“Seguro que Semana Santa será tranquila de series.” JA! Hay tantas que es difícil incluso intentar entender si es que se han puesto de acuerdo o qué pasa aquí. Y en cuanto a la calidad… Por ejemplo, Bucket (UK) es una serie más de la variedad “Tengo una lista de cosas que hacer antes de morirme” que este mismo año aparecía parcialmente en No Tomorrow. La gracia teórica en este caso  es la relación materno-filial entre las protagonistas. Supongo que si buscas una serie protagonizada por dos mujeres maduras… al menos existe.

John Ridley e Idris Elba se reúnen para crear Guerrilla (UK) y el resultado es… supongo.. lo que querían. Una serie sobre conflictos raciales presentada como fondo antes que como centro de la historia. Una en la que, de hecho, hay una infrarrepresentación de mujeres y un empuje muy importante para hablar de la relación romántica. Pueden ser decisiones para ‘vender’ la historia, que con lo uno nos traguemos lo otro, que el gran público al que no le interesan las luchas y la remembranza histórica lo compre, o lo que sea. Sé que a mí se me atraganta en partes, que el buen hacer de Elba es lo que más se agradece. Y que tendré que esperar a ver si tiene éxito para juzgar la estrategia, pero desde luego a mí se me atraganta.

En cuanto a Henry IX (USA)… creo que aquí no hay parte positiva que mirar, al menos fuera de algunos de los actores. Porque esta comedia sobre un Pobre Rey Británico Incomprendido es no solo aburrido sino incluso autocomplaciente en donde podría ser satírico. Y esta vez estoy más que seguro de que eso no era lo que venía bien.

Doy por hecho que hay un público para Hollywood Darlings (USA) igual que sé que no soy yo. La idea de crear una comedia pseudoimprovisada con antiguas niñas actrices de la televisión noventera sin duda encontrará su nicho en… yo qué sé. ¿La gente que tenía ganas de ver Fuller house?

Mi relación con Mystery Science Theater 3000: The Return (USA) siempre ha sido complicada. Por un lado la labor de recuperación de películas de Serie B desde los años ochenta es indudable, por otra… han contribuido de manera directa o indirecta al Tan mala que es buena. Luego está que, al margen de su interesante intrahistoria y de las idas y venidas, estableció la idea de coger una película antigua y hacer comentarios sobre ella. No lo creó porque es una idea casi tan vieja como el cine y ahí están los juegos de los Celuloides Rancios para demostrar que es dar la oportunidad y empezar a hacer chistes. Por supuesto los Horror Host que llevaron hasta aquí y que son parte fundamental de la misma serie se convirtieron en algo fundamental, igual que sin Servo y Crow (y supongo que Gipsy) el programa no sería igual. Total, que tras muchos años -en algún momento escribiré sobre ella, aquí o en ADLO!, ya veremos- lo han recuperado para Netflix. O una parte al menos. Hay mucho personal nuevo por aquí incluyendo a Felicia Day y Patton Oswalt, y la cosa es… ¿tendrán gracia? Pues bien, por lo menos el primero logra andar por ese filo sin caerse demasiado. Mantiene el problema de hacer chistes del material y de hablar demasiado, con lo que no todos caen igual de bien, pero con muchos disparos algunos tienen que acertar y las escenas intermedias funcionan bien. Así que supongo que incluso encontrándolo problemático puedo disfrutarlo, que no está mal. Ahora, si pudieran encontrarse esas películas en versiones que no fueran la del programa.

Este Our Friend Victoria (UK) es un documental en varias partes recordándonos lo que pedimos con la muerte de la gran Victoria Wood hace cosa de un año. Lo bueno es que si no la conoces te la presenta y si la conoces lo peor que pase es que echarás de meno cosas que esperarás en los subsiguientes capítulos.

En cuanto a las comedias actuales… como lo de Hollywood Darlings parece que no era suficiente  Return of the Mac (USA) nos demuestra que también los antiguos miembros de boybands -o algo así- pueden ser espantosos cómicos en mitad de series a las que no salva ni el meta.

Es curioso esto de Seven Types of Ambiguity (AU). No es que esté mal, que no lo está, tanto como que da la sensación de que podría dar más de sí. El punto de partida es interesante, el libro en el que se basa… bueno… Elliot Perlman no es William Empson pero tiene un pase. Y Hugo Weavin tiene unas pintas peculiares pero, mira, demuestran interés en la parte de los actores, aunque el resultado final esté siempre al borde de funciona.

Hablando de lo cual, The Son (USA) es el nuevo intento de serie de calidad de la AMC. Supongo que me fatiga todo porque tienen la vista tan puesta en el premio que olvidan que deberían intentar hacer algo interesante para lograrlo. O quizá sea el periodo histórico. La verdad es que no deja de sorprenderme lo mucho que se esfuerza la AMC por lograr algo que a la FX parece salirle de natural. En cualquier caso presupongo que habrá fanes de la cosa esta. Pero conmigo que no cuenten.

Uno ve que la última novedad de esta semana es The Warriors (AU) y asume que tendrá algo que ver con la película. Pero no. Tiene que ver con un ficticio equipo de un juego de pelota australiano -que supongo que tiene un nombre pero que lo dan tan por sentado que voy a suponer que todo el mundo sabe cuál es- y el resultado es una comedia con deportes por medio que es al menos mejor que Ballers pero que tampoco es que se esfuerece demasiado, hasta el punto de que a ratos te preguntas si la cosa deportiva tiene una finalidad que no se podría haber conseguido con actores o con algún cargo similar. En fin, comedia deportiva, algo intentan aunque no les salga.