El Musical: El «Sugar Daddy» de Hedwig

Dos meses llevaba fuera de juego este apartado de ElReceptor, en medio de los cuales se dieron unos bastante olvidables Tonys en los que triunfó un revival, el de Hedwig and the angry inch con Neil Patrick Harris a la cabeza. Que, además, tuvo la mejor actuación de la noche con una versión más rockera del tema Sugar Daddy:

 Como estas fechas se prestan hablemos un poco más de la obra. Escrita a finales de los noventa por John Cameron Mitchell y con música de Stephen Trask, la idea original era un monólogo de Mitchell contando su vida pero el personaje secundario de Hedwig, basado en una cuidadora que tuvo de pequeño, fue comiéndose la historia hasta acabar siendo el centro de la función con su trágica historia: Joven homosexual de Berlín oriental que se enamora de un sargento americano, pero para poder volver a USA tienen que estar casados y, además, superar un reconocimiento médico completo. Lo que significa sufrir una operación para superarlo que le deja al final con esa Angry inch. Ya en USA forma un grupo con algunas esposas coreanas de otros oficiales y sigue sufriendo desengaños y cantando y todas esas cosas que conviene no desvelar.

Una historia que originalmente tenía un aspecto bastante distinto y con más ambientación country. Como se puede ver en esta grabación del espectáculo original:

El mismo autor acabaría controlando una adaptación al cine con un aspecto más narrativo que conservaba la mayor parte de las canciones, incluida este Sugar Daddy, con un aspecto distinto al de las anteriores.

Un musical de culto, tanto que, como siempre en este caso, también entre los aficionados universitarios. Venga, os pongo un ejemplo maravilloso de una audición:

Por cierto, si os estáis preguntando qué tal se lo tomaron los coreanos os voy respondiendo: Bastante bien.

Como veis otra obra interesantísima que bien vale reivindicar y que demuestra la variedad dentro de los Musicales.