¡Pilotos Deathmatch! Back, Greenhouse Academy, The Laura Clery Project y Tin Star

Ya sé que en televisión la llegada de la tormenta es en la última semana de septiembre y que mientras vamos formarse las nubes, pero la verdad es que está semana ha quedado más deslucida que un nublado. Por ejemplo, las dos grandes apuestas eran británicas, la primera en comedia con Back (UK) reúne a David Mitchell y Robert Webb (de Peep Show, ya sabéis) para una historia de hermanos que no lo son y de reivindicación frente a la familia. El resultado es demasiado poco trabajado como para hacerle caso, de una obviedad enorme y sin mucho interés en crear unos personajes que sean algo más que muñegotes útiles para hacer pasar hilos de trama por ellos.

Mientras tanto en Netflix siguen produciendo mucho más de lo que son capaces de mover, no digamos ya de publicitar, así que la llegada de Greenhouse Academy (USA) -su adaptación de una serie juvenil israelí que fuera acogida por Nickelodeon– ha sido de tan baja intensidad que no se han molestado ni en hacerle un trailer. Menos mal que en internete siempre hay gente para estas cosas, sobre todo con obras como esta, dirigida a un público juvenil y nada interesada en innovar en lo más mínimo, pero capaces de realizar el trabajo esperado por ellos de manera sólida. Quizá no sea una gran serie pero es un buen forraje.

No sé por dónde empezar con The Laura Clery Project (USA). Por lo visto es una cómica de Snapchat muy conocida en las cosas sociales. Y le ha vendido a Comedy Central un programa de micro-sketches aprovechando los filtros. Para crear personajes graciosos. El resultado es un espanto. No diré que esperable porque, la verdad, presupongo que esta cómica se sabe vender bien pero está claro que el humor no puede ser más básico. Y si ya en estos capítulos parece que está estirando material no quiero ni saber qué más pretende hacer con esta serie. Anda que.

No se han molestado ni en hacerle promo, y por una vez casi que me alegro.
Terminemos con la más satisfactoria de las novedades, más por demérito de los contrarios que porque Tin Star (UK), la apuesta británica de esta semana en drama, haga algo realmente importante. Sí, el British Noir está en todo su esplendor con un pueblo al que le abren una refinería y eso cambia las dinámicas tanto de la gente como del crimen, y eso que está puesto en las Montañas Rocosas de Canadá porque así la venden a más sitios. también para vender pero,a demás, porque son buenos actores están un Tim Roth que sostiene él solo el chiringuito y Christina Hendricks, que parece tener la cabeza en otra cosa. Por suerte el reparto es quizá menos conocido pero en general adecuado y voluntarioso. De manera que la más que previsible historia de un hombre que es llevado al límite y blablabla y de un pueblo en el que la llegada de esa suerte de Mal Primigenio Empresarial hace aflorar sus pecados ocultos. Lástima, por tanto, que no parezca acabar de rematar. Quizá sea cosa de rodaje y en un par de episodios os pueda decir que ha mejorado enormemente. Ojalá.


Deja un comentario