Pilotos Deathmatch: Chasing shadows, Houdini, The Secrets y más

Si tuviera que elegir una serie nueva para ver esta semana Biatches (USA) sería más que posiblemente la última elección. Este espanto animado de unos pocos minutos para la web de Comedy Central se construye con un pésimo trabajo de doblaje, un desastre en animación y un guión incluso más espantoso si es que eso es posible. Mi recomendación es que todos finjamos que no ha sucedido nunca.

Dentro de la tradición de telefilmes de los ingleses Castles in the sky (UK) es una interesante historia sobre la creación del radar de manos de Robert Watson-Watt junto con un equipo de científicos. La interpretación de Eddie Izzard en el papel principal es magnífica, como de costumbre, y un gran número de esos brillantes secundarios ingleses van apareciendo y actuando. Con eso y todo más vale que te interese algo este descubrimiento o es más que posible que lo acabes viendo como un documental dramatizado.

Curioso el reality ¿concurso? The Chair (USA) que siguiendo en cierta manera los pasos del Project Greenlight ofrece un vistazo a un rodaje con dos directores diferentes, cada cuál tomando sus propias decisiones, que tienen en común un punto de partida similar sobre el papel. Imagino que esta rareza formal servirá para interesantes disquisiciones sobre la naturaleza de la creación, pero me temo que yo lo apreciaría más si se presentara en un formato comprimido.

Parece que este año Reece Shearsmith quiere batir algún tipo de record y aquí le tenemos, en Chasing shadows (UK) protagonizando una serie sobre un detective no-lo-llames-autista que resuelve una complicadísima trama. Acompañado, además de Alex Kingston y Noel Clarke, así que lo que tiene de Oh, no, otra vez no su punto de partida nos lo compensan los actores. Una pena lo de los clichés porque siendo buena podría haber sido muchísimo mejor.

Hola, me llamo Houdini (USA) y esta es mi historia. Durante muchos años hice cosas superguays pero aquí lo importante es una trama pseudoamorosa, sacar mucho vestido de época y estar todo el rato narrando como voz en off. A veces creo que si no narrara lo que ya estoy viendo que ocurre podría pasar algo. Que la gente vería la serie con más tranquilidad. No sé. No hago más que decirme cosas. Ojalá hablara en voz alta. Pero creerían que estoy loco. Y no lo estoy. Solo aburrido. Por eso nunca me respondo.

Los líos de los canales Discovery han hecho que dos de sus novedades no tengan aún web (¿?) de modo que Monsters Underground (USA) queda como un extraño estreno que reune a un grupod e expertos en la búsqueda de famosos bichos buscados por los criptozoólogos. La pena es que si fuera ficción y no reality aún tendría un pase.

Otra rareza, la miniserie histórica Our Zoo (UK) sobre la creción del Zoo de Chester en Chesire. Quizá no soy su tipo de espectador, quizá porque toda la historia me parezca un poco tontería, el caso es que lo único que puedo decir de la misma es… que salen animalitos.

La parte buena de Pie Guys (USA), la otra webserie nueva del Comedy Central, es que no es tan espantosa como la anterior- Y ya. Porque para lo demás siguen ese modelo que tanto les gusta de trabajadores inútiles y de no mucha inteligencia que hacen cosas como si fueran nuestro público.

Curioso esto de The Secrets (UK) de la BBC, una serie de 5 guiones breves -30 minutos por capítulo- con una suerte de tema central definido y una suerte desigual, más allá de sus magníficos actores. Pero es el tipo de iniciativa que se agradezca que tengan las cadenas.

Como decía antes, con Swamp Monsters (USA) tenemos sobre todo un cambio de canal, pasando a Discovery lo que era de Destination America, un canal que tiene entre sus programas Deep fried masters, así que estamos ante la versión… llamémoslo redneck por no llamarla paleta, de lo del grupo de aficionados a la criptozoología. Hay veces que no entiendo cómo no se aprovechan más.

Viendo The Unauthorized Saved by the Bell Story (USA) uno no sabe si es más extraño que no hayan sido capaces de contar cosas que todo el mundo ha documentado que ocurrieron, que el reparto no se parezca en nada a los originales o que la persona cuyas memorias se supone que sirven de base sea no solo la peor parada sino casi la única retratada negativamente. Si encima no tiene ni la gracia suficiente para echarle un ojo os podéis imaginar como de desganado acaba siendo todo.

Cuando se hablar en Estados Unidos de Utopia (USA) no se refieren a esa adaptación de la británica que lleva un tiempo dando vueltas por ahí sino de un reality extraño de la FOX a base de poner a mucha gente junta y ver lo que pasa. El resultado es tan experimento sociológico como uno creería. Pero en más aburrido aún. En fin, supongamos que la cadena tenga alguna idea de lo que está haciendo. Aunque ya sea mucho suponer.


Deja un comentario