Hace unos cuantos años ya la HBO pensó que necesitaba añadir algo de animación adulta a su cartera y produjo la serie animada de Spawn. De aquello acabaría haciéndose más de una temporada porque los noventa fueron ese tipo de década. Y como Netflix vive en parte de intentar modernizar lo que la HBO hizo en el pasado aquí estamos para hablar de Castlevania (USA), serie animada en la que por motivos que no acabo de entender dice que el guionista es Warren Ellis. Y si eso es así, ¿qué le ha pasado? Porque puede ser uno de sus peores trabajos con diferencia. Pero vayamos por partes: Como no sé de animación no voy a decir que esta sea espantosa, diré que a mí me parece espantosa. Además de a Spawn recuerdan muchas cosas a aquellos animes noventeros y dosmileros que tanto en Ca… que tanto dieron que hablar, aunque fuera por esa celebración de un gore light que tampoco aporta demasiado. Y por motivos más que obvios el primero de ellos en venir a la cabeza es Blood: The Last Vampire Hunter. La cosa es que comparando animaciones la de Blood, que tiene ya más de 15 años, hace que esta parezca la de los GIJoes. Por supuesto a estas alturas ya se ha hecho uno a casi todo si el guión es bueno… Y aquí vamos a la segunda parte del problema. Esto nos lo pueden vender como una serie de cuatro episodios de alrededor de 30 minutos o como una película de algo menos de dos horas. En mi caso diría que muy fuerte lo segundo porque todo lo que te hacen -más allá de insistir muy fuerte una y otra vez en la misma idea, que los vampiros y los humanos mal, pero que la iglesia cristiana.. esa sí que es mala. Una idea que nos queda meridianamente clara la primera vez y con la que es fácil estar de acuerdo, pero que acaba siendo redundante- es ir contándote una historia que, además, tiene un final que… Estoy deseoso de ver las reacciones a ese final la verdad. Creo que va a ser una de esas reacciones. En cualquier caso, hay ya firmada segunda serie para 2018. ¿Que por qué no han emitido todos los episodios juntos en lugar de esto y más teniendo en cuenta que han logrado poner solo 4 en esta temporada? Pues ni idea. Será cosa de Netflix, que les salió muy bien la jugada haciendo algo parecido con The Get Down. Por lo demás, si hacen una versión en plan Previously de un par o tres de minutos para la segunda temporada os diría que paséis de ver esta. Al fin y al cabo lo mismo la próxima sí que está bien. Por poder. Lástima que esta no haya aportado demasiado a la intro.

Habrá quien considere que con Snowfall (USA) la FX pretende conseguir su propio The Wire (al fin y al cabo era una meta inexplicablemente popular hace solo unos años) mientras otros se pregunten si es que las series con reparto mayoritariamente no-blanco solo pueden ir de traficantes, esclavos o gente del mundo del espectáculo. No sé si alguno de ellos tiene razón -aunque estoy lejos de negársela, la verdad- pero lo que sí puedo decir es que Snowfall es mucho más. En el sentido de que roba de mas sitios. Sí, hay alguna cosa de The Wire pero también de Boogie Nights, de dramas de época de la misma cadena como Halt and Catch Fire, también saquean Crash y… en fin… en un determinado momento puedes llegar a pensar que todo aquello que no esté atornillado al suelo. Y es que al margen de que todo el rollo este de los negocios sucios pueda parecer muy muy muy superado siempre hay formas de darle un giro original -no hay más que echarle un ojo a un estreno tan cercano como Claws, por poner un ejemplo- encontrarte con todo este batiburrillo de referencias más o menos explícitas da la idea de que tenían más o menos claro lo que querían conseguir pero no cómo lograrlo. Un resbalón impropio y sorprendente en una cadena como FX, pero resbalón al fin y al cabo.

Lo que TNT ha hecho rescatando el piloto que Pivot no quiso llamado Will (USA) es darnos a todos una lección. De por qué a veces los pilotos no pasan de ahí. No negaré que haya cosas interesantes en la serie porque a fuerza de meter de todo algo tendría que acabar funcionando, el problema es que el logro de esa parte empequeñece sumida en la ensaladilla que le han montado. Entre otras cosas este Will que habla de la llegada a Londres de Shakespeare tiene: – Una trama de espionaje, – Una trama religiosa, – Una trama que une las dos anteriores, – Una trama romántica, – Múltiples intentos de presentar aquel Londres como el de la Inglaterra Punk, – Historias de teatro, – Aproximadamente una cantidad negativa de fidelidad histórica mirando hacia casi cualquier lado, – Cuidados y coloristas peinados y trajes, eso sí, – Jugueteos con la cosa No-Hetero, faltaría, – Y, por supuesto, la idea de que es la historia de un genio que tiene problemas y blablabla, – También hay un chaval con su propia historia que parece tener poco que ver pero ahí sigue, – Peleas de taberna pero no de puñetazos sino hablando, creo que intentaba ser un acercamiento a las Battle Rap pero es difícil saber lo que se le pasaba al guionista. En general la sensación es que mucha gente diferente tenía distintas ideas de lo que debería ser la serie y cada uno ha tirado para un lado. De ahí que pasemos de escenas luhrmannsianas a retazos de Shakespeare’s Demons y de ahí a una producción de la BBC de intrigas cortesanas y luego a unos minutos sexuales de la Starz pero con el PR-13 de que emita TNT. Los actores, menos conocidos de lo que uno podría esperar si realmente la cadena tuviera ganas de algo, parecen estar intentando… yo qué sé… tener algo decente que entregar en el siguiente CV, supongo. Mientras tanto el espectador puede pasar un rato tratando de decidir hacia dónde irá la serie en el siguiente tumbo. Así que supongo que el interés dependerá de las ganas de ver a una gallina sin cabeza. O, en su defecto, de descubrir si acabará decidiéndose por alguna de ellas.