¡Pilotos Deathmatch! Runaways, She’s Gotta Have It, The Indian Detective y más…

En una semana peculiar comenzar con Big Hero 6 (USA) no está mal. Quizá el dibujo sea… mejorable en ocasiones. Pero, en general, el resultado de estirar la película de hace unos años es una serie con un buen punto de partida que logra a ratos tapar los huecos de la película original en cuanto a los personajes secundarios. Está claro que habrá que ver su evolución, pero teniendo en cuenta las muchas posibilidades de arder directamente desde este doble piloto le doy al menos un voto de confianza.

Hablando de votos de confianza: Godless (USA) es una serie que parecía tener mucho a su favor. El problema es que luego hay que ponerse a verla. Y si malo es que, al final, sea otra de esas historias del Oeste con personajes duros en condiciones adversas y blablabla… con un manejo de los tiempos que hace pensar que está creada para que solo los que sean capaces de superar el reto de verla -más por aridez que por dureza- se interesen por algo. Porque la premisa del pueblo solo de mujeres no solo es falsa sino que es mentira. Entendámonos: existe. Pero la usan más como una tienda de lámparas que como algo de donde salga una historia interesante. Los personajes femeninos pueden no tener roles tradicionales pero tampoco es que se comporten demasiado en una historia en la que los masculinos no es que no dejen de hablar, es que a ratos parece que les estorban los femeninos. De modo que ni la teórica presencia sirve de demasiado cuando ves que se sigue haciendo avanzar trama y creando trasfondo mediante violaciones, violencia y malos tratos. Al punto que en momentos me pregunto si realmente alguien puede picar con esto. En serio, uno de los test más superficiales de la cosa del cine como es el Bechdel-Wallace, que deberían haberlo pasado en los cinco primeros minutos, y no es que tarden parte del primera capítulo… ¡¡¡ES QUE NO LO CONSIGUEN HASTA EL TERCERO!!! Que no le estaba pidiendo que lo pasara antes del primer minuto, como Claws, pero, leches… si me quieres vender algo como lo que no es… ¡¡¡POR LO MENOS DISIMULA!!! En fin, otra oportunidad perdida. De algo más avanzado y también -peor aún- de algo interesante.

La semana pasada olvidé comentar Howard’s End (UK) así que lo hago esta. En realidad el asunto es que uno casi puede imaginarse lo que hay teniendo en cuenta la versión merchantivorizadora. De hecho, casi parece más una versión de aquella que del libro -tampoco es que vaya a sorprenderme- hasta el punto de que Hayley Atwell se ocupa del papel que en cine diera el ÓscarTM a Emma Thompson. -Y si Thompson ya era difícil de creer como ‘poco atractiva’ imaginad Atwell- Por lo vemás, es una versión de aquella que procura, eso sí, cargar las tintas en algunos motivos de luchas de clases además de en las historias románticas. Y que permite lucirse a alguno de los secundarios. Sin que en realidad tengan que hacer mucho. Ni Julia Ormond ni Tracey Ullman parecen esforzarse demasiado -lo que quizá se puede ver como una virtud- en la construcción de sus respectivos personajes. En fin, que si a alguien le apetece volver a ver esta historia, o no la conoce, no parece mala opción.

De manera casi invertida, en Runaways (USA) han logrado que funcione todo pero, a la vez, lo han hecho cambiando todo lo que les ha dado la gana. Manteniendo, eso sí, el espíritu. Al menos en estos tres primeros capítulos, porque algunas de las divergencias -como la que no justifica aunque quizá llegue a explicar su propio título- resultan más curiosas que interesantes. ¿Será esto una muestra de la decompresión narrativa? En fin, eso, que es una adaptación que logra serlo haciendo muchas cosas que ni están, ni se esperan y, a ratos, casi se diría que contradicen los textos. No tiene prisa alguna en mostrar lo que tiene que mostrar porque puede detenerse a ir enseñando otras cosas. La diversidad está puesta con buen ojo desde el principio y si bien en estos primeros capítulos no hay ningún actor especialmente destacable sí es cierto que esa misma normalidad tan poco, digamos, The CW es otro punto más a su favor. Queda pendiente ver cómo lo desarrollan, cuánto les cuesta llegar a la mitad del segundo número y, en fin, con qué giros se atreven y con cuales no. Sobre todo teniendo en cuenta que los pocos puntos de contacto con el Universo Marvel que tenía el original se los han pasado hasta el momento por el arco. Pero, vaya, que no está mal. En general, no digamos ya comparado con otras series de Marvel.

Curioso también este She’s Gotta Have It (USA) en el que Spkie Lee se ha hecho un auto-remake. Su primera película ahora una serie. Una serie para la que ha contado con más guionistas y con directoras y que, en general, parece querer actualizar lo que en su momento dijo. Cierto es que algunos recursos parecen ya algo antiguos y algunas escenas poco menos que de relleno. Pero con eso y todo funciona bastante bien. por supuesto no me la he terminado, así que no sé cómo habrá llevado los puntos más delicados de la original, aunque hay que concederle al menos a Spike Lee el arrojo de intentar mejorar la obra de hace un par de décadas por el método de ceder si no la última palabra al menos sí el completo control creativo.

Hablando de series que había logrado olvidar. Hace dos semanas se estrenó Sick Note (UK) que es lo que tradicionalmente se ha llamado una comedieta intrascendente. La historia del tipo que se cree enfermo y es tratado de manera diferente para, a continuación, descubrir que en realidad ha sido erróneamente diagnosticado y tiene que cambiar todo estoy casi seguro de haberla visto en distintas versiones desde antes del Siglo de Oro. No, el de la televisión no. El caso es que aquí lo único que echan para intentar mejorarlo es un puñado de actores conocidos: Rupert Grint en el protagónico, como podría haberse quedado en su casa, Don Johnson como su jefe y muy agradecido de que le paguen, y Nick Frost como el médico, que es el que mejor lo hace y realmente tampoco parece que haya tenido que esforzarse para lograrlo. Literalmente. Así que lo mejor que puedo decir es que por algún extraño motivo la renovaron para una segunda temporada antes de estrenar la primera y que ya han contratado para ella a Lindsay Lohan. Y que alguien se acuerde de ella para darle algo de trabajo siempre me parece buenas noticias. Aunque no sé yo si seré capaz de recordar esta serie para el año próximo. O para el final de la semana, si a ello nos vamos.

Una curiosidad este The Indian Detective (CA), por un lado casi parece el clásico vehículo para un cómico televisivo de éxito moderado. Por el otro, ¡es un policíaco tirando hacia el mystery! ¡Con un intento de arco general en el que englobar los diferentes casos! Y mostrándonos tanta universalidad que pasa de Canadá a India con facilidad. Y nos promete algunas otras localizaciones. El primer capítulo ofrece al menos un intento de establecer lo que podría ser una larga serie. Y logra a la vez que sea familiar y que ofrezca algo nuevo. Así que, bueno, tiene mucho que se podría mejorar y es muy claramente un vehículo para el lucimiento de su protagonista. Pero visto lo visto no es una mala opción para serie.

Termino con un… No tengo muy claro cómo definir The Trixie And Katya Show (USA) salvo, quizá, como youtube reciclado. Porque esta especie de magazine/talk show se basa tanto en las imágenes insertadas, los juegos con palabras impresas y todo lo que es más edición que guión que presupongo que lo que intentan es parecer original antes que sustancial. Tampoco es que parezca que, en realidad, han rodado muchas escenas de nada, pero bueno, eso ya los de Vice y sus cosas. Supongo que quizá el resultado puede interesar a los fanes de las susodichas, pero a mi se me ocurren pocos motivos -por no decir ninguno- para seguir viéndola.


Deja un comentario