¡Pilotos Deathmatch! Descendants, Difficult People, Mr. Robinson y más

¿Por qué? Esa es mi pregunta. ¿De dónde ha salido la idea de que el remake para Nickelodeon de ALVINNN and The Chipmunks (USA) sea… esto? No se me ocurre forma de entenderlo ni teniendo en cuenta las distintas espantosas nuevas versiones 3D que hemos estado sufriendo.

Igual pero al revés. Puedo entender a quién se le ocurrió Descendants (USA), y casi sorprenderme de que Disney no hubiera pensado en ello antes, me parece perfecto que Kristin Chenoweth sea el gran nombre del proyecto. Todo lo demás es un desastre. Entendámonos, se nota que Chenoweth se lo pasa en grande y está claro que Disney ha puesto dinero para este telefilme. Pero no tanto como para que los chavales sepan cantar sin autotune o actuar ni el mínimo que debería saber uno de los chavales criados en su cuadra. No solo eso, las tramas son un desastre y la elección de quién actúa dónde lleva a desperdiciar a gente como Kathy Najimy que parece que está haciendo más un cameo, mientras otros actores ocupan sin gracia los espacios de relleno. Como eso no era suficiente la historia en sí es espantosa, no llega al nivel mínimo de desarrollo que se presupone en una empresa que hace como churros todas las semanas este tipo de tramas, y, de rebote, el subtexto es espantoso. Vale que a estas alturas estemos acostumbrados a que la parte de Token Ethnic es más Token en estos proyectos, pero llega hasta niveles ridículos. La idea de que tras el final del cuento se concentró a los villanos en una isla mitad poblado chabolista, mitad Guantánamo en el que tienen libertad pero todos los que están -que parecen bastante majos en su mayoría- sufren condiciones de privación material. Por supuesto los buenos que son buenos-buenos-superbuenos deciden que van a darse la transición y reagruparse con esos desharrapados para enseñarles que se puede ser como Disney manda. Por supuesto los malos también tienen cualidades como su forma física o su conocimiento de peluquería y belleza, por suerte no les toca ni ocuparse de las piscinas ni limpiar wcs. No contentos con tanto majicismo y con reseñar una y otra vez los muchos motivos que tienen los buenos para no confiar en los malos -por lo visto ganaron sin causar problemas a nadie- además dan algunas lecciones románticas muy interesantes como Está bien traer de manera casi ilegal a alguien si te interesa, No hay ningún problema en que rompas con tu novia proclamando tu amor por una tercera persona en mitad de un estadio lleno de gente que os conoce a los tres y, por supuesto, El amor verdadero no se preocupa por que le eches cosas en la comida o en la bebida para lograr lo que quieras de él porque ¡es una muestra de amor! Todo ello comentarios encantadores que, sin duda, deberían adornar las paredes de los jóvenes dormitorios. Así que si no hay buenas canciones -¡esa versión de ¡Qué festín! !- ni actuaciones ni guión solo te tienes que preguntar, ¿merece la pena dedicarte dos horas a ver un telefilme cuando podrías saltarte las partes sin Chenoweth y cumplir? Y si no en esta en la ya anunciada continuación.

Lo primero que he pensado viendo Difficult People (USA) es que es una comedia sobre tuiter. Los dos protagonistas, Julie Klausner y Billy Eichner, están definidos por ser gente que se queja. Mucho, todo el rato, con más o menos motivo. Pero quizás no os suenen sus nombres. Klausner es una cómica que hace críticas televisivas con cierta maldad –*cof*– y que escribe guiones, Eichner es protagonista de la inexplicablemente -para mí- exitosa Bill on the Street para Funny or Die. En cuanto a sus personajes, son Julie KesslerBilly Epstein. Ella es bastante lo mismo, él es también judío y gay pero en lugar de para internete trabaja como camarero. El tema central es, por supuesto, su relación de amistad centrada en… resumiendo… criticarlo todo. Todo el rato, todo tipo de cosas, sin parar. Con un par de buenos secundarios y escenarios curiosos, como una evolución de esa comedia incómoda de Seinfeld o Larry David en los tiempos del -omnipresente en su piloto- tuiter. Lo que no sé es lo que puede durar el asunto porque en cualquier momento tendrá que hacer frente a esas críticas.

Encontrarte con Kevin from work (USA) es sumergirse en el pasado. No creo que haya una versión posible, ni más antigua, ni casi sin usar de esta serie con solo un par de puntos a su favor (fundamentalmente, que es ligera y lo sabe y que el reparto sale casi a estrenar) que no compensan ni de lejos. Otro verano será.

Cuando uno se pone el piloto de Mr. Robinson (USA) lo primero que sospecha es que le han colado un remake de Mr. Cooper. Pero pensado para Jack Black y luego cambiaron de opinión y metieron a gente conocida pero les dio pereza y por eso el protagonista tiene el mismo nombre que el actor. Que alguien rescate a Brandon T. Jackson y me explique qué hace la pobre Peri Gilpin ahí. Definitivamente esto tenía que haber salido mejor.

Alguien ha pensado que el problema de Cougar Town no era el título y que se podía seguir por ahí con una especie de ambiente TVLand y que para abdominales los de The CW y que, total, ya que puede ser la basura de otras cosas aún se les puede meter goles como este Significant Mother (USA)


One comment to this article

Deja un comentario