¡Libros que Llegan! Tuttle, «Ciencia Ficción Rusa y Soviética Vol. 1», Freeman y más

Terminamos mes y, como de costumbre, la semana ha traído solo unas pocas novedades. Ya habrá tiempo las dos próximas semanas de recibir una nueva avalancha ante la llegada de la Navidad. Pero la caída del flujo de producción no significa -ni mucho menos- que baje la calidad de los libros, solo que hay menos entre los que elegir. Pero aún los suficientes como para decir…

¡Que entre la pila! 

Futuros perdidos de Lisa Tuttle, ed. Gigamesh

fperdidos

Hablar de Lisa Tuttle no sobra nunca pero quizá pueda sonar reiterativo así que voy a intentar resumirlo: Autora especializada y brillante en el género de terror, Tuttle ha tocado casi todo los palos del fantástico. Muy interesada en la escritura teórica y práctica feminista, es el tipo de autora con una extensa estantería de reconocimientos y con algunos premios que no ha rechazado. En el caso del libro que nos ocupa, fue candidata a los Premios Arthur C. ClarkeJames Tiptree, Jr. Lo fue con una obra llena de posibilidades: Una mujer con una vida monótona empieza a ver cómo se abre una puerta a otras posibilidades, confrontándose con distintas vidas que podría haber llevado de haber tomado otras decisiones y que parecen suponer el avance de alguna enfermedad mental. Lo que antes parecía rutina ahora se convierte en una existencia fallida pero anhelada que se contrapone a esa multiplicidad que ahora la va devorando en la incertidumbre.

The time of my life de Hadley Freeman, ed. Blackie Books

the-time-of-my-life_3d_web

Hadley Freeman, columnista de The Guardian residente en Londres aunque naciera en una familia judía de Nueva York, escribe un libro que ya solo con eso parece que podemos imaginar. En realidad lo que tenemos es un repaso por algunas películas ochenteras haciendo un análisis cultural para ver lo que de modernas y antiguas tenían, además, por supuesto, de demostrar que incluso en aquello que parecen inofensivos artefactos culturales se pueden incluir temas y narrativas de manera más o menos soterrada. Animándonos, además, a tenerlo en cuenta para reflexionar sobre las historias que consumimos. Podemos estar más o menos de acuerdo con sus análisis, pero son un buen punto de partida.

Ciencia Ficción Rusa y Soviética Vol. 1 de VV.AA., ed. Nevsky

35antologiacienciaficcion1

El primero de tres volúmenes que quieren ser la antología definitiva de la ciencia ficción rusa y soviética, en este caso con aquellos que pondrían las bases de lo que estaba por venir luego. Bulgarin, Fiódorov o Bogdánov son algunos de los autores que recorre y que conforma un gran primer acercamiento a la ficción especulativa de aquel tiempo y lugar. Un estupendo inicio.

Amada Lydia de H.E. Bates, ed. Alba

9788490652299_1

Recuperar a H.E. Bates siempre es una buena idea, sus historia de pequeñas localidades inglesas en las que la vida social resultaba casi tan complicada como la sentimental y en la que incluso un estudio sobre el amor puede acabar siendo una manera de unir ambas.

Oculto sendero de Elena Fortún, ed. Renacimiento

oculto-sendero

Con todo lo conocida que ha sido el personaje de Celia y su autora, Elena Fortún, parece extraño que a estas alturas exista un libro nunca publicado. Bien es cierto que no es de ese personaje sino una suerte de historia pseudobiográficas en la que reflexiona sobre la escritura y sobre su sexualidad, que en aquellos años -y siendo autora infantil- parecía difícil de conjugar. Así que estamos ante algo más que una obra confesional.

El vientre de Nápoles de Matilde Serrao, ed. GalloNero

portada-napoles-228x300

Escrito en los años ochenta del siglo XIX, estamos ante una investigación de la epidemia de cólera y -sobre todo- el rostro que se le queda a la ciudad. Llena de desolación, con familias hacinadas y usureros aprovechando la debilidad, mientras los juegos de azar se convierten en la única aparente promesa de un futuro mejor, hundiendo aún más a sus ciudadanos. Tanta desolación mostrada como un mosaico a partir de pequeñas historias que van acumulándose, hablan de una ciudad viva pero enferma dando, a la vez, una lección de periodismo.

Pesadilla en rosa de John D. MacDonald, ed. Libros del Asteroide

arton1866-85895

Cuando conocimos a Travis McGee en Adiós en azul estaba en su ambiente, en Florida, con un ambiente relajado y cómodo. En esta continuación lo tenemos más urbano, con más acción y, sobre todo, fuera de su elemento, teniendo que echar una mano a la hermana de un amigo. Así que, de nuevo, una más que agradable y ágil intriga.

Diarios del Sáhara de Sanmao, ed. Rata

sanmao

Por extraño que parezca es la primera vez que este libro se publica en España. Y puede parecer una exageración decir esto, pero es que la autora tiene una estatua en Telde, Gran Canaria. El motivo es que esta autora, nacida en China y criada en Taiwan, estudió en la Complutense, trabajó en Madrid y se casó con un español, Jose María, con el que viajaría por distintas ciudades hasta establecerse en Telde. Sus viajes serían el material principal de muchos de estos libros, comenzando por el que nos ocupa, uno de los más famosos en los que narra sus pasos por el Sáhara a mediados de los setenta. Así que ha tardado, pero por fin ha llegado.

Mis momentos de Andrea Camilleri, ed. Duomo

imgmanager

De Camilleri vamos viendo publicado poco a poco prácticamente todo, y como es un autor más que agradable logra hacer interesante lo que sea. Por ejemplo, estas memorias a partir de pequeños momentos recordados de su carrera, en su vida o en su trabajo de los medios de comunicación.

En tiempos del papa sirio de Jesús Sánchez Adalid, ed. Ediciones B

22906g

¿Estáis pensando ya en esos regalos que tenéis que hacer?

Caperuza de Beatriz Martín Vidal, ed. Thule

caperuza

Libro mudo en el que se muestra de manera muy plástica tres de las escenas principales del cuento. Quizá no un cuento estrictamente infantil, pero sí una buena obra.

El libro que hace clap de Madalena Matoso, ed. Fulgencio Pimentel

clap

Dentro de esa tendencia de los libros con los que interactuar llega uno en el que la forma de abrir y cerrar el libro es instrumental para jugar con la historia interior. Así que junto al dibujo sencillo y con colores llamativos acaba siendo un libro atractivo más allá de la historia que pudiera contar.

Ya sabéis lo que toca decir ahora: ¡Variedad! Y es que una semana más han ido apareciendo una buena cantidad distinta de temas, incluso de autores, con los que conformar un pequeño repaso a la semana sin que suene nada a repetido. Disfrutemos hasta la siguiente llegada -que con el festivo creará algo de tumulto- que incluirá a Lakoff y Hervey y, mientras tanto, sigamos con los libros. Incluso aunque no sean de terror. Así que… ¡Nos leemos!


Un spin-off de Doctor Who -otro- creado y escrito por Patrick Ness. Sinceramente creí que movería un poco más de polvo mediático. Patrick Ness. El de Un monstruo viene a verme. Bueno, da igual, el asunto es que Class (UK) viene a llenar un hueco para una edad algo más avanzada que la de Sarah Jane, con la ventaja además de centrarse en una escuela y no en personajes de manera que puede decidir para dónde tirar con ellos -o sustituirlos tranquilamente- aunque con lo que llevamos visto parece que estamos ante algo fuertemente serializado, más auna serie de capítulos autoconclusivos engarzados que un arco argumental de personajes. Puntúa alto en diversidad (incluso con matices de maldad en lo que a postcolonialismo se refiere) y no tanto en interés pero teniendo en cuenta que al menos no está Moffat por medio y que ofrece un mundo realmente abierto a posibilidades en el que los protagonistas están tan tirados a su destino sin alguien que les guíe – en parte gracias a la magnífica interpretación de Katherine Kelly– que es difícil no creer que este acercamiento a los adolescentes. En fin, es un principio.

Por contra de Dirk Gently (USA) poco bueno puedo decir. Es casi literalmente la definición de adaptación americana cambiando personajes, situaciones e inventando lo que le da la gana. Su idea parecer ser más crear una sensación de caos que buscar la manera en la que las novelas originales lo organizaban. De manera que acaba no ya palideciendo con el modelo original sino también contra la adaptación de hace unos años. Y es que ni los actores pueden salvar un mal guión. O, casi podríamos decir, su ausencia.

El problema con Dream Corp, LLC (USA) es que la trama va por un lado y todo lo demás por otro. Me explico: La idea de un doctor que intenta sanar a pacientes con problemas de sueño no es precisamente nueva y las fuentes que busca para el humor… en fin. Los actores -que incluyen una base general y luego invitados variados para los pacientes- están en su papel incluso cuando parecen más cercanos al MST3K que a una serie con tramas propias. Pero precisamente esa es la paradoja, pues el auténtico hecho de Ciencia Ficción es su mayor acierto y la forma de tratar lo que podríamos llamar sus texturas televisivas múltiples que remiten desde los años ochenta a la técnica del rotoscopio para las partes oníricas animadas hacen de ella una serie tan visualmente atractiva. Lástima que sea tan rutinaria en el resto.

Siguiendo con las series que podrían haber estado bien o mal pero se quedan entre medias está The Great Indoors (USA) que tiene a su favor un gran reparto en el que destacan Joel McHale, Stephen Fry y Christopher Mintz-Plasse pero que carece de un guión que acompañe. Todo en esta serie son chistes Millenials, cómo son o Generaciones anteriores, esos dinosaurios. En una proporción de 19 a 1 de los primeros sobre los segundos. Todo eso y la habitual selección ridícula de chistes sobre minorías. ¡Lo raro es que la CBS no les haya doblado la duración!

Más antigua aún logra sonar Man with a plan (USA), una vergüenza que hace que Joey parezca un ácido comentario sobre la carrera de su protagonista. No ya porque es el tipo de series que parecen sacadas de Episodes, sino porque las fuentes de conflictos y soluciones son tan antiguas que algunas parecen sacadas directamente del éxito de los años ’50 Make room for daddy. No digamos ya que el poner a un hombre quedándose en su casa a cuidar de sus hijos como algo absolutamente increíble de, fundamentalmente, pena.

¡Un ‘Reality’! Pero con uno que está tan guionizado -y si no lo está que me lo expliquen- como My life is a Telenovela (USA) es difícil no incluirlo aquí. Que las reacciones y movimientos más excesivos se quedan cortos para lo que podemos encontrar, no digamos ya para la manera en al que se comportan con cámaras detrás de las cámaras. Una serie tan pasada de vueltas que uno puede llegar incluso a perdonarle que intenten fingir que es verdad lo que cuentan, aunque queda la pena de que no se hayan lanzado a hacerla directamente ficción. Total, ya son mejores que Telenovela. Lástima que no alcancen a Jane the Virgin.

Y terminamos con una serie que sólo puedo definir como «De vergüenza ajena». Pure genius (USA) es una serie de Ciencia Ficción Médica que se empeñan en vender como algo posible. Un millonario decide privatizar un cacho de sanidad, crear un megaedificio con todos los avances -la mayor parte de los cuales son abiertamente risibles- y reunir a un equipo de los mejores que hayan tenido problemas con la autoridad en el pasado por querer ir más allá, que para algo es un multimillonario tecnológico y sabe que bullshit bullshit. Pero en realidad todo esto está para encubrir que no lo hace por filantropía o no solo -sí, un zillonario no siendo filantrópico en el fondo, las sorpresas no cesan- sino que en realidad él sufre una enfermedad de esas que le dan tu nombre y que lo mismo gastando dinero en cosas como tabletas transparentes, un panel portátil de escaner ecográfico automático, paredes en los que poner fondos de pantalla o cascos para comunicación intercerebral acabará saliendo algo que le pueda servir a él. Teniendo en cuenta que entre otras cosas usan una impresora 3D para demostrar los milagros de la técnica no dudo que acaben pudiendo encontrar algo por libre asociación. De modo que, por hacer un breve repaso, los personajes son planos y con apenas un par de notas -que en un piloto pasa pero que aquí no se lega ni a insinuar una otra vida-, las tramas y todo lo relacionado con cualquier apartado médico es absolutamente bochornoso y ni siquiera aceptan que están haciendo ciencia ficción de raíz conservadora, mientras el reparto pasa por ella como quien ha perdido una apuesta. Una desgracia.


¡Libros que Llegan! Allingham, «Sarah’s Scribbles: Crecer es un mito», Coates y más

Que semana más interesante. Unos pocos libros menos, sí, pero solo unos pocos que estamos aún a pleno rendimiento acercándonos a las Navidades. Así que aunque quizá no haya el mismo tipo de libros llamativos sí que vamos con una ronda de libros un poco menos conocidos pero no por ello menos interesantes:

¡Que entre la pila!

El reino de la muerte de Margery Allingham, ed. Impedimenta

fit-230x360

La posibilidad de hablar una vez más de ese extraordinario cuarteto que fueron Las Reinas del Crimen que reunía a Agatha Christie, Dorothy L. Sayers, Ngaio Marsh y esta que nos ocupa, Margery Allingham. Las cuatro más influyentes e importantes creadoras de mystery al estilo inglés durante aquella Edad del Oro. Cada una con su estilo y sus particularidades que en el caso de Allingham tenía mucho que ver con su inquieta manera de aproximarse al género, menos convencional que las investigaciones de asesinatos, pero no solo eso. En este caso incluye una intriga internacional en la que Albert Campion, su más conocido personaje, juega un papel tan importante como inesperado para la supervivencia de un pequeño principado europeo. El tipo de libro lleno de humor y encanto que uno esperaba encontrar en aquella no tan lejana época.

Entre el mundo y yo de Ta-Nehisi Coates, ed. Seix Barral

portada_entre-el-mundo-y-yo_javier-calvo-perales_201606271151

Un padre escribe a su hijo tratando de explicarle el estado si no del mundo al menos de la sociedad norteamericana. A partir de ahí las reflexiones, visiones y comportamientos de este hombre hacia su hijo y la manera en la que intenta a a la vez mantenerle informado y protegido a la vez que le habla de discriminación y desigualdad y la necesidad de un activismo que ayude a nivelar la situación.

Sarah’s Scribbles: Crecer es un mito de Sarah C. Andersen, ed. Bridge

1507-1

Presupongo que a estas alturas todos habréis visto y leído alguno de sus cómics por internet. No creo, por tanto, que haga falta decir mucho de esta autora que logra unir unas formas tiernas con toques fantásticos para retratar su propia realidad que muchas veces es bastante más oscura de lo que uno consideraría motivo de risa.

La historia secreta de Twin Peaks de Mark Frost, ed. Planeta

220008_portada_la-historia-secreta-de-twin-peaks_mark-frost_201610041813

Imagino que lo que uno espera de un libro de (sobre) Twin Peaks es un conjunto de anécdotas, imágenes y un poco de historia. Este libro no lo es. Es una novela. O, si lo preferís, trozos distintos de un relato. Eso, contado por un cocreador de la serie y con material gráfico a juego que sirve incluso como precuela de la continuación de la serie de televisión, se convierte no solo en algo imprescindible para los fanes de la misma, también en una atractiva forma de ofrecer contenido sobre el mismo.

El misterio de las cabras y las ovejas de Joanna Cannon, ed. Grijalbo

egr54656

Un misterio sencillo y encantador, con protagonistas infantiles en edad y una notable cantidad de referencias a cabras y ovejas. No es Glenkill, ni Flavia, ni un Curioso Incidente, es su propia obra. Una protagonizada por unas detectives infantiles, con una desaparición misteriosa en su centro y una forma de explicar el mundo de los adultos a un par de chicas que buscan nada más que ayudar aprovechando sus vacaciones.

La sociedad gastronómica y otros cuentos de VV.AA., ed. Quaterni

9788494464942-300x450

Culminando su trilogía de libros de relatos japoneses de autores digamos que recientes esta obra con la comida como centro y motor ofrece una docena de relatos de algo más de media docena de autores que incluyen desde Tanizaki a Dazai o de Miyazawa a Oda. No creo que haya que explicar mucho sobre estos autores ni animar demasiado a la gente a la que le interese la cultura japonesa o la gastronómica a que le de un tiento. Pero, al menos, que sepan que este libro existe.

Venecia. Ciudad de Fortuna de Roger Crowley, ed. Ático de los Libros

202-large_default

Es curioso cómo pueden coincidir obras sobre temas similares en tan poco tiempo, pero aquí tenemos otra gran aproximación al imperio naval veneciano desde una perspectiva histórica mostrándonos aquello que llevo a su auge y el recorrido hacia su derrota.

El gran delirio de Norman Ohler, ed. Crítica

portada_el-gran-delirio_norman-ohler_201606300048

Drogas y nazis, por fin juntos. La historia del uso de compuestos recreativos y también de su uso para mejorar las… vamos a llamarlo actuaciones. De modo que este estudio va analizando -¡y documentando!- su consumo en fiestas, su uso en tropas y su papel entre los jefes del movimiento. Todo para explicar la química de su situación.

Lluvia de agosto de Francisco Álvarez González, ed. Hoja de Lata

Cubierta_Lluviadeagosto

Caos, violencia y figuras míticas. La muerte de Durruti analizada por alguien que espera poder hacerle justicia mientras se va informando de las acciones bélicas y los atracos a bancos, de manera que pueda trazarse una línea histórica en esta novela que luego vaya impactando en su propia trama actual, buscando la manera de que la intriga de la ficción sirva para espolear la curiosidad por la historia -documentada y real- que se nos va mostrando alrededor de una de las grandes figuras de la contienda.

La cuarta víctima de Mari Jungstedt, ed. Maeva
libros-portada-la-cuarta-victima

Lo que empieza como un atraco al banco para el equipo de Knutas va extendiéndose pronto, con clubs de moteros, criminales sin lealtades y un atropello que pondrán tanto a la policía como al periodista Berg en un caso con raíces antiguas y todo tipo de oscuras ramificaciones en el presente. Lo que podríamos esperar de un libro de Mari Jungstedt, vaya.

El caso del asesinato de Benson de S.S. Van Dine, ed. Reino de Cordelia

libro_big_205

Clásico donde los haya, el Philo Vance de S. S. Van Dine encarnó el tipo de detective que resolvía crímenes gracias a su perspicacia e ingenio, una suerte de problema antes que discusión, y precisamente por ello un pequeño clásico -ya desde esta su primera aparición- de toda una forma, manera y tradición de entender el policíaco.

Los hielos de Terranova. Balleneros Vascos de Edward Rosset, ed. Edhasa

9788435063050

Son balleneros. Llevan arpones. Quizá penséis que en el País Vasco no hay ballenas, y que dedicarán a cantar canciones. Pero no. Durante un par de siglos lo que hacían era dirigirse con sus barcos en busca de ballenas, a Terranova, a Labrador o a donde hiciera falta. Precisamente de esas historias verídicas y los hechos en ellas sucedidos sale esta novela histórica marinera que intenta captar todo lo que era aquella vida extraordinariamente dura. Especialmente en los hechos reales que inspiraron este suceso en concreto.

Incertidumbre de Paco Inclán de Jekyll & Jill

muestra-cubiertas-con-faja

Obra de sucesos que rara vez parecen organizados sino, más bien, consecuencias de decisiones que proponen un punto de vista a partir del cuál ir montado las narraciones contenidas, sean perseguir una reliquia o investigar la vida contemplativa de manera que podríamos definir el libro como una agrupación de crónicas documentales de veracidad tan discutible como las de cualquier periódico en el que se intenta antes que narrar la experiencia propia comprender a la persona que la está llevando a cabo.

Lejos de Rueil de Raymond Queneau, ed. Del Subsuelo Ediciones

lejos-de-rueil

Una historia de Quenau sobre un joven al que le gustaba ser otras cosas, de modo que su historia -o los diferentes momentos en los que llegan- van incluyéndose entre reflexiones sobre lo que separa la vida de la interpretación o recreación de una vida distinta que puede ser imaginada y representada.

Mila Loy. Futurismo Dadá Surrealismo de Mina Loy, ed.La Linterna Sorda

minag

Mina Loy puede parecer una diva punk de finales del siglo pasado pero en realidad nació a finales del Siglo XIX y comenzó en otro tipo de vanguardias, con el Dadá en el centro pero también el futurismo y Surrealismo entre las disciplinas artísticas en las que se vería envuelta y por las que se iría creando una torteman de creatividad -desde la necesidad del rupturismo hasta la posibilidad de insertar en ese discurso dominado por hombres su propia visión como mujer convirtiéndose en una importante pionera.

Panóptico de Hans Magnuz Enzensberger, ed. MalPaso

panoptico_topo_fecha

Compilación de ensayos muy breves sobre diversos asunto actuales. Algo más profundos y variados que podría parecer una colección de artículos pero que con Enzensberger por medio es algo más que eso.

Queríamos un Calatrava de Llàtzer Moix, ed. Anagrama

CR112_Queríamos un Calatrava-OK.indd

Un punto de vista distinto en el ensayao es esta investigación y repaso de la obra -y parte de la vida- de Calatrava hasta el punto en que el símbolo de toda una época pasa a ser un controvertido creador que se identifica ahora con una suerte de timador de altos vuelos. Siguiendo con la trayectoria de alguien que en un momento pareció ser un deseado creador y ahora mismo está más cerca de ser considerado una desgracia nacional.

Éxodo de Lars Iyer, ed. Pálido Fuego
slide_cubiertas

Concluye tras Magma y Dogma la trilogía en la que Lars Iyer intenta explicar los problemas del consumismo desbordado a través de una ficción quizá no tan lejana.

Doctor Rat de William Kotzwinkle, ed. Navona

14702377_1172618302806866_3185657921635330606_n

Tras El nadador en el mar secreto las expectativas hacia lo que Kotzwinkle podría traer parecen fijadas. Sin embargo lo que tenemos aquí es una tragicomedia sobre un doctor aficionado a los experimentos y sus… más que cobayas podemos decir que ratas. Una obra de humor negro que es capaz de explicar mucho más sobre los humanos que sobre los animales incluso cuando es la diferencia y forma de tratarse entre ellos la que ayudaría a revelar la naturaleza e interrelaciones entre ellos.

Obra completa (Bilingüe) de Arthur Rimbaud, ed. Atalanta

webcubierta_rimbaud

El Atalantazo de este año es todo lo que han podido encontrar de Rimbaud, en formato bilingüe y con Mauro Armiño al cuidado de la edición. Así que, como podéis imaginar, han logrado un enorme regalo literario para estas navidades. Un año más.

A todo riesgo de Chrissie Hynde, ed. MalPaso

riesgo_topo_fecha

Parecen brotar las biografías de roqueros, pero al menos esta de la líder de Pretenders ofrece la perspectiva de una mujer dentro de un negocio y una industria que muchas veces parece un campo.

El corazón del mundo de Peter Frankopan, ed. Crítica
portada_el-corazon-del-mundo_peter-frankopan_201607081417

Intento de ofrecer una historia del mundo completa, compleja pero didáctica. Una obra enorme en todos los sentidos pero cuya mayor fuerza está en su vocación tanto didáctica como compilatoria.

Ser un fantasma es lo mejor de Antonio Ladrillo, ed. Fulgencio Pimentel

fantasma_cast

Extraordinariamente sencillo pero también simpático, este cuento sobre las andanzas de un fantasma parece haber llegado en el mejor de los momentos para ofrecer una alternativa alegre antes de Halloween.

Nunca hagas cosquillas a un tigre de Pamela Butchart, ed. Libros del Zorro Rojo

9788494570964

De aspecto clásico y espíritu tan humorísitico como juguetón, la historia de la niña Zara y su visita más que accidentada al zoo logra resultar divertida a la vez que demuestra la forma de actuar de los niños muy activos.

El jardín mágico de Lemniscates, ed. Ekaré

ekare-lemniscates-jardin-magico1-220x220

Una mirada que sabe darse no solo a lo que está en el jardín sino a cómo forma su propio sistema. Una historia en apariencia sencilla pero con un evidente trasfondo ecologista.

Antes estaba el mar de Éleonore Douspis, ed. Barbara Fiore

mar

Curioso y complejo cuento que no duda en utilizar recursos metanarrativos (incluyendo troquelados y pop up- para narrar una historia que puede ir de muchas cosas pero que va sobre todo de la necesidad de adaptación ante los problemas de la vida. Una obra sin duda inesperada.

Abejas de Piotr Socha, ed. Maeva

libros-portada-abejas

Didáctico hasta el final, lo que tenemos aquí son hechos curiosos pero también una historia de las abejas y su importancia. Una enorme cantidad de datos presentados con un agradable dibujo humorístico que acabará convertido en una obra que demuestra las capacidades divulgativas de esta colección. Incluso de los insectos menos esperados.

Esto ha sido todo una semana más. De nuevo variedad, de nuevo nombres interesantes. Y aunque la próxima semana seguirá el inevitable camino de las últimas de cada mes reduciendo sus novedades no por ello dejaremos de tener títulos interesantes. Y, mientras tanto… ¡Nos leemos!


Es curioso esto de Chance (USA). No es tanto una serie policíaca o médica -de hecho, casi no es ninguna de ellas- como un drama al que le gustaría ser considerado un thriller psicológico o tontería similar, pese a que nos esté contando la historia de un ingenuo metido en un lío de faldas que le va hundiendo. Así que, en el fondo, la idea central es muy propia del hardboiled. Lamentablemente la realización es lo suficientemente lenta y espaciada y la idea vertebral de la serie toma la decisión de ofrecer los episodios como capítulos de una novela pese a que la emisión de la serie impida poder verla de una vez o -cuanto menos- en grandes cantidades. Así que, de manera irónica, acabamos encontrándonos con que las decisiones erróneas de la serie se cometen sobre todo por la gente a los mandos de la misma.

Por el otro lado en Crazyhead (UK) tenemos una historia estrecha con un tema que últimamente no deja de aparecer por las series (Sí, otra vez posesión demoníaca) y a unos protagonistas jóvenes y desenfadados (un decir) que nos pueden sonar más que bastante de otras series británicas. Pero resulta que funciona. Quizá no tan bien como obras anteriores de Howard Overman pero sí mucho más y mejor que  los últimos intentos en ofrecer una serie demoníaca, no digamos ya una que mezcle el terror con humor. Así que habrá que ver por dónde tiran.

En un ejercicio de policíaco e impericia nos presenta USA un Eyewitness (USA) que es menos inteligente de lo que debería. Dos jóvenes presencian como un tipo es llevado a una cabaña preso, para interrogarle, el tipo se libera y mata a los captores. El tipo descubre a uno de los jóvenes, pero entre los dos logran escapar y deciden no contarle nada a la policía. Porque, claro, la policía intenta descubrir de dónde han salido esos cadáveres. Mientras el tipo y la organización desconocida persiguen a los chavales. El asunto es: ¿Por qué? Vale, sí, los chavales estaban haciendo lo que fuera en esa cabaña -que, de entrada, ya hay que ser para llevar a un captivo a un sitio que no controlas- pero pueden… yo que sé… MENTIR sobre lo que estaban haciendo allí. En serio, no les han pillado haciendo nada, ni hay pruebas, no entremos ya en lo legal de lo que estaban haciendo. ¡Los malos no les van a delatar, no saben nada! En fin. Un despropósito de punto de partida que luego no mejora.

Intento entender quién pensó que era buena idea hacer HIM (UK), una historia sobre adolescente con poderes psíquicos y problemas familiares que va tan lento que uno llega a pensar que están en el borde de convertirlo en una parodia. Entiendo la idea de comenzar poco a poco a desarrollar la historia, pero este drama familiar con poderes psíquicos está demasiado centrado en la primera parte del asunto. Quizá es un slow burner, desde luego no dan ganas de llevárselo con rapidez al plato.

Esto era de Disney UK, adaptación de una serie extranjera por lo que parece (sí, ellos también) que se llamaba North Star y aquí es The Lodge (UK) y que, aunque tarde, nos presenta a una chica y su familia que deciden intentar salvar / mantener un hotel rural familiar que… bueno. Os lo podéis imaginar. La parte buena es que es musical, la mala es que es un musical adolescente Disney. Poco que rascar, al menos para mí que no soy muy su público.

Inesperadamente dulce de una manera no evidente, parece que con People of Earth (USA) estamos ante una comedia agradable que juega con la cultura popular sobre las abducciones extraterrestres. De modo que esta serie de Wyatt Cenac que cuenta con una Ana Gasteyer tan magnífica como suele ser ella va mostrando poco a poco lo que parece parte de una trama. Así que al final nos queda un pueblecito con gente pintorescas, varios tipos diferentes de extraterrrestres y varias tramas no-tan-secretas. Muy agradable.

Una serie más de gente que viaja en el tiempo -ahm- aunque en el caso de Travelers (CA) sea parecido al de Quantum Leap, con gente saltando a las vidas de otra gente. Gente que iba a morir y a los que ellos ‘salvan’ para aprovechar ese tiempo extra para salvar a la gente de un terrible futuro. Tararí-tirorí… En general es poco afortunada, con clichés que van de lo ofensivo a lo poco inspirado y que logra que una idea que podría haber funciona con algo más de interés en la creación y desarrollo del entorno. Así que supongo que en unos años alguien volverá a intentarlo, pagando o no los derechos.

Recreación dramática por no llamarlo docu-serie (que es otra cosa) este Tutankhamun (UK) sobre el descubrimiento británico de la famosa tumba es, fundamentalmente, británico. Mucho drama personal, algún apunte geopolítico y ningún intento de reconocer la parte colonialista del asunto. Así que… bueno… supongo que a los aficionados a la arqueología les interesará.

Cerramos la semana con The Young Pope (UK), una coproducción entre SKY, Canal + y HBO -que permite que podamos discutir su país de origen- que se realiza a mayor gloria de Paolo Sorrentino: Creador, director y guionista, y con un buen puñado de grandes actores con Jude Law como centro y Diane Keaton como gran reclamo aunque luego vayan salpimentando de actores de diversos países para que hagan de percha en sus respectivos mercados. En el caso de España se trata de Javier Cámara. El problema es que parece más un movimiento empresarial que una serie. La HBO (y sus amigos) quieren su propio House of Cards o Breaking Bad, pero vaticano, así como muy internacional y con un teórico fondo. El problema es que tener los mejores ingredientes no significa que las intenciones vayan a cumplirse y al final la falsedad del conjunto pesa más que las teóricas maravillas que iba a ofrecernos.


¡Libros que Llegan! Ngũgĩ wa Thiong’o, «Agentes del Imperio», Oyeyemi y más

¡Vaya semana! Ya tenemos un ganador del Nobel, que podría haberlo sido de Eurovisión -bueno, más o menos-, y también varias novedades más que prometedoras cubriendo una buena cantidad de opciones, incluyendo a nuestro querido Ngũgĩ.  Así que venga, digamos ya eso de…

¡Que entre la pila!

Sueños en tiempos de guerra de Ngũgĩ wa Thiong’o, ed. Rayo Verde
portada-suenyos-en-tiempos-de-guerra_portada-193x300

No sé qué más necesitáis que os cuente de Ngũgĩ wa Thiong’o que no haya hecho ya. En este caso se trata de una aproximación a la biografía del keniata y su más que azarosa vida. Muy recomendado, como siempre.

Boy, Snow, Bird de Helen Oyeyemi, ed. Acantilado
naca278web

La brillante autora británica vuelve por España con esta novela, que continúa con sus inspiraciones en las historias clásicas como Blancanieves, y también en la obra de autoras más recientes como Nella Larsen. Así que dentro hay raza, relaciones más que problemáticas, y un aura que va más allá del realismo. Una historia dura, pero no por ello menos recomendable.

Agentes del Imperio de Noel Malcolm, ed. Galaxia Gutenberg

fotonoticia_20161014185132_260

Enorme en todos los sentidos, este repaso al estado de las -digamos- fuerzas imperiales durante el Siglo XVI y que examina tanto las distintas fuerzas en conflicto entre espionaje, diplomacia y comercio, entre Venecia, Roma y el Imperio Turco. Una obra apasionante.

Vecinos cercanos y distantes de Jonathan Haslam, ed. Ariel
portada_vecinos-cercanos-y-distantes_jonathan-haslam_201606300138

Otra obra de espionaje años después y en un contexto muy distinto, el de la Guerra Fría y la necesidad soviética de crear un sistema de control efectivo. Dos momentos complicados de manejar.

No iba a salir y me lié de Chimo Bayo y Emma Zafón, ed. Roca

2482

No sé si necesito decir demasiado sobre este libro dado que la figura del coescritor y -sobre todo- inspirador deja claro qué es lo que busca y por dónde están poniendo la distancia en la creación y recreación de un momento histórico muy concreto.

Cerco de Carl Frode Tiller, ed. Sajalín

portada-cerco_txkpyh3

Un autor noruego llega con una primera obra sobre la propia existencia de la juventud actual mediante la contraposición de diversas perspectivas sobre un joven sin memoria de manera que la forma en la que diversas reproducciones de relaciones típicas puedan ofrecerlas.

Mi gato Autíčko de Bohumil Hrabal, ed. Galaxia Gutenberg

9788416734092

Hrabal siempre es un placer de leer y esta muy breve narración sobre sus gatos no es una excepción. Amaba a esos animales, sin duda, pero como él mismo explica su dedicación por el cariño que les tiene y cómo así los hechos bellos y también los terribles que acabarían sucediendo logran que haya una mayor conexión y, por tanto, resonancia.

– Tabú de Ferdinand Von Schirach, ed. Salamandra

Tabu_135X220

Otro gran ejemplo de las capacidades de von Schirach para unir sus distintas facetas y ofrecer otra reflexión sobre los la justicia y sus razones envolviéndola en una historia negra y justificándola gracias a los factores humanos que sabe poner de relevancia para que quede claro que hay suficiente espacio en la vida como para no poder capturarla en la letra de las leyes.

La séptima función del lenguaje de Laurent Binet, ed. Seix Barral

portada_la-septima-funcion-del-lenguaje_adolfo-garcia-ortega_201606271143

Si HHhH tuvo mucha repercusión fue, más allá de los ejercicios propios de mercadotecnia, por la calidad del texto y su particular mirada sobre un periodo que parecía conocido de la historia. Aquí de nuevo Binet pone su genio a crear de una vez una sátira policíaca y una reflexión filosófica y cultural, una con mucho más juego no solo en lo filosófico sino también en los político y, desde luego, en lo inesperado a partir de la investigación de una muerte que es de por si una declaración de intenciones: La de Roland Barthes. A partir de ahí figuras reales y ficticias se van mezclando sobre una narración que parece pensada como parte de un homenaje a Chesterton

El bosque infinito de Annie Proulx, ed. Tusquets

219978_portada_el-bosque-infinito_e-annie-proulx_201606151208

Cuando una autora se hace conocida por una obra concreta parece que todo conspira para esperar una ampliación o extensión de la misma de modo que la tentación de entender o explicar esta novela a partir de Brokeback Mountain está sin duda ahí. Sin embargo estamos no ante un relato sino ante una más que extensa novela, y aunque la idea de la naturaleza más o menos salvaje permanezca en ella no es tan importante como la vida de los hombres en una saga sobre colonización y lucha contra los elementos en la que las personas se muestran no solo por lo que son sino por cómo se enfrentan al entorno.

M Train de Patti Smith, ed. Lumen
eh403766

Primer volumen de memoria de Patti Smith, con su acostumbrada prosa y una vida como la suya no creo que haga falta decir mucho más para que todos nos hagamos a la idea de lo que podemos esperar encontrar.

Shogun. La vida de Tokugawa Ieyasu de A.L. Sadler, ed. Satori
ct7nsknw8aalyrk

Una obra histórica dentro del género de la biografía para intentar explicar la importancia de uno de los personajes históricos japoneses que ayudaron a redefinir el país a partir de sus decisiones de unificar la organización feudal estableciendo una estructura que modernizaría el país y sus costumbres, al menos durante unos años.

Combatientes en la sombra de Robert Gildea, ed. Taurus

eta18316

En este completo y complejo relato de la resistencia francesa Gildea contrapone las asunciones que tenemos realizadas demostrando que fue un esfuerzo que unió a distintos paises y facciones políticas que estaban por todo el espectro con la oposición a los invasores alemanes como principa punto de unión y,  a veces, casi pareciera que único. Una historia de la que se había dejado fuera ambién a las mujeres y en las que nunca parecía haber espacio para explicar cómo se organizó y qué parte de éxito tuvo. De modo que este libro sirve no solo para contarnos cómo fue aquella situación, o como no fue. Un intento completo de desmontar la historia para volver a montarla.

Años salvajes de William Finnegan, ed. Libros del Asteroide
arton1802-33530

La autobiografía de un surfista puede parecer no muy literaria pero cuando comienza a mostrar su pasión y a narrar los viajes y situaciones vividos es fácil entender que su éxito se ha basado más en la demostración de que todo puede ser interesante contado por una persona que transmite su apasionamiento.

Historia del mundo en 12 mapas de Jerry Brotton, ed. Debate
ec924984

Los mapas como plasmación de una visión mundial y, por lo tanto, también de la manera en que se entiende la propia organización del mundo. Esta historia con mapas comentados demuestra cómo la representación ocurre no solo con el lengua y cómo esa codificación influye tanto en lo que se quiere mostrar al mundo como a lo que puede acabar fijándose como verdad, al menos como verdad oficial.

Arte en flujo de Boris Groys, ed. Caja Negra

groys_2_alta

Colección de ensayos de Groys en el que se intenta explicar o narrar -según cada uno vea- como el devenir del arte contemporáneo ha sido ir integrándolo en lo público y ofrecer una mayor integración al margen de elitismos, una historia por tanto de los intentos de acercamiento que han tenido fuera de lo que cada uno pueda considerar como exitoso o no.

El libro de Sherlock Holmes de VV.AA., ed. Akal

portada_19578

La última novedad de esta colección es un libro que muestra, repasa y analiza todas las historias relacionadas con el famoso detective inglés, de modo que si se os ocurre algún apasionando para que el que será un gran regalo de cumpleaños… ya sabéis.

– Nana de Tela de Isabelle Arsenault y Amy Novesky, ed. Impedimenta

nanadetela

La vida de Louise Bourgeois explicada a través de su relación con su madre, sus enseñanzas y la importancia de la creación familiar como piedra de toque a partir de la cuál desarrollar su propia obra escultórica de esta mujer araña.

Botanicum de Kattie Scott y Kathy J. Willis, ed. Impedimenta

9788416542437

Siguiendo las huellas del resto de su Museo la colección de Impedimenta nos presenta ahora su mirada sobre el reino vegetal con, como de costumbre, una amplia cantidad de ilustraciones de las plantas tratadas.

Lost in translation de Ella Frances Sanders, ed. Libros del Zorro Rojo

cover-traduccion-new-newfinal

Hay una gran cantidad de idiomas que tienen un vocabulario propio útil para sus circunstancias, pero también esos idiomas tienden a encontrar una forma de formular un concepto abstracto o una apreciación técnica compleja a partir de una sola palabra. Precisamente para recopilar e ilustrar todos esos intraducibles llega este pequeño y bien humorado libro. Ese es su triunfo.

Misterios a domicilio de Begoña Oro, ed. RBA

misterios-a-domicilio_pistas-apestosas_begona-oro_libro-monl331

Nueva colección con un perro investigador, dos hermanos y la más que razonable mezcla de humor y misterio para los pequeños en lo que puede ser un inicio sencillo pero no por ello menos interesante.

Madeline de Ludwig Bemelmans, ed. Libro del Zorro Rojo
covers-madelaine-castellano

Todo un clásico infantil con esos dibujos esplendorosos y su historia de pequeñas niñas y monjas no tan jóvenes que acabaría marcando a generaciones de lectores.

Pete el gato de Eric Litwin y James Dean, ed. Lata de Sal

pete-castellano-con-lomo-364x449

Pete es un personaje bien conocido de la literatura infantil estadounidense que llega ahora a ofrecer esa misma alegría, optimismo e incluso energía que tuvo a su llegada y expansión por los USA. Veremos ahora si es posible que esas historias alegres que parecen provocar la acción funcionan igual entre los jóvenes lectores españoles, al margen de la canción.

Mi amigo Libro de Kirsten Hall, ed. Blackie Books

mi-amigo-libro_3d_web

Un libro que es más cosas que un objeto inanimado, eso es lo que nos propone esta obra en la que el objeto cobra consciencia para ejercer como un personaje más en la que se intenta explicar precisamente esa cercanía que los libros pueden lograr tener con los más pequeños, aunque sea como en este caso al darle características humanas no al texto sino al objeto.
A veces creo que no lo digo lo suficiente pero… ¡VARIEDAD! Sí, una semana más creo que hemos podido mostrar la variedad de libros en temas y editoriales que nos van llegando. Unas semanas son de un tipo y otras… bueno, la semana que viene parece que tendremos una buena semana para el policíaco clásico con Margery Allingham y también el regreso de un clásico de S. S. Van Dine. Así que al margen de cualquier otro acercamiento habrá merecido la pena. Pero eso será la semana que viene, mientras tanto… ¡Nos leemos!


¡Pilotos Deathmatch! Channel Zero, Goliath, Kim’s Convenience y más

Por difícil que sea de creer, esta vez el problema de una comedia de la ABC no está en el título sino en el contenido. American Housewife (USA) ha logrado escapar del espantoso título original pero no de su propio contenido. Más aún teniendo en cuenta que lo poco que le hace diferente está muchísimo más y mejor tratado en otra serie nueva estrenada antes por este mismo canal. No sé si esta era el plan b para Speechless pero sí tengo clara una cosa: Esta no os la recomiendo. No es más que un intento de comedia familiar con más chistes de gordos de los que creía posible desde los tiempos de Mike & Molly. y con la confianza de que su actriz protagonista podrá cargar con el peso de la serie. Que no, claro.

La idea detrás de Channel Zero (USA) era buena. Una serie antológica por temporadas sobre le reciente fenómeno del creppypasta. Sobre todo aprovechando que a estas alturas aún no ha salido una serie o película decente por mucho que lo han intentado. La parte buena es que no tiene que competir con un antecedente brillante, la mala es que se queda muy lejos de conseguir un resultado satisfactorio. Sí, de cuando en cuando, hay alguna imagen razonablemente conseguida, pero entre que el director ha decidido que él puede ser artie todo el tiempo -se ve que nadie le ha pasado American Horror Story para que vea que eso ya se está haciendo, y mejor- y que no han comprendido uno de los puntos más importantes del género -que la gracia está en que las historias se vayan completando por diferentes testimonios de aspecto real siendo el receptor de las mismas el que vaya imaginando y rellenando huecos, vamos, lo que hizo en su momento esa cateral del género que es Ghostwatch– de modo que lo que nos queda es una historia de fantasmas o de problema mentales o posiblemente de ambos, sin mucho sentido o interés y con tantos huecos que podrías escurrir spaghettis sobre su guión. EN fin, otros que tendrían que enviarle una cesta de mini-magdalenas a los de Slasher.

David E. Kelley y Jonathan Shapiro, Billy Bob Thornton y William Hurt. No está mal, ¿eh? Pues todos ellos tienen parte de Goliath (USA), que es otro de esos movimientos de Amazon para intentar demostrar que hay más de una gran productora en streaming de ficción serializada. El resultado es… ahm… desigual. Shapiro y Kelley siguen siendo un gran dúo, sobre todo con abogados por medio. Y tanto Thornton como Hurt están decidido a hacer que sus personajes funcionen. Lamentablemente -y soy el primer sorprendido- la historia legal es muy poco original. Jamás creí que diría esto sobre una producción de Kelley. Todo lo demás está tan bien como cabía de esperar, pero esta historia de un abogado caído en desgracia -y alcohol- que decide luchar para un pequeño gran caso contra su antiguo bufete y, más concretamente, contra su ex-socio pese a que ambos se odien muchismo muchismo, es el tipo de movimiento que uno esperaría de Coben o incluso Grisham pero no de Kelley. En fin, por poco inspirador que sea sigue siendo una buena cantidad de buenos actores y escritores, con tablas y ganas. Pero podía haber sido tan mejor.

La sorpresa de que la mejor serie de esta semana sea la comedia familiar canadiense Kim’s Convenience (CA) demuestra por qué merece la pena dedicarse a los pilotos. Adaptación de una obra sobre los problemas de una familia de procedencia coreana que se convierte en una serie familiar, sencilla pero con suficientes enlaces y subtextos -además de un poco de filo- que la convierten en una obra a la vez sencilla y cercana, capaz de ofrecer un humor que pese a lo acolchado no cae en el estereotipo ni en el exceso televisivo. Encantadora y agradable, una serie estupenda.

Lamentablemente no puedo ser tan entusiasta con el otro estreno canadiense de la semana. Shoot the Messenger (CA) es una de esas series de conspiración en las más altas instancias del gobierno que para relleno de una noche tonta tiene su pase -fundamentalmente por que los muy fogueados actores canadienses están ya habituados a lograr que tire para delante- pero que resultan demasiado formulaica para pasar de la categoría de forraje.


¡Libros que Llegan! Dixon, «Mumbo Jumbo», Saer y más

¡Llegó el chaparrón! Y menuda forma de remojarnos. Muchas novedades y algunas de bastante calidad para llegar -y rellenar- nuestras estanterías. Así que mientras esperamos a ver si la semana que viene la cosa continúa o si ya tendremos que esperar a que pase el festivo, el Nobel, el Planeta y todo el resto de juergas podemos ir diciendo…

¡Que entre la pila! 

Mumbo Jumbo de Ishmael Reed, ed. La Fuga
portada_mumbo_jumbo

Tantos años después vuelve entre nosotros una de las obras fundamentales de uno de los más grandes escritores afroamericanos del Siglo XX, especialmente con esta novela escrita en los setenta pero localizada en los años veinte en Harlem. con tramas de parodia hardboiled y locas conspiraciones que se entremezcan a la vez que nos van presentando la situación -social, cultural y más…- de la gente de color en América. Una obra magnífica.

– Interestatal de Stephen Dixon, ed. Eterna Cadencia

TAPA Interestatal

Vamos de catedral a catedral, porque tras un par de libros de relatos Eterna Cadencia nos trae una de las novelas de Dixon, permitiendo demostrar no solo su domino en la creación y desarrollo de personajes o el humor mordaz pero tranquilo que emplea, también su capacidad para exponer y retorcer las convenciones como ese viaje en coche que es el centro de la acción y al que se regresa una y otra vez para completar la información del viaje.

– El concepto de ficción de Juan José Saer, ed. Rayo Verde

coberta-concepto-de-ficcion_1-193x300

En esta magnífica recopilación se encuentran los ensayos escritos durante tres décadas, entre los sesenta y los noventa, por el gran escritor argentino con un tema común: la ficción. O, mejor dicho, la escritura de ficción literaria. Reflexiones sobre títulos y autores, sobre el hecho literario en sí y todo lo que en ello alcanza. El regreso de una gran colección de relatos literarios.

– Tula Springs de James Wilcox, ed. Contratula_med-802x1024El talento cómico de James Wilcox no había tenido aún oportunidad de llegar a España, pero por fin lo ha hecho con una obra central llena de personajes tan excéntricos como entrañables y,s obre todo, con una enorme cantidad de malentendidos y enredos que logra hacer que todo funcione y se revolucione. Acompañando el texto se encuentra un relato, un artículo sobre los problemas del autor para sobrevivir escribiendo y un prólogo inédito de su mano para la edición española. Como véis, cuando decía que esta es una gran semana en lo literario no bromeaba.
Rey de Picas de Joyce Carol Oates, ed. Alfaguara
eal24170

¡Hablando de libros inesperados! Joyce Carol Oates rinde homenaje de manera clara y extensa a Stephen King en este. No a cualquier King, además, sino al de La mitad oscura que es -de la misma manera- extensamente referenciado. Un acercamiento al lado a la ver escritora y al hardboiled más extremo permitiéndose incluso algunos toques fantásticos en una obra que parece menos pensando en un público concreto y más en lo bien que se lo va a pasar ella. Yo muy a favor, claro.

– Cazadores, Campesinos y Carbón de Ian Morris, ed. Ático de los Libros

197-large_default

Continuación de su anterior libro, másomenos, en tanto que trata de nuevo de los valores sociales y las decisiones en organizaciones y energía. El libro funciona como respuesta a los críticos de su anterior obra en diversos niveles y también como una nueva obra independiente más centrada en las ideas que en la exposición.

– Modern Romance de Aziz Ansari, ed. Libros de Seda

modern-romance

UN libro que es mucho más que comedia pero que no deja de serlo también. Análisis de las nuevas maneras de conocer gente que se presenta en la sociedad con bastante de reflexión pero -como decía antes- sobre todo con mucho humor.

– Paseando con hombres de Ann Beattie, ed. Gatopardo

paseandoconhombresconlomo

Una mujer recién salida de la universidad y un hombre mayor, una relación hasta cierto punto habitual pero que sirve a a autora como primer punto para ir mostrándonos como detrás de todos esos hombres que quieren hablar para explicar cosas a mujeres suele haber gente que no sabe de lo que habla y que intenta solo cubrir sus propios fracasos, una proyección que la protagonista irá descubriendo y relatando en sucesivos paseos.

– El ingeniero Menni de Alexander Bogdánov, ed. Nevsky Prospects
34bogdanovmenni

Tras el éxito de Estrella roja Bogdánov decidió continuar las historias del asentamiento marciano y los problemas que una sociedad establecida puede acabar teniendo. ¡Ciencia ficción soviética!

Homo deus de Yuval Noah Harari, ed. Debate

ec92664a

Tras mirar al pasado con Sapiens ahora Yuval Noah Harari intenta explicarnos cómo será el futuro, al menos para los occidentales. Un intento de comprender a dónde nos dirigirá la situación actual tecnológica y sus aplicaciones sociales incluyendo sus aplicaciones biológicas.

Historia de los libros perdidos de Giorgio Van Straten, ed. Pasado y Presente

librosperdidos

La historia de libros que existieron pero en algún momento se perdieron, con obras que incluyen a Lord Byron, Gogol, Sylvia Plath o Walter Benjamin y tras las que se encuentran historias de destrucción, descuido o misterio, mostrando los momentos en los que la literatura depende menos de su historia y más de su formato físico.

Correspondencia entre Erich Auerbach y Walter Benjamin de Raúl Rodríguez Freire, ed. Godotcorrespondencia-auerbach-benjamin

Hablando de Benjamin, aquí están las cartas que intercambió con Auerbach y en las que hablan de sus respectivas reflexiones y trabajos, por supuesto, pero también de la situación que vivían y de su propia relación de amistad, sobreviviendo en parte gracias a poder intercambiar ideas con alguien afín. Quedan, por tanto, como muestra de su escritura más cercana tanto como muestra de los pensamientos cruzados que podían albergar.

Manual del demagogo de Raoul Frary, ed. Sequitur

manualdedemagogo250x350

El periodista y publicista Raoul Frary nos dejó solo unos pocos libros, pero fueron suficientes para causar impacto en sus lectores allá por la segunda mitad del S XIX francés. Especialmente este beve texto en el que con una aparente seriedad y una ironía subterránea se para a examinar y establecer ese renombre por medio de la publicidad a la que se dedicaba y que para estos casos califica sin problemas como demagogia. De esta manera propone lograr mediante los malos consejos y las acciones vacías subir en aceptación entre otras muchas posibilidades que van siendo explicadas dejando al buen juicio del lector aplicarlas.

Sidney Chambers y la sombra de la muerte de James Runcie, ed. Duomo
imgmanager

¡El Cura Guapo! Seguro -quizá- recordaréis una serie llamada Grantchester en el que un joven cura con novia iba resolviendo casos campestres dentro de los más clásicos tipos de mystery inglés. No hay ni que decir que es el tipo de obra fácil de recomendar y de leer y que parece que no soy el único que la consideraba La de El Cura Guapo viendo la portada elegida.

Antes de la caída de Noah Hawley, ed. Reservoir Books

erk09021

El creador de Fargo saca novela de suspense alrededor de un avión, un heredero y un personaje central quizá menos claro de lo que pretende. Incluso sin ser seguidor de la serie merece la pena darle un tiento.

Senior Service de Carlo Feltrinelli, ed. Anagrama

thumb_15622_portadas_big

Publicar las memorias del jefe es buena idea cuando tiene tanto recorrido dentro del mundo editorial. Luego ya lo que decida contar o callar es cosa suya.

Leñadoras de Noelle Stevenson, Grace EllisShannon Wattersy y Brooke A. Allen, ed. Sapristi

2479

No puedo hablar mejor de este cómic ni recomendarlo más. Un grupo de chicas en un campamento, uno en el que suceden cosas extrañas y que servirá para que se vayan conociendo mejor -y confiando- tanto como para demostrar que hay todo tipo de personas y cada una tiene su hueco. Una auténtica gozada que no puedo dejar de recomendar para que compréis o regaléis o ambas.

Un libro para buscar puntos de Andy Mansfield, ed. Bruño

bc00447201

De entre los libros con búsqueda de puntos este logra ser a la vez el más compacto y el más complejo, pues no se trata tanto aquí de complicados pop-up (que alguno hay) como de ser uno mismo el que los manipula, el que despliega y repliega hasta lograr encontrar los puntos que solicita cada página llevando la interactividad del libro un paso más allá de lo que cualquiera pueda esperar.

La Reina del Tealing de Erika Johansen, ed. Fantascyla-reina-del-tearling-250x383

En la que es una de las apuestas de temporada de la editorial tenemos una aproximación diferente a un tema clásico. Una aspirante al trono cuyo regente está decidido a quitárselo, muchas conspiraciones de palacio y, por supuesto, la ominosa sombra de un conflicto armado o violencia similar. Así que una protagonista luchando por su vida, intriga y un mundo fantástico, mucho que leer antes de que salga la inevitable serie/película.

13 días a medianoche de Leo Hunt, ed. Anaya

ij00546301

Recibir una herencia millonaria es bueno. Que la acompañen ocho fantasmas vengativos ya no tanto. Pero, claro, tener un padre nigromante con no muchos escrúpulos es justo el tipo de cosas que hacen saltar incluso a los muertos y convierten al protagonista de esta novela de terror juvenil en un blanco que tiene que intentar ser lo menos fácil posible.

Hop de Josep Lluis Badal, ed. La Galera

9788424658380_imatge_portada_llibre_detall_9788424658380

Un perro misterioso y dos chavales en un internado, la mejor combinación posible para un grupo de resuelve crímenes de corte clásico que pueden comenzar a vivir entretenidas -aunque sencillas, que esto es primeros lectores- aventuras.

El peor cumpleaños de mi vida de Benjamin Chaud, ed. Kókinos
cumpleanos

Vuelve Manoplas y lo hace con  una historia de cumpleaños que quizá no vaya tan bien como uno esperaría pero que -además de mucho humor y cariño que para algo Chaud es también el creador de Pomelo– nos habla de cómo tenemos que ir aceptando crecer.

Fantasmas: Manual de instrucciones de Briere Haquet y Melanie Allag, ed. Picarona
fantasmas-manual-de-instrucciones-510x362

Un divertido manual para que sepas como tratar y relacionarte con tu fantasma favorito, todos los cuidados que necesitan y todos los que se le pueden dar, siempre con muchísimo humor y ningún miedo.

La casa de los erizos de Ángel Domingo y Mercé López, ed. A buen paso

lacasadeloserizos_cover_240

Bello libro con ilustraciones y giros sobre una familia de erizos en busca de una casa propia y cómo no es lo mismo la evolución que la comunidad ni la capacidad para establecer una vivienda y para habitarla. Y qué os voy a decir de las ilustraciones. ¡Que gran cuento!

Última parada de la Calle Market de Matt de la Peña y Christian Robinson, ed. Corimbo
806864fb52619ba5b17fd78cc7ca76e4

Un cuento para explicar la diferencia entre lo que tenemos y lo que podemos disfrutar en el que Matt de la Peña -con ayuda de las magníficas ilustraciones de corte clásico de Christian Robinson– nos pone como ejemplo a Jackson. Al que su abuela explica por qué ellos tienen que ir en autobús en lugar de coche o por qué no tiene los juguetes o los aparatos tecnológicos de otros compañeros. Así que podéis imaginar por dónde va la historia.

Cuentos de osos de Gustavo Roldán Devetach, ed. A buen paso

cuentosdeosos_300

Un cuento de osos y escritura. Sobre todo escritura pero, gracias a los magníficos y expresivos dibujos de Gustavo Roldán, también de osos. Y de padres e hijos porque aquí tenemos un padre escritor y un hijo que tiene que prestar atención a esos cuentos, una relación que acaba cambiando y que se convierte en el tercer vértice de la historia y también en el más importante.

Josefina de Sebastian Loth, ed. Uranito105000014b

Josefina no es una gallina normal, es una que quiere tener un huevo propio. A partir de ahí hay toda una historia que sirve de reflexión sobre la maternidad y sus ganas, sobre a quién dar el cariño o cómo buscarlo y, en fin, mucho más de lo que una gallina azul parece que trataría.

Los superhéroes Xungis de Cera y Ramis, ed. B de Blok

22881g

¡Xunguis! ¡Superhéroes! ¡Ramis y Cera! Quizá no exactamente lo que preferiría que estuvieran haciendo ellos, pero me vale.

Spidercat de Harold Jiménez Canizales, ed. Apila

spidercat-343x343

SpiderCat es un gato diferente, y a través de esa diferencia se separa del resto de personas. Pero no es lo único que lo diferencia. El resto os lo imagináis seguro.

Atlas monumental de Sarah Tavernier y Alexandre Verhille, ed. Maeva
thumb-1Dos grandes libros ilustrados en una misma editorial. El primero nos trae un recorrido por monumentos emblemáticos, antiguos y modernos, desde aquellos de la antiguedad hasta creaciones arquitectónicas modernas. Todo mediante estupendas infografías coloristas.
La línea del tiempo de Peter Goes, ed. Maeva

thumb

Terminamos la semana con un libro increíble, una línea del tiempo que incluye todo tipo de datos por medio y que sabe distribuir su información y las imágenes asociadas de manera titánica. El tipo de obra que merece ser vista y comprobada en directo, que es lo que os recomiendo vivamente.

Así que una semana más puedo decir claramente: ¡VARIEDAD! Unas cosas que se publican que vamos, vamos.

Lo que me recuerda que había dejado un libro pendiente. Se trata de una de esas ocasiones en las que un amigo publica un libro así que lo pongo por separado:

Anecdotario de Barcelona de Roser Messa y Pep Brocal, ed. Comanegra

anecdotario-barcelona

En este libro de pequeñas historias curiosas sobre la capital catalana Roser Messa realiza un doble trabajo en la selección de curiosidades no muy conocidas y en su conversión didáctica para que un público infantil y juvenil -aunque no solo- pueda conocer más de la ciudad mientras disfruta de las ilustraciones de Pep Brocal.

Así que hasta aquí hemos llegado otra semana más de variedad. La que viene la marcarán -como decía antes- los dos premios con libros implicados por medio. Y puede que también alguna novedad, ¡que sale un Ngũgĩ wa Thiong’o! Pero eso será la próxima. Mientras tanto… ¡Nos leemos! 


Esta semana hay un poco de lío y, ya que estábamos, me he metido aún más en ello echándole un ojo a las sugerencias del Comedy Feed de BBC Three, con el resultado habitual. Por ejemplo, A Brief History of Tim (UK), historia de Tim Renkow, un cómico con un parálisis cerebral que aprovecha el hecho en sí no solo para entrar en los planes de diversidad de la BBC; también para comportarse como un imbécil. Algo que, me temo, a estas alturas es algo a lo que nos vamos acostumbrando -pensemos en varios de los personajes recurrentes de Michael J. Fox en estos últimos años- de manera que ese factor sorpresa se pierde. Por lo demás… Bueno, es lo suficientemente aceptable dentro de ese tipo concreto de humor como para que sea de imaginar que vayan a darle una oportunidad.

Uno -yo- afronta los dramas de la ABC -sus series, no sus broncas internas- con ciertas expectativas: ¿Cómo van a lograr shondizar lo nuevo que presentan? En este caso parece que Conviction (USA) hubiera tenido más sentido en el contexto de la CBS, una serie de agentes de la ley más o menos luchadores y un subtexto tirando a conservador por no decir otra cosa. La shondización llega cuando los personajes pasan a comportarse en el once y se intenta apuntar algún tema un poco menos claro o explícito, aunque sin pasarse que esto es antes copia que original. Y ese es su problema principal, una serie desastrosa y desastrada con unos actores que no están mal del todo pero que tampoco acaban de estar bien. No sé yo si va a durar mucho pero creo que al menos unos capítulos le daré a ver si se define.

No sé en qué estaría pensando Amazon pero sospecho que en Crisis in Six Scenes (USA) no. De hecho, no se me ocurre una serie que logre a la vez ser tan quintaesencial de su autor y tan vaga en el sentido tanto de poco trabajada como de poco definida. O, mejor aún, ¿es esto para lo que ha quedado Allen? Porque para el caso podía haber presentado su propia idea de programa de sketches. Y no creo que fuera peor que esta deslavazada sucesión de escenas. Pero mira, tampoco podemos decir que el título mienta.

Los australianos parecen estar en marcha esta semana, comenzando por Deep Water (AU) que sabe darle una vuelta a la tendencia del true crime con un giro en un crimen conocido que, además, incluía elementos de crimen homófobo. A partir de ahí la creación de esta obra paralela que parece a mayor gloria de Noah Taylor – incluso cuando Jeremy Lindsay Taylor se las apaña para robarle la cámara un par de veces- logrando si no algo revelador al menos sí un policíaco sólido con un punto meta.

En una semana tan extraña como esta encontrarse con Divorce (USA) tampoco puedo decir que sea la mayor sorpresa que he tenido pero la verdad es que lo nuevo de Sharon Horgan, que es además lo nuevo para la HBO de Sarah Jessica Parker, es una comedia muy inglesa en manos de unos americanos que parecen estar interpretando un texto de una época muy anterior, tal es la aparente desconexión entre lo que se cuenta y cómo se interpreta, como si estuviera sacado de algún tipo de farsa de época con unos personajes llenos de cremas y afeites. El resultado final es, lamentablemente, una persistente sensación de falsedad no ya por manierismos teatrales que hacen suponer que Woody Allen estará más contento de ver esta que la suya propia. Total, que uno acaba pensando que la intención es buena pero todo lo demás… bueno, lo mismo todo lo demás vende.

Otro de los experimentos del Comedy Feeds de este año, Fail (UK). Poner ese título parece casi una provocación pero la verdad es que no es tanto fallido como mediocre. Es decir, no es una mala serie en el sentido tradicional de no funcional como en el de poco inspirada, suena a ya visto desde su mismo inicio. Y a partir de ahí… su título.

En un año con tanto viaje en el tiempo Frequency (USA) resulta inesperadamente interesante. No porque ofrezca demasiadas novedades -al fin y al cabo estamos hablando de una adaptación- sino porque al menos parece interesada en ofrecer un mundo en el que los cambios temporales tienen un efecto. Que ya es más de lo que pueden decir casi cualquier serie. Salvo Flash. Y en Flash aún están intentando hacer que funcione. Así que, a esperas de ver si han decidido que sea una de esas series que conducen un episodio al siguiente o algo así como Rescate de la semana -al fin y al cabo no es tan sencillo que este high concept tan concreto pueda seguir funcionando de manera constante- hay que agradecerle el cambio por mínimo que sea.

Hablando de poca originalidad, pasemos al segundo estreno australiano de la semana: Hyde & Seek (AU). Una serie policíaca con pinta de larga y de que su intrincado argumento de organizaciones terroristas va a servir menos para crear una historia original en fondo o forma y más para justificar secuencias de acción baratas que no hacen avanzar la trama. Pero si al menos sabe lo que busca no lo consideraré perdido del todo.

Por el lado bueno JPD (UK) es un programa de sketches, el único de esta sartenada del Comedy Feed, por el no tan bueno… incluso teniendo en cuenta que todo esto sale de un grupo de chavales que tienen un grupo online de creación de contenido humorístico -los Mandem on The Wall– me temo que el resultado es aún bastante verde y no muy original. Pero bueno, al menos permiten intentos de algo un poco distinto.

Mientras tanto en Limbo (UK) tenemos otro ejemplo de programa a medio hacer que el Comedy Feed parece hacer favorecido. Sí, hay secuencias más fantásticas y otras más cercanas al realismo de la situación de los jóvenes actuales. Pero ni logra que funcione el paso de unos a otro ni hace funcionar ninguno de los dos aspectos. Así que al fina no es tanto una mala serie como algo que precisa aún de más vueltas para descubrir lo que falla y lograr que tire.

En cuanto a Man Like Mobeen (UK) -de nuevo, CF– hay que agradecerle el intento de crear comedia alternativa a partir de as narrativas musulmanas y, sobre todo, de los jóvenes delincuentes (o ex-delincuentes) que confronta su realidad a lo que se está creando como una narrativa. Y no mucho más, porque en general es un resultado tirando a plano y, desde luego, no muy desarrollado.

Con No tomorrow (USA) me he llevado una sorpresa. Desagradable. No sé los años que hacía que un piloto de The CW me parecía malo. No verde o para un público que no soy yo. Malo. La premisa está claro que es muy concreta y que por un lado va a ser difícil que dure pero por otro parece gritar que quiere cinco temporadas. Peor aún, no existe ningún tipo de conexión entre los protagonistas. Entre los actores, los personajes desde luego no tienen salvación. Y es una auténtica lástima encontrar liado en esto a Joshua Sasse, que en teoría debería estar derrochando carisma, pero la verdad es que por mucho que intenta que funcione el personaje el guión es demasiado flojo como para lograrlo de manera que, al final, todo se derrumba. Una lástima y, peor aún, un mal precedente.

La última serie del Comedy Feed es Pumped (UK), una muy sencilla aproximación a un grupo de jóvenes idiotas. O de idiotas jóvenes. O algo. Hay parte sobre vivir en un pueblecito y parecer más de lo que acabas siendo -al menos de momento- y otra que es casi Dos tontos muy tontos. Y con esos mimbres hay que elegir.

En España hablar de Timeless (USA) significa hablar por un lado de la serie y por el otro de su parecido con El Ministerio del Tiempo. En lo primero podemos decir que es una serie tirando a sencillota, con un argumento muy cercano a muchas otras series sobre viajes en el tiempo aunque -eso sí- un parecido concreto pero al revés con algunas de ellas como 7 Días -la infraestructura y máquina, sobre todo- y, por supuesto, Quantum Leap -en el caso de esta última el periodo de tiempo a cubrir es concretamente el contrario, solo allí donde no pudieron estar en lugar de solo los años vividos-. Así que casi podríamos hablar de una serie genérica hecha de retazos de otras y sin atisbo de originalidad. Buena como relleno y ya. A partir de ahí podemos pasar al otro tema, sus parecidos con El Ministerio del Tiempo. Aquí ya entramos en el asunto de que uno de los creadores de esta, Eric Kripke, hubiera estado trabajando en una adaptación del Ministerio hasta que decidiera pasar a crear esto otro. Por supuesto el hecho es mosqueante como lo son algunos parecido entre una y otra serie: El trío protagonista, los papeles que se pueden asignar, los diarios de una de ellos -en un movimiento que tiene muy poco sentido, sea todo dicho-, la mujer muerta de uno de ellos, etc… Lamentablemente no creo que sea suficiente para lograr una resolución judicial porque, como digo, homenajea a muchas más obras, incluyendo su concepto de imposibilidad de compartir espacio que parece sacado directamente de Time Cop. De modo que antes de un plagio directo parece una adaptación norteamericana, una de esas que tiende a quedare con tres o cuatro rasgos y cambiar todo lo demás al gusto. Tantas veces que se ha dicho que una adaptación se parecía en el nombre y tres cosas y parece que esta productora ha decidido dar el paso siguiente y no pagar siquiera por el nombre. No sé cómo acabará la cosa, pero confío en que la mala publicidad les quite las ganas de repetir el truco.

Terminamos ahora también con Australia con esta The Secret Daughter (AU) y quizá la más floja de ellas. Con unas costuras de telenovela y girando alrededor de una actriz que, por lo visto, fue también participante de un concurso de canción allá en Australia, el resultado es lo suficientemente genérico como para poder haberse hecho en casi cualquier parte y no tan interesante como que casi cualquier parte lo reclame. Una obra que de tan sencilla parece pedir algún giro loco que justifique su visionado o, en su defecto, una emisión en la sobremesa del fin de semana.

Imagino que tendremos más tiempo para discutir sobre ella pero Westworld (USA) es una serie que, por lo menos, parece tener claro lo que es y lo que quiere: Justificación para sacar desnudos, violencia y una trama con secretos que poder ir revelando. Casi se diría que esta serie, que parece ir directamente a la película original para luego sacar ideas de la segunda e, incluso, de la primera serie de televisión que se le hizo, ha pensado que todo sería más fácil si se potenciaban los parecidos con otras obras (Blade Runner, BSG y, por supuesto, Parque Jurásico) para que nos importe menos lo que hacen en ella y más entrar en su juego. De modo que tras el perifollo y los recursos fáciles -es la segunda vez en un año que una serie utiliza el truco de las moscas, aunque en la anterior la cosa iba de posesiones- queda esa sensación de que han venido a hacer lo que querían desde el principio y que les da igual el prestigio crítico -eso ya lo conseguirán por contagio del logo de la cadena- porque esto de lo que trata es de Carne con Patatas. Y todos detrás, a ver lo que aguanta el tirón.

Dave o UKTV o como toque decidir dónde lo hecha ha creado con Zapped! (UK) una serie que cuanto más ves menos piensas que pueda durar más allá de unos pocos episodios. Un jovenzuelo no muy inteligente acaba por error viajando a un mundo mágico, a partir de ahí y rodeado de personajes tan inútiles como él, si no más, intenta regresar a nuestro mundo. El problema es que la mayoría de los personajes son meros clichés, empezando por el protagonista que llega a tener momentos en el que la bidimensionalidad hubiera sido una mejor, y la recreación del mundo o sus tramas no sólo resultan poco convincente, además demuestran que la falta de presupuesto es capaz de reducir un punto de partida como este en gente sentada en una taberna hablando. En fin, supongo lo que intentaban hacer pero me temo que así no.