Parece complicado encontrar una película que pueda entrar en esta categoría aprovechando las fechas en las que estamos. En realidad lo primero en lo que he pensado ha sido, por supuesto, Critters 2: The main course, aunque detrás de esa iban saliendo otras más o menos relacionadas como Night of the Lepus u otra cinta española, Atrocious. Como veis no son tantas, al menos si no contamos la generalidad de Lo Zombie y sobre todo mientras intentamos mantener lejos de nuestro recuerdo Nadie conoce a nadie. Pero por suerte hay magníficas películas que nos permiten salir del paso como esta que nos ocupa hoy.

Memorias_del_angel_caido-662647678-large

Inesperadamente bien rodada para estar hecha por dos directores y ser, además, casi su primera película, pues aunque David Alonso hubiera realizado la poco menos que invisible Bajo un cielo extraño su compañero, Fernando Cámara, no había realizado nada antes. Tras esta película repetirían en Más de mil cámaras velan por tu seguridad, en la que habría solo un director, y pasarían a tener carreras separadas aunque en ambos casos de corto recorrido. Y es una auténtica lástima porque esta película está llena de virtudes que los pequeños errores -de novatos en algunos momentos, de ir demasiado siguiendo el academicismo en otros- no hacen desmerecer.

En conjunto podemos hablar de una historia de misterio con aires de terror entre gótico y religioso. Una parroquia realmente poblada, una serie de extraños sucesos que permiten la discusión sobre si son obra de Dios o del Diablo, incluyendo agua bendita congelada y una intoxicación masiva que incluye la resurección de algunos muertos, y en el centro un impresionante listado de actores españoles (Emilio Gutiérrez CabaSantiago Ramos, José Luis López Vázquez, Asunción Balaguer, Héctor Alterio, Juan Echanove…) que realzan aún más este gran ejemplo de película española. ¡Si no la habéis visto ya tenéis plan para estas fechas!