¡Libros que Llegan! Alcott, “Jughead”, Dalrymple y más

¡Ahora sí que sí! He esperado hasta el último minuto para que entrara esa pedrea de títulos que no acababan de llegar bien por la distribuidora o por la editorial, pero que habían decidido salir aún en este 2017 que ya se acaba. Los últimos en llegar, sí, pero no por ello menos interesantes, que siempre hay de todo -y para todo-. Así que antes de mi tradicional Sark de Oro -que tendréis por aquí, como es costumbre, el día 1- y del no menos tradicional recuento del año -este año prefigurado en muchas cosas por cierto índice de recomendaciones, sospecho-  aquí está la última vez que me escucharéis este año decir:

¡Que entre la pila!

Estupenda esta recuperación de Pulpture, una historia de fantasmas o con fantamas pero, sobre todo, una oportunidad de que una reunión en lq ue se empiezan a narrar historias de fantasmas de un paso a convertirse en algo más. Y eso de la mano de una gan autora, que saca partido a las circustancias e historias de los diferentes participantes.

El retorno de un rey de William Dalrymple, ed. Desperta Ferro

Cuando me recomiendan un título de ensayo con tanta pasión como este lo mínimo es intentar conseguirlo. Ha costado, que la distribución tiene lo suyo, pero aquí está. Una crónica de la primera guerra de los británicos en afganistas y del -merecidísimo- repaso que le pegaron al Imperio. Y, por supuesto, una gran historia contada con todo el estilo que la ocasión merece.

Jughead de Chip Zdarsky y Erica Henderson, ed. Norma

Uno de los cómics del año, y mira que se ha hecho esperar. Con múltiples niveles y una querencia por lo meta, esta historia adolescente y humorística sirve para que Zdarsky ejercite todos sus gustos y que nos ofrezcan un tebeo de los de siempre hecho como si fuera completamente nuevo.

Cuchillos de Tim Hayward, ed. Librooks

Un libro que es una enciclopedia en si misma, una oportunidad de regalo incluso, con multitud de información, historias sobre los diferentes estilos y modelos e, incluso, un pequeño manga sobre su fabricación. Historia y técnica se reúnen para ofrecer una obra completísima para todos los aficionados a la cocina. Bueno… o a los cuchillos.

Bruceploitation: Los clones de Bruce Lee de Iván E. Fernández Fojón, ed. Applehead

Tenía que acabar saliendo un libro sobre los múltiples émulos de Bruce Lee. desde los que tomaban un nombre artístico sospechósamente parecido a los del difunto, las película que imitaban las de este, o las que fingían que había algo suyo, los remixes y las reinterpretaciones creadas para intentar aprovecharlo en lo posible. De todos ellos trata este libro, que centrándose en algo tan concreto casi podría servir para explicar cómo funciona una buena explotación.

La persona que estuvo al frente de The Band y vió suceder muchas de las historias del rock americano de los sesenta y setenta ha escrito una de esas memorias de contarlo todo que unen la historia con el chisme, permitiéndonos asistir en primera persona a muchos momentos improtantes ofrecidos, claro está, desde su propio punto de vista.

Animando lo imposible de Adrián Encinas Salamanca, ed. Diábolo

Una breve historia de la animación modelo stop-motion durante la primera mitad del S XX y algunos años del anterior. Bastante completa, indudablemente documentada y, en general, muy interesante para comprender y acercarse a aquella manera de hacer cine.

El arte de Atari de Tim Lapetino, ed. Norma

Completísimo repaso por las creaciones artísticas que acompañaban a los lanzamientos de Atari, tanto como por aquellas que servían para crear las obras. Además, por supuesto, de las propias creacciones electrónicas -sobre todo, pero no solo, en hardware– e, incluso, entrevistas. Todo lo necesario para ofrecer un regalazo para todos aquellos que recuerdan con cariño la compañía.

El viaje del vientoEl pequeño bosque misterioso de Susumu Shingu, ed. Blume

Pop-up pequeños, minimalista incluso, y casi mudos que, sin embargo, van narradon una historia con el paso de sus páginas. Además de muy bonitos, claro. Y muy coloridos, que también ayuda. Si tenéis oportunidad echadles un ojo a su interior.

Princesas Dragón: Criaturas Mágicas / Rumbo a Nánabu de Pedro Mañas y Luján Fernández, ed. SM

Una de las maneras de notar que algo es un éxito es que aparezca material relaciona. Como estos cuadernos que, con una historia de fondo, van presentando pasatiempos, actividades y pegatinas. Lo que rellena un hueco para los que quieran ofrecer algo más de las Princesas Dragón y ofrece, además, un punto de entrada por estos entretenimiento hacia los libros. Pues bien.

¡Pero si yo te quiero! de Jory John y Benji Davies, ed. Andana

Las historias, con dibujos del gran Benji Davies, del pato y el oso son casi aproximaciones a los looney toones. O a los payasos clásicos.. Un personaje serio que quiere hacer algo y uno alocado que no se lo permite sin que el primero acabe de entender cómo ha podido suceder. Muchísima diversión, ninguna lectura moral y un tema de fondo que en este caso es el de los afectos. Una gran manera de acabar el año.

¡Hasta aquí hemos llegado! Como decía arriba del todo, el próximo día 1 podréis echar un ojo al repaso y a los Sarks. Mientras tanto tenéis todas las pilas que se han ido acumulando durante el año si queréis hacer un repaso a lo que nos ha dado desde enero hasta ahora. Que no ha estado -nada- mal. Y, como siempre, os animo a regresar aquí cuando las cosas vuelvan a ponerse en funcionamiento. Sea eso cuando sea pero, si tengo que adicinar, sopecho que el 13 de enero. Según se porten. Mientras tanto, y como siempre, ya sabéis… ¡Nos leemos!


Terminamos el año, de terminarlo y de todas esas cosas, con algunas de esas historias que los británicos preparan siempre tan bien. Comenzando por la única novedad que era de la semana pasada. The Alternativity (UK) puede ser muchas cosas pero, sobre todo, es una gran interrogación. ¿Por qué pensó la BBC que tenía que reunir a Bansky y Danny Boyle para hacer una especie de documental sobre un festejo alternativo de la Navidad? Vale, teóricamente la BBC no ha reunido a nadie. Pero… ¡En serio! En fin, el resultado es lo que supongo os imaginais, sobre todo con el juego de gato y ratón, pero quiero creer que es algún tipo de intento de ofrecer algo diferente por parte de una cadena pública.

Otra idea de la BBC, mezclar en Doodlebugs (UK) los sketches con la animación. O algo así. Cogen un objeto cotidiano, le pintan ojos y boca y, a aprtir de ahí, la narración y el doblaje hacen el resto. Más experimental de lo que podría aprecer, menos inteligente de lo que se querría, proque una vez que la originalidad se ha perdido lo que queda no deja de ser un poco lo de siempre y otro poco lo que uno esperaría encontrar en un vídeo hecho para la viralidad internetera. Pero, en fin, al menos algo han intentado.

La BBC ha pasado de subirle promo alguna.
Y llegamos al plato fuerte de ese dinero que la BBC ha decidido quemar para celebrar el final de año. Empezando por Little Women (UK) que es, claro, otra versión de Mujercitas. Con Angela Lansbury por allá y decisiones de esas para dividir al respetable. A mí, particularmente, me ha parecido tirando a rutinaria pero bueno, los ingleses y sus adaptaciones de época.

Otro ejemplo de su amor por las series de época es The Miniaturist (UK), adaptación de esa La casa de miniaturas de Jessie Burton que se publicara en España hace un par de años, y que cuenta la historia -de época- de una mujer atrapada en un matrimonio en el que se siente… si no engañada, sí al menos insatisfecha. Todo lo cuál se va poniendo de relieve y expresando a través de una casa de muñecas que causará el lío consiguiente. Y… bueno… pues eso. ¿Cómo no hacer otra serie de época?

Terminamos en USA, porque el [adult swim] ha decidido sacar un spin-off de uno de sus programas concurso. En serio. En Bloodfeast -antiguo Cross Word– tenían momentos en los que para despistar a los concursantes hacían todo tipo de cosas, incluida la emisión de animaciones. A partir de estas animaciones se crea Tender Touches (USA), una especie de parodia de animación de las telenovelas que… no es mucho más que eso. Teóricamente está parodiando algo, pero no parece conocerlo lo suficiente, no digamos ya apreciarlo. Así que esto es lo que les sale, qué le vamos a hacer.

[Y dado que no hay ningún otro estreno previsto (si aparece algo ya editaré esta entrada, pero mucho lo dudo) creo que con esto puedo cerrar el año. En breve Sark de Oro TV y todas esas cosas. Mientras tanto aprovecho este pequeño espacio robado para desearos feliz año. El que viene ya, porque este no hay quien lo salve.]


Semana tranquila, más o menos, con casi tantas filtraciones como novedades. Lo único que tenía claro era el estreno de Bancroft (UK), uno de esos policíacos británicos con mujer policía al mando, sospechas de corrupción y todo el blablabla típico. Que, lamentablemente, resulta mucho más rutinario y menos pensado que algunas de las actuaciones y series que hemos visto este mismo año. No digamos ya detalles concretos de la trama. Pero se ve que es cosa del año. En fin, tan poco es que sea abisal, pero está claro que podían haberle dedicado un poco más de tiempo.

A ITV no le apetecía crearle un trailer on line.
Más agradable -aunque no mucho más original en lo suyo- es este The Chi (USA) de Rick Famuyiwa. Mucho más seguro hacer esto que dirigir la película de Flash, dónde va a parar. La vida de una serie de habitantes del sur de Chicago sirve para una de esas historias de vidas cruzadas y costumbrismo dramático que, en fin, por lo menos esta vez tiende a mostrarnos otras realidades o algo. Más ‘o algo’, sospecho, porque tampoco es que las historias parezcan especialmente fuera de las representaciones habituales. Pues eso, pues bueno, pues vale. Al menos representación.

Quizá el mejor estreno de la semana, por incomparecencia de contrarios más que nada, es este Counterpart (USA) también de próxima aparición. Pero al menos lo que propone -un empleado descubre que su empresa tiene una puerta a una realidad paralela- tiene un interés que aunque acabe derivando en esos grandes temas que parece que hay que tocar *suspiro* -el doble como otro, las decisiones tomadas, los cambios, la realidad modificable…,- como si decidiéramos que la idea de representación del fantástico es Unamuno. Pero, en fin, Simmons está tan bien como cabría esperar de él, y los elementos de intriga de la trama están razonablemente usados. Quién sabe, lo mismo incluso tengamos suerte y evolucione a mejor. Espacio tiene.

Yo diría que Wormwood (USA) es un docudrama. La parte de drama es, me temo, menos interesante que la documental, pero eso tiene poca solución habitualmente. Y en cuanto a lo que cuenta… supongo que dependerá de lo que se conozca del caso. Quizá porque es el tipo de historia célebre -o tristemente célebre, según-  por lo que supuso para muchos conspiranóicos. Y también para la gente que aseguraba que una cosa es que existan los conspiranóicos y otra muy distinta que la CIA no esté haciendo de las suyas en el suelo de USA. Por supuesto entiendo que si no conoces nada del caso -o no mucho, o… etc- puede resultar más interesante. Pero bueno, eso, una forma de hacer divulgación.


¡Libros que Llegan! Perelman, “Bienvenidos al Sabbath”, Chang / Mrrhan y más

Como era de esperar, semana muy muy tranquila. Quizá la última con novedades de este año. Salvo que se escurra alguna para la semana próxima. Y como estamos de puente tampoco me voy a enrollar yo mucho más, así que…

¡Que entre la pila!

Perelmanía de S. J. Perelman, ed. Contra

Perelman podía ser un tipo insoportable, sin duda, pero también es un gran ejemplo de los humoristas estadounidenses de inicios del S XX. Odiaría ver usado a los Hermanos Marx para publicitarle, pero habiendo sido escritor de material para ellos no hay mucho más que discutir, la verdad. Y aunque el tener un prólogo de Woody Allen tampoco creo que le hiciera especialmente feliz -pero, ¿a quién sí?- puede verse la línea de humor que lleva desde este creador misantrópico hasta al actualidad. Así que hay que agradecer a la editorial por darnos las gracias de conocer a un humorista estadounidense tan importante, sobre todo ahora que no podemos conocerle en persona.

Bienvenidos al Sabbath de VV.AA., ed. Valdemar

 

Brujas, sí. Pero también satanismo, sabbath y alguna cosa más. Eso es lo que podemos encontrar en esta nueva y -como de costumbre- estupenda antología de relatos e, incluso, una historieta de Gorey en al que se realiza un repaso, de Blackwood a Pedraza, de Matheson a Lovecraft, de Vernon Lee a Anatole France, lleno de grandes autores a descubrir o recordar. Esto sí que son Cosas de Brujas.

Momofuku de David Chang y Peter Mrrhan, ed. Neo Person

Uno de lso cocineros más importantes de los últimos años presentando su libro de recetas. Si el Momofuku tiene un puesto especial entre los grandes restaurantes también las receras de David Chang -acompañado aquí por Peter Mrrhan– meren un respeto. Así que este libro, que mezcla las recetas con historias, con una visión sobre la restauración y -por supuesto- la comida es, sin duda, uno de los grandes libros de cocina del año. Al margen, incluso, de qué tipo de cosas te guste comer.

La Época Victoriana en la literatura de G. K. Chesterton, ed. Barlin

El repaso que Chesterton hace y da a la literatura victoriana y, sobre todo, a sus autores de la época, permite realizar su muy particular acercamiento y, a la vez, repaso más por los autores que por el periodo en sí. De la manera tan aparentemente anárquica pero realmente organizada que uno podría esperar del gran autor, va repasando uno tras otro a los diferentes creadores de la época. Siempre desde su particular visión, con la que uno podría estar más o menos de acuerdo pero que deja muy claramente su subjetividad desde el principio.

Nueva York en un poeta de Federico García Lorca, ed. Aventuras Literarias

Otro de esos estupendos mapas literarios. Esta vez con García Lorca, incluyendo reproducción de textos y conferencias a la vez que un muestrario de los lugares que su Poeta en Nueva York recogía. Un gran regalo incluso aunque no tengas intención de viajar.

Food Truck de Kim Pham y Philip Shen, ed. Neo Person

La colección de cocina de Neo Person es muy interesante, sean recetas asiáticas, americanas o, como es el caso, una mezcla de posibilidades. Recetas de distintas camionetas de comida que se basan en la facilidad para su transporte y consumo, en una parente sencillez y en una búsqueda de sabores que hagan regresar al comprador al día siguiente. Algo así como la definición modernizada de la comida callejera. Luego ya que sea lo que sea, pero al menos que el libro nos de ideas.

Percy Jackson y los héroes griegos de Rick Riordan, ed. Salamandra

Si en su anterior acercamiento a lo que vamos a llamar no-ficción por no llamarlo no-narrativo Riordan nos presentaba a los dioses aquí tenemos su mirada sobre los así llamados héroes -ya sabemos que en los viejos mitos la situación era mucho más gris- permitiendo de nuevo una aproximación, sobre todo para chavales pero no solo, a las grandes historias grecolatinas más conocidas.

El rey del bosque de Adam Stower, ed. Astronave

Muy ilustrado y a ratos incluso narrativa gráfica, esta historia de más o menos ecología, más o menos humor y muchas cosas originales más es todo un acierto para el paso más allá de los álbumes ilustrados para la nueva editorial. Así sí, por supuesto.

Catalina sin pamplinas de Leonor Leal y Guridi, ed. La Fragatina

Una breve historia de arte, viajes por el mundo y enseñanzas. Con Guridi ilustrando, además. Una gran manera de lelvar una historia sobre lo que se lleva por fuera más allá de lo que se lleva por dentro.

Como véis, no ha habido ni una decena de novedades, aunque hayamos logrado sacar lecturas interesantes y un algo de variedad. No sé si eso significará que la semana próxima no lleguen ya novedades en absoluto -que la verdad es que lo dudo- pero sí que es muy poco probable que lo hagan. Así que no sé exactamente cuándo será la próxima vez que nos leamos. Lo que sí os puedo decir es que, sea cuando sea… ¡Nos leemos!


Hoy comenzamos la semana con una serie ¿infantil? ¿juvenil? en la que un grupo de chavales se acaban de mudar, pero Drop Dead Weird (AU) no es un drama ni nada así, porque resulta que los padres son dos zombies adictos al tomate. Es un poco más complicado e incluye doctores locos y otras flores, pero con la idea de Niños Al Cargo y Caos os podéis hacer a la idea de lo que buscan. Más una curiosidad que otra cosa, también os diré.

Supongo que este Friday On My Mind (AU) tendrá más resonancia si conoces a la banda australiana cuya vida cuentan en esta miniserie. Mis conocimientos musicales son más bien limitados así que a mi esto de The Easybeats no me dice nada. En cuanto al biopic musical… pues lo que os podéis imaginar. Con la diferencia, quizá, de que los creadores del grupo son representantes de la migración (de europeos, claro) hacia el país. Así que supongo que por ahí se puede sacar el hilo si la música de los sesentaypico no es de vuestro gusto. Yo qué sé.

Vamos con el asunto peliagudo del día: Happy! (USA) puede anunciarse con facilidad como Grant Morrison’s Crank. Y sería a la vez cierto y falso. Quizá incluso se añada la parte de Christmas del asunto. La historia es muy morrisoniana, sin duda, y los actores… bueno, Christopher Meloni lo da todo, Patton Oswalt intenta lo que puede con su voz, y el apartado de trucos cinematográficos está explotado al máximo. Sobre todo los visuales. Así que es una cosa bonita  de ver, y brillante. Lamentablemente no hay nada que me anime a seguir viéndola. Y, desde luego, la navideñez de su historia está tan desaprovechada que uno no puede más que preguntarse lo que hubiera podido sacar Shane Black de aquí. Cuanto dinero, esfuerzo y talento gastado para algo que no dudo que podrá tener éxito y convertirse en pieza de culto, pero a la que le falta cualquier interés por los personas o la situación. Aunque, oye, si vienes por las barrabasadas y las pintas, adelante.

Hablando de cosas que dan pereza, Knightfall (USA) es la idea del canal de hacer algo de templarios. Por lo visto vamos acercándonos a los nazis y los extraterrestres poco a poco. Aunque hay que reconocer que aquí estamos más cerca de vikingos, excepto porque en lugar de parecerse a aquella parece una miniserie de semana santa con más violencia y menos togas. De nuevo, no soy su público.

Hablando de no ser el público de cosas, presupongo que Tarantula (USA) ha acabado en la TBS porque a Adult Swim le parecía que la animación no tenía suficiente calidad. La idea de humor rompedor -je- habitual y, bueno, poco transfondo interesante en realidad. No hablemos ya de la animación. Por favor.


¡Libros que Llegan! Friedman, “El diario de Virginia Woolf”, Thornburg y más

Como preveíamos la semana pasada, empieza la pedrea. No es que haya habido mucha novedad -y menos que vamos a tener la semana que viene, siendo como es- pero algo ha quedado. Y es que en el intento de llegar a las librerías antes de Navidades siempre se producen estas últimas llegadas en la línea. Porque ya sabéis que todo lo que salga en diciembre va a tener más complicado hacerse un hueco. Pero no preocupémonos de eso. Preocupémonos de decir…

¡Que entre la pila!

Stern de Bruce Jay Friedman, ed. La Fuga

Desde aquellos muy lejanos años de Lumen que no se veía nada de Friedman por España. Y es una lástima, un autor judío haciendo humor muchas veces entre lo negro y lo social, con una mirada muy centrada en las injusticias que sufría por su propia condición, pero también en esas situaciones retorcidas que parecían condicionar al mundo. Precisamente esta, su primera novela, es un buen ejemplo de ello. Desde la abierta hostilidad antisemita mostrada por los habitantes de la zona residencial a la que el narrador y su familia se han mudado desde el centro de la ciudad a actitudes más sutiles o una plaga de orugas voraces, las diferentes facetas de los retos ante el cambio son presentado con un ánimo oscuro pero sin perder un cierto humor. Comprar

El diario de Virginia Woolf Vol. 1 (1915-1919) edición a cargo de Anne Olivier Bell, ed. Tres Hermanas

Tras varios intentos y versiones que han ido publicando selecciones, momentos o trozos de los diarios de Virginia Woolf parece que esta es la buena. Que ahora sí que se van a publicar sus diarios de manera razonablemente completa (al fin y al cabo siempre está la duda de las intimidades y de la relevancia) empezando por este tomo de cuando la escritora tenía 33 años. Así que ya podéis empezaros a frotar las manos. Comprar

Morir en California de Newton Thornburg, ed. Sajalín

Supongo que a estas alturas todo el mundo conoce al autor de Cutter & Bone. O al menos esa negrísima obra. Compuesta por desesperanza y rabia, se trataba de un género negro en casi todos los sentidos. Así que aquí tenemos de nuevo al autor, esta vez con otra persona que cree haberlo perdido todo y que sin nada más que perder decide ir hasta el fondo. Un granjero viudo cuyo hijo, adulto pero aún adolescente, acaba de morir. Todos le dicen que no hay nada detrás pero, ¿cómo puede él creerlo? Así que allá vamos de nuevo, con otra historia dura y amarga en la que el crimen es menos una excusa y más una atmósfera en la que respiran y se mueven los personajes. Comprar

Se busca a un exorcista de Jerome Bixby, ed. La Biblioteca del Laberinto

Antología de relatos fantásticos de Jerome Bixby , antólogo y autor con una querencia por incluir lo humorístico en sus relatos aunque fueran, como en este caso, de corte fantástico. Bien los más tradicionales, con apariciones faustianas, o los más originales, en todos queda un resto de humor más allá de la acidez que puedan estar escondiendo detrás. Comprar

Salvaje de Iván Castelló, ed. Contra

Sí, en serio. Este, que sospecho será tomado al asalto para los regalos navideños, estamos ante una obra que reconoce la figura mediática pero se centra en la política y deportiva, trazando de fondo el perfil humano del individuo. Y como su perfil mediático sigue siendo tantos años después tan alto, y sigue siendo un ejemplo de tantas de aquellas cosas que llegan hasta ahora es normal que el libro pueda interesar a personas muy distintas. Comprar

La canción de los árboles de David George Haskell, ed. Turner

Si en el anterior libro Jaskell no se movía de una piedra aquí va por todo el mundo mostrando y encontrando las conexiones entre los distintos árboles y sus vicisitudes en esa creación de una comunidad de seres vivos. Comprar

La vida privada de H.P. Lovecraft edición a cargo de Francisco Arellano, ed. La Biblioteca del Laberinto

Un intento de componer a la persona tras el personaje. Lovecraft retratado por sus escritos desde fuera, por lo que dijo en prólogos, notas, cuadernos de viajes y cartas; pero también por lo que de él contaban en semblanzas y homenajes póstumos sus amigos. Un libro original que permite echar un vistazo a un autor tan influyente como controvertido. Comprar

La humanidad dividida de John Scalzi, ed. Minotauro

Pues sí, ya ha salido el quinto de los títulos de La vieja guardia. Poco a poco siguen saliendo. Comprar

República luminosa de Andrés Barba, ed. Anagrama

Los Premios de Anagrama siguen manteniendo el Herralde. Y, en esta ocasión, el premio a un autor que no sé si aún entra entre los jóvenes pero que suele ser al menos interesante de echar un ojo. Comprar

La lámpara maravillosa de Ramón María del Valle-Inclán, ed. La Felguera

Hay veces que no deja uno de alegrarse de los pasos a dominio público. Porque una edición bonita como esta no es tan sencilla de esperar, o de encontrar. Así que aprovechemos para leer este texto extraño de Valle-Inclán en una de esas presentaciones tan propias de la editorial. Comprar

Islas Des-Conocidas de Malachy Tallack y Katie Scott, ed. Planeta

Islas. Islas que juraron que estaban allí, pero que resultaron ser falsas, confundidas, ficticias… Y, pese a eso, se colocaron en mapas. Precisamente de ahí este repaso y recuerdo a todas aquellas islas que fueron tan reales durante un corto espacio de tiempo. Comprar

Yūrei Attack! de Hiroko Yoda y Matt Alt con ilustraciones de Shinkichi , ed. Quaterni

Nuevo título de la colección Attack!, esta vez con los fantasmas japoneses por medio. Una muy completa guía de todos aquellos que fueron. Comprar

Carmen de Prosper Mèrimée con ilustraciones de Benjamin Lacombe, ed. Edelvives

Nueva adaptación de Lacombe, esta vez de la más que popular obra de Mèrimée. Como siempre, una buena excusa para leer el texto, pero más aún para disfrutar de las ilustraciones. Comprar

Mi mundo eres tú de Jimmy Liao, ed. Barbara Fiore

Jimmy Liao regresa con otra historia-historia. Esta vez muy agridulce, por la tristeza de la pérdida de su mascota por parte de una niña que tiene que ir aceptándolo-. Pero, aún y con eso, dentro de la línea habitual del autor. Comprar

¿Tienen los superhéroes ositos de peluche? de Carmela Lavigna Coyle y Mike Gordon, ed. Picarona

Mientras su colección de princesas sigue con buena salud – Acaba de salir el quinto. Con acampadas de por medio.- se inicia otra de superhéroes, seguimos con la idea de pareados que presentan y responden las dudas de los pequeños a la vez que ofrecen ayuda y consejos. Otro libro bello y tierno. Comprar

Y hasta aquí. Como os decía antes, breve pero intenso. Que, además, entre las fechas y que ya sabemos cómo es la semana próxima -que quizá tengamos suerte y nos traiga alguna sorpresa- podemos aprovechar para leer con tranquilidad. Ya sabéis, mientras tanto, que… ¡Nos leemos!


En la semana más tranquila en mucho tiempo -incluso, claro, aunque no recuerdes que Amazon estrenó pilotos hace la retorta- voy a aprovechar para hablar de un concurso particular: Armchair Detective (UK) une el murder mystery con esos juegos casi florales, no hay un premio cuantioso pero si la oportunidad de ver a gente reaccionado -e incluso un poco de interaccionando- con historias como las que se pueden ver en casi cualquier serie. Y, como casi todos estos formatos que han ido probando suerte, no acaba de funcionar del todo pero le deseo que dure todo lo posible. En una de estas lograrán el pleno.

El otro estreno de la semana es Dark (O) (Al), una serie que de por sí no es que esté realmente mal. Es más que suena a ya visto. Casi se podría preparar un un checklist para comprobar si lo cumple todo, o mejor aún, un listado de series para ver de cuánto tienen en común. A ver: Pueblecito con gente llena de secretos, niño desaparecido, cuerpo, motivos misteriosos, gente siendo vaga e imprecisa hacia algo que sucedió en el pasado, extraña imaginería… Vale, ahí tienes Bellevue. Y esta también, pero sobre todo Bellevue. El intento de separar y darle un toque de originalidad no llega hasta el segundo capítulo, pero al menos llega. Sigue sin ser especialmente interesante -y, de hecho, parece una nueva versión de Channel Zero, que es en realidad el contenedor en el que mejor encajaría, podemos discutir si siendo mejor o peor que la temporada dos de la misma.- pero al menos llegado a ese punto no piensas que es una reposición en alemán. O no del todo.