¡Pilotos Deathmatch! Frankie Drake Mysteries, Honō no Tenkōsei REBORN, Lifeline y más

Es curioso, una semana tranquila con no muchos estrenos aunque sí un tanto interesantes a las que se añaden a última hora tres nuevos pilotos de Amazon… y total para qué. Tomemos como ejemplo el primero de ellos: The Climb (USA) Serie sobre dos amigas, una de ellas afroamericana, que parece más interesada en incrustarse en las nuevas series de amigas -la ya no tan a tope lavernishirlización de hace un par de años- como en esas comedias sobre realidades diversas que poco a poco van a apareciendo. Y, el problema real, es precisamente lo a rebufo que parece que sale. Es una serie aceptable, no está ni mal escrita ni mal actuada. Pero tampoco parece tener nada que contar que no hayamos o estemos viendo contado en otras partes, dejando esa sensación de ser más un aprovechamiento de la tendencia que algo que vaya a influir o tener algo que aportar a las mismas. Brillante medicridad, supongo.


Estamos llegando a ese momento en que también en USA le están cogiendo el gusto a las series de época. Sobre todo si eso les permite meter violencia, sexo y todas esas cosas, sin preocuparse ni por que tenga demasiado sentido ni porque sea especialmente interesante. Este Damnation (USA), por ejemplo, logra no solo eso sino incluir unas reflexiones que bueno, vale, sobre clases y religión e incluir  una suerte de hermanos en lucha. No fuera a ser que quedara alguna casilla de obviedad por marcar, claro. Total, que parece que le están tomando el gusto, ahora a ver si también van encontrando historias que merezcan la pena.


Hablando de lo cuál, ¿alguna vez os habéis preguntado cómo sería Miss Fisher en Canadá? Pues algo así parece intentar Frankie Drake Mysteries (CA), con una aproximación algo diferente -por supuesto- pero con la misma idea de detectives en los años ’20. Lamentablemente tiene algo más de namedropping de lo que uno -yo- desearía, pero lo compensa con una brillante actuación de Wendy Crewson, lamentablemente no un personaje regular, pero algo es algo.

Entre lo bueno de esta semana está el desparpajo con el que Netflix Japón ha organizado  Honō no Tenkōsei REBORN (O) (J) o Blazing Transfer Students, para entendernos. Serie de acción real que está a la vez basada en un manga y sirviendo como continuación oficial de la misma. Con todos los pros y contras que eso conlleva, como un gusto demedido por el absurdo y representaciones propias de un adolescente. Por supuesto lo primero ofrece atractivo suficiente como para que el desparpajo del manga trasladado a una versión enloquecida y barata con actores reales se convierta en uno de esos actos culturales interesante. Si sólo se acordara la cadena de promocionarlo algo más.


Y hablando de cadenas con un estilo peculiar, novedades también en YouTube Red con Lifeline (USA), serie de SciFi con algo así como viajes en el tiempo y compañías de seguro y muertes y poder y dinero… en realidad casi es menos interesante la trama central sobre un asesinato que todo el resto de cosas que propone la serie. Qué le vamos a hacer, ellos han decidido a qué carta quedarse. Quizá evolucione para mejor.

Terminamos volviendo a Amazon con el que es el peor de sus tres pilotos con bastante diferencia. Tener en el centro de la serie a Bridget Everett e incorporar elementos de musicales debería haber convertido a Love you more (USA) en una serie a seguir. En realidad Everett está, en el mejor de los casos, desaprovechada; la parte musical no es tan grande, hay mucho relleno como de comedieta televisiva rutinaria y cuando intentan ir más allá no logran ser más que de ese falso edgy que tanto gusta a algunos cómicos británicos. En resumen, un pequeño desastre al que veo poca solución. Por suerte solo es el piloto. Bueno, tampoco es que fuera a verme más, claro.


Tampoco es que Sea Oak (USA) me haya hecho mucha gracia. Posiblemente sea el mejor de los pilotos de Amazon, pero eso no deja de convertirlo en el más alto de los enanos. Glenn Close, a la que tienen mucho que agradecer, está -lógicamente- estupenda en su papel de mujer mayor solitaria que vuelve de la muerte para vivir la vida que no pudo en vida, o algo así. se supone que el escritor George Saunders estaba intentando crear algo así como Realismo Mágico. En el mejor de los casos no lo ha conseguido. Y aunque haya veces que Close pueda parece Cloris Leachman -quizá uno de los mayor elogios que se pueda decir de una actriz cómica- no está muy definido… nada. Pero, sobre todo, no está muy claro pro qué debería importarnos lo más mínimo lo que le suceda a su personaje. Sea, o no, un muerto viviente.

 


Deja un comentario