¡Pilotos Deathmatch! Heathers, Hold the Sunset, Soft Focus with Jena Friedman y más

Es una pena que The Archiveologists (UK) acabe siendo lo que es, poco menos que un pequeño ejercicio de humor más caduco que su material original, porque los redoblajes bien hechos han sido un ejercicio clásico de hilaridad desde por lo menos los Celuloides Rancios de Jardiel Poncela. Lamentablemente parece que aquí lo único que vamos a tener es la parte de Rancio. Pero, en fin, al menos es corto.

Tenía cierta curiosidad por Final Space (USA) y lo que me ha acabado dando es pereza. Parece que es la temporada de las series espaciales pero, una vez más, da una sensación de reciclaje antes que de nueva creación. Puede que Conan O’Brien ande por ahí detrás pero esto vuelve a estar más cerca de MacFarlane de lo que sería de agradecer. Cosas que hemos visto antes en Douglas Adams o en Red Dwarf, mucho mejor hecho, y también relleno. El clásico relleno para chicos. Por supuesto se juega con una idea de variedad pese a la cuál el protagonista sigue siendo el tipo blanco no muy inteligente -ah, sí, de Futurama también toma alguna cosa- y… Bueno, yo qué sé. Lo mismo a los muy fanes les gusta. ¿Cuándo vuelve People of Earth?

Lo bueno de haber visto Heathers (USA) es que significa que durante un tiempo -con suerte, mucho tiempo- no voy a encontrarme con algo tan insufrible. Insufrible por lo que es y por el punto de partida. Porque Heathers serie de TV tiene que ver poco con Heathers película. Y cuando digo poco quiero decir que es casi lo contrario. Aquí las Heathers no son los cachorros aventajados del capitalismo reaganiano sino… ¡Las minorías! Sí, en serio. Las minorías -un genderfluid y una asiática, quizá alguna cosa más, pero sobre todo la Reina, que es… body positive. Sí, no sólo han buscado topicazos, además parte de la gracia es usar el lingo moderno porque además son Millenials que hacen referencias noventeras. Yo qué sé.- tienen atemorizados a todos los pobres estudiantes y profesores. El tipo de pensamiento que parece más propio de Breitbart que de un entorno realista, con un guión que parece sacado de las fantasías calenturientas de un Soto Ivars o un del Molino, en el que las Malvadas Minorías obligan, por ejemplo, a un pobre deportista a quitarse su camiseta solo porque tiene una caricatura racista. Y eso es lo único que tiene que aportar, el resto es la recreación en mucho más mediocre de la película original con un par de cambios útiles para que la cosa se pueda estirar. Pero, fundamentalmente, es una tirada contra Perversos SJW y Lo Que Están Haciendo con Nuestro País Estos Críos. Una suerte que lo hayan estrenado tras la masacre de Parkland. Sin duda. Sí, creo que intentan mostrar algún tipo de ironía pero, la verdad, viéndolo solo pude pensar dos cosas: Que hace falta tener tanto talento como Ryan Murphy para montar su propia versión alternativa funcional -y Murphy lo ha hecho en al menos media docena de ocasiones ya- y que al final todas estas cosas siempre acaban empezando igual: Era solo un chiste.

El regreso de John Cleese a televisión -desde 2002, tampoco os creáis- tiene a su favor no solo las tablas del cómico, también a la siempre estupenda Alison Steadman, ellos son los que logran que Hold The Sunset (UK) no se hunda del todo. Porque el guión es una colección de tópicos poco trabajados sobre hijos de mediana edad y padres que tienen que dejar su vida en suspenso por ellos. Por supuesto a estas alturas las edades funcionan de manera distinta, es decir… como ya tienen una edad los hijos tienen que ser cincuentones. En fin, cosas. Cosas que se benefician de estos dos magníficos actores. Y ya.

Si alguien echaba de menos The Soup que sepa que en Netflix ha comenzado el programa semanal The Joel McHale Show with Joel McHale (USA). Si es que no os imaginabais que le iban a fichar cuando salió a defender a Aziz Ansari. El programa sigue funcionando, quizá incluso algo mejor gracias a que se ha añadido un poco menos de telerrealidad y un poco más de dinero. Así que bien, The Soup era un programa divertido incluso antes de la década y pico presentada por McHale. Y como la producción de cultura popular, especialmente de la televisiva, no ha dejado de ofrecer posibilidades para la chanza… pues eso, toma dos tazas.

En el típico programa que Nickelodeon va actualizando poco a poco, Knight Squad (USA) ofrece a un grupo de chavales que entrenan para caballeros, con un par de protagonistas que esconden un secreto -claro- una princesa de incógnito y un pícaro. O algo así. Para mí hay poco interesante. Para el resto ni idea.

Supongo que alguien se preguntó, ¿de esto de American Crime que están emitiendo en la ABC podríamos hacer una versión de baratillo? Y ahí nació Seven Second (USA)

En Adult Swim no parecen tener en demasiada estima Soft Focus with Jena Friedman (USA), y es una lástima porque pese a las aparentes pretensiones de ligereza de las que parece querer hacer gala tiene un fondo de análisis simplemente poniendo preguntas incómodas hechas de la manera más desarmante posible. Lo que en tiempos podría haber sido un segmento de un programa diario y que ahora se ve ascendido, o algo así, porque la verdad es que es difícil explicar cómo piensan organizar esto que nos están vendiendo a la vez como un programa regular, un especial, una serie de especiales regulares… Eso sí, no parece que hayan decidido que vale la pena darle su propio trailer, así que aquí está un bit de Jena Friedman.

A veces es difícil saber cuál es la idea detrás de una serie. El famoso “¿En qué estaban pensando?” Puedo entender que en el caso de Troy: Fall of a City (UK) quisieran hacer una versión de La Illiada que, la verdad, no se parece demasiado ni al libro ni a la historia tradicional. De hecho, toda la reconstrucción histórica y el gusto por ser lo más sucio -de guarrería. Quiero decir de puerco. De limpieza, leches… Bueno, vale, de lo otro también- hacen de esta una extraña versión brit & gritty. Aunque sea una que parece estar bebiendo de los Grandes Relatos.


Deja un comentario