Pilotos Deathmatch: Critical y Maximum Choppage

Hablar de Critical (UK) es, sobre todo, hablar de Jed Mercurio. Un creador conocido sobre todo por su drama policíaco Line of Duty pero cuya especialización anterior parecían ser los dramas -y comedias, al menos en parte- médicas. Posiblemente porque además de haber hecho carrera en la aviación militar había sido doctor durante años y contaba entre sus primeros contactos con la televisión la creación de Cardiac Arrest o Bodies -ambas buenos ejemplos de series médicas británicas-  de manera que no era inesperado encontrarse con un drama médico. Lo que ya resulta un poco más sorprendente -para bien, además- es que se centre en el paciente y su problema más que en los rollos y amores de los médicos. No sé si por ser el piloto o para mostrar el punto de vista de la serie, pero la construcción es más las de una competición médica -cooperativa, eso sí- con elementos propios del suspense en el que la duda no es tanto qué tiene el paciente como cuál es el método para salvar su vida. A los que busquen esto en una serie de médicos no puede gustarles más.

Tengo pendiente desde no sé ni cuanto hablar de la Nueva Comedia Televisiva australiana y series como Maximum Choppage (AU) me lo recuerdan de nuevo. Con vocación de serie de acción esta historia, sobre un tranquilo artista que ha pasado años fingiendo estar entrenando artes marciales en lugar de aprendiendo a dibujar que se encuentra a su regreso a casa aclamado como un héroe de acción, logra llevar adelante ambas tramas, mezclando la acción con el humor y la trama más general -con ese estilo de la adaptación anglosajona de los mimbres asiáticos- con los personajes metidos en ella. No es una obra revolucionaria pero sí un agradable cambio en los estereotipados moldes televisivos.


One comment to this article

Deja un comentario