¡Libros que Salen! De la Pava, «Memorias de un asesino», Bruce y más

Por un lado, la cantidad de lo aparecido no llega a despegar, por otro la calidad de esas pocas novedades compensa de sobra. Así que… ¿Con qué preferimos quedarnos? Sospecho que debe ser un alivio para algunas economías -no digamos ya montañas de pendientes– que el ritmo se haya relajado por fin. Pero esto no quita que aún pueda producir satisfacciones el decir…

¡Que entre la pila!

 Memorias de un asesino de Roy Horniman, ed. Reino de Cordelia

libro_big_172

La alegría que me produce la publicación de esta novela es difícil de transmitir. Estoy seguro de no ser el único en conocer y apreciar  la película de la Ealing Kind Hearts and Coronets, o como se llamó en España Ocho sentencias de muerte, del mismo modo que el musical que han hecho basado tanto en el libro como en la película, A Gentleman’s Guide to Love and Murder. Cierto es que parte de la gracia venía de Alec Guinness en la película y Jefferson Mays en el musical interpretando a los distintos miembros de la familia Tranquilos, Israel Rank, Memorias de un asesino logra con sus propios medios hacer memorable la lectura, incidiendo más en el asunto judío del problema y ofreciendo un estilo literario que trata de mantener la calma siendo airado tan propio de la prosa cómica eduardiana. En resumen, una gran lectura en la que el humor y el género compiten por ver cuál es más negro de los dos.

Personae de Sergio de la Pava, ed. Literatura Random House

RH30392

Que De la Pava es un magnífico narrador lo demostraba su anterior novela, Una singularidad desnuda, que con tan inmerecida tranquilidad pasó por las estanterías españolas pese al gran trabajo de Pálido fuego trayéndonoslo. Ahora aparece la siguiente en una editorial de uno de los grandes grupos y con la publicidad de que usa unos mimbres policiácos, los mismos que parece sugerir más una evaluación introspectiva con humor con una excusa argumental cercana al género. En cualquier caso, de este autor es imposible no esperar grandes cosas. Tocaremos madera.

Como ser grosero e influir en los demás de Lenny Bruce, ed. MalPaso

como-ser-grosero-e-influir-en-los-demas-memorias-de-un-bocazas

Lástima la cantidad de sandías que parece traernos esta editorial porque los autores suelen ser como mínimo interesantes. Por ejemplo en el que hoy nos ocupa se recopilan las publicaciones autobiográficas que el gran Lenny Bruce realizó para Playboy ofreciendo acercamientos más o menos reales a su vida, es decir, más o menos ficticios pero con su particular sentido del humor. Decida cada cuál si hace pagarlo.

Todo lo que es sólido se disuelve en el aire de Darragh Mckeon, ed. Alba

9788490651155_1

Por si alguien tenía dudas de las posibilidades literarias del accidente de Chernóbil -más allá de Purga o de magníficas crónicas como las de Svetlana Alexievitch– en esta ficción repleta de personajes y situaciones probablemente reales se encuentra una aproximación al drama que con una dimensión de horror golpeó a los ciudadanos soviéticos.

El último tren a la zona verde de Paul Theroux, ed. Alfaguara

AL10814

Un nuevo libro de viajes de Theroux, esta vez con. su regreso a África décadas después de su anterior incursión permitiéndole así no sólo narrar lo vivido sino comparar la evolución -o al menos los cambios- en el gran continente.

Sobre el deporte de Pier Paolo Pasolini, ed. Contra 

Pasolini_3D-782x1024

Está peculiar colección de artículos recoge la opinión y vivencias de Pasolini sobre una gran cantidad de posibilidades -fútbol, pero también boxeo, ciclismo o los Juegos Olímpicos- rematados por una entrevista que permite descubrir su opinión sobre lo que podríamos considerar El hecho deportivo en sí.

Los felices Hollister de Jerry West, ed. Molino

los-felices-hollister_jerry-west_libro-MONL209

Una nueva recuperación de material clásico juvenil por parte de Molino/RBA que, por supuesto, saludamos.

Mamá ya viene de Zaza Pinson con ilustraciones de Laure Monloubou, ed. Takatuka

mama-ya-viene-portada-alta-1

Doble función la de este cuento, por un lado hablar de esos padres despistados que olvidan recoger a sus hijos, por el otro trabajar esa ansiedad causada por el temor a un abandono. Acompañados, además, por sus ilustraciones.

 

Como decía, poquitos pero interesantes. Al final es casi mejor, o lo sería si no fuera porque el volumen total de libros sigue siendo altísimo y solo parece bajar el de aquellos que merece la pena seleccionar. Menos mal que para la semana que viene siguen saliendo libros interesantes. Eso sí, mientras tanto… ¡Nos leemos!


Deja un comentario