¡Mat-A-Ton! Recapitulando antes del regreso de «Scream»

Ah, sí, es la segunda temporada. No lo había dicho.

Veamos… Supongo que haría falta resumir la primera temporada. Ahm… La MTv quería algo de asesinatos y jóvenes y se le ocurrió revivir Scream. Jay BeattieDan Dworkin fuero escogido por la cadena y Craven para supervisarlo y elegir a los showrunners, que acabarían siendo Jaime Paglia (Eureka, Flash) y Jill Blotevoge (Moonlight, Harper’s Island) como productores. Bueno, y un poco también para ejercer de jefe de guionistas. Pero nos entendemos. El resultado fue un poco desastroso -les sobraron al menos 4 de los 10 episodios de la temporada- pero logró recrear algo del humor y, sobre todo, la idea de whodunnit. No muy complicado pero whodunnit al menos. Para la segunda temporada, y después de… diferencias creativasJaime Paglia se largó y Jill Blotevogel pasó a ser esa bonita figura de consulting que significa que se ha largado pero cobra por disimular que ha sido como amigos. Ocuparon sus huecos Michael GansRichard Register que tenían incluso menos experiencia en nada que tuviera que ver con el terror siendo su mayor logro la serie de gimnastas Make It or Break It. También trabajaron en Celebrity Deathmatch, pero me temo que ahí termina su relación con las muertes. Y con esos mimbres empezó la siguiente temporada.

Ah, sí, claro, la trama interna… Incluso el resumen de la trama de la primera… ya… Como puede ser un Destripe lo mejor es que demos una oportunidad de evitar su lectura. ¡Al tajo!

Estupendo, estás aquí así que no te importan los destripes. Pongámonos a ello.

Empecemos por Scream. El año pasado allá por el capítulo 9 -el penúltimo- hice un pequeño (risas) repaso a las posibilidades. En el Ask. El tipo de pequeño repaso que precisa de tanto espacio que al final he decidido que era más fácil rescatarlo como ¡Retro-Mat-A-Ton!. Las consideraciones eran sobre todo tras el antepenúltimo capítulo, el 8, y también una pequeña coda cuando el noveno salió y antes del décimo. Con eso y con todo podemos rescatar algunas cosas.

La principal es que, como parecía más que cantado, Piper era la asesina principal. Por supuesto esto es Scream así que no estaba sola. Y lo que se nos insinuaba en el final de temporada era que su ayudante era Audrey. así que al final habían decidido ir a por lo que yo llamé la mejor opción posible para armar todos los cabos. No era muy original pero, eh, podía haber sido bastante peor.

Excepto… porque realmente no se nos explicó. Sí, Piper era indudablemente la asesina principal. Sí, hay algún tipo de conexión entre ella y Audrey. Pero seguíamos sin saber cuál. Lo que ese final de temporada nos mostraba era a Audrey quemando la correspondencia que había mantenido con Piper. Pero una cosa es saber que hubo correspondencia y otra distinta saber qué ponía dentro. Pero ya hablaremos de eso.

Que la temporada se cerrara con mayor o menor fortuna no significa que no pudiéramos encontrar algún cabo suelto que tener en cuenta. Cierto que el asesinato de Rachel parece tener algo más de sentido si suponemos que Audrey está mezclada. También sobre ello volveremos. Pero me refiero a otras cosas:

  • ¿Ocurrió algo en la casa del lago? Alguien en el garaje, alguien en el lago.
  • ¿Quién dejó los objetos en el aula?
  • ¿Qué pasa con los ‘pirateos’ de Nina, Will y Jake?
  • ¿Qué ocurrió realmente en los asesinatos originales de Brandon James?

Por supuesto el problema principal con todos estos cabos sueltos es que un cambio de showrunners suele significar que en el mejor de los casos sean olvidadas las respuesta y, en el peor, se busquen otras. Las posibilidades de heredar una trama y mantener las solución prevista son tirando a escasas. Pero vamos a un pequeño repaso para el que no los recuerde.

  • ¿Ocurrió algo en la casa del lago? Alguien en el garaje, alguien en el lago.

En el piloto de la serie hay una fiesta en casa de Brooke. O, si lo preferís, la casa del Alcalde y Brooke. Lo primero es que parece -luces, movimientos- que hay alguien trasteando en el garaje. Lo segundo es que tras una broma de Jake a Noah este acaba en el lago y asegura que alguien ha tratado de hundirle. Por supuesto ambas cosas pueden olvidarse simplemente como elementos de suspense, más aún con el día que llevaban. Pero teniendo en cuenta lo que sabemos de las amiguitas del Alcalde y las cámaras de vigilancia instaladas podría ser algo más interesante. Sobre todo porque a estas alturas aún parece que el Alcalde sigue ocultando cosas.

  • ¿Quién dejó los objetos en el aula?

La pregunta a la que menos caso se ha hecho y que más entretenida podría ser de ver respondida. Los objetos que aparecen en el aula de Mr. Branson podrían haber sido dejados por el profesor o por cualquiera de sus alumnos pero la aparición dentro del aura de cualquiera de los otros sospechosos (fundamentalmente los adultos) habría sido sospechoso cuanto menos. Y eso incluye a Piper. Así que… ¿Quién dejó los objetos? De nuevo, podría ser la propia Piper y no lo han aclarado porque total para qué, pero si la idea es recordarnos que quizá los chavales no sean tan inocentes no es mal cabo suelto.

  • ¿Qué pasa con los ‘pirateos’ de Nina, TylerWill y Jake?

¿Qué es lo que hace que comiencen los asesinatos? En principio parece que es el vídeo de Audrey. Pero según avanza la serie vemos como había otra trama detrás. Nina era el cerebro tras una trama de pirateos con la inestimable ayuda de Tyler -su teórico novio- y la no menos importante colaboración de Jake y Will. Solo que en ningún momento llega a quedar claro cuál era su plan o cómo se repartían el trabajo. Más aún, ¿qué necesidad tenían Nina y Tyler de compartir el fruto de su rapiña con los otros dos? En cualquier caso, la muerte de los dos primeros y la posterior desaparición de Will hace que la cosa quede un poco en el aire. Al menos hasta que en el último capítulo descubrimos que la tecnología que está usando el asesino para espiar es exactamente la misma que la de estos pirateos. Y que Jack aún tiene acceso a ella en su portátil. Parece difícil creer que no había una historia detrás dispuesta a ser explicada pero quizá sea una sin la que nos hemos quedado.

  • ¿Qué ocurrió realmente en los asesinatos originales de Brandon James?

Quizá la pregunta principal de todo el asunto y, para mi sorprenda, la que menos se acerca a ser respondida durante el fina de la primera temporada pese a la cantidad de vueltas que le habían dado antes al asunto. Porque gran parte de la serie se basa en ese mito fundacional y ese mito, a su vez, hace aguas en cuanto se presta un poco de atención. Empezando porque el propio James lleva máscara, con lo que es difícil saber si en esa nombre de Halloween fue él realmente responsable, o si había más de uno, o quién era. De hecho, sabemos que mató a cinco personas -que a estas alturas es casi un asesinato menor en USA- pero sólo conocemos a dos de sus víctimas. Las otras tres las sabemos fundamentalmente por el nombre. A partir de aquí y dadas las indicaciones de que pudo no haber sido él, que pudo haber sobrevivido, etc… parece que resolver este crimen del pasado será realmente uno de los puntos principales de la serie. Si es que los nuevo showrunners se acuerdan.

Concluyamos con esto el repaso a los puntos sueltos principales de la primera temporada ya vamos directamente al que más nos interesa para la segunda:

¿Qué sabemos de lo de Audrey?

Como no puede ser de otra manera el gran final de la temporada miraba hacia la incógnita principal: Esto es Scream así que había al menos dos personas implicadas. No solo eso, durante el rapto de Will los espectadores pudimos ver claramente cómo Piper era atacada por alguien vestido de Ghostface. En teoría era parte de un plan para que al soltar a Will su declaración redujera las -posibles- sospechas sobre Piper. En la práctica era la demostración de que esto es Scream y hay más de un implicado. Así que al final del último capítulo llegaba el momento confesiones con Piper y justo antes de ir a por ella suelta un «Tengo una sorpresa más para ti» algo que «Nunca habrías visto venir«, pero antes de hablar recibe un balazo disparado por Audrey. En el resto de ese capítulo final no se vuelve a hablar sobre esa sorpresa, al menos no entre los personajes aunque Noah se pregunta quién sería el ayudante de Piper. Momento elegido por los guionistas para mostrarnos a Audrey sacando unas cartas escondidas, sobres de una correspondencia mantenida con Piper – tres cartas, tampoco os creáis- así como papeles de la Oficina del Sheriff sobre el caso Brandon James, los mismos que habíamos visto robar a un enmascarado y en los que se hablaba de que había sido dado por muerto pero no se había encontrado su cadáver. -Y se consideraba a Kevin Duvall, a.k.a. el padre de Emma, como posible sospecho de las muertes.- A continuación Audrey quemaba tanto lo uno como lo otro en el último párrafo de la primera temporada.

Por supuesto esto intentaba dejar la idea de que Audrey había sido la cómplice. Pero, a la vez, no lo dejaba suficientemente claro. Había habido un contacto entre ellas, existía la posibilidad de que Audrey hubiera sido la causante o desencadenante de la situación. Y había una serie de situaciones previas como la extraña muerte de su novia -extraña por maquillada para parecer ajena- o la presencia de restos de ADN en una de las máscaras que podían reforzar esa idea. Salvo que ninguna era realmente concluyente. De entrada estaba Brooke vs. Riley, pero ya volveremos a eso. El asunto es que dejaba abierta una puerta a que realmente la cómplice hubiera sido ella. El ADN estaba ahí porque se había puesto la máscara, la muerte de Nina y Taylor era respuesta al vídeo viral, la de su novia porque podía intuir lo que había hecho -como mostraba el vídeo- y a la vez estaba maquillada como ajena porque era la que más cerca le pillaba y menos tenía que ver con el resto. Ella había descubierto un año antes que el caso de Brandon James estaba lejos de ser tan claro como la, digamos, tradición oral había establecido.  O al menos esas hojas nos permitían suponer que era ella la que había entrado a robar el archivo -un archivo de mierda, ya que estamos, cuatro papeles con media docena de ideas bien grandes. Como resúmenes de los resúmenes de los apuntes. Así no son capaces de detener a nadie luego.- llevándose la máscara original (de ahí el ADN, como explicación alternativa, por cierto) y descubriendo lo que todos sabemos ya sobre el caso. Pero no se puso en contacto con Piper como hija de James -si ella lo hubiera sabido podría haberlo sabido cualquiera- sino como esa mezcla de Gale WeathersSarah Koenig que se nos había presentado. Evidencias en contra y a favor para un final realmente ambiguo con ganas de ser un cliffhanger pero, para mí, un error narrativo por parte de los showrunners. Incluso si hubieran permanecido.

Un error porque significaba que los asesinatos que llegaran la temporada siguiente estarían ligados a esta. Ligados directamente. Tanto que haría falta conocer la primera temporada. Y eso es algo bueno para una continuidad dura pero no tanto si esperas nuevos espectadores. Ahora, si quieres que se revisen lo ya emitido es un éxito. Bien es cierto que la serie de películas de Scream estaban ya ligadas a este tipo de continuidad. Aunque de manera notablemente distinta. No había cabos sueltos al final de cada una de ellas pero sí que había un hilo entre las nuevas y sus antecesoras, solo que no uno que tuvieras que conocer a la fuerza. Como siempre, la idea de pecados del pasado / pecados de los padres es un arma poderosa pero no como justificación en sí, lo es narrativamente porque permite poner múltiples dianas en las espaldas de los futuros fiambres. Algo que precisamente esta serie no parece haber entendido ni en sus mejores momentos.

Sí, Piper pudo matar a Nina y Tyler y Rachel para tener algo con lo que chantajear a Audrey si decidía hablar con la policía -que ya ves tú las sospechas- y desde un punto de vista de construcción de episodios se puede entender que quisiera empezarse con muertes en sus dos primeros capítulos. Pero si Piper hubiera estado en la ciudad investigando el caso Brandon James antes de que comenzaran los crímenes tampoco habría habido mucha diferencia. En fin, escribir -guionizar en esta caso- es tomar decisiones y mantenerlas.

Terminemos con una ronda rápida (os oigo reíros) porque, si el cómplice no era Audrey… ¿quién podía ser? Sobre todo teniendo en cuenta que la única ocasión clara en la que sabemos que no es Piper es cuando Piper está delante. De manera que la única persona a la que podemos tachar de la lista con facilidad es a Will. Bueno, creo que a Emma también, salvo que nos presenten algún truco hipnótico abracadabrante, y con Maggie igual. Lo gracioso es que, en realidad, la serie tampoco tenía muchos más personajes que pudieran ser. El Alcalde suficiente tiene con lo que tiene, Noah no parece la elección más lógica, el Sheriff Clark sería un golpe de ingenio pero uno poco probable -y bastante difunto-. Quedan Jake -del que ya vimos algunas posibilidades-, Brooke -que sigue pareciendo la menos sospechosa de la serie-, Kieran -el pobre, podría tener algo de sentido sólo en relación con su padre y aún así- y, por supuesto, Mr. Branson.

Con esta panda parece que Mr. Branson es la mejor opción. Al fin y al cabo tenía acceso a su clase y Piper pudo haberle usado como chivo expiatorio. Al fin y al cabo era un sospechoso tan obvio que parecía llevar un neón sobre la cabeza. Y está lo de Brooke vs Riley del episodio tercero, la escena en la que Emma tiene que elegir en teoría si matarán a la una o a la otra. Si debemos presuponer que Brooke estuvo en algún momento en peligro -por la acción de un cómplice- Branson era el idea para ir a por Brooke mientras Piper perseguía a Riley. Pero, por supuesto, esto es simplemente si suponemos que realmente Emma podía elegir y que hacía falta un apoyo de esa misma temporada. Aunque, por supuesto, volvemos a lo de siempre: Salvo que se inventen de la nada una motivación estamos hablando de un personaje que no tenía más razón para unirse a un asesinato múltiple que -si acaso- ser pareja del asesino.

Como veis, no había tanta gente- Y, sin embargo, alguno tiene que serlo. Aunque no necesariamente uno de estos, claro. Podría ser un tercero de entre la gente de fondo o con solo una o dos líneas y, por supuesto, podría ser alguien que no hubiera aparecido en toda la temporada anterior. Quizá incluso alguien que no haya aparecido hasta la segunda temporada como Ms. Lang. Zoe o, por supuesto, -aunque menos probable- Haley.

Establecido todo esto, creo que ya estamos preparados para comenzar la segunda temporada de Scream.


One comment to this article

Deja un comentario