Sobre nuestros guionistas

Esta última semana he estado pensando mucho en los guionistas españoles.

En primer lugar por la llegada de La televisión por escrito: antología de guiones editado por Emeterio Diez Puertas en la editorial Fundamentos del que hablaba el otro día en en los Libros que Llegan. Que, por cierto, podría parecer simplemente una recopilación de guiones de la historia de la televisión -que ya tendría un mérito más que notable- reuniendo los de la televisión franquista de Armiñán (Fábulas, 1968) o Ruiz Iriarte (Pequeña comedia, 1966 – ’68), la transicional de Marsillach (La señora García se confiesa, 1976 – ’77), la llegada de las privadas con del Moral (Farmacia de Guardia, 1991 – ’95) hasta la actual de Ladrón de Guevara (Cuéntame cómo pasó, 2001 – ) en un recorrido por los guiones que incluye la posibilidad incluso de ver -aunque solo un poco- los formatos usados por cada uno.

Pero resulta que dentro del volumen nos espera una sorpresa incluso mayor porque lo que realmente interesa a Díez Puertas es hacer un análisis de género con la representación del papel de las mujeres en la cambiante situación social e histórica según refleja la televisión en sus ficciones. Podría haber sido un poco más largo pero por puro inesperado merece la pena agradecer lo que hay, incluso aunque no aparezca en ninguna parte de la portada. Si no fuera ya de por sí poco habitual ver publicados guiones televisivos -Precisamente Díez tiene una colección de guiones de del Moral editada en Fragua y a Armiñán se le ha publicado alguno en recopilatorios variados de su obra- este estudio previo sería un motivo más que razonable para echarle un ojo. Y, de paso, comprobar la realidad cambiante tanto de las series como de la forma de crearlas y empaquetarlas,

Sumido en estas reflexiones me hallaba cuando me llegó una triste noticia. El guionista Pablo Olivares había muerto. Nunca le conocí en persona, solo por algunas conversaciones en internet y algún comentario por persona interpuesta, pero tenía por él el mayor respeto tanto por sus reflexiones en facebook como por su trayectoria como guionista en todo tipo de series, desde la particular El secreto de la porcelana a Isabel pasando por Doctor Mateo hasta la próxima aventura que con tantas ganas espero llamada El ministerio del tiempo. Aunque yo sospecho que puestos a recordarle hubiera preferido que lo hiciéramos recordando su corto Campeones.

Hace falta recordar, honrar y tener presentes a todos estos guionistas esforzados y valientes. Capaces de ofrecer obras tan distintas como promete ser ese Ministerio que se empeñan en comparar con Doctor Who pero en la que yo veo rastros de obras de Asimov, Collins e incluso de El túnel del tiempo del Master of Disaster Irwin Allen, pero ya habrá tiempo de hablar de ella, de momento centrémonos en lo que tenemos.

Y lo que tenemos ahora es el estreno por fin de Cuéntame un cuento, rodada en 2012 y que parece que por fin se estrena, quizá gracias al premio en el Festival de las Creaciones Televisivas de Luchon, o porque toca ya. Es curioso ver lo difícil que es descubrir quién es responsable de qué incluso en estos momentos en los que uno pensaría que la autoría queda más clara, en cualquier caso veo señalados por un lado a un par de productores ejecutivos y por otro a Jaime Vaca y Carlos Ruano como jefes de guionistas, quién sabe. Lo que sí se puede decir es que están ahora con una webserie, Aula de castigo, que parece que también va a lograr ver la luz un par de años más tarde de lo que debiera. Pero verá la luz al fin y al cabo.

Al final eso es lo que hace falta. Formatos variados, ideas originales y, sobre todo, guionistas que quieran darle forma. A todos ellos, y a los muchos que me he dejado, solo puedo deciros: Gracias.


2 comments to this article

  1. Ana

    on 7 diciembre, 2014 at 10:35 am - Responder

    Soy la mujer de Pablo Olivares. Te escribo para darte las gracias por las maravillosas palabras que le dedicas. Me he emocionado leyéndote.Muchas gracias, de verdad. Un saludo

    • Jónatan Sark

      on 9 diciembre, 2014 at 1:57 am - Responder

      Me alegro de que llegaran y gustaran. Lamento no poder hacer mucho más que esto y mandaros mucho ánimo. Un saludo.

Deja un comentario