Snark

Podría estar hablando esta semana de los Tropos de representación Familiar o de los de los Finales, pero la verdad es que para la última columna regular centrada en el tema me apetecía poco. Durante medio año llevamos viendo distintos ejemplo del uso de esos tropos, algo inabarcable y que ni páginas como Tv Tropes -visitad su Kickstarter– parecen llegar a poder cubrir. Pero ya volveremos a eso.

Dediquemos esta semana al Snark. Que no es una mezcla de serpiente y tiburón, o solo metafóricamente, puesto que sale de la mezcla de snide remark, un comentario sarcástico, burlón, insidioso o lo que os parezca bien traer como traducción.

Los snarkers son personajes sarcásticos, muchas veces conducidos a esta situación por una mezcla de cinismo debido a su experiencia pasada o su conocimiento o a su condición de Único cuerdo. Muchas veces son el contrapunto a los personajes idealistas o simplones, para los que actúan como Straight man.

A partir de ahí pueden pasar todo tipo de cosas, desde personajes protagonistas -generalmente en del tipo antiheróico- que se dedican a hacerlos todo el rato (House) a esos otros que rara vez los hacen pero están en una serie en la que es marca del creador/ showrunner así que ya saben que antes o después les tocará hacerlos. *cof*JossWhedon*cof* de modo que además de los snarkers oficiales –Xander en Buffy, por ejemplo- a todo el mundo le tocará llevar la Pelota Snarker en alguna situación.

Conste también que estas respuestas pueden ser provocadas ante una afirmación inesperadas sobre rango o figura histórica que lleve a Y yo soy la Reina de Saba, o ante Haz una pregunta estúpida…, bien por ser un claro ejemplo del Capitán Obvio o bien por la locura propia de la pregunta, que también puede hacer un comentario tal que lleve a ser respondido con un Es la primera vez que alguien me lo dice (con variantes como Las cien primeras veces tuvo gracia), o rematar una pregunta o afirmación con un Sí solo que No o un JAJAJAJA… NO! Incluso se puede usar para rematar una petición de ayuda, tras varias excusas por parte de otros personajes el Snark responderá negándose a secas y añadiendo que Ni siquiera voy a molestarme en inventarme una excusa. Como veis rara vez es un método de inicio tanto como una respuesta ante una actitud o comentario ajeno. O incluso una situación intermedia, la ejecución de una Disculpa Envenenada (Backhanded Apology) será similar a la de un Elogio Envenenado, solo que está vez tendrá por detrás la idea de reparar un daño anterior, bien por iniciativa propia o por obligación. No queda tan lejos del Insulto por la culata en el que el insultado agradece lo que se le acaba de espetar.

Por supuesto siempre puede suceder que la persona de enfrente sea Inmune al Sarcasmo, de modo que se le pueda decir lo que quiera sin que lo sospeche o, peor aún, tome como ciertas las respuestas. Esto se suele utilizar para marcar un tipo de personaje despegado de la realidad y que, a su vez, tendrá Problemas usando el Sarcasmo porque no lo entiende. Que no es lo mismo que usar el tono sarcástico para decir algo que se siente de verdad esperando que de esa manera parezca lo contrario, eso es una Confesión Sarcástica.

En cuanto a los personajes que aplican el sarcasmo, como decíamos antes lo más habitual en los Protagonistas es que sea una persona de menos acción y más cerebro, un Snarker de No-Acción. En ocasiones el sarcasmo llega por contraponer el mundo a su idea de lo que debería ser, en ese caso es un Paladín Snark, otras es por tener algún tipo de problema que les ha llevado a oscurecerse, bien porque sean un Snarker Discapacitado o porque algo en su pasado les haya decidido a cubrir su dolor con sarcasmo como un Stepford Snarker. Muchas veces estos personajes acaban siendo versiones de héroes torturados, Altos, Morenos y Snarkeosos. Cuando son secundarios pueden en ocasiones niños con propensión a señalar los fallos de sus mayores como las Pequeñas Miss Snarker pero, más aún, secundarios relacionados con el protagonista principal en una posición cercana pero no de igualdad. Entre ellos abundan sobre todo los Sirvientes Sarcásticos y, por supuesto, sus versiones en Sidekick, Secretario e, incluso, Subordinado. -Si lo son de un villano pueden acabar sufriendo una Muerte por sarcasmos al sobrepasar el límite de su tolerancia-. Existe una cierta querencia por mostrar sarcásticos a los ingleses educados, los Gentleman Snarker, que se extienden con facilidad por las obras de ficción. Pero si una figura destaca por encima de las demás es la del Deadpan Snarker, que es capaz de realizar los comentarios más duros sin mover un músculo, como si lo que estuvieran diciendo fuera lo más normal.

En cuanto a la forma de presentarla, la narración en off o el relato escrito permiten incluso crear un Smartass en Primera Persona aunque nada supera a la acumulación de comentarios del Narrador Lemony (en honor a Lemony Snicket que tanto uso sacó de ellos aunque llegara con el tropo ya bien desarrollado) que va comentando la historia con comentarios sarcásticos desde fuera, algo que en televisión realizarían con gran estilo Rod Roddy en SoapJim Dale en Pushing Daisies y, porsupuestísimo, Ron Howard en Arrested Development, en el momento de escribir esta entrada el mejor en activo es Anthony Mendez como Latin Lover Narrator para Jane the Virgin.

El método para usar ese sarcasmo es variada también, pueden usarse junto con los ya vistos Snarkeos literales -negando una interpretación figurada o tomando una alternativa como base para la burla-, la Falsa Dicotomía -en la que se ofrece la posibilidad obvia frente a la sarcástica-, el Sistema de Calificación Sarcástica -que suele ir del cero al sarcasmo para ponerle un número-, el TradeSnark que satiriza mediante el uso de símbolos comerciales como S.A.(.Inc), TM o ©  y a veces ni eso. Porque hay gente que usa las Comillas aéreas con finalidad sarcástica (como forma de demostrar que la palabra no se usa con su significado habitual no es la peor de las formas de usar esas molestas comillas) e, incluso, dar unas Lentas palmadas sarcásticas. E incluso alguno llega a no necesitarlo, bien porque con enarcar una ceja es suficiente o porque la situación permite que se sobreentienda la posibilidad de una respuesta sarcástica sin que tenga ni que moverse, es un Snarker Silente. (En ocasiones puede no haber intención alguna por su parte e, incluso, llevar aparejada algún tipo de reacción negativa -bofetada, bufido, etc… – que haga preguntarse ¿A qué viene esto?)

Como contrario podríamos señalar al Snarker Odioso que no solo no para de apilar uno sobre otro sino que, además, lo hace sin dar un respiro y con la peor de las disposiciones. Aunque apilar sarcasmos no es necesariamente malo. También puede ser parte de un Combate de Snarks. Y, por supuesto, siempre queda el Cebo para Sarcasmo. Que ofrece una obra como creación con idea de HateWatching, es decir, de que los que lo ven se dediquen a ponerlo a caer de un burro. Que, al fin y al cabo, también es una forma de interactuar en comunidad con las obras culturales.

Y hablando de eso, vuelvo a lo que comentaba al principio porque el final del año marca también el final de esta sección. Pero hay tantos tropos que se han quedado fuera que no descarto ir recuperando de cuando en cuando algunos. Si hace falta explicarlos allí estaremos.

¡Nos vemos el año próximo!

Deja un comentario