El Musical: Vivo o Muerto

Es inevitable y, por tanto, no merece la pena ni intentar explicar por qué íbamos a tratar de hacerlo.

Y la culpa de todo es de los canadienses, ojo. De la gente del Tranzac club de Toronto que a principios de los 2000 pensó que podía ser buena idea y pidió los permisos pertinentes. ¡Pedir permiso! ¡Canadienses!

Pero resulta que cuando lo estrenaron en 2003 gustó. Lo suficiente como para montar unas sesiones fijas al año siguiente Montreal, en el Just for Laughs Festival. Y como los USAcas son siempre culo veo culo quiero en un rato estaban por allá buscando su propia versión. Para el Off-Broadway, eso sí, que aún hay clases incluso para los musicales.

Duraron cinco meses, que tampoco está tan mal. Y después de eso… bueno… volvieron a Toronto. A Canadá y a dejarse hacer por aficionados de todo el mundo.

De hecho, no lograron estrenar en Broadway PERO algún avispado productor se había quedado con la copla y en 2011 se estrenaba en Las Vegas donde estuvo, entre unas y otras, más de un año dando vueltas.

– De manera no relacionada, sería en 2012 cuando llegara por fin a España, con una serie de actuaciones en Madrid. Para que veáis, a veces llegamos a cosas de musicales antes que Broadway-propiamente-dicho –

Para 2013 decidieron hacer un Tour por Canadá y Estados Unidos sin que acabaran de decidirse aún a estrenarlo en Broadway, y eso que llevaban desde 2008 escuchándose rumores de que se iba a hacer película.

Aunque de momento ni lo uno ni lo otro. Aunque sí hay grabaciones, claro.

Y aunque en 2006 se realizaron algunos cambios con respecto a la versión original lo que traemos hoy aquí es precisamente esa versión de 2003 que dio comienzo a todo.

¿Que no he dicho a qué me refiero? ¿En serio? ¿Y no está claro por el contexto? Nada, nada, lo aclaro.

Con todos vosotros:

EVIL DEAD, EL MUSICAL

 

venga, unos clip de la versión española

Y, ya puestos, del cambio principal -fuera del final. Sí, cambiaron el final. ¿Qué otra cosa esperábais?- que fue la inclusión de la canción Ode to an Accidental Stabbing a mitad del segundo acto.

Así que…

¡FELIZ DÍA DEL NO-MUERTO!