¡Pilotos Deathmatch! Bancroft, The Chi, Counterpart y Wormwood

Semana tranquila, más o menos, con casi tantas filtraciones como novedades. Lo único que tenía claro era el estreno de Bancroft (UK), uno de esos policíacos británicos con mujer policía al mando, sospechas de corrupción y todo el blablabla típico. Que, lamentablemente, resulta mucho más rutinario y menos pensado que algunas de las actuaciones y series que hemos visto este mismo año. No digamos ya detalles concretos de la trama. Pero se ve que es cosa del año. En fin, tan poco es que sea abisal, pero está claro que podían haberle dedicado un poco más de tiempo.

A ITV no le apetecía crearle un trailer on line.
Más agradable -aunque no mucho más original en lo suyo- es este The Chi (USA) de Rick Famuyiwa. Mucho más seguro hacer esto que dirigir la película de Flash, dónde va a parar. La vida de una serie de habitantes del sur de Chicago sirve para una de esas historias de vidas cruzadas y costumbrismo dramático que, en fin, por lo menos esta vez tiende a mostrarnos otras realidades o algo. Más ‘o algo’, sospecho, porque tampoco es que las historias parezcan especialmente fuera de las representaciones habituales. Pues eso, pues bueno, pues vale. Al menos representación.

Quizá el mejor estreno de la semana, por incomparecencia de contrarios más que nada, es este Counterpart (USA) también de próxima aparición. Pero al menos lo que propone -un empleado descubre que su empresa tiene una puerta a una realidad paralela- tiene un interés que aunque acabe derivando en esos grandes temas que parece que hay que tocar *suspiro* -el doble como otro, las decisiones tomadas, los cambios, la realidad modificable…,- como si decidiéramos que la idea de representación del fantástico es Unamuno. Pero, en fin, Simmons está tan bien como cabría esperar de él, y los elementos de intriga de la trama están razonablemente usados. Quién sabe, lo mismo incluso tengamos suerte y evolucione a mejor. Espacio tiene.

Yo diría que Wormwood (USA) es un docudrama. La parte de drama es, me temo, menos interesante que la documental, pero eso tiene poca solución habitualmente. Y en cuanto a lo que cuenta… supongo que dependerá de lo que se conozca del caso. Quizá porque es el tipo de historia célebre -o tristemente célebre, según-  por lo que supuso para muchos conspiranóicos. Y también para la gente que aseguraba que una cosa es que existan los conspiranóicos y otra muy distinta que la CIA no esté haciendo de las suyas en el suelo de USA. Por supuesto entiendo que si no conoces nada del caso -o no mucho, o… etc- puede resultar más interesante. Pero bueno, eso, una forma de hacer divulgación.


Deja un comentario