Roxane Gay, ed. Capitán Swing

En realidad Gay hace la selección, edición e introdución, pero este recopilatorio de textos sobre la Cultura de la Violación que incluye también el acoso y asalto, Entre las autoras están Ally Sheed, Gabrielle Union, Amy Jo Burns, Lyz Lenz, Claire Schwartz, Bob Shacochis y Emma Smith-Stevensaaa. Mucha variedad, como se ve. Tanto en las autoras como en los distintos puntos de vista que abordan. Que es lo que lo convierte en un valioso -y variado- volumen.  Comprar

Vorrh. El bosque infinito de Brian Catling, ed. Siruela

Aún hay obras de fantasía, claro que sí. No todo va a ser grimdark. Y si bien esta obra verbosa es claramente el inicio de algo mucho más grande, en tanto que de juntar historias propias de la aventura en un lugar extraño y poblarla de gentes particular puede incluso contrarrestar los arrebatos líricos. Pero supongo que también habrá quien lo entienda al revés. Comprar

Las siete muertes de Evelyn Hardcastle de Stuart Turton, ed. Ático de los Libros

La idea de Agatha Christie de que en caso de duda se asesina a otro personaje tiene un giro fantástico y divertido aquí. Porque lo que incluye una serie de asesinatos en un ambiente más clásico imposible, con una fiesta y un grupo de invitados. Y un cadáver, claro, y un detective, también claro. Solo que aquí el detective se ve en una extraña situación. Que podría sonar repetitiva, pero que no lo es, claro. Y a partir de ahí un divertido juego del gato y el ratón. Y el asesino. Comprar

Los que no perdonan de Alan Le May, ed. Valdemar

Tras traer Centauros del desierto ahora Valdemar trae otra de las historias de Alan Le May. Un western, claro. Uno con la frontera texana en el S XIX también. con toda la dureza, las rencillas internas y fuera ese Otro que era como se representaba entonces a las tribus indias. Siempre un útil detonante para la sangre de esos melodramas polvorientos. Comprar

Adiós al caballo de Ulrich Raulff, ed. Taurus Empezando por el momento en el que los caballos eran aún un importante recurso para la humanidad el autor va explicando cómo se produjo la progresiva deriva hacia un abandono por sustitución de su ayuda en las distintas tareas. Así que podríamos hablar de este libro como el de la ruptura entre caballos y humanos o como una liberación de distintas tareas ingratas hacia algo más… quizá más cordial. Quizá el olvido de quien te ha querido por interés y el recuerdo de los que siempre estaban interesados. En cualquier caso, un ensayo notable. Comprar

El gran magma de Gary Snyder, ed. Varasek

Recopilación de ensayos -generalmente historias de viajes- de Snyder, un gran viajero que fue dando relatos de historias de todo el mundo. Por todo el Asia  Oriental y desde visiones culturales a otras más centradas en la naturaleza. Un punto de vista distinto -muy occidental, por supuesto- qa unos pasajes algo menos transitados que sus ciudades. Comprar

La travesía de Groenlandia de Fridjoft Nansen, ed. Interfolio

La loca historia de Nansen, que decidió que la mejor forma de garantizar la travesía de Groenlandia era que no quedaran más narices. En teoría una decisión que acabaría lanzando una manera moderna de explorar, otorgándole una gran importancia para los siguientes viajeros polares. Comprar

Comimos y bebimos de Ignacio Peyro, ed. Libros del Asteroide

Si antes Peyró hizo un completísimo diccionario sobre Lo Británico ahora le tenemos narrando sus peripecias gastronómicas, todo con humor y hedonismo para dejar claro que su vida privilegiada también puede llegar al resto. Leyéndolo, claro. Comprar

La acompañante de Nina Berbérova, ed. Contraseña

Podría haberse llamado de otra manera. La segundona, por ejemplo. Hubiera sido menos exacto como traducción y, desde luego, mucho más directo como título. Porque eso es lo que tenemos aquí. La historia de una mujer que tiene que soportar ser comparsa de una estrella. No estar nunca en ningún caso a su nivel. Ir acumulando rencor. Aunque, claro, lo que se puede acumular depende sobre todo de la capacidad de aguante antes de que todo acabe por explotar. Comprar

La historia del prodigioso Yerzhán de Hamid Ismailov, ed. Acantilado 

La introducción de un hombre que aparenta ser lo que no es, de una historia de la Guerra Fría como instrumento transformador que hace las veces de trasfondo mítico en una historia que bien podría ser una oscura fábula con un héroe inesperado. O el inicio de un cómic. En cualquier caso, la evolución de esta historia, de este individuo extraordinario, acaba siendo el tema central. Comprar

El heredero de Jo Nesbø, ed. Reservoir Books Pues sí. Más Nesbø, menos Hole. Que esta es Sønnen, la segunda novela criminal independiente suya. Estas cosad que siempre viene bien saber. Comprar

La huella de la noche de Guillaume Musso, ed. Alianza de Novelas

Es curioso lo de Musso. Un superéxito en Francia y aquí parece que no acaba de encontrar su lugar Ha paseado ya por el bolsillo de PRH y por varios sellos de Planeta, lo han tenido un par de independientes y nadie parece tener muy claro cómo hacer que funcionen ni sus thrillers ni su historias románticas ni, desde luego, la mezcla de ambas. En esta ocasión le toca recoger el testigo a Alianza, que pone una obra sobre un crimen del pasado, casi dormido, que regresa en una reunión de antiguos alumnos para acechar a los que entonces estuvieron implicados. Y no tuvieron la buena cabeza de evitar ir a ese tipo de reuniones, claro. Comprar

Sur y Oeste de Joan Didion, ed. Literatura Random House

Con un tamaño que hace que la foto sea casi a tamaño real, tenemos un brevísimo recopilatorio de lo que aún se puede rascar. Quiero decir… Un recopilatorio de los cuadernos de apuntes durante sus viajes por Estados Unidos en los setenta que aún no habían sido publicados aún. Comprar

La muerte del comendador (Libro 1) de Haruki Murakami, ed. Tusquets

El eterno aspirante al Nobel ve publicado su ya tradicional libro de todos los octubres. Y promete ser inicio de una saga o algo. Fans enferborecidos, seguro. Comprar

Jaque al psicoanalista de John Katzenbach, ed. Ediciones BParece que Katzenbach ya ha llegado al punto en el que hacer secuela de El Psicoanalista. Confiemos en que su reciente paso a serie de TV sirva para que alguien recuerde la existencia de este clásico del psychokiller noventero. Bueno, en realidad más del tipo al que el psycho le envía retos. En fin, toda una juerga la idea de thriller de aquellos años. Comprar

El adulto de Gillian Flynn, ed. Reservoir Books Hablando de autores adaptados a televisión. Hete aquí un breve cuento editado con los añadidos posibles -ilustración, tapa dura, esas cosas- para una curiosa historia de fantasmas. Comprar

El gran libro de los perros de VV.AA., ed. Blackie Books

Para celebrar su libro número 100 en Blackie han decidido reunir cuentos, ensayos, poemas, letras de canciones y extractos de novelas de un buen puñado de autores de todo tipo, De Virginia Woolf a Franz Kafka, de Miguel de Cervantes a Jardiel Poncela, de Muriel Spark a Patricia Highsmith, de Lydia Davis a Jarvis Cocker o de autores de la casa como Ben Brooks o Richard Brautigan, entre otros. Con los perros como centro, en homenaje al suyo. Sea todo por celebrar la ocasión. Comprar

Mapas del mundo de VV.AA., ed. Libros del Zorro Rojo

Bonito y espectacular, un libro de mapas que es diferente a todos los libros de mapas. Con un gran repertorio de ilustradores que van mostrando el mundo en sus diferentes estilos. Uno de esos volúmenes perfectos para regalar. Comprar

Solos 5 de Bruno Gazzotti y Fabien Vehlmann, ed. Dibbuks

Pues sí, el superéxito juvenil ha llegado ya al quinto. Decídselo a vuestros jóvenes.. Comprar

Valiente (Raritos 2) de Svetlana Chmakova, ed. Montena Otra brillante muestra de cómic para chavales. Una forma de abordar el tema del acoso escolar de manera distinta ala habitual, con un grupo de personajes que ya conocemos. Y hablando de muchos más temas por detrás. Es sorprendente lo mucho que pueden hacer en esta obra. La enorme diversidad que muestra la autora. No sé cómo no hay más gente hablando de ella. Pero tengo claro que hay que recomendarla más. Comprar

Zita, viajera espacial de Ben Hatke, ed. Astronave

¡Otra agradable sorpresa en cómic infantil/juvenil! Y van unas cuantas. En esta ocasión con una chica que se encuentra transportada a un mundo lejano, con multitud de personajes propios de la ciencia ficción, buscando su meta mientras se unen y separan seres diferentes, con características propias, en lo que se entiende que esté siendo una introducción a la aventura -intergaláctica- para las pequeñas generaciones. ¡Pues claro que vamos a saber más de este personaje! Comprar

Manual de terror de Paul Van Loon y Axel Scheffter, ed. Siruela

Ahora que se acerca también Halloween tenemos una divertida obra que sirve tanto de acercamiento a los elementos clásicos del terror como a las historias que tenían por detrás. Todo ello con unos dibujos que ayudan a darle algo de ligereza a la lectura. y concluyendo con una serie de direcciones en las que los lectores pueden ir mirando. Comprar

Guía para observar el firmamento de Stuart Atkinson y Brendan Kearney, ed. SM

El escritor y divulgador astronómico Stuart Atkinson se junta aquí con el ilustrador Brendan Kearney para contarnos lo que originalmente era El paseo de un gato por el cielo nocturno pero que aquí se ha decidido… simplificar, digamos. En cualquier caso, la obra es la misma aunque el título no lo sea. En ella no sólo se nos presentan las constelación, también se contextualiza. Se explican fenómenos astrológicos, se dan recomendaciones para ver más y mejor y sugerencias incluso de vestimenta recomendada. En fin, todo lo necesario para acercar -o iniciar, según- a los jóvenes a las estrellas. Comprar

Rosa Pionera, Ingeniera de Andrea Beaty y David Roberts, ed. Beascoa

Otra brillante creación de esta colección, en esta ocasión con la ingeniería como centro y una muy inquieta niña por medio. Comprar

Para esconderse de un monstruo de Gustavo Roldan, ed. Thule 

Las historias con monstruos siempre son emocionantes y, además, pueden ser divertidas, sobre todo si tienen a alguien como el ilustrador Gustavo Roldán, con su estilo tan reconocible para acabar de disparatar lo ocurrido. Comprar

Mezclados de Arree Chung, ed. Océano

Acabamos con una historia tan divertida y original como plástica. Una ciudad formada por los colores primarios sirve par contar una historia muy expresiva y también para ir presentando las mezclas de colores y la variedad de los mismos a los pequeños. Todo un éxito en sus propósitos. Comprar

¡Hasta aquí! Como veis ha habido mucha calidad, mucha variedad y un poco para cada uno, como tiene que ser. Eso sí, parece que tanto movimiento estas últimas semanas nos va a dejar bastante descansados para las que vienen. Que, sí, por supuesto, seguiremos teniendo novedades apetecibles como los cómics El príncipe y la modista de Jen Wang o Lo mejor de Sir Tim O’Theo de Raf, el primer volumen de los Ensayos Completos de Edgar Allan Poe, la selección de policiáco clásico francés que Mauro Armiño ha preparado para Siruela, una noveda de Spike Milligan o la recupeación del Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos entre otras novedades, pero todo más tranquilo y sosegado. Que tenemos mucho por leer. Emprezando, por supuesto, por lo de esta semana. Así que, como siempre, os dejo tranquilos bajando la pila de lectura con el habitual… ¡Nos leemos!


¡Pilotos Deathmatch! All American, Light as a Feather y más

En una semana tan loca como esta acaba resultando que el mejor estreno es el que menos me interesa. Porque All American (USA) es la clásica serie deportiva con jóvenes esforzándose, conflictos, de todo tipo y una aparente resolución sencilla por delante que luego resulta que nunca fue realmente sencilla. Una historia clásica pero muy bien hecha, quizá sin grandes interpretaciones detrás -no hay una Connie Britton aquí, al menos aún no-, pero sí con aquello que se suele llamar solidez. ¡Si tan solo el tema me interesara aunque fuera un poco!

La idea detrás de The Bisexual (UK) parecía buena. Es posiblemente lo único bueno de todo este proyecto. Porque lo que se suponía que era una comedia dramática logra aburrir en ambas categorías, intentando ser rompedora en sitios que están trillados y sin acercarse siquiera a los problemas. Es una lástima que con todas las creaciones GSD que han salido en los últimos años y con el buen nivel que suelen tener -a la fuerza ahorcan, claro- hayamos acabado encontrándonos con esta obra hecha como con desgana y en la que nadie parece tener claro qué se quiere contar ni para qué público. Pero, en fin, supongo que el que se estrenen series así significa que se está avanzando lo suficiente como para que no se estrene solo lo muy bueno.

Hemos llegado a The Haunting of Hill House (USA). Podéis ir cogiendo asiento porque sospecho que esto va a ser largo. O saltároslo, también. Puedo hacer el resumen rápido y luego pasáis a otra cosa: Olvidáos de la obra original porque no está aquí. Estamos ante una mezcla Hacendado puro de ideas de The Conjuring y AHS en un nivel mucho más básico. Una oportunidad perdida y, en general, una desgracia. Cuya mayor virtud es que a su lado la película de 1999 parece fiel a la novela original. Ahora ya podéis seguir… o esperar un poco más a que empiece a explicar de manera más extendida todo lo que falla. Yo lo agruparía en dos partes: Todo lo que está mal como adaptación y Todo lo que está mal como serie. El problema principal como serie es, como decía, que es muy genérica. Siguiendo con mucha claridad lo que ha funcionado en The Conjuring pero sin tener a un James Wan neoclasicista por detrás, y cogiendo también ideas de la aproximación televisiva al horror de Ryan Murphy excepto proque, claro, no hay ningún Ryan Murphy ahí a soltar ideas locas. Como Conjuring Hacendado aún podría tener un pase, porque no está muy inspirada ni lo que cuenta es especialmente interesante, pero al menos vemos claro que esto va de una familia y una casa. Una cosa como muy rutinaria en todas sus decisiones, muy alejado de lo que los británicos han llegado a hacer estos últimos años en series como The Enfield Haunting o Marchlands. Posiblemente la serie a la que más se parezca sea a Requiem. No es el peor de los parecidos, aunque sea bastante menos creativa que esta última, pero desde luego está muy lejos de ser nada mediánamente original. Así que, bueno, una serie sencillota y mediocre, forraje para el aficionado al terror mientras espera a que salga algo en condiciones. Lamentable resulta ser una adaptación de una de las grandes obras del medio. Y, claro, ahí ya entramos en otros problemas. Que podríamos resumer en ¿PERO A QUIÉN SE LE HA OCURRIDO? Para resumir los cambios principales del piloto hace falta recordar brevemente el libro. El Dr. Montague es un Doctor que decide reunir para un experimento de cosas paranormales a un grupo de ‘expertos’. Al final solo aparecen dos, Theo que es una mujer liberada y misteriosa con ‘sensibilidad artística’ y Eleanor que viene de un ambiente de represión y cuya tiránica madre acaba de fallecer aunque ya está sufriendo a su familia, su hermana. Con ellos está también Luke, el heredero de la familia que la compró. Un tipo de vida digamos que despreocupada que va porque  su tía -auténtica dueña- le obliga para ver si, dado que no se va a enderezar,a lmenos no le cuesta más dinero. Su anciana tía se lo legará todo, casa incluida, cunado muera así que es algo así como el propietario, pero uno que no está ahí por auténtico interés en el fenómeno. Ah, y los Dudley, los ‘guardeses’ que se largan en cuanto empieza a anochecer y que funcionan más como elemento casi cómico. Igual que es casi cómica la mujer del Doctor en la visita que les hace -con compañía-. El buen Doctor les cuenta, además, la historia de la casa. Mandada construir por Hugh Crain, un tipo severo que tuvo tres mujeres -todas ellas fallecidas- y que sólo tuvo hijas a las que gobernaba con mano férrea, tiránica, despótica, represora y lo que se os ocurra. Los descendientes de estas serían los que se la vendieran a los Sanderson, la familia de la tía de Luke. enc ualquier caso, los episodios suelen ser sutiles, muchas veces se nos deja a nosotros decidir si son reales o se los han imaginado, incluso si parten de la casa o de Eleanor, auténtica protagonista de la historia y en al que no sólo la cirucalirar de la historia de la casa se une sino, sobre todo, de sus relaciones familiares con las que tenían los Crain. Es este estudio psicológico junto con el uso casi elíptico de los fenómenos paranromales lo que ahcen de esta obra algo tan remarcable. Y también lo que hizo de las película de los sesente todo un clásico y lo que se señaló como un fallo en la de los noventa, que mantuvo este esquema y el centro de los problemas de Eleanor para cambiar todo lo demás en lo posible. Pues bien, ¿qué han cambiado en esta adaptación? ¿Respuesta rápida? Todo. Vamos con algo menos rápido. Los Dudley siguen existiendo. Hay una mansión. Unas colinas. Y una familia Crain.El resto… veamos… Hay Pasado y un Presente. El Pasado es los Crain llegando a la casa, que ellos no construyeron. Los Dudley ya están ahí de antes. Resulta que los Crain son una familia aparentemente normal -bueno, con dinero, pero vaya- compuesta por cinco hijos. O, mejor dicho, tres hijas y dos hijos. No parece que Hugh haya tendio más mujeres. Y, ah, por cierto, esos cinco hijos… resulta que se llaman Theo, Luke o Nell (Eleanor, siguiendo el nombre de la versión noventera). También hay un Steven y una Shriley. Ya, sí. En el presente vemos cómo les ha ido a los hermanos Crain -Ya. Sí.- y, sorpresa, Steven es un tipo que escribe sobre sucesos paranormales ahora. Así que, bueno, no se han atrevido a hacerle doctor pero sí que es el mismo rol de el Doctor, ¡incluso está casado! (Algo así.) Así que, bueno, ahora los protagonistas no tienen nada que ver con aquellos, y alguien ha decidido que fusionarlo todo en una familia y hacer que sean hermanos era buena idea. Teniendo en cuenta cuanto trasfondo salía de las diferencias entre ellos y hasta qué punto era importante para Eleanor la cirularidad de la familia y la idea de que el trato que se da entre los hombres es peor que el de los fantasmas… En fin. No digamos ya los cambios de tratamiento, claro. Theo era misteriosa pero también uno de los personajes más positivos de la obra, si no el que más. Pero, claro, dependía también de sus propias circustancias para demostrarlo que aquí, sencillamente, no se dan. La decisión de unir a los Dudley al destino de la mansión va fundamentalmente en contra con lo que sabemos de ellos, personajes secundarios y casi cómicos que mostraban a la gente que ni está interesado ni quiere saber nada de todo esto. Ahora son una suerte de guardeses eternos antes, durante y después de los Crain. Aunque posiblemente lo peor de todo sea el cambio al mostrarnos lo sobrenatural. Esa cuidada estructura elíptica en la mayor parte de los casos que tan bien se trasladó en los sesenta y tan mal en los nvoenta y que aquí logra hacerse incluso peor. Por lo visto alguien piensa que con fusilar -mal, claro. Diferente contexto diferente reacción, no digamos ya lo que eran unos y otros- escenas de la película y el libro está todo hecho. No puede estar más equivocado. Precisamente porque el contexto y unión de las mismas es importante, no se puede sacar sin más y meterla a presión donde piensan que puede meterse, que es lo que se hace aquí. No digamso ya la presencia directa de apariciónes que parecen sacadas de películas asiáticas de principios de los dosmiles – una de las escenas recuerda inevitablemente a Ju-on– hasta llegar al desastre máximo de CGI barato a final del piloto en lo que parece una idea sacada de una película especial para Halloween de Lifetime o el SyFy. En resumen, la sistemática demolición de todo lo que hacía que la obra original -y sus adaptaciones- tuviera un aspecto, función y tema distintivo para que, de tanto recortar aristas, pueda entrar en el molde del Conjuring Hacendado en el que han decido que querían convertir todo esto. Triste es hacer una obra mediocre y rutinara, mucho más es comprarse el nombre de un clásico para darle el empaque que algo tan desangelado como esto no podría tener si no es robándolo de sus precedentes. Pero, bueno, supongo que para esto sirve el dinero.

Si alguien me hubiera dicho que Light as a Feather (USA) sería mejor estreno de terror… bueno, quizá hubiera supuesto que era por falta de rivales. Quién sabe. Pero aquí estamos. No es una historia especialmente inspirada o rompedora pero sí tiene elementos interesantes y abre una puerta a la posibilidad de que acaben haciendo algo inesperado. Aunque de momento todo se quede en un grupo de adolescentes diversas -en todos los sentidos de la palabra- que empiezan a enfrentarse a una serie de hechos extraños a partir de lo que parecía un juego sin consecuencias y una broma sencilla. Algo maniquea, eso sí -veremos cómo evoluciona, pero parece tener más claro cómo son sus personajes de lo que es recomendable para la ambigüedad de estas cosas- pero, a estas alturas, casi parece lo menos grave que una serie de terror puede ser.

Hablando de espantos: The Romanoffs (USA). ¿Recordáis cuando a principios de los ’00 se hablaba de que Woody Allen estaba mayor, reiterativo y sin gracia? ¡Pues aquí tenemos una serie que saca todos los defectos de aquella etapa sin llegar a ofrecer sus partes buenas! En el mejor de los casos hay alguno de los actores -de las actrices más bien- que salvan la cara con sus tablas. Pero lo mejro de todo es que lo hacen en una serie antológica con episodios de más de una hora. ¡Así que computa como sufrimiento autoinflingido! Si deseas ver a un grupo de actores intentando salvar un guión que compite por ver si es más previsible que rancio en un formato alargado hasta el exceso… ¡Enhorabuena!

Sé que es un clásico pero aún así, después de ver el piloto de Salt, Fat, Acid, Heat (USA) os puedo asegurar que el libro es mucho mejor que la serie. Sí, sé que el libro es un libro de cocina y la serie un documental. Pero el libro es MUY recomendable, y útil. Y la serie es… ¿Cuántas series de gente viajando por el mundo y deleitándose con la comida que encuentran creéis que podremos llegar a ver? ¿Por qué toda esa innovación que tenía el libro no se ve en una serie que es tan más de lo mismo? En los inicios del Food Network hubo programas que mezclaban cocina y ciencia. ¡Incluso en algunas de las creaciones recientes de Heston han logrado que el formato funcionara! ¿A quién se le ha ocurrido que para qué, que mejor otro travelogue más, que teníamos pocos? En fin. Comprad el libro. O no, que lo mismo no os interesa la cocina. Simplemente echadle un ojo, que es muy bueno. Y luego ya decidid.

Mientras tanto en Disney Channel han estrenado Star Wars Resistance (USA), que es otra serie bien hecha aunque sin buscar ningún exceso o locura, par los fanes de SW que sólo quieren más SW sin muchas complicaciones. Y, mira, a veces parece que esto es lo que mejor se les da. Probablemente porque es lo único en lo que no tienen que demostrar nada. Hubiera estado bien que en lugar de inspirarse en el anime hubieran ido directamente a Japón a contratar a alguien para hacerla pero, mira, yo esta semana a los americanos no me veo capaz de pedirles nada.

Un año más tarde el piloto de Superwog (AU) ha acabado en serie. Del canal de YouTube en el que comenzó a un espacio en el canal nacional australiano, no es mal recorrido. El contenido.. pues bueno. Convertir a unos personajes de sketches de YT en algo con una historia ya es más complicado. Digamos que la historia de estos dos amigos no está tan lejos de la idea de comedia que ‘los jóvenes’ llevan haciendo cuando tienen oportunidad desde por lo menos los sesenta. En fin, cambian los tiempos pero la gente permanece. O algo.

Y rematamos la semana con la cosa esta de Titans (USA). Podría ser peor, podría ser mejor, podría incluso tener algo que ver con los Titanes. En lugar de eso tenemos al Clásico Policía Protagonista de Serie de TV que resulta que también es Robin. Una muy mínima aparición de Gar. Y a dos protagonistas femeninas que hacen sospechar que los creadores y guionistas de esta serie conocena  las mujeres de los programas de naturaleza de La 2. Ni Anna Diop logra sacar mucho partido de un guión bastante lamentable que la pone en situación de inferioridad desde el principio, aunque es la que más se esfuerza por hacer que aquello -que en su caso durante el piloto es una serie completamente diferente y no quiero ni contaros lo lejos que está su personaje del original, no digamos ya lo casi-mudo – ni, desde luego, Raven sale mucho mejor parada en su -igualmente alejado- papel de muchacha que se dedica a llorar y gritar durante la mayor parte del metraje para que el Clásico Policía Protagonista pueda tratarla con paternalismo. Que, a ver, si no querían hacer una serie de los Titanes digo yo que también podrían haberse quedado en casa y no hacerla. Si, total, ¿qué necesidad había? En fin.


¡Libros que Llegan! Towles, “Mis amigos monstruos”, Pritam y más

Vaya semana movida, y lo que tenemos por delante. Por lo pronto, han comenzado las apuestas para la navidad de las grandes compañías, Pero, además, va llegando el movimiento también para los demás. Cerca de tres docenas de novedades destacables hemos tenido esta semana. No quiero ni pensar en la que viene. Pero no os entretengo más, que ya sé que estáis esperando a que diga…

¡Que entre la pila!

Mis amigos monstruos de Pooya Abbasian, ed. Kókinos

A veces uno se encuentra con cuentos infantiles tan estupendos como este, breve en texto y con unas ilustraciones -en colores fluor- sencillas pero brillantes. Para contar una pequeña gran historia sobre monstruos, miedos y disfraces. Y no puede más que maravillarse por un resultado tan encnatador. Comprar.

Un caballero en Moscú de Amor Towles, ed. Salamandra Tras Normas de cortesía llega una obra incluso más sorprendente de Towles. La historia de un noble ruso condenado a vivir en un hotel junto a otros curioso personajes para ejemplificar la elegancia y decadencia con el que los mandatarios comunistas se habían propuesto acabar. Desde las habitaciones y ventanales del hotel irá conociendo los secretos del hotel Metropol y sus habitantes, y también verá variar la sociedad rusa. Una mezcla de historias y temas convergen en un extenso libro pensado para saborear. Comprar.

Pinjar de Amrita Pritam, ed. Distinta Tinta 

Una de las más grandes escritoras de la literatura india, Amrita Pritama ha tardado en llegar a las librerías españolas pero ahora que lo ha hecho confiemos en que sea para quedarse porque sus libros son tan interesantes como su propia vida, que ya es mucho decir. Se presenta ante nosotros con un libro de dos novelas cortas cuyo centro es ese El esqueleto que tanto brilló en su momento, sobre una joven primero raptada, luego rechazada y finalmente resignada. Sobre todo reconocida cuando se adaptó a película después, porque hay cosas que no cambian estés en el país en el que estés. Comprar.

II Premio Ripley de VV.AA., ed. Triskel 

¡Pues aquí estamos, un año más! Esta vez con los cuatro elementos como tema -o uno por vez- y una nueva selección de autoras españolas pendientes de ser conocidas, descubiertas o simplemente leídas. ¡Una gran iniciativa!. Comprar.

Una sombra entre los dos de Elisabeth Mulder, ed. Renacimiento

Elisabeth Mulder no es un pseudonimo, es el nombre real de una autora nacida en Barcelona a principios del S XX y que se convertiría en una figura de la intelectualidad de la época hasta su progresiva invisibilización con los años. Suya es esta novela, sobre una cirujana pediátrica en los años treinta (el libro se publicó en el ’34) que debe luchar contra la sociedad, su familia, amigos, conocidos y… bueno, todo el mundo para poder seguir siendo una mujer con una carrera profesional. Una novela pionera, por tanto, y como tantas de ellas pendientes de la recuperación que le acaba de llegar. Comprar.

El visitante de Stephen King, ed. Plaza & Janés  ¡Un nuevo King! Con toda esa apariencia de que ha dado la vuelta, porque la historia de un tipo que parece un ciudadano ejemplar y es acusado de un crimen espantoso… pese a que tiene una coartada sólida. ¿Qué otra explicación podría existir para las numerosas pruebas que le apuntan? Pues allá vamos de nuevo. Comprar.

Agua en los pulmones de VV.AA., ed. Pulpture 

¡Terror y agua! Los elementos acuáticos, siempre metáforas agradecidas, regresan en esta pequeña antología con tres grandes autoras que llegan aquí por sus propios medios, y quizá gracias a algunos galardones. El relato de Kelly Robson, de ambientación victoriana y castillos aislados, ganó el Nébula y fue candidata al Locus, el de Lucy Taylor, en un futuro postapocalíptico en el que las especies de tierra y mar están cambiando, fue candidato al Stoker, y el de Ruthanna Emrys es una magnífica obra de inspiración lovecraftiana. ¡Como para andar diciendo que no hay autoras que escriban terror! Comprar.

Nada de nada de Hanif Kureishi, ed. Anagrama

Pues sí, hay también novedad de Kureishi. Y, como siempre, cabe la duda de hasta qué punto hay un componente biográfico en esta obra sobre la decrepitud, el sexo, el engaño y los planes secretos. Todo ello con, como es costumbre en su autor, grandes cantidades de un humor que a cada nueva obra es más negro. Comprar.

Morte d’Urban de James F. Powers, ed. La Navaja Suiza 

Un cura con ideas propias sobre la evangelización, ideas que se entremezclan con las ideas de éxito estadounidense, de triunfo. Y, de esta manera, el peculiar cura y la cultura en al que se mueve van encontrándose y desencontrándose, que siempre es más divertido. Una propuesta singular, ganadora del National Book Award de 1963 y que, lenta pero segura, ha encontrado su forma de llegar aquí. Comprar.

Los Salvajes de Sabri Louatah, ed. Literatura Random House 

Puede que la idea de que sea una trilogía eche gente hacia atrás. No me extraña. Y, sin embargo, estamos ante una obra concebida como un todo, entre el thriller y la política ficción, con un ojo puesto en Francia y otro en la globalidad de su mensaje sobre la religión y los tejemanejes mediáticos y de los mismos núcleos del poder. Una obra casi televisiva más que cinematográfica, si atendemos a su longitud y giros. Y, por tanto, una que merece al menos conocer. Comprar.

Bajo la red de Iris Murdoch, ed. Impedimenta

La primera novela de Murdoch, una obra sobre lo que podríamos considerar la bohemia de la escritura si no fuera porque la situación de su narrador principal parece incluso más baja. Y de este descenso a los infiernos que hace pensar que quizá nunca llegue a salir mientras nos narra lo que ve, en quién se apoya, cómo va sobreviviendo, llega esta obra sobre un mundo que se está desmoronando. Comprar.

La gran travesía de Shion Miura, ed. Nocturna

Una novela sobre el amor a los libros, a las palabras y su creación y significado, la crónica de la composición de un libro en el departamento de diccionario y cómo la vida de los involucrados va moviéndose, cambiando, mientras el amor por las palabras y su localización se mantiene. Comprar.

Poemas antirrománticos de Kingsley Amis, ed. Visor

Pues sí, se han recuperado una serie de poemas de Kingsley Amis, versos humorísticos, ácidos e incluso sardónicos. Muy propios -y apropiados- para la escritura de ese autor y su relación con el humor y la sociedad. Quizá un complemento más que un centro de su obra, pero sin duda algo que merece la pena conocer para conocerle mejor. Comprar.

Fantasma de la de Vanguardia de Damián Tabarovsky, ed. Mardulce

Menos una refundición que una evolución de Literatura de izquierda, volvemonos a leer sobre crítica literaria en un contexto en el que la vanguardia está, a juicio del autor, más desaparecida aún. Los efectos de esto, de la influencia cultural y política, el cosmopolitismo o las tensiones editoriales además de la dimensión económica. De la lengua, pero no solo. Porque, al final, estamos ante un ensayo literario que intenta abarcar todo lo que ello significa en estos momentos.. Comprar.

Los ideales de oriente de Kakuzo Okakura, ed. Satori

Conocido sobre todo por El libro del té, Okakura se acerca en esta ocasión a los libros sobre pensamiento, intentando transmitir los principios de Asia Oriental no tanto como concepto sino como influencia civilizadora y unión espiritual, con Japón como resultado de las aproximaciones de La India y China a diversas cuestiones, quedándose con lo que les parece mejor de cada una. Un libro, por tanto, que más allá de su propia importancia histórica sigue siendo interesante conocer hoy día. Comprar.

Palabra por palabra de Kory Stamper, ed. Capitán Swing

Es curioso cómo se ha podido encontrar por segunda vez la misma semana un libro sobre los diccionarios y su creación, esta vez desde el ensayo y más centrado en las historias y anécdotas que acaban causando. Algo más que razonable teniendo en cuenta las tareas del lexicógrafo. Y, por supuesto, para todos a los que les interesen las palabras o cómo funciona el fijarle un significado, un texto que merece la pena conocer. Comprar.

El alma de los pulpos de Sy Montgomery, ed. Seix Barral

Segundo libro de Montgomery en no tanto tiempo, esta vez con los pulpos como protagonistas. Lo que les hace iguales a otros animales, pero, sobre todo, sus múltiples particularidades. Una indagación por el naturalismo, la zoología y, en general, las ciencias asociadas que acaba teniendo un algo de reflexión filosófica sobre su misma existencia. Y, como siempre con Montgomery, una lectura que acaba aportando mucho más de lo que su propio título sugiere. Comprar.

Comunión de Whitley Strieber, ed. Reediciones Anómalas

Los amigos de Reediciones Anómalas nos traen un nuevo título rescatado de esos que marcaron un momento en la difusión de fenómenos paranormales y su consideración general. Sobre todo cuando hablamos de un clasicazo del género como este Comunión, auténtico superventas en el momento de su publicación que regresa así con nosotros. Comprar.

Los señores del tiempo de Eva García Sáenz de Urturi, ed. Planeta

¡Y empezamos con las apuestas! Aquí uno de los grandes éxitos del último año que se ve concluido finalmente. Culminando una trilogía de esas superventas que parecen, sin embargo, haberse limitado a los lectores, con menos relevancia en prensa de la que uno -yo- esperaría. Comprar.

– Sabotaje de Arturo Pérez-Reverte, ed. Alfaguara 

Con mucha más prensa y muchas menos ventas llega el nuevo Pérez Reverte. Ahora con menos perros. ¡Otra apuesta! Comprar.

Feliz final de Isaac Rosa, ed. Seix Barral

¡Todo el mundo tiene apuestas! En Seix Barral tienen a Isaac Rosa, por ejemplo, contando una de esas historias más allá del final habitual de las historias. Comprar.

Sal Grasa Ácido Calor de Samin Nosrat, ed. NeoCook 

¡Que semana más loca de libros de cocina! Destacando especialmente este, ganador de chorrocientos premios (a ojo) y que se divide entre la parte técnica y las recetas para aplicarlas. Lo bueno es, claro, que lo primero ayuda no sólo a lo segundo, también a usar y modificar otras recetas una vez se han entendido los fundamentos en una suerte de Arte Marcial Culinaria, el Cook Fu o algo así. Supongo que también ayudará a difundir el libro que le hayan hecho una serie documental que se puede encontrar en NetflixComprar.

Japón de Nancy Singleton, ed. Phaidon 

Tarde pero incesante, en Phaidon siguen traduciendo cuando se acercan las Navidades algunos títulos de su extenso catálogo de libros de cocina internacional. Este año le ha tocado en suerte a esta monumental obra sobre cocina japonesa -y a otra sobre Cuba- para deleite de todos los que aman esa cocina estatal, o de los que tienen que hacerles un buen regalo. Comprar.

Aliter Dulcia de Isabel Pérez, ed. colandcol 

Una nueva editorial nueva. Algo así. Col and Col nos acerca un libro de postres con lo más clásico contextualizado, de nuevo un gran regalo, de nuevo interesante. Estamos en racha. Comprar.

Los cócteles de Mr. Lyan (El rey de los tragos) de Rayan Chetiyawardana y Kim Lightbody, ed. Quarto

Con la mejor de las recomendaciones llega este libro de cócteles creado por uno de los grandes modernizadores del género que, sin embargo, logra proponer convinaciones sencillas y creativas sin usar demasiados elementos complicados o teatrales. Este Mr. Lyan pasa a ser un libro fundamental de coctelería -especialmente casera, pero no solo- además de contar con la curiosidad de haber salido directamente en español desde una editorial inglesa. ¡Que se note que acaba de ganar el Best Bar con el Dandelyan!. Comprar.

Where to Drink Beer de Jeppe Jarnit-Bjergso, ed. Phaidon 

En ocasiones los libros llegan en inglés. Como esta guía para beber cerveza que incluye alguna localización española pero que, sobre todo, nos habla de la cerveza y su consumo de manera casi mundial. Comprar.

Johnny Guitar de Roy Chanslor con ilustraciones de Carmen García Iglesias, ed. Reino de Cordelia

Estupenda recuperación de Johnny Guitar acompañado por las ilustraciones de Carmen García Iglesias que le dan un nuevo aire a este mítico Western. De nuevo, id apuntando para los regalos. Comprar.

Brujas literarias de Taisia Kitaiskaia y Katy Horan, ed. Martínez Roca 

Otra brillante creación ilustrada, un repaso a muchas importantes autoras acompañándolas, además, con bellas ilustraciones. ideal para recordar, conocer y profundizar en su vida y obra, además, por supuesto de para seguir iniciativas como Leo Autoras.. Comprar.

Universo de Guillaume Duprat, ed. Zahori de Ideas

Esta preciosidad va explicando si no el universo al menos sí las teorías sobre él que han ido existiendo con los años, con un sistema de textos y solapas que nos llevan de las primeras ideas griegas a los más modernos descubrimientos -o hhipóstesis- científicos de una manera tan sencilla y fluida que uno no acaba de saber cómo ha terminado allí. Un libro de divulgación no solo para los pequeños.Comprar.

Curiosity de Markus Motum, ed. Flamboyant

Seguimos en el Universo pero en otro estilo. Las aventuras de la Curiosity Rover contado de manera histórica, con profusión de datos y explicaciones, para que se entienda el alcance e importancia de a misión, pero también para que podamos empatizar con el trabajo de ese notable robot.. Comprar.

Cuando el hielo se derrite de Rosie Eve, ed. Zahorí de Ideas

Otro libro brillante, esta vez por la manera de convertir el subtexto en texto y viceversa. Un pequeó oso polar se pierde al deshelarse un iceberg en el que estaba con su madre. De inmediato se pone a buscarlo en ilustraciones a medio camino entre el álbum ilustrado y el cómic. Por el camino vamos viendo cosas peculiares que acaban con una explicación final al margen. Estamos en un futuro en el que cambio climático ha hecho fundirse el hielo y subir el nivel de los mares hasta anegar ciudades enteras y crear este pequeño problema para que el osito recorra todo lo que fue, al más puro estilo Planeta de los Simios, hasta reencontrarse con su madre. Sin que haya rastro de los humanos. Como veis, un cuento con moraleja.. pero no par el osito.. Comprar.

Adoptar un dinosaurio de José Carlos Andrés y Ana Sanfelippo, ed. Nubeocho

La divertida historia de una niña que acaba adoptando a un dinosaurio como mascota, con todo lo que eso causa y cómo se adaptan a ello. Un libro entrañable y con humor. Comprar.

Señor aburrimiento de Pedro Mañas y David Sierra Listón, ed. Libre Albedrío 

Con rimas y unas ilustraciones preciosas vemos la manera en que un pequeño combate al aburrimientos, siempre perseguido por él. Una forma efectiva de lograrlo y, sobre todo, con mucho humor. Comprar.

¡Hasta aquí! Ahora, si esto os ha parecido una juerga esperad a ver lo que nos llega la semana que viene, que tendremos Su cuerpo y otras fiestas de Carmen María Machado, Cómo acabar con la escritura de las mujeres de Joanna Russ, el libro editado por Roxane Gay, novedades de Teju Cole, Schweblin, Hrabal, Didion, Katzenbach, Murakami, Flynn y mucho -pero que mucho- más. Pero, como siempre, eso será la próxima semana. Centrémonos de momento en esta que suficiente hemos tenido. Y digamos, también como siempre… ¡Nos leemos!


Puede que la autora australiana Helen FitzGerald no sea muy conocida por el público español, por no decir nada, pero de ella sale la obra adaptada para esta The Cry (UK). Adaptada porque, aunque parezca un trabajo menos de un showrunner que de un comité, está claro que la idea principal ha sido aprovechar al máximo el reparto, sobre todo la posibilidad de centrarlo en Jenna Coleman, aunque sea Asher Keddie la que mejor esté en este piloto que es más un primer capítulo. La trama de intriga y sospecha con un niño desaparecido de por medio y una enorme atención mediática sobre sus implicados -Coleman como la nueva mujer que acompaña a su marido a Australia a luchar por la custodia de la hija de su marido con su ex-mujer, interpretada por Keddie. pero también ese marido, la hija, la abuela de la niña…- sin que quede claro si es un rapto-rapto, un simple ejercicio de cara a la prensa pura triquiñuela legal o algo… peor. En cualquier caso, no una serie especialmente original, y ciertamente conducida como si hubieran decidido tirar con el automático, pero por ello precisamente perfectamente llevada como una creación industrial.

Otra de esas comedias que la CBS piensa que podría ser divertida, al menos esta semana Happy Together (US) es la mejor. Ayuda que la otra sea espantosa, pero también que esta, rutinaria y conocida como nos podemos imaginar que es, aún así es capaz de jugar a su favor con esto. El viejo ‘si no vas a hacer algo original tienes que hacerlo realmente bien’. Solo que aquí no está ‘realmente bien’ tanto como ‘OK, vale’. Pero tomemos lo que tengamos, supongo. Así que esta serie sobre una pareja normal a la que se le acopla un famoso cantante que hace que su vida cambie es… bueno… aceptable forraje.

Vamos a la parte mala de la semana. Primero con una serie que esperaba con interés. No es que Jason Blum, o su Blumhouse, me parezca el mejor productor de cine de terror del momento, pero sí que me parece uno que sabe lo que se hace. Saldrá mejor o peor, pero parece tener las cosas claras. La idea de Into the Dark (USA), un capítulo mensual con un tema de terror centrado en un festivo de ese mes, puede recordarnos a la chusca The Holidays pero, en fin, podría también haber funcionado. De momento el primer capítulo, la primera película casi podríamos decir, por durar cerca de hora y media y no mantener continuidad alguna con los siguientes, reúne a una serie de caras razonablemente conocidas de la televisión -al menos de la televisión más joven- para ofrecernos… bueno… posiblemente una de las ideas menos inspiradas posibles. Y parecía que Halloween tendría que ser el mejor festivo posible para comenzar algo así. Pero resulta que lo que han hecho es un corto alargado. Literalmente. Usan un corto de base, está en los créditos. Y, a partir de ahí estiran sin añadir. Ni la relación central parece interesante, ni el motivo central, ni nadie parece tener muy claro qué o por qué están haciendo lo que hacen, mientras todo va por unos carriles tan previsibles que parecen estar moviendo vagonetas. Una forma tan perezosa de llevar algo -más aún algo que va a ser la tarjeta de presentación de una serie- que cuesta creer realmente que se haya hecho pensando en ello. No, más bien parece que se pensó justo en lo contrario: Vale, esta primera ha sido un desastre muy aburrido… pero quizá la siguiente cambie, otro equipo, otros actores, otro tema. Y eso es, quizá, lo único que puede salvarla en un año en el que lleva varias temporadas existiendo Inside Nº9 y se ha estrenado la mucho mejor Bobcat Goldthwait’s Misfits & Monsters.

Sobre The Neighborhood (USA) lo único que debería decir es: ¿Por qué? Pero, en realidad, creo que hasta eso puedo explicarlo. La única razón que se me ocurre para que la CBS haya dado una comedia a Cedric The Entertainer -además de que odian la comedia, claro- sobre una familia blanca que se muda a un barrio negro es que la única forma en la que sus espectadores pueden llegar siquiera a tratar el tema de la raza es permitiendo que ellos se sientan como una minoría oprimida. Diría que así funciona el humor en tiempos de TRUMP! para esta cadena pero sospecho que antes de 2016 hubiera sido igual y, además… ¿qué humor?


¡Libros que Llegan! McInerney, “La azotea”, Garner y más

Que sea una semana tranquila no significa, como de costumbre, que no lleguen novedades interesantes. Aunque, de manera inesperada, una parte de ella viene de aquellos a los que comento a un lado, los libros de los amigos.

Empire. El cine de Charles Band Vol. 1 de John Tones, ed. Applehead Team

Estoy encantado con este libro que ha escrito Tones sobre las historias cinematográficas del productor Charles Band que habla de sus primeros proyectos y su primer gran productora, la Empire, que daría lugar a películas como Re-Animator, Dolls o Trol entre muchas otras. Pero es que Tones no se conforma con hablar de esta productora y películas, también aprovecha para ir deteniéndose en meandros sobre el cine de género para contextualizarlas en las influencias, los influidos y las copias que por allí dan vueltas, una suerte de breves textos de dos o tres párrafos en los que se explica tanto sobre este cine de menor presupuesto que casi se podría usar como una guía de todo lo que pasaba en este cine estadounidense ochentero. Además, por supuesto, de las propias historias de la productora y su jefe, de los autores implicados -de Brian Yuzna a David DeCoteau pasando por Albert Pyun– y de los avatares rocambolescos de las diferentes películas. Vamos, un libro vertebrador si no de todo Lo Bajo Presupuesto sí, cuanto menos, de aquel cachito que tuvo lugar entonces. Y, como tal, de especial interés para el que quiera lanzarse a él. Es una lástima que lo haya escrito un amigo, estas cosas son más fáciles de creer cuando se trata de hablar de un desconocido. Comprar

Estío de VV.AA., ed. Episkaia

En cuanto a la última publicación de Episkaia, además de estrenar aspecto reúne en este bellamente portadeado volumen una colección de cuentos de lo que se conoce como Ficción Climática. Es decir, partiendo de historias que podríamos considerar según sus parámetros Ciencia Ficción, Ucronía o Anticipación Histórica; se narran las historias en las que los cambios climáticos son un factor fundamental. Y, dentro de eso, variedad en los enfoques y tonos. Un gran trabajo. Comprar

Pero esto, como decía antes, son los comentarios de los libros de los amigos. Pero hemos tenido muchos más. Y tan interesantes y variados como suele ser habitual aunque siendo esta la última semana del mes en muchas menos cantidades. Así que ya sabéis, ahora viene ese momento de decir…

¡Que entre la pila!

Los milagros de la sangre de Lisa McInerney, ed. Alianza

Tras ganar el Women’s Prize por Los pecados gloriosos regresa McInerney con una nueva novela con su ambientación irlandesa y su personaje central en una encrucijada, heredero directo de la anterior. Porque volvemos a encontrarnos a Ryan Cusk, con unos pocos años más encima, esta vez desestabilizado por los trapicheos de su jefe -que han escalado en tamaño- y sus problemas sentimentales, pero, además, el mundo a su alrededor parece estar volviéndose loco y él mismo tiene que elegir cómo cabalgar el caos. Un tono aún más oscuro que el anterior, entre el ambiente criminal y sus excesos pero también por los problemas mentales del protagonistas, llevado, eso sí, con el sentido del humor e inteligencia habitual de la autora. Comprar

La azotea de Fernanda Trías, ed. Tránsito

La puesta de largo de una nueva editorial, Tránsito, se hace con una novela uruguaya de una autora que parece decidida a contarnos algo que podría ser biográfico pero que realmente es un descenso a los infiernos mentales partiendo de un punto quizá no muy razonable pero sí comprensible. Una mujer decide ir luchando contra la ferocidad del mundo exterior a su casa, pero lo hace replegándose en ella, poco a poco, como una suerte de auto-secuestro. La deriva de las situaciones, y cómo este intento de proteger a la familia es lo que más daño le va causando. Así que podemos ir avisando desde el principio: Es dura. Comprar

Historias reales de Helen Garner, ed. Libros del Asteroide

Helen Garner es una grande de las letras australianas, precisamente por eso es una lástima que en nuestro país no haya tenido más éxito. Tuvo una novela, un libro periodístico y ahora este recopilatorio de artículos de no-ficción. Todos ellos recomendables, y este último en concreto interesante no sólo por lo que cuenta sino por cómo lo cuenta como si en realidad tuviera que estar haciendo otra cosa pero hubiera decidido descansar con esto. Y quizá por eso parecen piezas más sencillas, centradas en la observación y en casi la confidencia de lo que ha visto, vivido, de lo que le ha pasado. En cualquier caso, una buena forma de conocerla. Comprar

Las tribulaciones de Richard Feverel de George Meredith, ed. Ático de los Libros

La lenta pero segura recuperación de George Meredith llega a una de sus obras principales. En Richard Feverel comenta entre al ironía y la sátira las costumbres ilustradas de educación y decide volar las convenciones tanto como las ideas sobre las relaciones entre hombres y mujeres de la época victoriana a la que pertenece. El resultado justifica -o podría, o debería- no ya el éxito de la obra sino, además, el interés que Meredith está volviendo a despertar. Comprar

No pasar (Do Not Cross) de Dora Pavel, ed. Dos Bigotes

Este thriller de la autora rumana Dora Pavel es, en realidad, una historia negra y oscura sobre una liberación. Un hombre que ha escapado de un hospital psiquiátrico rapta a un joven recepcionista de hotel. La relación entre ambos es, como es lógico, tensa. Pero la víctima encuentra en toda esta situación primero una equivalencia con su propia vida en Bucarest como joven homosexual, en segundo una liberación por poder mostrarse como realmente es, aunque sea recordando a su amor imposible y, finalmente, una suerte de relación casi sadomasoquista con su captor. Así que la intriga, que la hay, acaba siendo la forma en la que estas ideas se articulan sobre la propia situación y sus problemas. Diría que de allí, pero sospecho que, en diferentes grados, en todas partes pasa. Comprar

Gog Magog de Patricia Melo, ed. Tres Puntos

Las ansias asesinas para con los vecinos. Algo así es lo que tiene como punto de partida esta novela de Patricia Melo, -la escritora brasileña a la que en España vimos hace un tiempo pero que teníamos algo perdida- en la que a una persona aparentemente gris, rutinaria y mediocre la llegada de un nuevo vecino va causando una exacerbación que le lleva hasta el asesinato. Y así, con este monólogo, intenta hacerse entender tanto como que le comprendamos. o, quizá, solo demostrar que no era tan gris. Comprar

Fuego en la montaña de Edward Abbey, ed. Errata Naturae

Puede que Abbey sea más conocido por La Banda de la Tenaza, pero es bueno que todo este movimiento de obras de -digamos- exterior y naturaleza haya decidido darle una oportunidad. Y gracias a ello contamos con esta historia de un tipo decidido a todo por preservar un terreno salvaje (aunque aparentemente yermo) de los planes gubernamentales para cambiarlo por un campo de pruebas para misiles. No es tanto una confrontación ante un cambio del progreso como ante el rodillo armamentístico. Y de esa manera logra ser una novela incluso más propia de su autor. Comprar

El limonero real de Juan José Saer, ed. Rayo Verde

¡En Rayo Verde siguen recuperando a Juan José Saer! ¡Bravo! Lo que toca hoy es una obra dura, sobre la muerte, la péredida y la ausencia y cómo las celebraciones especiales lo acentúan más aún porque todo lo que calienta e ilumina sirve para animarnos pero también para proyectar más sombras y recordarnos lo que quedará cuando se vaya esa luz. En cualquier caso, otro brillante libro de Saer. Comprar

Cinemaps de Andrew DeGraff y A. D. Jameson, ed. geoPlaneta

Aunque este libro incluya textos de A. D. Jameson sobre una gran cantidad de películas hay que reconocer que su principal atractivo son los mapas, la auténtica razón de ser del volumen, en los que Andrew DeGraff resume los recorridos de la película y sus personajes principales, añadiendo pequeños detalles o guiños a lo que en ella pasa pero, principalmente, permitiendo resumir lo que en ella ocurre gracias a las idas y venidas de los personajes bien dentro de una localización concreta o de una a otra. Un resultado atractivo que se centra en películas muy conocidas. Comprar

La era de los dinosaurios de Steve Brusatte y Daniel Chester, ed. Siruela

Es curioso como el punto intermedio en los libros ilustrados entre los adultos y los infantiles puede dar lugar a obras como esta, aparentemente en el segundo campo pero posiblemente tan lleno de datos que uno supondría que es más para adultos. Probablemente sea por tratarse de dinosaurios. pero, aún así, se desgranan las distintas épocas, se establecen las especies más importante dentro de una selección distinta, se añaden curiosidades, se dan datos concretos… una obra muy completa que debería servir para ambos. Pero que posiblemente entusiasme a los pequeños. Comprar

Atlas de los monstruos de Sandra Lawrence y Stuart Hill, ed. geoPlaneta

Como su propio nombre indica, una selección de mapas con sus criaturas míticas, monstruosas, y un pequeño texto sobre esas leyendas y su origen. Como un atlas al uso pero indicando esos personajes increibles por todo el mundo, las tradiciones y las mitologías. Comprar

Latin Lover de Mino MilaniSara Not, ed. Combel

Quizá el interés sea limitado, pero interés hay sin duda. Una centena de frases hechas latinas de las cuales 40 llevan una ilustración y un texto explicativo más extenso, que va recorriendo tanto las más conocidas -a veces por su transformación desde los dichos latinos a los españoles- como otras igual de interesantes pero menos conocidas. Una gran forma de acercarse al latín. Y a nuestra propia configuración cultural, que estas ideas llevan siglos entre nosotros. Comprar

Chatarra de Padraig Kenny, ed. Bambú

En una sociedad que ha vivido una Gran Guerra que ha acabado con robots viendo entre los humanos y, por tanto, con su propia situación social, un chaval irá indagando la situación de estas creaciones mecánicas, lo que hace a alguien humano o robot, y, en fin, digamos que una historia que mezcla ideas de con Oz y Eduardo Manostijeras hasta Blade Runner centrado más en la acción que en el entorno y sus habitantes. Una novela que merece la pena conocer. Comprar

El detective Intríngulis y el secuestro de Mimí de Amaicha Depino, Ileana Lotersztain y Fabián Mezquita, ed Iyoque

Enseñar ciencia mediante una mezcla de cómic y textos. Por un lado tenemos el cómic con la historia de un detective que busca un perro desaparecido, por el otro las explicaciones del trabajo policial, tanto de procedimiento como de la parte científica o curiosidades históricas. Una forma sencilla y divertida de divulgar. Comprar

La preocupación de Lucía de Tom Percival, ed. SM

Lucía es una chica alegre, extrovertida y todas esas cosas, hasta que un día le llega una preocupación. A partir de ahí Lucía se va convirtiendo en otra versión de ella misma y sólo el encontrar que otro niño tiene también una Preocupación propia la animará a que hablen de ellas y así deje de crecer dentro. Es decir, Tom Percival nos propone un cuento para hablar de preocupaciones, emociones, salud mental y todos los temas relacionados. Comprar

Todo lo que sé de la gente de Jaume Copons y Guridi, ed. Combel

Jaume Copons es un grande, y acompañado por Guridi, que es otro grande, se convierten en creadores titánicos. Algo así es lo que ofrece esta primera aproximación a la diversidad para niños que parte de la idea de Si todos somos iguales pro qué somos todos diferentes para explicar que, efectivamente, todos somos diferentes, pero eso no debe significar que no seamos todos personas. Y debamos ser tratados como tales. Es cierto que no es más que una primera aproximación en la que cabría incluso más tipos de diversidad aún, pero como primer contacto es ya más que importante para que quede claro el mensaje de lo bueno que es la diversidad. Comprar

 

Esto es Londres de Miroslav Šašek, ed. Nórdica
Esto es París de Miroslav Šašek, ed. Nórdica

Nueva recuperación de estos clásicos -mucho, los primeros eran de 1959- en los que se van recuperando los clásicos en los que presentaba las ciudades más importantes del mundo -y algunos países- a los pequeños. Veremos cuántos de los dieciocho títulos de la colección conseguimos ver publicados aquí. Comprar Comprar

Regreso al Futuro de Kim Smith et al., ed. SM
E.T. El Extraterrestre de Kim Smith et al., ed. SM

Otra colección curiosa es esta en la que el buen hacer de las ilustraciones de Kim Smith convierte en cuentos clásicos algunas de las más conocidas películas ochenteras. Una iniciativa que parece hablar más de la permeabilidad de las fronteras culturales y su relación pero que servirá, además, para que disfrutemos de las ilustraciones de Smith en estas historias. Comprar Comprar

Hasta aquí por esta semana. Ya veis que no mentía. Una semana tranquila que antecede otra con no mucha bronca -posiblemente porque será la semana siguiente la que de el disparo inaugural para la temporada navideña- pero que con todo nos trae lo último de Stephen KingSy Montgomery, Tabarovsky, Kureishi, rescates de Iris Murdoch, Kingsley Amis, obras de Kakuzo Okakura, Kory StamperLos cócteles de Mr. Lyan o el desenlace de la trilogía de La Ciudad Blanca de Eva García Sáenz de Urturi, posiblemente mucho más esperado que la novedad de Pérez Reverte … Pero eso será, como siempre, al semana que viene. En la que, por cierto, espero veros durante el HUL. Mientras tanto aprovechemos para bajar las pilas de lecturas de todo lo salido durante esta semana y, como siempre… ¡Nos leemos!


Bueno, pues hemos sobrevivido a la primera semana de estrenos USA. Supongo que estaréis tan sorprendidos como yo. Y como el orden alfabético funciona como funciona los últimos serán los primeros. Parece que Charlie Day tuvo el viernes como fecha para The Cool Kids (USA) por estar protagonizada por actores mayores. A su favor hay que decir que intenta formar un grupo variado aprovechando los buenos y solventes actores cómicos. El asunto es que luego este piloto es un poco de Lo de siempre. Es lógico que en una generalista no pueda hacer lo que en cable, pero es una lástima que no haya buscado una manera en la que lograr que las historias de estos abuelos marchosos fueran más allá. Porque por muy buenos que sean -y Vicki Lawrence está especialmente inspirada en el papel posiblemente más agradecido en el piloto- si el guión ofrece lo de siempre… pues tampoco es fácil verle muchos motivos para regresar. Quiero decir, una serie que se las arregla para que un personaje diga el título de la misma durante el piloto. Uf.

Estoy muy sorprendida con esta FBI (USA), en primer lugar porque parece que el paso de la NBC a la CBS de Dick Wolf -ese hombre- le ha convertido en un productor moderadamente más de izquierdas que antes. Quizá sea solo por comparación con la panda que anda allá. En segundo lugar, porque ha hecho una serie sobre el FBI que está fuera de todos los estilos habituales de actuación, sobre todo los de la CBS. Sí, hay grupos y casos e investigaciones… pero esta suerte de publirreportaje se toma todo con tanta flema y tranquilidad que logra algo tan difícil como una serie bien hecha, bien contada, bien interpretada pero que podría aburrir a una piedra. Lo que nos lleva a la tercera parte, es sorprendente decir esto pero por muy docudrama que se quieran poner está claro que un poco de nervio no le hubiera venido más y que quizá, más que los POM POM de su Ley y Orden podríamos hacer una petición para que le diera un toque a la serie Bellisario. Que si alguien sabe de panfletismo para fuerzas gubernamentales de entretenimiento es él.

Ahora bien, si en una serie hay que gritar ¡BELLISARIO, BELLISARIO, TRAED A BELLISARIO! hasta quedarse afónico es en Magnum P.I. (USA), cuyo principal atractivo es que ha mantenido la canción. Todo lo demás es de un genérico que da susto. No ya no se han molestado en buscar a alguien con carisma como Selleck -que estoy convencido que tiene que haber porque en otras series los hay, incluso de herencia latina como James RodayTyler Posey– sino que han puesto poco menos que a un mueble a protagonizarla. Tampoco se han molestado mucho más con el resto de papeles, hasta el punto de decidir respetar los ‘esquemas generales’ de casi todo. Porque si para el correcto funcionamiento de la serie original era tan imprescindible como Selleck la buena labor de John Hillerman como Higgins aquí han decidido que sea el único cambio… convirtiéndole en una atractiva mujer. En fin, rancios hasta para eso. Cierto es que la actriz, Perdita Weeks, es posiblemente la mejor del reparto. pero es que sólo tiene que procurar no cagarse encima. Y, desde luego, está muy lejos de Hillerman. Ponernos a discutir lo que esta serie podría haber sido con uno u otro cambio no nos llevaría a nada ni serviría para mucho. Quedémonos con lo que tenemos: Una serie extremadamente genérica cuya única finalidad parece ser que las cadenas españolas puedan rellenar sus parrillas sin molestarse en descubrir qué están emitiendo ahora.

Hablando de genéricos, lo que podría haber tenido un mínimo interés como telefilme o, incluso, como miniseries, pasa a oler de manera sospechosa cuando se convierte en serie abierta. Esto es, Manifest (USA) es el enésimo intento de recuperar el éxito de Lost cuando ya ni a los que veían Lost les motiva ser muy vocales de lo suyo. Y no es que esté mal. Para un inicio de telefilme o similar, como digo. Pero esto, que podría haber dado algo más de intriga o de algo, incluso -en el peor de los casos- haber llegado a decidirse por intentar arreglarlo con el locurón de los Langoliers– acaba decidiéndose por ese drama rutinario. Peor aún, uno que no parece ir a ninguna parte. Como mucho para justificar un programa del tipo ese de Inquietaaaante. Al menos que a él le aproveche.

Hablando de Roday, el descarado intento de montarse un This is Us de la ABC con A MIllion Little Things (USA) se beneficia enormemente de tenerle con su humor. Es casi lo mejor que se puede decir. Como serie funciona bien, todo va por sus raíles a una velocidad correcta, todo medido, todo controlado, todo tan poco inspirado que parece hecho siguiendo un esquema de un libro sobre cómo guionizar. Y es precisamente ese aspecto falso, impostado, plástico… eso es lo que hace que sirva como fondo, e incluso como ejemplo de construcción, pero resulte tan poco interesante como serie.

En cuanto a la novedad australiana -rápidamente llevada por FX a otros países- Mr. Inbetween (AU) podríamos decir que es una idea interesante como punto de partida -un matón de los bajos fondos en su vida cotidiana y en el trabajo- que necesitaba de mejores actores y de mejor guión. Que yo entiendo que no todo puede ser Sexy Beast pero esto acaba llevando a una idea de transgresión apolillada y hasta rutinaria.

Parece que cada poco toca una serie llamada New Amsterdam (USA). Esta vez es un drama médico basado en hechos reales que combina lo peor de las buenas intenciones con lo más trillado de los dramas médicos. Mucho diagnóstico, riesgo, fortaleza, blablabla… y poca chicha. A estas alturas me preguntaba si habían decidido hacer las series para este año con el piloto automático puesto y ya si eso el año que viene será otro día.

Supongo que lo más llamativo de Pete The Cat (USA) es menos basarse en una conocida serie de libros infantiles que el tener a Elvis Costello y Diana Krall poniendo voz a los padres. Pues bueno. Pues vale. Como serie está claramente dedicada a un público muy infantil, pero supongo que si a ellos les gustara mal no estará.

Karl Pilkington ha recibido con Sick of It (UK) la posibilidad de hacerse una serie tan a su medida que tiene hasta dos papeles. El resultado… bueno… es un resultado, supongo. Entiendo que a los muy fanes les gustará. No creo que a mucha más gente. Porque la escritura tiende a lo exagerado pero también a lo perezoso, sus desgracias, que no deja de ser a lo que se suele dedicar el actor, no están bien engarzadas sino que parecen arbitrariedades. Y, claro, de lo uno a lo otro.

Con Single Parents (USA) no tengo nada claro qué esperaban. Más allá de captar para la ABC a Taran Killam tras su inexplicable marcha del SNL -y quien dice Marcha dice Despido, claro.- Pero esta serie de padres que parece hecha para rellenar los huecos de una lista fantástica sacando o saqueando ideas y tropos de otras series que funcionan mejor y que aquí están interpretadas con convicción y tablas por los implicados (Brad Garrett, Kimrie Lewis, Jake Choi e incluso Leighton Meester) pero que no puede levantar un guión que las pocas veces que funciona lo hace más pese a su guión que gracias a él.


¡Libros que Llegan! Brite, “Locos, ricos y asiáticos”, Fonseca y más

¡Otra semana más en la locura esta de los libros! Y una semana en la que las llegadas han sido de lo más variadas e interesantes, quizá los nombres no sean tan conocidos, pero precisamente por eso monto estas listas, para que lo sean. Así que me dejo de cháchara y vamos a lo que nos interesa, a que diga:

¡Que entre la pila!

Locos, ricos y asiáticos de Kevin Kwan, ed. Suma

No me extraña el enorme éxito de este libro en el mercado anglosajón. Reúne los mimbres de una comedia romántica con el fondo de una comedia de Alta Sociedad y lo localiza todo entre las clases superrica asiáticas, permitiendo no sólo entrar en unos círculos poco habituales -y realizar algunas divertidas inversiones de expectativas- sino, además, presentarnos tanto esa cultura como todo lo que va asociado con ella en distintas partes de Asia. Vamos, que tiene un poco para cada uno. Cierto es que el autor parece ser consciente de este potencial para producir secuelas, con todo lo que ello significa. Esperemos que aquí tenga también una buena acogida, porque la oportunidad lo merece. Comprar

– Trazos de Sangre de Poppy Z. Brite, ed. La Biblioteca de Carfax

Llevábamos tiempo sin tener noticia de uno de los principales exponentes del terror en los noventa. Tampoco mucho, que la última publicación en La Factoría de Ideas es una reedición de hace 4 años, pero sí el suficiente como parecer que las idas y venidas que han tenido sus libros -de los cuales al final habíamos tenido como media docena, con algún título recibiendo múltiples ediciones como El alma del vampiro (2006 y 2014) y, sobre todo, El arte más íntimo (1998, 2005 y 2013) – lo convertían en una presencia de fondo pero siempre errática. Más aún desde su retiro en 2010.. Ahora La Biblioteca de Carfax nos permite recuperar una de esas novelas sumamente noventeras (es del ’93 en su edición original, si no estoy equivocado) en la que sobre un tema de casas encantadas tenemos hackers, diversidad sexual, dibujantes de cómics y gente torturada internamente hasta el suicido, al menos en apariencia. Estoy seguro de que podéis hasta ponerle banda sonora. Sea como sea, si os queréis acercar al mundo de Billy Martin -sí, Poppy es pseudónimo, lamento tener que comunicároslo- este es un buen punto de entrada, mucho más cercano al gótico americano que al perifollo vampírico posterior pero no por ello menos interesante. Comprar

– Bufo & Spallanzani de Rubem Fonseca, ed. Tajamar Ediciones

¡Pues aquí tenemos de nuevo a Rubem Fonseca! Vale, es a través de una edición chilena -por algún motivo parece que fuera de España se le hace más caso que aquí- pero algo es. Ir consiguiendo que el autor brasileño vuelva a estar presente en nuestras estanterías es motivo de alegría de sobra. No digamos ya si esto anima a alguna editorial de aquí a ponerse al nivel para que no dependamos de estas incursiones. Y, por supuesto, la alegría de tener al comisario Guedes, a los crímenes en apariencia sencillos pero con un fondo poderoso, la corrupción como elemento capaz de cambiar trayectorias y sí, también, a la creación literaria. Quizá suene a alguno porque fue publicado antes en España -primero en rústica en el ’86, luego en bolsillo en el ’98- con el título de Pasado negro. Si no tienes esa edición aprovecha. Comprar

Si pudiera cambiarlos. Torikaebaya Monogatari, ed. Satori

Apadrinada la recuperación de esta obra del S XII japonés por Kawabata, tenemos aquí una historia más que curiosa sobre las tendencias naturales y su aceptación. Una pareja de hermanos, hijos de un alto cargo de la Corte Imperial, muestran que su verdadero ser es justo el contrario al que parece visible de manera externa. A partir de ahí los intentos del padre por ‘corregirlo’ y como es la aceptación lo que hace que las cosas parezcan funcionar de nuevo para estos hermanos. Y es que hay veces en las que lo moderno no está reñido con la fecha de publicación. Comprar

Espectros en una tierra trizada de S. Craig Zahler, ed. Tres Puntos

Existe la posibilidad de que no te suena el nombre de S. Craig Zahler. No es extraño, lleva años en todo tipo de fregados culturales – Desde aspectos musicales, que incluyen el metal o la composición de bandas sonoras, a novelas, de guiones a dirección de películas… pero la verdad es que su nombre se queda menos que sus obras. Probablemente si dijera que es el director y guionista de Bone Tomahawk o Brawl in Cell Block 99, que está mezclado en varias otras películas que van del terror de Asylum Blackout  a la más reciente Puppet Master sea más fácil ubicarle. Y, por tanto, comprender que en esta mezcla de western gótico y obra de explotación y venganza lo que vamos a encontrar es a un creador con una querencia por los modelos antiguos llevados a la extrema potencia. Y eso incluye traductores acompañando a los miembros masculinos de una familia -ya os dije, antiguo- a vengarse de un español que raptó para su burdel a las mujeres jóvenes de esa familia. Digamos que el público que tiene esta obra parece limitado, pero estoy convencido de que estará más que contento de saber que existe. Comprar

Correspondencia (1912-1942) de Stefan Zweig y Friederike Zweig, ed. Acantilado 

La historia de Stefan Zewig (al que tantas recopilaciones de correspondencia se le han publicado ya) y Friderike, su primera mujer, es más que curiosa. Sí, se divorciaron en 1938, pero eso no significa que dejaran de escribirse cartas hasta la muerte del primero. Y estas cartas, seleccionadas, por supuesto, sirven tanto para revelar una faceta del autor como para comprobar lo que tenía soportar esta. Bien es cierto que es el intercambio intelectual -al considerarse ambos como iguales- lo que mueven estas comunicaciones, pero quizá sea en las pequeñas historias primero y luego en las grandes luchas durante la Segunda Guerra Mundial (en la que él lo pasó mal, sí, pero ella estuvo bastante peor, quedándose más tiempo en la zona ocupada para poder salir con sus hijas. Así que si este volumen sirve para dar relevancia a una mujer tan interesante bueno es también este inmiscuirse en la correspondencia privada de los célebres. Comprar

C de Tom McCarthy, ed. Pálido Fuego

Volvemos a Tom McCarthy, un autor que parece que está funcionando en la editorial porque para cuando quieran publicar a su primera mujer se van a encontrar con que ya está editado además de esta novela Satin Island y Hombres en el Espacio. En este caso nos encontramos con un protagonsita que recorrerá la Europa de principios del S XX, entre los avances técnicos y la búsqueda de un lugar ajeno a guerras que permita centrarse si no en el disfrute al menos sí en la placidez. Y al final el resultado acaba siendo algo parecido, quizá no con muchas ideas ordenadas, o claras, pero sí con una agradable y morosa forma de contarlo. Comprar

El misterio de la Casa Roja de A. A. Milne, ed. Siruela

Pues sí, el creador de Winnie the Pooh también escribía novela policíaca. Una buena muestra es este título, buen ejemplo de lo que en la época era todo un clásico: Una historia de tintes criminales envuelta en la ligereza de un juego de aficionados, con humor y más interés en la mera diversión de la historia que en las implicaciones de esa violencia, un mystery, por tanto, en la mejor tradición juguetona británica. Quizá por ello mismo pueda sonar un tanto artificioso, pero conociendo los parámetros de lo que busca está claro que lo logra. Comprar

Un estruendo sobre las frondas de Algernon Blackwood, ed. Hermida Editores

Un par de pinceladas -en forma de los relatos El bienamado de los árboles y El Wendigo– de lo que Blackwood ofreció tanto al corpus lovecraftiano, como a la propia idea de naturaleza asfixiante, animados por una suerte de horror pagano alimentado por esta misma que tanto influiría a contemporáneos y sucesores. Comprar

Fluorescencia de Kopano Matlwa, ed. Alpha Decay

Novela desesperanzadora sobre la actual Sudáfrica, recordándonos que la eliminación de políticas xenófobas no significa que el país haya dejado esa forma de pensar de un día para otro, que el racismo sigue presente y también el machismo, la represión religiosa y muchos otros problemas llevados, en esta ocasión a la vida de los hospitales, la falta de medio y el uso de la sanidad para promover y respaldar determinadas políticas y actuaciones de fondo, en una sociedad obviamente cerrada como para poder tratar temas como la violación de una manera que no parezca un crimen mucho más perseguido que la violencia contra las mujeres. Comprar

Hombres en guerra de Alvah Bessie, ed. Ediciones B

Todo un clásico de la narración personal -originalmente era una suerte de diario que llevó su autor durante la contienda- de un combatiente americano durante la Guerra Civil española. Una obra que fue publicada hace años -en parte por el apoyo de Hemingway a la misma- y que adquirió algo más de notoriedad -pero quizá menos de suerte- cuando se incluyó a su autor en la infame lista negra del mccarthismo. Comprar

Azúcar Negro de Miguel Bonnefoy, ed. Armaenia Editorial

Exploradores, leyendas sobre tesoros, sagas familias¡res, pero, sobre todo, una reflexión sobre la conquista -o colonización, o enraizamiento, o cómo se quiera mirar- y los reveses de la fortuna. Con piratas al fondo y plantaciones de caña de azúcar. Que no se diga que no ofrece un poco de cada. Comprar

Ser mujer negra en España de Desirée Bela-Lobedde, ed. Plan B

Lo que dice su título. Porque esta vez está bien clarito. Vamos a encontrar una serie de reflexiones e historias en primera persona que nos permitirán -si estamos abiertos a ello, por supuesto- atender a otros puntos de vista y experiencias e, incluso, empatizar con ellos. Iba a decir que también aprender pero eso ya cada cuál. Comprar

Traición de Walter Mosley, ed. RBA

Pues sí y en efecto, Mosley ganó el PINN de RBA. Cuánto tiempo desde que le hacían películas, se anunciaba como el escritor favorito de Bill Clinton y lo publicaba Anagrama. pero bueno, que aquí está de vuelta. Comprar

La puerta de Abadón de James S. A. Corey, ed. Ediciones B

Otra cosa que está de vuelta, ya estamos en el tercer libro de The Expanse. El tiempo, cómo pasa. Comprar

La carga mental de Emma Clit, ed. Lumen

Conocida sobre todo por sus cómics sobre -sí- La carga mental, ese concepto de que no solo hay una carga de trabajo físico, también del trabajo que lleva hasta allí, bien en intendencia, preparación u organización; lo cierto es que es una colección de cómics en los que bajo su tono humorístico se tratan de los problemas y desigualdades, generalmente dentro de la pareja, que intenta, además, que el otro sea consciente de ellos. Las historias de Clit aquí reunidas sirven, pro tanto, como pequeña introducción con mucho de reflexión pero, a al vez, contados de esa manera humorística tan eficaz para la divulgación. O, al menos, para iniciar un debate. Comprar

Jughead 2 de Chip Zdarsky, Ryan North, Derek Charm et al., ed. Norma

Segundo volumen del Jughead, con menos Zdarsky del que me gustaría pero con eso y todo un gran cómic. Comprar

Planetarium de Chris Wormell y Raman Prinja, ed. Impedimenta

 

Siguiendo la creación de la colección del museo le ha tocado el turno al Universo ahora, con una obra tan espectacular y notable como suele suceder en estos casos pero orientada esta vez a los diversos cuerpos celestes y objetos astronómicos. La habitual gozada de esta colección, vaya. Comprar

El laberinto en llamas de Rick Riordan, ed. Montena

Ah, sí, de esta colección de Riordan también ha habido novedad. Comprar

La balada de Pequeño Jack de Mikel Valverde, ed. La Galera

Un cerdo tranquilo que vive en una granja pintando decide que quiere aventuras, así que se las apaña para mezclarse con unos piratas, aunque sea para aprender alguna cosa, sobre todo sobre cómo las aventuras no siempre salen como uno espera. Una divertida novela infantil, con mucha ilustración y, sobre todo, mucho humor. Comprar

El secreto del sapo negro (Princesas Dragón) de Pedro Mañas y Luján Fernández, ed. SM

¡Y otro mas de las Princesas Dragón! Menudo éxito que están teniendo. Comprar

El profesor Astrocat y la odisea del cuerpo humano de Dominic WallimanBen Newman, ed. Barbara Fiore

Nueva entrega del Profesor Astrocat, esta vez dejando la ciencia digamos más externa para viajar a la anatomía y desde allí visitar el cuerpo humano, sus particularidades y funcionamiento. Comprar

Cuentos de Así Fue de Rudyard Kipling con ilustraciones de Marta Altés, ed. Blackie Books

Preciosa edición de los cuentos de Kipling con un aspecto más infantil gracias a las primorosas ilustraciones de Altés que, junto con el espacio dejado a los textos de las narraciones convierten este álbum ilustrado en una gran opción par acercar estas historias a los pequeños. Comprar

Villanos de Clotilde Perrín, ed. Maeva

Poco menos que una virguería, eso es lo que nos propone Maeva Young trayendo esta obra que podríamos decir tiene solo tres páginas, pero menudas páginas. En realidad hay desplegables, extensiones y más que permiten conocer las historias propias y ocultas de una serie limitada de villanos (El Lobo, El Ogro, La Bruja)  mediante páginas dobles y solapabas sucesivas dentro del mismo personaje. Todo ello a la vez que se hacen guiños y se nos recuerdan sus apariciones en diversos cuentos clásicos. En fin, que conviene ver físicamente el libro para poder hacerse una idea de lo que ofrece. Comprar

¡Y hasta aquí por esta semana! La que viene será más tranquila, que para algo es la última del mes. Pero eso no significa que no nos vayamos a encontrar un nuevo Juan José Saer, las Historias reales de Helen Garner, una sorpresa de S. Craig Zahler o la reedición del James Joyce de Richard Ellmann entre otras. Pero, como siempre, eso será la próxima semana. Mientras tanto podemos ir bajando la pila de lecturas con todo lo que ha salido durante estos últimos días, así que, como de costumbre y hasta la próxima.. ¡Nos leemos!


Ver unos minutos de The Good Cop (USA) lleva indudablemente a preguntarse si están rindiendo homenaje o tomando inspiración de Monk. Sí, hay más cosas por ahí, pero esta es las más obvia. Y resulta que sí, que Andy Breckman es también el creador de esta serie. Más allá de eso, algunas inversiones básicas. Aquí tenemos a un protagonista joven, con un tipo de problema paternofilial distinto del de la otra pero de similar raíz. Solo que esto permite que haya una suerte de duelo -al que, en realidad no se presenta ninguno de los dos contendientes- con el padre. El padre es Tony Danza así que, en realidad, tampoco se le puede pedir mucho más. El protagonista real es Josh Groban, que podría estar mejor pero también podría estar peor. Pero, claro, ¿si ha podido ser candidato al Tony por aquel espanto por qué no iba a poder protagonizar su propia serie? En fin. Que con un tono ligero y medios limitados logra hacer una serie que quizá no logre pasar de simpática pero que, al menos, ya tiene eso. No es mucho consuelo, pero es algo.

Por contra de casi todo Hilda (USA) no puedo más que hablar maravillas. Al fin y al cabo se dedica a recoger, adaptar y difundir el universo de los magníficos cómics de Luke Pearson. Cierto es que se notan las estrecheces presupuestarias en su, a ratos, barata animación. Pero todo lo demás, todo lo importante, de la fuente original está aquí. Y si no conocéis los cómics originales tenéis ya la excusa para darle un primer tiento.

Que Amy Poehler haya accedido a que su nombre aparezca asociado a I Feel Bad (USA) es un misterio que no logro explicarme. Una obra muy ligera construida a base de topicazos y con solo un par de elementos diferenciadores -empezando por la representación de la protagonista y su familia- que no logran arreglar lo que podrían ser guiones de hace décadas.

Presupongo que con Maniac (USA) tendremos una de esas creaciones divisivas. Habrá gente a la que le gustará muchísimo, y gente como yo que la encuentre como un adorno de árbol de navidad. Teóricamente con un significado y una delicadeza pero, fundamentelmente, muy preocupado en aparentar brillo para que olvidemos que está hueco. Creo que entiendo lo que quieren vendernos, y supongo que consideran que lo están haciendo de una manera esteticista y original… A mí me cuesta no lanzarle cosas a la pantalla de puro insufrible. Pero, en fin, supongo que siempre es bueno que existan series encantadas de haberse conocido. Y con un Jonah Hill especialmente cargante. En fin, lo bueno de que haya tantas series nuevas es que puedo ir prescindiendo tranquilamente de muchas de ellas.

Melodramón al borde de la telenovela, o quizá incluso dentro, lo cierto es que este Playing For Keeps (AU) funciona como una suerte de ‘mujeres de futbolistas’ -salvo el que fútbol es australiano, claro.- con una exageración de contrastes en todos los aspectos entre los recién llegados y los que ya conocen el juego. Y… bueno… pues eso es lo que ofrecen, no hay mucho más.

Los intentos de Facebook de que alguien les haga caso son lo que supongo que nos traen Sorry for Your Loss (USA), una serie con la pretensión de ser un estudio sobre la pérdida que tiene el problema tradicional de dedicarle demasiado tiempo a un único tema. Y es que para una película puede valer pero esto de trocear una película para que encaje en una serie no sé yo, sobre todo cuando buena parte de la misma va a ser repetir concepto. Pero, bueno, a fuerza de intentarlo…