Pilotos Deathmatch: Intruders, The Knick, The Singles Project y sopocientos más

Uno -yo- pensaría que en mitad de agosto, desde el día 8 hasta hoy 26, no habría mucho problema en retrasar un rato esto de los Pilotos Deathmatch. Así que cuando me he puesto a revisar los CUARENTA nuevos pilotos os podéis imaginar todo lo que me he encontrado, empezando por cosas como 4th and Loud (USA), un reality sobre los Kiss (bueno, en realidad Gene Simmons, Paul Stanley y el manager de la banda Doc McGhee) entrando en los negocios deportivos con la creación de un equipo de AFL, football americano en un estadio más pequeño y cubierto. Por supuesto no es tanto un drama deportivo como un, ¿pero por qué se creen capacitados para dirigir nada en absoluto? En fin, los realities desastrosos, así funcionan.

Aunque si ha habido un desastre en lo que a realities significa durante este mes eligiría 7 deadly sins (USA), lo nuevo de Morgan Spurlock que se centra en un pecado cada capítulo. Y lo ha logrado de la manera más ofensiva posible, desde la Gula, que va de gente que come cosas con grasa que a cualquier espectador de Man vs Food le parecerá cotidiano hasta la Lujuria en la que un jovencito mayor de edad sale con señoras que le doblan y un poco más la edad, algo que por lo visto es una cosa enfermiza porque él es joven y ellas mayores y les ha debido sorprender porque no han debido encontrar en ningún lado a mujeres jóvenes con hombres mayores. Y así todo. Un asco.

Pero venga, empecemos con las series con este Estreno Temprano, porque NBC ha colgado en internete A to Z (USA), una comedia romántica que parece difícil hacer más a la antigua. Y formuláica. Durante un año veremos los altos y bajos de una pareja en lo que parece la intersección nunca deseada entre HIMYM y las comedias románticas (llamado Rom Com si queréis, sois libres) de los años 2000. ¿Que por qué 2000? ¡Porque su idea de canción romántica es My heart will go on!

Puede que alguno lo haya olvidado pero, eh, este año es el centenario de la Primera Guerra Mundial, los cañones de agosto y todo eso así que aquí tenemos a la televisión para recordárnoslo en series como ANZAC Girls (AU) que reconstruye las vidas de las enfermeras de Gallipoli y el frente oriental a partir de los testimonos, diarios, etc…

En cuanto a Black Jesus (USA), ¿qué os puedo decir? Parece obvio que estamos ante la adaptación de la película sesentera del director social italiano Valerio Zurlini que… ¡¡¡PUES CLARO QUE NO!!! Es otra de esas tontadas del Adult Swim de Oh, somos supertransgresores, ooooh, esta vez con Aaron The Boondocks McGruder que no solo carece de cualquier tipo de crítica o mordacidad sino que casi parece un exploit de Dogma. Y todos sabemos que ese es el punto de una carrera cómica en la que más vale dedicarse a otra cosa. Sugerencia: No hacer Jersey Girl.

Hablando de humor adulto, Bojack Horseman (USA) es la apuesta de Netflix para meterse en la animación y lo hace con grandes actores para poner las voces: Will Arnett, Alison Brie, Amy Sedaris, Paul F. Tompkins y el también productor Aaron Paul. El resultado es… más que fallido. No completamente terrible, a veces hay algún buen gag o algún apunte interesante, pero… la sensación general de haber visto todo ya mil veces, de que el protagonista de Arnett -un actor que protagonizó una comedia televisiva hace años pero ahora se encuentra en horas bajas tras una serie de decisiones erróneas en su carrera- -el personaje, no Arnett– -ahm… ya sabéis- por mucho que sea un caballo antropomorfo no deja de ser una vez más su personaje de siempre. Y no solo él, Paul hace de un tirado, Brie de una chica inteligente que se queda en segundo plano, Sedaris de una mujer caprichosa y consentida y Tompkins… bueno… rellena el hueco. Una oportunidad perdida.

Por fallida que fuera la anterior esta Boomers (UK) logra serlo MÁS. Tiene mucho mérito, sobre todo porque la historia de un grupo de vejetes ingleses en una localidad para el retiro tiene algunos buenos actores clásicos, secundarios que merecían un momento de gloria y no… esto. Da igual que Alison Steadman logre salvar algunos momentos, la serie está más allá de la redención.

Vamos con un documental de esos que me gustan a mí: Come On Down! The Game Show Story (UK) que es, tal cual, un repaso por la historia -masomenos- de los concursos televisivos. Tiene que interesarte el tema, claro, pero bien.

Hay una tendencia ahora en Australia a sacar series y programas de humor, toda una corriente dentro de la cual podemos meter Die on your feet (AU), aparentemente adaptación de obra de teatro sobre cinco cómicos de stand-up dispuestos a participar en el Festival Internacional de Comedia de Melbourne. Capitaneados por Greg FleetAdam Hills logran un pequeño desastre articulado en el que siempre queda la duda de si les ha salido así o si era lo que buscaban. En caso de ser esto último hay que felicitarles por lograr montar un desastre tan aparente.

No ha habido forma de encontrarle vídeo, si tenéis uno avisad.

Seguimos de festivales con Edinburgh Nights (UK) que no es sino un pequeño programa de repaso de las actuaciones del día o previstas con la gran Sue Perkins como presentadora. Para dar un repaso y mirar si algún cómico ha hecho algo destacable o si alguna actuación/grupo/etc te llama la atención porque, total, no vas a poder ir.

De este tampoco hay vídeo, así que lo mismo.
Así que El Canal del Tiempo estadounidense decide que va a encargar un par de realities y que haber que hay y se le ocure que por que no uno de supervivencia con gente real para ver cómo se defienden y, bueno, un nombre llamativo o así y, ¿por qué no? De donde acaba saliendo Fat guys in the woods (USA) Imaginad el resto.

Vaya, sí que había llegado lejos antes de tener que entrar en una de esas explicaciones… Y es que la BBC3, próximamente solo en vuestros ordenadores, ha decidido sacar el Comedy Feeds, una de esas experiencias tracatrá para elegir qué pilotos -de entre ¡NUEVE!- pasan a series y cuales no y llenarme de pilotos la caja de ver cosas. -Podéis echar un ojo también a las opiniones de los chicos de Basura & TV sobre los mismos– El primero de los cuales por aquí es Flat TV (UK), quizá la mejor y, desde luego, una de las más llamativas. Dos compañeros de piso viven adaptando su realidad a diferentes formatos televisivos, un poco como si estuvieran presentando una evolución de Sigue soñando. Necesita pulirse bastante porque fuera de esa parte original todo lo demás está más que gastado hasta niveles de vergüenza ajena. No sé si lograrán algo de esto pero, en fin, al menos han intentado algo ligeramente distinto.

¿Por qué? En principio mi idea era limitar el minicomentario sobre Forever (USA) a esas dos palabras pero quizá fuera injusto. Veamos, ¿recordáis la serie del Ebanista Inmortal? Ahm… se llamaba… Moonlight. Bueno, pues algo así: Un médico forense -en este caso-  que ayuda a la policía a resolver crímenes porque puede resolver todos los misterios menos el de su propia inmortalidad. Yep, inmortal. Pero en plan renacer. Y tiene un nuevo compañero que es una policía que no sabe su secreto, pero sí tiene un amigo que lo sabe y… ¡Oh, por favor! ¡Otra vez más de lo mismo! ¡¡¡¿POR QUÉ?!!!

Por su parte esta segunda participante en el Comedy Feeds, Fried (UK) no tiene nada en absoluto que la redima. Esperemos que este desastre mortal sea rápidamente olvidado.

Tengo un problema con Garfunkel & Oates (USA) y es que realmente quería que me gustaran. Que fuera una de esas series magníficas de verano que luego pudiera recomendar a todo el mundo. Conozco desde hace mucho tiempo a la pareja, conozco sus canciones, encajaban perfectamente en esa revisión de la LaverneYShirleyzación que estamos viviendo este año. Además, lo emiten en la IFC, un canal que ha demostrado saber hacer un hueco a las propuestas de humor más independientes. Sin embargo lo que ha llegado es… convencional. Lo que saca de los Conchords parece antiguo, lo que ofrece de sorority suena poco creíble, de manera que aunque las canciones sigue funcionando y hay algunos momentos buenos aquí y allá todo acaba pareciendo demasiado Vendamos nuestra serie al cable en lugar de un intento real de mostrar esta relación como podríamos encontrar en, pongamos, Broad city. En fin, al menos lo han intentado. Y, quién sabe, quizá con el rodaje vayan mejorándolo.

Otra de esas recreaciones a partir del material real, The Great War The Peoples Story (UK) es la versión de la ITV británica -diferente por tanto de las versiones no británicas y de la que ya presentó la BBC 2- para seguir con la Primera Guerra Mundial.

«El concurso basado en la App.» Ahí fue cuando debí haber salido huyendo. Pero me quedé y, efectivamente, IdioTest (USA) es el resultado de uno de esos programas de inteligencia para el móvil. Desde luego, no engañan.

Seguimos lentos pero seguros con los Comedy Feed con In Deep (UK) que no sé si será la que tiene más dinero pero sí la que mejor pinta logra tener. Parodia -o así- de las series policíacas, especialmente las de infiltrados, no es que sea algo diferente o revolucionario pero con el nivel de las otras ocho sí parece la que más pensada está.

Glen Morgan haciendo una serie para la BBC América basada en un libro de Michael Marshall Smith. Dejando de lado que a este autor a veces sospecho que solo yo lo leía en España y que quizá la gente no recuerde ya a Morgan y su legendaria colaboración con James Wong en Expediente X, lo que tenemos en esta Intruders (USA) es una serie de misterio con fondo -muy fondo- fantástico que incluye -claro- conspiraciones y secretos además de personajes de todo tipo y diferentes profundidades. El resultado de la misma es un híbrido anglo-estadounidense que deja con ganas de más, sobre todo por ver si la parte dominante acaba siendo la británica o la norteamericana. Cuenta, además, con un puñado de buenos actores, algunos que casi no aparecen en el piloto como Mira Sorvino y otros que tienen su oportunidad para lucirse, como el estupendo John Simm (Life on Mars) o los menos conocidos James Frain (A quien algunos recordamos como Chess en la simpar The Cape) y, robando escenas a lo grande, la pequeña -y sospecho que inglesa- Millie Brown. Quizá es porque conozco la historia, quizá porque las tablas se notan, el caso es que este pequeño ejemplo clásico que tiene muchos ecos de la de Carter ha logrado alegrarme un poco este final del verano. Os la recomiendo.

Por fuerza todo lo que se organiza en grupos tiene sus puntos altos y sus puntos bajos. En el caso de los Comedy Feed de la BBC este Jenny Bede: AAA (UK) es de los segundo. Muy de los segundos. Y no por falta de esfuerzo. Bede es una youtubers -como se diga- que ha tratado aquí de montar su propio programa paródico de tendencias/música con más ganas que acierto. El resultado final es un batiburrillo -incluyendo una de las peores imitaciones de alguien tan conocido como Miley Cyrus que haya viso jamás- de lo que parecen descartes de un programa de sketches musicales. Si tienes que decir a quien estás imitando es que a lo mejor tendrías que buscar otro enfoque. Si, además, estabas imitando a Nicki Minaj casi mejor búscate otro campo.

Con Josh (UK) tenemos a otro miembro del Comedy Feed que entra en la categoría intermedia de no estar mal, ni bien, ni poder distinguirse demasiado de los demás. Rutinario.

Es curioso lo de The Knick (USA), o al menos mi reacción para con ella, porque pese a tener un poco de todo lo necesario -una notable dirección de Steven Soderbergh, una magnífica recreación de época, mucha ambición y pocos reparos- no acabo de ver que funcione. Quizá porque el reparto está correcto en el mejor de los casos, con un Clive Owen más reluctante que otra cosa.o porque la historia no acaba de ser interesante, posiblemente porque está más interesada regodeándose en su superioridad técnica y sus escenas de gore médico que decidiendo seguir con sus personajes. La misma falta de capacidad de cambio e inteligencia de sus carteles de anuncio lastra una serie que parecía llamada a más. Nos queda el consuelo de la música de acompañamiento que Cliff Martínez ha realizado en su estilo original logrando realzar las escenas y romper por un momento con toda la ambientación.

Robert Littell es posiblemente más conocido como autor de The Company -que tuvo su correspondiente y muy recomendable serie-, pero no es la única obra de espías que  escribió, ni mucho menos. Precisamente de otra de ellas,Legends (USA), ha empezado la emisión durante este mes. Con Sean Bean de protagonista, nada menos. Y si bien queda una cosa más bien tirando a rutinaria debido, sospecho, a que es como al canal TNT le gustan sus series. Al menos ese punto de partida y su actor principal elevan un algo el producto final.

Sí, aún quedaban más programas del Comedy Feed y con OtherwOrld (UK) volvemos a los de sketches aunque esta vez usen marionetas junto con humanos y traten de ofrecer algo diferente… ehm… bueno… eso… que lo intentan. Hay chistes solo medianamente ofensivos y hay muñecos y cantan y casi no odias a toda la gente todo el rato y… Casi mejor que lo vuelvan a intentar.

Más Primera Guerra Mundial con Our World War (UK), sí, OUR, que para algo son ingleses estos tipos, a ver si os creéis que van a ponerse a mirara los demás. La parte buena es que el resultado es inesperadamente -para mí- interesante. Partiendo de lo que ya hicieran en Our War -que iba de Afganistán-, y con Band of brothers como segunda referencia, sigue al 4º Batallón de Fusileros Reales -que no sé si estoy traduciendo bien- durante el inicio del conflicto. Y tiene hasta un Episodio Interactivo.

No, aún no hemos terminado con las de Comedy Feeds, y tampoco es que haya mejorado demasiado el asunto porque en Parent’s Night (BBC3) en el que Kayvan Novak trata de ser transgresor, complejo y divertido. Fallando en cada uno de los adjetivos. En fin.

Una cosa que hay que tener clara con esta Partners (USA) es que no es la comedia lamentable del mismo título de hace un par de años. Es una NUEVA comedia lamentable.. El resumen vendría a ser que Martin Lawrence y Kelsey Grammer han debido de divorciarse a la vez, o contraído una deuda con la Mafia o algo que les haya hecho necesitar dinero rápido.

Telefilme de la BBC sobre el viaje de Dylan Thomas a Nueva York. Os lo digo antes que el título – A Poet In New York (UK) – para evitar malentendidos. Y, bueno… Pues eso, que si queréis saber más del poeta bien. Si no poco os va a interesar.

Con Red Band Society (USA) la FOX adapta Pulseras Rojas añadiéndole una enfermera negra al asunto. A mí no me ha emocionado pero, claro, yo no soy Spielberg. Para fanes de los niños muy enfermos.

¿Echábais de medio los Comedy Feed? Ya, ya imagino. Bueno, el siguiente en la lista es Rude boys (UK) que básicamente es la típica serie de chavalines al margen -más outsiders que perdedores, bajo mi punto de vista-  solo que en un ambiente más racial y pobre. Evitando -menos mal- centrarlo precisamente en esto. Pero bueno, que a mí no. Lo mismo a los que le vayan series como Inbetweeners y similaribus…

¿Cómo hablar de Selfie (USA) sin limitarme a esas críticas despiadadas que parecen más ocupadas en demostrar lo capaz de despreciar que es el que abre la boca que algo sobre lo comentado? Veamos: Como ser es un desastre. La primera mitad es MUY MALA, la primera mitad de esa primera mitad es INFAME. A partir de ahí se va diluyendo en algo que no es ofensivo ya pero que permanece como algo trillando, flojo, innecesario. No ya por ser la peor adaptación de My fair lady que he visto en años o porque la actriz principal tiene menos registros que un pisapapeles, es que además nada de lo expuesto parece tener ninguna conexión con ese mundo real del que pretenden hablar. Hay un intento continuo de hacer gracia en fondo y tonos que rara vez logra algo, mientras los actores que pueden hacer algo -comenzando por su protagonista, el aparentemente gafe John Cho, que merece aprender a elegir mejor sus papeles- son incapaces de levantar el muerto. Y sí, esta es la versión constructiva.

Entender lo que la cadena -bueno, casi más página de streaming- quiere hacer con Sequestered (USA) supera mi entendimiento. Tienen la primera temporada pero han sacado solo los primeros seis capítulos. Y no le dan publicidad. Ni parece que quieran destacar que es la nueva serie de Summer Glau, pero tampoco voy a juzgarles por ello. En cualquier caso, lo que tenemos aquí es una mezcla del melodrama procesal -en su versión largo recorrido- que tiraría de referente en Doce hombre sin piedad si no fuera porque la idea de caso misterioso lo acercaría más a un Murder One. Uno en la que la trama B fuera una loca conspiranoia de los poderes fácticos. Vamos, un revoltijo. Que no acaba de funcionar pero, quién sabe, podría haber salido bien.

¡Una comedia británica que no es del Comedy Feed! Se llama Siblings (UK) y es un espanto. Así que ya veis, a veces es mejor hacer lo de los pilotos para no tener que pagar más capítulos. Ah, sí, la cosa esta… Pues dos hermanos que son un desastre y hacen cosas así como muy transgresoras pero que en realidad It’s always sunny in Philadelphia hicieron antes con más mala leche y más gracia, vamos que en lugar de ser humor negro casi parecen sketches tuberos de fraternidad.

Lo que más me ha alucinado de The Singles Project (USA) no es el programa en sí, que no deja de ser la clásica tontería de gente que sale en citas con gente. Es el concepto de realidad instantánea que maneja. Sí, hay un programa grabado, pero es durante esa misma semana. Y no solo eso, además vamos siguiendo durante esa semana a los protagonistas de este reality en diferentes redes sociales. En Bravo han sabido montárselo bien y su web va moviendo el contenido en tuiter, facebook e instagram que les van facilitando y lanzando pequeños ganchos -¿me pongo el traje azúl o el gris? ¿con quién salgo ahora? ¿me pongo sombrero? does anyone still wear a hat?– para que continúen mientras van mostrando eso que, al final de la semana, será un nuevo programa. En calidad e interés real el programa no tiene nada pero que me aspen si no resulta interesante este uso de la tecnología -¡si hasta tienen abierta una línea para que te autopostules como ligoteo para estos solteros!- en la televisión.

Ah, un programa de cocina, menos mal. Aunque, claro Sweets Made Simple (UK) no es exactamente el clásico programa de recetas sino un repaso y viaje por los dulces más o menos tradicionales, que en Reino Unido significa mucho azúcar, mucha mantequilla y cierta sensación de no poder hacerte unos análisis en condiciones después de ver el capítulo de turno.

Y aquí otro programa de cocina que, este sí, está más que visto. En Top Chef Duels (USA) cogen a dos concursantes y les ponen a enfrentarse. Y más vale que te interesen los dos, o al menos uno de los concursantes que regresan, porque no hay mucho más -no digamos mejor- que contar del programa.

¡Programas de famosos demostrando sus talentos para cualquier estupidez! Hoy presentamos: Tumble (UK), concurso en el que les ponen a hacer ejercicios gimnásticos. Yo que sé, querrán ver si a fuerza de repasar competiciones encuentran algo que funcione.

Tranquilos que Utopia (AU) no es la versión australiana de la serie inglesa, es una serie difernte, dentro del humor emergente australiano. Un nuevo intento de Rob Stitch de reverdecer viejos éxitos. No funciona mal, aunque hay un cierto sentimiento de que están yendo por carriles que ya conocen. Veremos con un poco de rodaje si logran ir a más, porque las posibilidades de esta sátira gubernamental son altas.

¡El último piloto de los Comedy Feeds! ¡Yuuhu! Se trata de Vodka Diaries (UK) y es de los que están en la parte alta. Rachel Hirons ofrece una de esas comedias cercanas y realistas que, para mi sorpresa, logra parecer real en muchos momentos. Está claro que aún es un proyecto algo verde y que sus referencias –Dunham sobre todo- requerirían o de más pasta para acercarse o de más trabajo para alejarse pero, en fin, ¡es un principio!

La idea detrás de Walter (UK) no era mala. Tampoco muy original, pero a estas alturas empiezo a sospechar que no tiene solución. Un policía algo desastrosos con una compañera igual de desastre. Con unos chistes de vergüenza ajena y un ritmo a trompicones, nada acaba de funcionar, incluida la trama policíaca. Pero le ponen muchas ganas todos los actores, Adrian Dunbar en el protagonista y Alexandra Roach como su subordinada sobre todo. Eso es lo que logra que no se hunda este capítulo especial de presentación pero más le vale buscar un guionista nuevo si pretenden lograr que salga una serie de esto.

Termino -¡por fin!- con un concurso nuevo que acaba de comenzar en el SyFy, se llama Wizard Wars (USA) y es una competición de ilusionistas, primero en grupos de dos y luego los vencedores contra los Magos Residentes del programa, todo ello bajo la supervisión de unos jueces entre los que brillan Penn & Teller. Además, se revelan algunos trucos, se hacen más misteriosos otros y, aunque vendría mejor una explicación mejor de los criterios de votación y, sobre todo, mejorar la organización de forma que los tiempos muertos y cierta sensación de que se favorece a los Residentes se pierda. Por lo demás, sospecho que a los aficionados a la magia les interesará. Y salen Penn y Teller. ¡YUM!


6 comments to this article

  1. Borja

    on 27 agosto, 2014 at 8:14 pm - Responder

    Siempre me quedo con la duda de qué series ves más allá del piloto. (En este caso imagino que Intruders, Garfunkel & Oates y no sé si The Knick o alguna otra)
    Además de que en estas entradas tan largas es difícil hacer un recuento de buenas y/o recomendadas, que al final por mucha atención que se preste siempre se me pasa alguna)

    • Jónatan Sark

      on 30 agosto, 2014 at 7:25 pm - Responder

      ¡Qué le vamos a hacer! Ojalá tener dinero como para estar todo el día actualizando esto pero me temo que solo puede ser cuando tengo un rato -y ganas, que esa es otra- de modo que cuando me pilla una avalancha de estas solo queda aguantar el chaparrón.

      Normalmente sigo las que digo lo de «habrá que ver», y la verdad es que son más de las que una persona razonable intentaría seguir. Sobre todo porque al final acabo dándole tres, seis, ocho capítulos de oportunidad a series que tendría que haber dejado antes. Llámese «Extant», «True detective», «The Strain». Hay veces que merece la pena, por ejemplo, con el crecimiento de «Person of Interest». O «The Divide», que algo ha mejorado desde el punto de partida. Aunque le falte todavía.

      Y sí, sigo viendo «G&O», «The Knick», «Outlander» (que en cualquier momento despegará, espero) -y por supuesto «Intruders»- entre otros. Algunas de esas evoluciones las comento, algunos abandonos también. Pero, vaya, que podéis preguntar sin problemas.

  2. Dr Zito

    on 28 agosto, 2014 at 8:11 pm - Responder

    Lo siento pero The Knick es LA serie de este verano.

    • Jónatan Sark

      on 30 agosto, 2014 at 6:38 pm - Responder

      Ay, criatura. Puede ser SU serie del verano pero MUY MAL tendría que estar MÍ verano para que algo tan tan fuera LA serie. Más aún teniendo The honourable woman.

  3. E. Martín

    on 5 septiembre, 2014 at 2:22 pm - Responder

    Vaaaale, no me compraré por Ebay el heroclix de Spuuuuurlock. Jo, ahora que había bajado de precio…

Responder a Borja Cancelar la respuesta