¡Pilotos Deathmatch! A deadly adoption, Deustchland 83, My Jihad y más

El motivo por el que Dwayne The Rock Johnson decidió que su paso por televisión sería con este Ballers (USA) no me puede pillar más lejos. Vale, es para la HBO, pero la HBO lleva tiempo sin ser lo que era y puesto a entretenerse con alguna diversión uno -yo- esperaría algo con más acción y, desde luego, más tirando a la acción que algo así como un Entourage del deporte. En fin.

Por otro lado la existencia de Black Work (UK) es más una muesca más en el camino de las series de british noir. Sheridan Smith hace lo que puede por intentar elevar un algo el tono pero es todo tan clasicote que poco se puede hacer. Un buen más de lo mismo, pero más de lo mismo al fin y al cabo.

En cuanto a The brink (USA), quizá el problema sea de tiempos. Si no lo hubieran estrenado justo tras el final de temporada de Veep probablemente hubiera parecido simplón, el tipo de historia que en Comedy Central o la NBC actual podría haber logrado un hueco. Teniendo en cuenta la serie que la HBO acaba de soltar sustituirla por esta es inevitablemente ir a peor.

Vamos con un especial: A deadly adoption (USA) es la película que Will Ferrell y Kristen Wiig han hecho para Lifetime al estilo de esas películas para sobremesa que tanto han exportado. El resultado es curioso y casi dice más de nosotros que de la cinta. La mayor parte -por no decir toda- parece interpretada completamente en serio, podría haber sido un guión cualquiera que al ponerle a estos actores de la sensación de ser una coña continúa perfectamente interpretada en deadpan. Pero, ¿será real o es una broma más elaborada? Yo, que aún tengo grabada Inocencia carnalEstaba haciendo un pastel, un maldito pastel de manzana, y he acabado matando a un hombre.-  puedo deciros que la veáis teniendo en cuenta que, por contenida que esté, es sobre todo una película Lifetime.

Curioso el caso de Deustchland 83 (O) (Alemania) por aquello de ser una coproducción de alemanes con estadounidenses y la sensación general es que se está aprovechando la brillante carrera de The Americans para recuperar esas historias de espías -en este caso aprovechando las dos alemanias-  y hacerlo con, al menos, competencia como en este caso.

Algún día entenderé cómo funciona Disney y sus canales. Ya he visto los cuatro primeros episodios de Future Worm (USA), una nueva serie que tira de non-sequiturs y humor entre fantástico y bobo, pero se supone que aún no está estrenada y Disney no le ha creado una página. Que es un poco floja pero tampoco es como para eso.

Hablando de cosas inesperadas, la BBC ha estrenado el primer capítulo de My jihad (UK), serie comico-romántica que sale de un concurso de cortos y se expande ahora a cuatro capítulos para su web. El tema, la historia de una pareja de musulmanes en el Reino Unido actual, es más encantador que reivindicativo, pero casi dan ganas de felicitarles por lo que de novedoso tiene la diversidad.

My Jihad from Al Mackay on Vimeo.
Seguimos las vueltas internacionales con Jordskott (O) (Suecia) que comienza con el clásico tono noir para ir revelando que puede haber algo detrás. Eso está bien, porque la serie se hace un poco lenta y pesada pero siempre es bueno que empiecen a copiar más cosas de los británicos.

En cuanto a The saboteurs (O) (Noruega), lo importante es que muestran un episodios de la Segunda Guerra Mundial con la bomba nuclear de fondo, nazis malos y europeos que, bueno, quizá no son exactamente heróicos. Un poco más bélico que de investigación o suspense de lo que esperaba pero, en fin, tampoco vamos a pedir mucho más estando las cosas como veis.


Deja un comentario