¡Libros que Llegan! McInerney, “La azotea”, Garner y más

Que sea una semana tranquila no significa, como de costumbre, que no lleguen novedades interesantes. Aunque, de manera inesperada, una parte de ella viene de aquellos a los que comento a un lado, los libros de los amigos.

Empire. El cine de Charles Band Vol. 1 de John Tones, ed. Applehead Team

Estoy encantado con este libro que ha escrito Tones sobre las historias cinematográficas del productor Charles Band que habla de sus primeros proyectos y su primer gran productora, la Empire, que daría lugar a películas como Re-Animator, Dolls o Trol entre muchas otras. Pero es que Tones no se conforma con hablar de esta productora y películas, también aprovecha para ir deteniéndose en meandros sobre el cine de género para contextualizarlas en las influencias, los influidos y las copias que por allí dan vueltas, una suerte de breves textos de dos o tres párrafos en los que se explica tanto sobre este cine de menor presupuesto que casi se podría usar como una guía de todo lo que pasaba en este cine estadounidense ochentero. Además, por supuesto, de las propias historias de la productora y su jefe, de los autores implicados -de Brian Yuzna a David DeCoteau pasando por Albert Pyun– y de los avatares rocambolescos de las diferentes películas. Vamos, un libro vertebrador si no de todo Lo Bajo Presupuesto sí, cuanto menos, de aquel cachito que tuvo lugar entonces. Y, como tal, de especial interés para el que quiera lanzarse a él. Es una lástima que lo haya escrito un amigo, estas cosas son más fáciles de creer cuando se trata de hablar de un desconocido. Comprar

Estío de VV.AA., ed. Episkaia

En cuanto a la última publicación de Episkaia, además de estrenar aspecto reúne en este bellamente portadeado volumen una colección de cuentos de lo que se conoce como Ficción Climática. Es decir, partiendo de historias que podríamos considerar según sus parámetros Ciencia Ficción, Ucronía o Anticipación Histórica; se narran las historias en las que los cambios climáticos son un factor fundamental. Y, dentro de eso, variedad en los enfoques y tonos. Un gran trabajo. Comprar

Pero esto, como decía antes, son los comentarios de los libros de los amigos. Pero hemos tenido muchos más. Y tan interesantes y variados como suele ser habitual aunque siendo esta la última semana del mes en muchas menos cantidades. Así que ya sabéis, ahora viene ese momento de decir…

¡Que entre la pila!

Los milagros de la sangre de Lisa McInerney, ed. Alianza

Tras ganar el Women’s Prize por Los pecados gloriosos regresa McInerney con una nueva novela con su ambientación irlandesa y su personaje central en una encrucijada, heredero directo de la anterior. Porque volvemos a encontrarnos a Ryan Cusk, con unos pocos años más encima, esta vez desestabilizado por los trapicheos de su jefe -que han escalado en tamaño- y sus problemas sentimentales, pero, además, el mundo a su alrededor parece estar volviéndose loco y él mismo tiene que elegir cómo cabalgar el caos. Un tono aún más oscuro que el anterior, entre el ambiente criminal y sus excesos pero también por los problemas mentales del protagonistas, llevado, eso sí, con el sentido del humor e inteligencia habitual de la autora. Comprar

La azotea de Fernanda Trías, ed. Tránsito

La puesta de largo de una nueva editorial, Tránsito, se hace con una novela uruguaya de una autora que parece decidida a contarnos algo que podría ser biográfico pero que realmente es un descenso a los infiernos mentales partiendo de un punto quizá no muy razonable pero sí comprensible. Una mujer decide ir luchando contra la ferocidad del mundo exterior a su casa, pero lo hace replegándose en ella, poco a poco, como una suerte de auto-secuestro. La deriva de las situaciones, y cómo este intento de proteger a la familia es lo que más daño le va causando. Así que podemos ir avisando desde el principio: Es dura. Comprar

Historias reales de Helen Garner, ed. Libros del Asteroide

Helen Garner es una grande de las letras australianas, precisamente por eso es una lástima que en nuestro país no haya tenido más éxito. Tuvo una novela, un libro periodístico y ahora este recopilatorio de artículos de no-ficción. Todos ellos recomendables, y este último en concreto interesante no sólo por lo que cuenta sino por cómo lo cuenta como si en realidad tuviera que estar haciendo otra cosa pero hubiera decidido descansar con esto. Y quizá por eso parecen piezas más sencillas, centradas en la observación y en casi la confidencia de lo que ha visto, vivido, de lo que le ha pasado. En cualquier caso, una buena forma de conocerla. Comprar

Las tribulaciones de Richard Feverel de George Meredith, ed. Ático de los Libros

La lenta pero segura recuperación de George Meredith llega a una de sus obras principales. En Richard Feverel comenta entre al ironía y la sátira las costumbres ilustradas de educación y decide volar las convenciones tanto como las ideas sobre las relaciones entre hombres y mujeres de la época victoriana a la que pertenece. El resultado justifica -o podría, o debería- no ya el éxito de la obra sino, además, el interés que Meredith está volviendo a despertar. Comprar

No pasar (Do Not Cross) de Dora Pavel, ed. Dos Bigotes

Este thriller de la autora rumana Dora Pavel es, en realidad, una historia negra y oscura sobre una liberación. Un hombre que ha escapado de un hospital psiquiátrico rapta a un joven recepcionista de hotel. La relación entre ambos es, como es lógico, tensa. Pero la víctima encuentra en toda esta situación primero una equivalencia con su propia vida en Bucarest como joven homosexual, en segundo una liberación por poder mostrarse como realmente es, aunque sea recordando a su amor imposible y, finalmente, una suerte de relación casi sadomasoquista con su captor. Así que la intriga, que la hay, acaba siendo la forma en la que estas ideas se articulan sobre la propia situación y sus problemas. Diría que de allí, pero sospecho que, en diferentes grados, en todas partes pasa. Comprar

Gog Magog de Patricia Melo, ed. Tres Puntos

Las ansias asesinas para con los vecinos. Algo así es lo que tiene como punto de partida esta novela de Patricia Melo, -la escritora brasileña a la que en España vimos hace un tiempo pero que teníamos algo perdida- en la que a una persona aparentemente gris, rutinaria y mediocre la llegada de un nuevo vecino va causando una exacerbación que le lleva hasta el asesinato. Y así, con este monólogo, intenta hacerse entender tanto como que le comprendamos. o, quizá, solo demostrar que no era tan gris. Comprar

Fuego en la montaña de Edward Abbey, ed. Errata Naturae

Puede que Abbey sea más conocido por La Banda de la Tenaza, pero es bueno que todo este movimiento de obras de -digamos- exterior y naturaleza haya decidido darle una oportunidad. Y gracias a ello contamos con esta historia de un tipo decidido a todo por preservar un terreno salvaje (aunque aparentemente yermo) de los planes gubernamentales para cambiarlo por un campo de pruebas para misiles. No es tanto una confrontación ante un cambio del progreso como ante el rodillo armamentístico. Y de esa manera logra ser una novela incluso más propia de su autor. Comprar

El limonero real de Juan José Saer, ed. Rayo Verde

¡En Rayo Verde siguen recuperando a Juan José Saer! ¡Bravo! Lo que toca hoy es una obra dura, sobre la muerte, la péredida y la ausencia y cómo las celebraciones especiales lo acentúan más aún porque todo lo que calienta e ilumina sirve para animarnos pero también para proyectar más sombras y recordarnos lo que quedará cuando se vaya esa luz. En cualquier caso, otro brillante libro de Saer. Comprar

Cinemaps de Andrew DeGraff y A. D. Jameson, ed. geoPlaneta

Aunque este libro incluya textos de A. D. Jameson sobre una gran cantidad de películas hay que reconocer que su principal atractivo son los mapas, la auténtica razón de ser del volumen, en los que Andrew DeGraff resume los recorridos de la película y sus personajes principales, añadiendo pequeños detalles o guiños a lo que en ella pasa pero, principalmente, permitiendo resumir lo que en ella ocurre gracias a las idas y venidas de los personajes bien dentro de una localización concreta o de una a otra. Un resultado atractivo que se centra en películas muy conocidas. Comprar

La era de los dinosaurios de Steve Brusatte y Daniel Chester, ed. Siruela

Es curioso como el punto intermedio en los libros ilustrados entre los adultos y los infantiles puede dar lugar a obras como esta, aparentemente en el segundo campo pero posiblemente tan lleno de datos que uno supondría que es más para adultos. Probablemente sea por tratarse de dinosaurios. pero, aún así, se desgranan las distintas épocas, se establecen las especies más importante dentro de una selección distinta, se añaden curiosidades, se dan datos concretos… una obra muy completa que debería servir para ambos. Pero que posiblemente entusiasme a los pequeños. Comprar

Atlas de los monstruos de Sandra Lawrence y Stuart Hill, ed. geoPlaneta

Como su propio nombre indica, una selección de mapas con sus criaturas míticas, monstruosas, y un pequeño texto sobre esas leyendas y su origen. Como un atlas al uso pero indicando esos personajes increibles por todo el mundo, las tradiciones y las mitologías. Comprar

Latin Lover de Mino MilaniSara Not, ed. Combel

Quizá el interés sea limitado, pero interés hay sin duda. Una centena de frases hechas latinas de las cuales 40 llevan una ilustración y un texto explicativo más extenso, que va recorriendo tanto las más conocidas -a veces por su transformación desde los dichos latinos a los españoles- como otras igual de interesantes pero menos conocidas. Una gran forma de acercarse al latín. Y a nuestra propia configuración cultural, que estas ideas llevan siglos entre nosotros. Comprar

Chatarra de Padraig Kenny, ed. Bambú

En una sociedad que ha vivido una Gran Guerra que ha acabado con robots viendo entre los humanos y, por tanto, con su propia situación social, un chaval irá indagando la situación de estas creaciones mecánicas, lo que hace a alguien humano o robot, y, en fin, digamos que una historia que mezcla ideas de con Oz y Eduardo Manostijeras hasta Blade Runner centrado más en la acción que en el entorno y sus habitantes. Una novela que merece la pena conocer. Comprar

El detective Intríngulis y el secuestro de Mimí de Amaicha Depino, Ileana Lotersztain y Fabián Mezquita, ed Iyoque

Enseñar ciencia mediante una mezcla de cómic y textos. Por un lado tenemos el cómic con la historia de un detective que busca un perro desaparecido, por el otro las explicaciones del trabajo policial, tanto de procedimiento como de la parte científica o curiosidades históricas. Una forma sencilla y divertida de divulgar. Comprar

La preocupación de Lucía de Tom Percival, ed. SM

Lucía es una chica alegre, extrovertida y todas esas cosas, hasta que un día le llega una preocupación. A partir de ahí Lucía se va convirtiendo en otra versión de ella misma y sólo el encontrar que otro niño tiene también una Preocupación propia la animará a que hablen de ellas y así deje de crecer dentro. Es decir, Tom Percival nos propone un cuento para hablar de preocupaciones, emociones, salud mental y todos los temas relacionados. Comprar

Todo lo que sé de la gente de Jaume Copons y Guridi, ed. Combel

Jaume Copons es un grande, y acompañado por Guridi, que es otro grande, se convierten en creadores titánicos. Algo así es lo que ofrece esta primera aproximación a la diversidad para niños que parte de la idea de Si todos somos iguales pro qué somos todos diferentes para explicar que, efectivamente, todos somos diferentes, pero eso no debe significar que no seamos todos personas. Y debamos ser tratados como tales. Es cierto que no es más que una primera aproximación en la que cabría incluso más tipos de diversidad aún, pero como primer contacto es ya más que importante para que quede claro el mensaje de lo bueno que es la diversidad. Comprar

 

Esto es Londres de Miroslav Šašek, ed. Nórdica
Esto es París de Miroslav Šašek, ed. Nórdica

Nueva recuperación de estos clásicos -mucho, los primeros eran de 1959- en los que se van recuperando los clásicos en los que presentaba las ciudades más importantes del mundo -y algunos países- a los pequeños. Veremos cuántos de los dieciocho títulos de la colección conseguimos ver publicados aquí. Comprar Comprar

Regreso al Futuro de Kim Smith et al., ed. SM
E.T. El Extraterrestre de Kim Smith et al., ed. SM

Otra colección curiosa es esta en la que el buen hacer de las ilustraciones de Kim Smith convierte en cuentos clásicos algunas de las más conocidas películas ochenteras. Una iniciativa que parece hablar más de la permeabilidad de las fronteras culturales y su relación pero que servirá, además, para que disfrutemos de las ilustraciones de Smith en estas historias. Comprar Comprar

Hasta aquí por esta semana. Ya veis que no mentía. Una semana tranquila que antecede otra con no mucha bronca -posiblemente porque será la semana siguiente la que de el disparo inaugural para la temporada navideña- pero que con todo nos trae lo último de Stephen KingSy Montgomery, Tabarovsky, Kureishi, rescates de Iris Murdoch, Kingsley Amis, obras de Kakuzo Okakura, Kory StamperLos cócteles de Mr. Lyan o el desenlace de la trilogía de La Ciudad Blanca de Eva García Sáenz de Urturi, posiblemente mucho más esperado que la novedad de Pérez Reverte … Pero eso será, como siempre, al semana que viene. En la que, por cierto, espero veros durante el HUL. Mientras tanto aprovechemos para bajar las pilas de lecturas de todo lo salido durante esta semana y, como siempre… ¡Nos leemos!


Bueno, pues hemos sobrevivido a la primera semana de estrenos USA. Supongo que estaréis tan sorprendidos como yo. Y como el orden alfabético funciona como funciona los últimos serán los primeros. Parece que Charlie Day tuvo el viernes como fecha para The Cool Kids (USA) por estar protagonizada por actores mayores. A su favor hay que decir que intenta formar un grupo variado aprovechando los buenos y solventes actores cómicos. El asunto es que luego este piloto es un poco de Lo de siempre. Es lógico que en una generalista no pueda hacer lo que en cable, pero es una lástima que no haya buscado una manera en la que lograr que las historias de estos abuelos marchosos fueran más allá. Porque por muy buenos que sean -y Vicki Lawrence está especialmente inspirada en el papel posiblemente más agradecido en el piloto- si el guión ofrece lo de siempre… pues tampoco es fácil verle muchos motivos para regresar. Quiero decir, una serie que se las arregla para que un personaje diga el título de la misma durante el piloto. Uf.

Estoy muy sorprendida con esta FBI (USA), en primer lugar porque parece que el paso de la NBC a la CBS de Dick Wolf -ese hombre- le ha convertido en un productor moderadamente más de izquierdas que antes. Quizá sea solo por comparación con la panda que anda allá. En segundo lugar, porque ha hecho una serie sobre el FBI que está fuera de todos los estilos habituales de actuación, sobre todo los de la CBS. Sí, hay grupos y casos e investigaciones… pero esta suerte de publirreportaje se toma todo con tanta flema y tranquilidad que logra algo tan difícil como una serie bien hecha, bien contada, bien interpretada pero que podría aburrir a una piedra. Lo que nos lleva a la tercera parte, es sorprendente decir esto pero por muy docudrama que se quieran poner está claro que un poco de nervio no le hubiera venido más y que quizá, más que los POM POM de su Ley y Orden podríamos hacer una petición para que le diera un toque a la serie Bellisario. Que si alguien sabe de panfletismo para fuerzas gubernamentales de entretenimiento es él.

Ahora bien, si en una serie hay que gritar ¡BELLISARIO, BELLISARIO, TRAED A BELLISARIO! hasta quedarse afónico es en Magnum P.I. (USA), cuyo principal atractivo es que ha mantenido la canción. Todo lo demás es de un genérico que da susto. No ya no se han molestado en buscar a alguien con carisma como Selleck -que estoy convencido que tiene que haber porque en otras series los hay, incluso de herencia latina como James RodayTyler Posey– sino que han puesto poco menos que a un mueble a protagonizarla. Tampoco se han molestado mucho más con el resto de papeles, hasta el punto de decidir respetar los ‘esquemas generales’ de casi todo. Porque si para el correcto funcionamiento de la serie original era tan imprescindible como Selleck la buena labor de John Hillerman como Higgins aquí han decidido que sea el único cambio… convirtiéndole en una atractiva mujer. En fin, rancios hasta para eso. Cierto es que la actriz, Perdita Weeks, es posiblemente la mejor del reparto. pero es que sólo tiene que procurar no cagarse encima. Y, desde luego, está muy lejos de Hillerman. Ponernos a discutir lo que esta serie podría haber sido con uno u otro cambio no nos llevaría a nada ni serviría para mucho. Quedémonos con lo que tenemos: Una serie extremadamente genérica cuya única finalidad parece ser que las cadenas españolas puedan rellenar sus parrillas sin molestarse en descubrir qué están emitiendo ahora.

Hablando de genéricos, lo que podría haber tenido un mínimo interés como telefilme o, incluso, como miniseries, pasa a oler de manera sospechosa cuando se convierte en serie abierta. Esto es, Manifest (USA) es el enésimo intento de recuperar el éxito de Lost cuando ya ni a los que veían Lost les motiva ser muy vocales de lo suyo. Y no es que esté mal. Para un inicio de telefilme o similar, como digo. Pero esto, que podría haber dado algo más de intriga o de algo, incluso -en el peor de los casos- haber llegado a decidirse por intentar arreglarlo con el locurón de los Langoliers– acaba decidiéndose por ese drama rutinario. Peor aún, uno que no parece ir a ninguna parte. Como mucho para justificar un programa del tipo ese de Inquietaaaante. Al menos que a él le aproveche.

Hablando de Roday, el descarado intento de montarse un This is Us de la ABC con A MIllion Little Things (USA) se beneficia enormemente de tenerle con su humor. Es casi lo mejor que se puede decir. Como serie funciona bien, todo va por sus raíles a una velocidad correcta, todo medido, todo controlado, todo tan poco inspirado que parece hecho siguiendo un esquema de un libro sobre cómo guionizar. Y es precisamente ese aspecto falso, impostado, plástico… eso es lo que hace que sirva como fondo, e incluso como ejemplo de construcción, pero resulte tan poco interesante como serie.

En cuanto a la novedad australiana -rápidamente llevada por FX a otros países- Mr. Inbetween (AU) podríamos decir que es una idea interesante como punto de partida -un matón de los bajos fondos en su vida cotidiana y en el trabajo- que necesitaba de mejores actores y de mejor guión. Que yo entiendo que no todo puede ser Sexy Beast pero esto acaba llevando a una idea de transgresión apolillada y hasta rutinaria.

Parece que cada poco toca una serie llamada New Amsterdam (USA). Esta vez es un drama médico basado en hechos reales que combina lo peor de las buenas intenciones con lo más trillado de los dramas médicos. Mucho diagnóstico, riesgo, fortaleza, blablabla… y poca chicha. A estas alturas me preguntaba si habían decidido hacer las series para este año con el piloto automático puesto y ya si eso el año que viene será otro día.

Supongo que lo más llamativo de Pete The Cat (USA) es menos basarse en una conocida serie de libros infantiles que el tener a Elvis Costello y Diana Krall poniendo voz a los padres. Pues bueno. Pues vale. Como serie está claramente dedicada a un público muy infantil, pero supongo que si a ellos les gustara mal no estará.

Karl Pilkington ha recibido con Sick of It (UK) la posibilidad de hacerse una serie tan a su medida que tiene hasta dos papeles. El resultado… bueno… es un resultado, supongo. Entiendo que a los muy fanes les gustará. No creo que a mucha más gente. Porque la escritura tiende a lo exagerado pero también a lo perezoso, sus desgracias, que no deja de ser a lo que se suele dedicar el actor, no están bien engarzadas sino que parecen arbitrariedades. Y, claro, de lo uno a lo otro.

Con Single Parents (USA) no tengo nada claro qué esperaban. Más allá de captar para la ABC a Taran Killam tras su inexplicable marcha del SNL -y quien dice Marcha dice Despido, claro.- Pero esta serie de padres que parece hecha para rellenar los huecos de una lista fantástica sacando o saqueando ideas y tropos de otras series que funcionan mejor y que aquí están interpretadas con convicción y tablas por los implicados (Brad Garrett, Kimrie Lewis, Jake Choi e incluso Leighton Meester) pero que no puede levantar un guión que las pocas veces que funciona lo hace más pese a su guión que gracias a él.


¡Libros que Llegan! Brite, “Locos, ricos y asiáticos”, Fonseca y más

¡Otra semana más en la locura esta de los libros! Y una semana en la que las llegadas han sido de lo más variadas e interesantes, quizá los nombres no sean tan conocidos, pero precisamente por eso monto estas listas, para que lo sean. Así que me dejo de cháchara y vamos a lo que nos interesa, a que diga:

¡Que entre la pila!

Locos, ricos y asiáticos de Kevin Kwan, ed. Suma

No me extraña el enorme éxito de este libro en el mercado anglosajón. Reúne los mimbres de una comedia romántica con el fondo de una comedia de Alta Sociedad y lo localiza todo entre las clases superrica asiáticas, permitiendo no sólo entrar en unos círculos poco habituales -y realizar algunas divertidas inversiones de expectativas- sino, además, presentarnos tanto esa cultura como todo lo que va asociado con ella en distintas partes de Asia. Vamos, que tiene un poco para cada uno. Cierto es que el autor parece ser consciente de este potencial para producir secuelas, con todo lo que ello significa. Esperemos que aquí tenga también una buena acogida, porque la oportunidad lo merece. Comprar

– Trazos de Sangre de Poppy Z. Brite, ed. La Biblioteca de Carfax

Llevábamos tiempo sin tener noticia de uno de los principales exponentes del terror en los noventa. Tampoco mucho, que la última publicación en La Factoría de Ideas es una reedición de hace 4 años, pero sí el suficiente como parecer que las idas y venidas que han tenido sus libros -de los cuales al final habíamos tenido como media docena, con algún título recibiendo múltiples ediciones como El alma del vampiro (2006 y 2014) y, sobre todo, El arte más íntimo (1998, 2005 y 2013) – lo convertían en una presencia de fondo pero siempre errática. Más aún desde su retiro en 2010.. Ahora La Biblioteca de Carfax nos permite recuperar una de esas novelas sumamente noventeras (es del ’93 en su edición original, si no estoy equivocado) en la que sobre un tema de casas encantadas tenemos hackers, diversidad sexual, dibujantes de cómics y gente torturada internamente hasta el suicido, al menos en apariencia. Estoy seguro de que podéis hasta ponerle banda sonora. Sea como sea, si os queréis acercar al mundo de Billy Martin -sí, Poppy es pseudónimo, lamento tener que comunicároslo- este es un buen punto de entrada, mucho más cercano al gótico americano que al perifollo vampírico posterior pero no por ello menos interesante. Comprar

– Bufo & Spallanzani de Rubem Fonseca, ed. Tajamar Ediciones

¡Pues aquí tenemos de nuevo a Rubem Fonseca! Vale, es a través de una edición chilena -por algún motivo parece que fuera de España se le hace más caso que aquí- pero algo es. Ir consiguiendo que el autor brasileño vuelva a estar presente en nuestras estanterías es motivo de alegría de sobra. No digamos ya si esto anima a alguna editorial de aquí a ponerse al nivel para que no dependamos de estas incursiones. Y, por supuesto, la alegría de tener al comisario Guedes, a los crímenes en apariencia sencillos pero con un fondo poderoso, la corrupción como elemento capaz de cambiar trayectorias y sí, también, a la creación literaria. Quizá suene a alguno porque fue publicado antes en España -primero en rústica en el ’86, luego en bolsillo en el ’98- con el título de Pasado negro. Si no tienes esa edición aprovecha. Comprar

Si pudiera cambiarlos. Torikaebaya Monogatari, ed. Satori

Apadrinada la recuperación de esta obra del S XII japonés por Kawabata, tenemos aquí una historia más que curiosa sobre las tendencias naturales y su aceptación. Una pareja de hermanos, hijos de un alto cargo de la Corte Imperial, muestran que su verdadero ser es justo el contrario al que parece visible de manera externa. A partir de ahí los intentos del padre por ‘corregirlo’ y como es la aceptación lo que hace que las cosas parezcan funcionar de nuevo para estos hermanos. Y es que hay veces en las que lo moderno no está reñido con la fecha de publicación. Comprar

Espectros en una tierra trizada de S. Craig Zahler, ed. Tres Puntos

Existe la posibilidad de que no te suena el nombre de S. Craig Zahler. No es extraño, lleva años en todo tipo de fregados culturales – Desde aspectos musicales, que incluyen el metal o la composición de bandas sonoras, a novelas, de guiones a dirección de películas… pero la verdad es que su nombre se queda menos que sus obras. Probablemente si dijera que es el director y guionista de Bone Tomahawk o Brawl in Cell Block 99, que está mezclado en varias otras películas que van del terror de Asylum Blackout  a la más reciente Puppet Master sea más fácil ubicarle. Y, por tanto, comprender que en esta mezcla de western gótico y obra de explotación y venganza lo que vamos a encontrar es a un creador con una querencia por los modelos antiguos llevados a la extrema potencia. Y eso incluye traductores acompañando a los miembros masculinos de una familia -ya os dije, antiguo- a vengarse de un español que raptó para su burdel a las mujeres jóvenes de esa familia. Digamos que el público que tiene esta obra parece limitado, pero estoy convencido de que estará más que contento de saber que existe. Comprar

Correspondencia (1912-1942) de Stefan Zweig y Friederike Zweig, ed. Acantilado 

La historia de Stefan Zewig (al que tantas recopilaciones de correspondencia se le han publicado ya) y Friderike, su primera mujer, es más que curiosa. Sí, se divorciaron en 1938, pero eso no significa que dejaran de escribirse cartas hasta la muerte del primero. Y estas cartas, seleccionadas, por supuesto, sirven tanto para revelar una faceta del autor como para comprobar lo que tenía soportar esta. Bien es cierto que es el intercambio intelectual -al considerarse ambos como iguales- lo que mueven estas comunicaciones, pero quizá sea en las pequeñas historias primero y luego en las grandes luchas durante la Segunda Guerra Mundial (en la que él lo pasó mal, sí, pero ella estuvo bastante peor, quedándose más tiempo en la zona ocupada para poder salir con sus hijas. Así que si este volumen sirve para dar relevancia a una mujer tan interesante bueno es también este inmiscuirse en la correspondencia privada de los célebres. Comprar

C de Tom McCarthy, ed. Pálido Fuego

Volvemos a Tom McCarthy, un autor que parece que está funcionando en la editorial porque para cuando quieran publicar a su primera mujer se van a encontrar con que ya está editado además de esta novela Satin Island y Hombres en el Espacio. En este caso nos encontramos con un protagonsita que recorrerá la Europa de principios del S XX, entre los avances técnicos y la búsqueda de un lugar ajeno a guerras que permita centrarse si no en el disfrute al menos sí en la placidez. Y al final el resultado acaba siendo algo parecido, quizá no con muchas ideas ordenadas, o claras, pero sí con una agradable y morosa forma de contarlo. Comprar

El misterio de la Casa Roja de A. A. Milne, ed. Siruela

Pues sí, el creador de Winnie the Pooh también escribía novela policíaca. Una buena muestra es este título, buen ejemplo de lo que en la época era todo un clásico: Una historia de tintes criminales envuelta en la ligereza de un juego de aficionados, con humor y más interés en la mera diversión de la historia que en las implicaciones de esa violencia, un mystery, por tanto, en la mejor tradición juguetona británica. Quizá por ello mismo pueda sonar un tanto artificioso, pero conociendo los parámetros de lo que busca está claro que lo logra. Comprar

Un estruendo sobre las frondas de Algernon Blackwood, ed. Hermida Editores

Un par de pinceladas -en forma de los relatos El bienamado de los árboles y El Wendigo– de lo que Blackwood ofreció tanto al corpus lovecraftiano, como a la propia idea de naturaleza asfixiante, animados por una suerte de horror pagano alimentado por esta misma que tanto influiría a contemporáneos y sucesores. Comprar

Fluorescencia de Kopano Matlwa, ed. Alpha Decay

Novela desesperanzadora sobre la actual Sudáfrica, recordándonos que la eliminación de políticas xenófobas no significa que el país haya dejado esa forma de pensar de un día para otro, que el racismo sigue presente y también el machismo, la represión religiosa y muchos otros problemas llevados, en esta ocasión a la vida de los hospitales, la falta de medio y el uso de la sanidad para promover y respaldar determinadas políticas y actuaciones de fondo, en una sociedad obviamente cerrada como para poder tratar temas como la violación de una manera que no parezca un crimen mucho más perseguido que la violencia contra las mujeres. Comprar

Hombres en guerra de Alvah Bessie, ed. Ediciones B

Todo un clásico de la narración personal -originalmente era una suerte de diario que llevó su autor durante la contienda- de un combatiente americano durante la Guerra Civil española. Una obra que fue publicada hace años -en parte por el apoyo de Hemingway a la misma- y que adquirió algo más de notoriedad -pero quizá menos de suerte- cuando se incluyó a su autor en la infame lista negra del mccarthismo. Comprar

Azúcar Negro de Miguel Bonnefoy, ed. Armaenia Editorial

Exploradores, leyendas sobre tesoros, sagas familias¡res, pero, sobre todo, una reflexión sobre la conquista -o colonización, o enraizamiento, o cómo se quiera mirar- y los reveses de la fortuna. Con piratas al fondo y plantaciones de caña de azúcar. Que no se diga que no ofrece un poco de cada. Comprar

Ser mujer negra en España de Desirée Bela-Lobedde, ed. Plan B

Lo que dice su título. Porque esta vez está bien clarito. Vamos a encontrar una serie de reflexiones e historias en primera persona que nos permitirán -si estamos abiertos a ello, por supuesto- atender a otros puntos de vista y experiencias e, incluso, empatizar con ellos. Iba a decir que también aprender pero eso ya cada cuál. Comprar

Traición de Walter Mosley, ed. RBA

Pues sí y en efecto, Mosley ganó el PINN de RBA. Cuánto tiempo desde que le hacían películas, se anunciaba como el escritor favorito de Bill Clinton y lo publicaba Anagrama. pero bueno, que aquí está de vuelta. Comprar

La puerta de Abadón de James S. A. Corey, ed. Ediciones B

Otra cosa que está de vuelta, ya estamos en el tercer libro de The Expanse. El tiempo, cómo pasa. Comprar

La carga mental de Emma Clit, ed. Lumen

Conocida sobre todo por sus cómics sobre -sí- La carga mental, ese concepto de que no solo hay una carga de trabajo físico, también del trabajo que lleva hasta allí, bien en intendencia, preparación u organización; lo cierto es que es una colección de cómics en los que bajo su tono humorístico se tratan de los problemas y desigualdades, generalmente dentro de la pareja, que intenta, además, que el otro sea consciente de ellos. Las historias de Clit aquí reunidas sirven, pro tanto, como pequeña introducción con mucho de reflexión pero, a al vez, contados de esa manera humorística tan eficaz para la divulgación. O, al menos, para iniciar un debate. Comprar

Jughead 2 de Chip Zdarsky, Ryan North, Derek Charm et al., ed. Norma

Segundo volumen del Jughead, con menos Zdarsky del que me gustaría pero con eso y todo un gran cómic. Comprar

Planetarium de Chris Wormell y Raman Prinja, ed. Impedimenta

 

Siguiendo la creación de la colección del museo le ha tocado el turno al Universo ahora, con una obra tan espectacular y notable como suele suceder en estos casos pero orientada esta vez a los diversos cuerpos celestes y objetos astronómicos. La habitual gozada de esta colección, vaya. Comprar

El laberinto en llamas de Rick Riordan, ed. Montena

Ah, sí, de esta colección de Riordan también ha habido novedad. Comprar

La balada de Pequeño Jack de Mikel Valverde, ed. La Galera

Un cerdo tranquilo que vive en una granja pintando decide que quiere aventuras, así que se las apaña para mezclarse con unos piratas, aunque sea para aprender alguna cosa, sobre todo sobre cómo las aventuras no siempre salen como uno espera. Una divertida novela infantil, con mucha ilustración y, sobre todo, mucho humor. Comprar

El secreto del sapo negro (Princesas Dragón) de Pedro Mañas y Luján Fernández, ed. SM

¡Y otro mas de las Princesas Dragón! Menudo éxito que están teniendo. Comprar

El profesor Astrocat y la odisea del cuerpo humano de Dominic WallimanBen Newman, ed. Barbara Fiore

Nueva entrega del Profesor Astrocat, esta vez dejando la ciencia digamos más externa para viajar a la anatomía y desde allí visitar el cuerpo humano, sus particularidades y funcionamiento. Comprar

Cuentos de Así Fue de Rudyard Kipling con ilustraciones de Marta Altés, ed. Blackie Books

Preciosa edición de los cuentos de Kipling con un aspecto más infantil gracias a las primorosas ilustraciones de Altés que, junto con el espacio dejado a los textos de las narraciones convierten este álbum ilustrado en una gran opción par acercar estas historias a los pequeños. Comprar

Villanos de Clotilde Perrín, ed. Maeva

Poco menos que una virguería, eso es lo que nos propone Maeva Young trayendo esta obra que podríamos decir tiene solo tres páginas, pero menudas páginas. En realidad hay desplegables, extensiones y más que permiten conocer las historias propias y ocultas de una serie limitada de villanos (El Lobo, El Ogro, La Bruja)  mediante páginas dobles y solapabas sucesivas dentro del mismo personaje. Todo ello a la vez que se hacen guiños y se nos recuerdan sus apariciones en diversos cuentos clásicos. En fin, que conviene ver físicamente el libro para poder hacerse una idea de lo que ofrece. Comprar

¡Y hasta aquí por esta semana! La que viene será más tranquila, que para algo es la última del mes. Pero eso no significa que no nos vayamos a encontrar un nuevo Juan José Saer, las Historias reales de Helen Garner, una sorpresa de S. Craig Zahler o la reedición del James Joyce de Richard Ellmann entre otras. Pero, como siempre, eso será la próxima semana. Mientras tanto podemos ir bajando la pila de lecturas con todo lo que ha salido durante estos últimos días, así que, como de costumbre y hasta la próxima.. ¡Nos leemos!


Ver unos minutos de The Good Cop (USA) lleva indudablemente a preguntarse si están rindiendo homenaje o tomando inspiración de Monk. Sí, hay más cosas por ahí, pero esta es las más obvia. Y resulta que sí, que Andy Breckman es también el creador de esta serie. Más allá de eso, algunas inversiones básicas. Aquí tenemos a un protagonista joven, con un tipo de problema paternofilial distinto del de la otra pero de similar raíz. Solo que esto permite que haya una suerte de duelo -al que, en realidad no se presenta ninguno de los dos contendientes- con el padre. El padre es Tony Danza así que, en realidad, tampoco se le puede pedir mucho más. El protagonista real es Josh Groban, que podría estar mejor pero también podría estar peor. Pero, claro, ¿si ha podido ser candidato al Tony por aquel espanto por qué no iba a poder protagonizar su propia serie? En fin. Que con un tono ligero y medios limitados logra hacer una serie que quizá no logre pasar de simpática pero que, al menos, ya tiene eso. No es mucho consuelo, pero es algo.

Por contra de casi todo Hilda (USA) no puedo más que hablar maravillas. Al fin y al cabo se dedica a recoger, adaptar y difundir el universo de los magníficos cómics de Luke Pearson. Cierto es que se notan las estrecheces presupuestarias en su, a ratos, barata animación. Pero todo lo demás, todo lo importante, de la fuente original está aquí. Y si no conocéis los cómics originales tenéis ya la excusa para darle un primer tiento.

Que Amy Poehler haya accedido a que su nombre aparezca asociado a I Feel Bad (USA) es un misterio que no logro explicarme. Una obra muy ligera construida a base de topicazos y con solo un par de elementos diferenciadores -empezando por la representación de la protagonista y su familia- que no logran arreglar lo que podrían ser guiones de hace décadas.

Presupongo que con Maniac (USA) tendremos una de esas creaciones divisivas. Habrá gente a la que le gustará muchísimo, y gente como yo que la encuentre como un adorno de árbol de navidad. Teóricamente con un significado y una delicadeza pero, fundamentelmente, muy preocupado en aparentar brillo para que olvidemos que está hueco. Creo que entiendo lo que quieren vendernos, y supongo que consideran que lo están haciendo de una manera esteticista y original… A mí me cuesta no lanzarle cosas a la pantalla de puro insufrible. Pero, en fin, supongo que siempre es bueno que existan series encantadas de haberse conocido. Y con un Jonah Hill especialmente cargante. En fin, lo bueno de que haya tantas series nuevas es que puedo ir prescindiendo tranquilamente de muchas de ellas.

Melodramón al borde de la telenovela, o quizá incluso dentro, lo cierto es que este Playing For Keeps (AU) funciona como una suerte de ‘mujeres de futbolistas’ -salvo el que fútbol es australiano, claro.- con una exageración de contrastes en todos los aspectos entre los recién llegados y los que ya conocen el juego. Y… bueno… pues eso es lo que ofrecen, no hay mucho más.

Los intentos de Facebook de que alguien les haga caso son lo que supongo que nos traen Sorry for Your Loss (USA), una serie con la pretensión de ser un estudio sobre la pérdida que tiene el problema tradicional de dedicarle demasiado tiempo a un único tema. Y es que para una película puede valer pero esto de trocear una película para que encaje en una serie no sé yo, sobre todo cuando buena parte de la misma va a ser repetir concepto. Pero, bueno, a fuerza de intentarlo…


¡Libros que Llegan! Hill, “La octava vida”, Wilhelmy y más

Otra semana de novedades. Cómo se nota que no paramos estos días. No hay más que ver lo mucho que está llegando. Y, entre ello, también lo interesante. Pero no os preocupéis, que no me voy a eternizar. Vamos ya a decir aquello de…

¡Que entre la pila!

Tiempo extraño de Joe Hill, ed. Nocturna

Cuatro novelas cortas de Joe Hill reunidas en este volumen para que todos los lectores de terror podamos disfrutarlas. No creo que haga falta añadir mucho más, la verdad, pero digamos que las historias son suficientemente distintas -un objeto maldito, una imposibilidad de la naturaleza, un extraño ataque, un suceso que se va enmarañando- como para que sea lo que sea que te guste del género -o, mejor, si te gusta el género- pueda haber algo que te llame la atención. Comprar.

La octava vida de Nino Hatatischwili, ed. Alfaguara

Lo que en tiempos se llamaba por extensión y calidad un Novelón regresa aquí con una saga familiar que va desde la Georgia de inicios del S XX a la Alemania de la actualidad con viajes y paradas por toda Europa. Entre medias todas las peripecias que el Siglo XX deparaban a los Europeos, sobre todo a los menos occidentales. La de esta inesperada autora georgiana es una obra en la que te puedes instalar a vivir. Comprar.

Las sangres de Audree Wilhelmy, ed. Hoja de Lata

La historia de Barbazul desde el punto de vista inicial de ellas, entendido como un juego sexual de cierta violencia animal, con un final mucho más extremo de lo que probablemente esperaran pese a que parecen ser conscientes todos de las reputaciones de los otros. Siete mujeres y un seductor que no duda en usar el peligro como reclamo. Hasta lograr la sublimación de lo más desagradable. Comprar.

El origen de los otros de Toni Morrison, ed. Lumen

Recibir las novedades de la famosa Premio Nobel estadouniense siempre es buena noticia, más aún cuando se trata de un libro de ensayo en el que la raza tiene un puesto central pero también se habla de la literatura y la política, se recuerden anécdotas propias y ajenas y se discuta sobre la construcción de algo que no es lo que debería ser pero sí lo que tenemos. Comprar.

Una bruja de August Strindberg, ed. Hermida

Influido por sus propias circunstancias y decidido a hacer de un juicio a una teórica bruja toda una pieza sobre la ambigüedad y la situación de las mujeres, entre las posibilidades reales de su protagonista y los anhelos que parecen cerrados a ella por la propia sociedad, al final es esta última la que parece más juzgada que la propia protagonista. Ofreciendo, en resumen, una brillante novela corta sobre la ambivalencia. Empezando por la del autor. Comprar.

Los crímenes de Mitford de Jessica Fellowes, ed. Roca

Agradable mistery al clásico estilo británico que aprovecha los recursos de una época y, sobre todo, el fondo de una familia tan fascinante como la de las Mitford. Al final logra acercarlas aún en su juventud a aquellos que no las conozcan y, a la vez, ofrecer una de esas experiencias tan inglesas como un sandwich de pepino para acompañar el té. Comprar.

Caballos lentos de Mick Herron, ed. Salamandra

Agradable y ligera, una historia de perdedores o, mejor dicho, de un pequeño grupo de profesionales desastrosos que resultan dedicarse a la inteligencia, por contradictorio que suene. A partir de ahí una trama sencilla pero bien llevada. Comprar.

El ala izquierda de Mircea Cărtărescu, ed. Impedimenta

Resulta difícil decidir si estamos ante el nuevo Murakami, pero lo cierto es que no dejamos de ver las obras de Cărtărescu y escuchar sus elogios, así que no es de extrañar que se hayan animado ahora a publicar el inicio de su monumental trilogía central una vez es ya el suyo un nombre conocido por los lectores. Comprar.

El sol verde de Kent Anderson, ed. Alianza

Siempre resulta curioso comprobar cuando se decide empezar a publicar una saga en España por un volumen más o menos avanzado, como pasa en esta ocasión con la tercera entrega de las historias de Hanson. Bien es cierto que la primera se publicó en los ochenta y la segunda en los noventa, pero no deja de ser curioso. Y no es que no sea interesante, ni mucho menos. Se trata de una obra de policíaco al estilo americano, dura y algo áspera, más centrada en las luchas, problemas, flaquezas y prejuicios que en un misterio intelectual, porque la historia de este veterano de Vietnam convertido ahora en policía trata precisamente de eso. Y como tal hay que tomarla. Comprar.

Todo cuanto amé de Siri Hustvedt, ed. Seix Barral

Hay recuperaciones que siempre alegran, como la de esta, una de las mayores obras de Siri Hustvedt. Cierto es que no ha habido precisamente una carestía del título, pero es de esperar que ahora que uno de los grandes grupos ha decidido promocionarla pueda llegar a más gente que quizá no la haya visto en estos tres lustros en su pequeña editorial anterior. Comprar.

Taiko, la vida de Toyotomi Hideyoshi de Walter Dening, ed. Satori

Toyotomi Hideyoshi es una de las grandes figuras históricas de Japón y, sin embargo, no es tan conocido en Occidente como debería. Para remediarlo llega esta novela histórica que muestra la complicada ascensión gracias al trabajo y la brillantez militar de quien estaba llamado a convertirse en una de las piezas principales para la modernización -o, al menos, para lograr cierto tipo de modernización- del país. Comprar.

Palermo es mi ciudad de Simonetta Agnello Hornby, ed. Gatopardo

Un nuevo capítulo de las memorias de Agnello Horby, esta vez con su estancia en Palermo a finales de los cincuenta, en la que aprovecha no solo para contarnos cómo era su vida sino, sobre todo, cómo se encontraba entonces aquella ciudad de manera evocadora y muy centrada en la especial relación casi simbiótica que adoptaría con la ciudad. Comprar.

Conversaciones con Nicanor Parra de Leónidas Morales, ed. Tajamar

Llega con retraso a España este libro chileno… pero llega, que es lo importante. Porque unas conversaciones con Nicanor Parra siempre son una buena manera de recuperar la voz de un maestro y disfrutar de su humor e inteligencia. Así que ha valido la pena la espera. Comprar.

No leer de Alejandro Zambra, ed. Anagrama

Zambra deja aquí sus reflexiones sobre la lectura y sus alrededores. Apuntes, bosquejos y algún ensayo corto que aparecen reunidos para que juntos puedan ofrecer una imagen mayor o, por lo menos, algún tipo de reunión más o menos temática. Comprar.

Fuera de la ley vol. 3 de VV.AA., ed. La Felguera

¡Llegamos con este tercer volumen a la mitad del Siglo XX en España! Con una nueva colección de malhechores de todo tipo que reúne lo más pinturero de las páginas de sucesos de postguerra. Comprar.

Al Capone de Deirdre Bair, ed. Anagrama

Una mirada interesante, como siempre en estas situaciones, a la persona más allá del personaje. Todos tenemos una idea de su situación icónica pero aquí se intenta convertir en una muestra humana con la que poder empatizar más allá de su multitud de sangrientos crímenes y su nocivo efecto en la sociedad de la época. Porque, al fin y al cabo, siempre hay una otro punto de vista. Comprar.

Milenio de Tom Holland, ed. Ático de los Libros

Otro de esos agradables librotes de Tom Holland hablando en esta ocasión del milenarismo. pero el primero, el del año mil. Y del ascenso del cristianismo y la sucesiva movilización expansionista de la Europa Occidental que pasaría a cambiar la situación mundial. Porque nunca se lee lo suficiente sobre el surgimiento de la Europa moderna y sus religiones. Comprar.

– Harry Potter: un viaje por la historia de la magia de la British Library con supervisión de J.K. Rowling, ed. Salamandra

Llega por fin a España uno de esos nuevos libros de Harry Potter que se anunciaron a bombo y platillo hace un año y pico, el catálogo de la Exposición de la British Library que incluía una completa historia de la magia dentro de su universo, revisado y asesorado por al propia J.K. Rowling. Y, por tanto, otra pieza de la construcción de ese universo. Oficialmente. Comprar.

Ilumianatomía de Davies Kate y Carnovsky, ed. SM

Dentro de los ilustrados que van llegando una de esa especiales novedades es la dedicada al cuerpo humano con diversas ilustraciones en distintos colores que permiten ir viendo unas imágenes u otras según el filtro que usemos usando unos afortunados gadgets para permitir contemplar las diferentes funciones de una sola vez. Comprar.

Nacimientos bestiales de Aina Bestard, ed. Zahorí Books

Otro precioso libro ilustrado, este más especial aún gracias al uso de papel vegetal para contar de manera secuencial los nacimientos y manera de reproducirse de distintos animales permitiendo entender las diferencias entre ellos pero también las múltiples posibilidades que ofrece la naturaleza. Uno de esos regalos perfectos para pequeños tanto como para espectadores de documentales. Comprar.

Los hermanos Willoughby de Lois Lowry, ed. Anaya

En la literatura infantil hay hueco para todo, incluso para una parodia de las historias de huérfanos en peligro llegada directamente para que los niños puedan entender las vueltas que las crueles situaciones por las que pasan todos esos desdichados jovencitos cuando son elevadas al absurdo. Comprar.

Leah a destiempo de Becky Albertalli, ed. Puck

La historia de uno de los personajes secundarios de Love, Simon. O, mejor dicho, una nueva historia de un personaje ya conocido por sus lectores pero que permite un punto de vista distinto y una manera diferente de conocer a nuevos personajes y reencontrarse con otros, todo ello desde la perspectiva principal de alguien tan poco convencional como Leah y su batería. Comprar.

Amigas en pijama de Jacqueline Wilson, ed. B de Blok

El desembarco en España de una de las obras principales de una vieja conocida del público español, la autora de infantil/juvenil Jacqueline Wilson, con una obra sobre amistad, sus problemas y también sus buenos momentos. Comprar.

Los cinco feos de Julia Donaldson, ed. Bruño

Lo bueno de una autora tan conocida como Donaldson es que se puede permitir historias como esta sobre un grupo de animales, pero no de los amados por los niños sino los que tienen mala fama por, sobre todo, su aspecto exterior. Y, a partir de ello, ofrecer otra de sus originales cuentos que dan la vuelta a nuestras expectativas. Pero, sobre todo, a las de los pequeños. Comprar.

– ¿Dónde está Matilda? de Eva Muszynski, ed. Lóguez

Un libro de bonitas ilustraciones y mucho humor sobre un amigo desaparecido que va construyéndose hacia la esperada carcajada final. Comprar.

No abuses (de este libro) de Nati Chuleta, ed. Plan B

Otra esperada llegada, un par de años tarde, con la narración de un caso de abuso contado para que se sepa lo que es pero también para ayudar a los que lo han sufrido o a los que quieran prevenirlos. Una obra, por tanto, que puede verse como necesaria, como útil o como ambas. Incluso como poseedora de valor por sí misma. Comprar.

La sociedad de los dragones de té de Katie O’Neill, ed. Brúfalo Ediciones/ La Cúpula

Uno de los cómics más encantadores de los últimos tiempos llega por fin, editada por dos editoriales, y dispuesta a conquistar corazones tanto como a ofrecer un estilo diferente e igualmente interesante de realizar cómics. Pero, sobre todo, para picar a la gente a que lea cómic y descubra que sus posibilidades son múltiples. Comprar.

¡Y hasta aquí! Como veis ha habido variedad, y también cosas interesantes. Se nota que vamos teniendo novedades. Igual que la semana próxima llegarán los Locos, ricos y asiáticos de Kevin Kwan, novedades de Poppy Z. Brite, Algernon Blackwood, Tom McCarthy, la recuperación del mystery de A.A. Milne, la correspondencia entre los Zweig, lo último de The Expanse y algún cómic como el de La carga mental de Emma Clit, todo eso y alguna cosa más como novedades sobre Rubem Fonseca. Pero, como siempre, eso llegará. De momento centrémonos en lo bueno que ya tenemos para leer. Ya habrá tiempo de ponerse con el resto la próxima semana, mientras tanto, y como siempre… ¡Nos leemos!


Hay que reconocerle a los británicos la capacidad de convertir lo que podría ser un docudrama en un drama, lo demuestran especialmente en obras como esta Black Earth Rising (UK) que ha empezado a emitir la BBC Two y que sirve para mostrar los intríngulis de los juicios internacionales por crímenes de guerra. Lo que permitirá, además, hacer más temporadas si esta funciona. Y no tendría pro qué no hacerlo, es cierto que el centrarlo en África es irse un poco a lo más cómodo para un punto de vista angloeuropeo, pero al menos lo hace mostrando desde el principio las cartas. Veremos cómo evoluciona pero, cuanto menos, Hugo Blick parece decidido a hacer una serie más sencilla -aunque igual de efectiva- que The Shadow Line o The Honourable Woman. Y eso ya debería de ser una recomendación.

Con A Discovery of Witches (UK) nos encontramos con una producción inglesa que precisamente en eso que implica la recreación, efectos y demás logra ser brillante. La adaptación de los libros sufre de, pro supuesto, los problemas que ya tenían los libros que en buena parte venían de la saturación de mercado del sobrenatural con un algo de romántico y bastante de la sensación formuláica de unir un paso a la adultez y el descubrimiento de un mundo mágico oculto a los mortales. Lo realmente sorprendente es que hayan tardado tanto en hacerlo, pero en fin. Ya está aquí. Y si te gustan este tipo de historias presupongo que también esta te irá bien. Si no… bueno… está bien hecha, claro.

Entiendo que Netflix está haciendo esfuerzos por arreglar ese espanto que tiene por programación animada, y que quizá en alguna otra presentación The Dragon Prince (USA) hubiera podido ser una solución. Pero entre la colección de topicazos desplegada, el empezar con tres minutos y medios de infodump voz en off mediante -en una de las muestras más claras de pereza narrativa que he visto en años-, la animación correcta en un día benévolo, la notable ausencia de personajes femeninos entre tantísimo personaje masculino -sin duda un efecto secundario de las cruentar luchas- y, en fin, la sensación de que esto podría haber sido realizado por un programa de creación aleatoria de entornos y tramas… pues más les vale que sigan buscando algo que les funcione. Porque aunque sea posible colarle la cosa esta que querría ser Avatar o algo similar, pero no sabe ni por dónde empezar a intentarlo a unos niveles que sólo se me ocurre compararlo con la películas de Dragones & Mazmorras excepto porque incluso esta tenía aciertos de cuando en cuando… al final acaba siendo más parecido al guión de  Avatar, la película. En el sentido de que no parece que haya nadie especialmente interesado en él pero no queda más remedio que exista para lograr hacer pasta. E incluso en eso sospecho que se van a quedar con las ganas. Aunque, quien sabe, quizá haya superfanes de este tipo de historias trilladas, masticadas e incluso algo irritantes en su torpeza ombliguista. Quiero decir, tiene que haber gente para todo. ¿No?

Lo bueno de encontrarse con una serie tan encantada de haber conocido como The First (USA) es que sabes que en realidad tú das igual, ellos han tendio suficiente haciendo esto y estando seguros de que son la caña. Qué más dará lo que opinen los espectadores. La idea de que es un producto de prestigio dentro del campo de la ciencia ficción -pero que no lo parezca- te lo dejan tan claro desde el principio que no sé ni para qué malgastar el tiempo con esto. Tienen mucho más claro ese objetivo que cómo conseguirlo y, claro, con una situación así más vale que decidas rápido si vas a aceptar su palabra. Porque si no te espera un tedio más que notable mientras te cuentan una batallita que posiblemente hubiera estado bien… contada por cualquier otra persona de cualquier otra manera.

Es curioso esto de Forever (USA). Nos cuenta una vez más la historia de un matrimonio instalado en la rutina, el intento -sobre todo por parte de ella- de darle un meneo al asunto. La crisis que eso provoca. Y lo hace usando a dos grandes cómicos que limitan su tendencia a la sobreactuación a tope. El resultado es, finalmente, un análisis sobre el matrimonio, la rutina y la vida ordenada y, en segundo, una serie agradable. No muy inspirada ni, desde luego, original. Así que lo que intentan por un lado parece ser una defensa de lo otro. No es una mala serie, ni mucho menos.

*suspiro* God Friended Me (USA)… Creo que le he dado menos vueltas a algunos vegetales grisáceos en el plato. Es decir, sabes que no huele bien, que no sabe bien, pero que tienes que probarlo para poder quejarte con propiedad. Pues bien, con esto casi desearía haberlo dejado para desayunar, merendar, cenar de nuevo… Es todo lo que uno puede temerse de lai dea Un tipo que quiere hacer un podcast ateo recibe una invitación de facebook de Dios que le dice a quién tiene que ayudar. Lo peor de media docena de ideas distintas que ya se han hecho con mucho mejor tino antes. Y, lo peor, es que no tiene pinta ni de que vayan a poder construir algo interesante a partir de aquí en varios episodios.

Es difícil no reducir el comentario sonre Last Hope (O) (JP) a Po’fueno, po’fale’, po’m’alegro. Probablemente porque parece hecha rellenando un listado de tópicos del manga. En cinco minutos en el futuro estamos postapocalípticos y aunque tenemos la forma de hacer roboces gigantes también hay cosas que atacan a la humanidad probablemente por culpa de esta misma, por suerte el grupo de élite que se encarga de los roboces está decidido a protegerla aún a riesgo de sus propias vidas, y eso que son personajes muy distintos y con muchos problemas personales. Tan formuláica que en ocasiones parece su propia parodia -en serio, ¿qué le pasa a los pechos de los personajes femeninos?- supongo que no soy quién para juzgar esta serie porque, bueno, está muy lejos de tocar ninguno de los temas que a mí me interesan. Así que me limitaré a decir que no soy su público, pero que sospecho que tienes que estar muy metida en este tipo de esquemas repetitivos para serlo.

Muchas son las cosas que no entiendo. Sobre todo en lo que a la programación de Netflix se refiere. En concreto esta vez no entiendo Norm Macdonald Has A Show (USA), y no lo entiendo porque los últimos años se le ha dado distintas posibilidades de programa a Macdonald y no ha funcionando nunca, ninguna. Cierto es que en los noventa tuvo un buen momento, pero aquello creo que está bastante claro que pasó y que para cuando logra acertar es más por la persistencia que por la realidad. Pese a todo le han dado un programa. Y resulta que en él parece tener más libertad que en los anteriores… lo que significa que tiene aún menos idea de qué hacer o con qué finalidad hacerlo. No es que sea un mal programa, es que logra que lo tedioso de la divagación continua demuestre por qué es muy gracioso no sirve de gran cosa si no hay músculo para la improvisación detrás.

Debido a lo que solo puedo entender como una completa decisión de que todo el canal sería cerrado tras la venta a Disney y, por lo tanto, no merecería la pena esforzarse lo más mínimo en una programación mínimamente interesante, en FOX han decidido emitir Rel (USA). Que es algo así como al idea de sitcom que alguien tuvo en los ’90 con ideas de los ’70. Pero en viejo. Entiendo que si el cómico central te hace mucha mucha mucha mucha mucha gracia lo mismo puedes sufrir el piloto entero sin poner los ojos en blanco y clamar al cielo. En cualquier otro caso, no recomiendo a nadie que se acerque. Ni zapeando.

Por suerte también hay series como Strangers (UK), que sin duda confía en exceso en el carisma de John Simm y que ofrece una historia menos original de lo que podría ser deseable, pero que logra hacerlo efectivo precisamente con el manejo de esa estructura familiar y gracias en gran parte a su actor principal. Algo que en una semana como esta puedo aseguraros que se agradece. Sobre todo porque por lo menos así hay un motivo para estar interesado por cómo proseguirá la intriga de la serie. Algo es algo.

Dentro de las mil novedades habituales de Netflix llega otro de esos momentos de Parece que esto funciona fuera, fichémoslo a ver si con nosotros también funciona. En forma de Super Monsters Party (USA) Y… bueno… si te va los genéricos y no tienes demasiados problemas en soportar productos en la media supongo que puedes verlo. o algo.

Creo que lo único que puedo decir de You (USA) es que tratar de buscarle una parte buena a su estreno es toda una aventura. No es en absoluto inspirado y desde casi el principio se nos está telegrafiando lo que va a pasar. Se insiste en unos códigos de películas de ese mismo canal y, desde luego, se recalca con subrayador fosforito el problema del personaje principal… así que no hay nada mínimamente sorprendente y sí una cierta idea de que estamos viendo la adaptación de un libro que podría haber sido provocado por los telefilmes de este mismo canal dando lugar a un ciclo sin fin de autoalimentación. Así que si hay que buscar algo bueno sería… hummm… ¿que habla de una masculinidad tóxica? ¿Que demuestra un romanticismo falso que se nos vende desde los medios? Ni idea. Me cuesta, la verdad, decir algo bueno de este genérico.


¡Libros que Llegan! Ehrenreich, “La Madona de los coches cama”, Semiónov y más

Aquí estamos de nuevo. Tras el breve parón vacacional han regresado las novedades a nuestras estanterías y con ellas regresa, por supuesto, esta selección. Más aún metidos como estamos en estos primeros días del follón popularmente -bueno, o por la prensa- conocido como ‘rentrée‘ que sirve para que desde finalísimos de agosto hasta que decidan que lo que toca son las Navidades, estemos liados con novedades. Es una lástima que Halloween aún no sea una fecha librescamente relevante, qué le vamos a hacer. Pero como seguro que os apetece saber qué libros, al margen de los de Coelho, han sido publicados me dejo de cháchara y digo ya aquello de…

¡Que entre la pila!

La Madona de los coches cama de Maurice Dekobra, ed. Impedimenta

Pensaba yo que Dekobra estaba, el pobre, más que olvidaba. Lo pensaba al principio de este año cuando lo puse en la famosa o infame lista de recomendaciones negrocriminales y cuando, meses después, me encontré con que recuperaban precisamente esta, su más conocida novela, una obra de espías casi antes de que se pudiera hablar de un género propiamente dicho, con todo el humor y los comentarios pero también con una mirada a aquella Europa. En resumen, que me alegro de tener otro de esos clásicos palmarios que tantos años llevaban sin verse por aquí. Comprar.

Causas naturales de Barbara Ehrenreich, ed. Turner

Si el Sonríe o muere de Barbara Ehrenreich sigue siendo un recomendabilísimo libro sobre los problemas del pensamiento positivo en esta ocasión le toca examinar la cultura de la salud, esa necesidad de estar lo más sano posible que, en ocasiones, puede llevar a conductas poco sanas o a empeorar el punto de partida. porque lo importante debería ser vivir mejor no más. Y de todo esto, y mucho más, es de lo que habla en este nuevo libro. Tan interesante como el anterior. Comprar.

Diamantes para la dictadura del proletariado de Yulián Semiónov, ed. Hoja de Lata

La recuperación de Semiónov, ese autor de thrillers que llegaban del lado soviético, sigue lenta pero segura. Esta vez yéndose la editorial directamente al inicio de las aventuras de su personaje más célebre. Comprar.

Operación Masacre de Rodolfo Walsh, ed. Libros del Asteroide

Casi una década después de su última edición en España volvemos a contar con uno de los títulos principales de Walsh, entre el reportaje y la narración de crímenes reales que, esta vez, eran crímenes de estado ejecutados con toda la discreción que pudieron conseguir. A partir de ahí lo que se consideraría una de las obras fundamentales de la crónica periodistíca y, por supuesto, una creación monumental sobre las cloacas del poder y su utilización. Comprar.

El rey recibe de Eduardo Mendoza, ed. Seix Barral

Eduardo Mendoza lo vuelve a intentar, esta vez con un protagonista dispuesto a seguir los momentos fundamentales de la historia moderna a partir de 1968. Con más humor que en Mauricio y, esperemos, con mejor suerte. Comprar.

La Retornada de Donatella di Pietrantonio, ed. Duomo

Seguimos con las apuestas de las editoriales porque aquí tenemos la de Duomo, la historia de una muchacha que descubre que su familia real no es la que ella creía que era y del cataclismo posterior que ello le resulta. Comprar.

Una educación de Tara Westover, ed. Lumen

Otra apuesta que establece a una joven en una ruptura directa con su mundo infantil. En este caso por contraste entre su educación en una familia fundamentalista mormona -yo qué sé, cosas que pasan-, con su ansia por saber. Una búsqueda de llenar esa curiosidad mediante la educación que la separa de todo lo que fueron esas raíces. Comprar.

El hombre de la dinamita de Henning Mankell, ed. Tusquets

Como siempre queda alguna cosa que publicar aquí tenemos la primera novela que escribió Mankell. Sobre la lucha obrera, el trabajo, la muerte y todas esas cosas serias que aparecieron antes de la idea de escribir novela negra. Comprar.

La capital de Robert Menasse, ed. Seix Barral

El autor austriaco cambia de editorial desde su tradicional Alianza para proponer este vistazo a los pasillos del poder europeo, a menudo poco conocidos o entendidos, pero buscando el equivalente a otras grandes obras de política ficción que se han conocido sobre todo por las adaptaciones televisivas. Comprar.

El embrujo del tigre de Sy Montgomery, ed. Errata Naturae

Es curioso que en un par de meses vayamos a tener obras de Sy Montgomery a nuestra disposición, pero como aún queda para la del pulpo podemos ir centrándonos en esta obra , mitad naturalismo, mitad libro de viajes, sobre el tigre y sus circunstancias en Bengala. Porque no sólo se trata del tigre, también de todo de aquello que tiene, socioculturalmente, a su alrededor. Comprar.

Algunos libros de E.M. Forster, ed. Alpha Decay

Entre 1929 y 1960 E.M. Forster realizaría una serie de charlas para la BCC, sobre todo en una sección llamada Some books, pero también en otras secciones y temas. El resultado de aquello sería un volumen de unas 70 charlas de las que aquí nos llega una selección de entre las mismas. y eso es lo que tenemos aquí, una oportunidad de acercarnos a las opiniones y reflexiones del autor británico. Comprar.

La Mujer Escarlata y La Bestia de Leah Hirsig, ed. La Felguera

Lo sucedido dentro del templo -llamémoslo así- que Aleister Crowley montó en Thelema contado esta vez desde dentro, con los diarios que llevara su compañera -y más cosas- Leah Hirsig, La Mujer Escarlata. A partir de ellos conocemos el funcionamiento, las luchas internas y también las esperanzas de la gente que allí se reunió decidida a realizar la contracultura. Comprar.

De aquí a la eternidad de Caitlin Doughty, ed. Capitán Swing

Una historia de las costumbres funerarias alrededor del mundo, desde las tradiciones asiáticas a sudamericanas pasando por las europeas, todas las culturas y pueblos tienen sus propias maneras de lidiar con la muerte y rendir homenaje a los fallecidos, y es de una visión global de la que espera encontrar puntos comunes su autora. Comprar.

El mar sin fin de Roger Crowley, ed. Ático de los Libros

En el siglo XV los portugueses se echaron a los mares, fundamentalmente por motivos comerciales pero también por el descubrimiento y la aventura. A partir de ahí estuvo la creación de un gran imperio marítimo y múltiples historias de lucha, conquista y dominación. Comprar.

Las rosas del sur de Julio Llamazares, ed. Alfaguara

Segunda parte del repaso de Llamazares a las catedrales, esta vez dentro de lo que podríamos considerar ‘sector sur’ de las mismas. Comprar.

21 lecciones para el Siglo XXI de Yuval Noah Harari, ed. Debate

El éxito de Sapiens facilita que sigan saliendo libros de Harari, y que sean la Apuesta de la editorial, esta vez con sus opiniones sobre el siglo XXI. Comprar.

Mañanas negras como el carbón de Brett Anderson, ed. Contra

Biografía (Auto, se supone) del cantante de Suede explicando su vida desde su etapa infantil a todo aquello que acabaría llevando al éxito noventero. Comprar.

El hombre de blanco de Johnny Cash, ed. Reservoir Books

Novela histórica, si podemos considerarla como tal, en la que Cash explica la conversión de San Pablo al catolicismo. Un tema que quizá pueda parecer extraño o, quizá, cercano a lo que el propio autor viviría, pero que es, desde luego, un libro suyo. Comprar.

Historia de la ciencia ficción de James Cameron, ed. Minotauro

Aunque el título pueda parecer otra cosa lo cierto es que es, sobre todo, un libro de entrevistas. Sí, también se sigue el contenido de la serie documental del mismo nombre, pero son las entrevistas con Guillermo del Toro, George Lucas, Christopher Nolan, Arnold Schwarzenegger, Ridley Scott y Steven Spielberg las que parecen lo más interesante, no tanto por aquello que le da título como para entender la opinión de cada uno de ellos -todo ellos- hacia el género. Comprar.

Súplica a la mar de Khaled Hosseini con ilustraciones de Dan Williams, ed. Salamandra

Llevábamos ya unos años sin saber nada nuevo de Hosseini, y resulta que lo primero que ha llegado en este lustro largo ha ido a ser un breve relato ilustrado. Los tiempos. Comprar.

Ninja Attack! de Hiroko Yoda y Matt Alt con ilustraciones de Yutaka Kondo, ed. Quaterni

Seguimos con la colección Attack!, esta vez en lugar de monstruos con los ninjas y sus alrededores (forajidos, asesinos e incluso samurais) de la historia de Japón en otro pequeño tomo que intenta divulgar a la vez que ofrece un libro que se pueda picotear. Comprar.

La casa del reloj en la pared de John Bellairs, ed. Alfaguara

Autor del gótico juvenil, por extraño que resulte decir esto, además de algunas obras también más centradas en adultos, quizá sea esta obra que ahora nos atañe la más importante que realizó -si acaso, junto con The Face in the Frost– además del punto de partida de una serie de novelas protagonizadas por Lewis Barnavelt (como también tendría la serie de Johnny Dixon) con sus historias de facciones buenas y malas y de hechos más allá de lo creíble. Comprar.

El poder del unicornio (Leñadoras) de Mariko Tamaki y Brooke Allen, ed. Roca

Ya hemos llegado a ese punto en el que de Leñadoras se publican también las novelas juveniles que han salido a partir del cómic. ¿Qué se puede decir ante esto? Más allá, claro, que bienvenidas sean. Y que habrá que ver si realmente expanden el universo de los cómics. Comprar.

Cinco chicos y eso de Edith Nesbit, ed. El Paseo

Una de las clásicas historias juveniles de Nesbit, que se convertiría en todo un éxito y punto de partida para toda una serie de obras compartiendo protagonistas, vuelve a estar disponible entre nosotros. Comprar.

Esta es Anita de Julie Morstad y Sara O’Leary, ed. Blackie Books

Una niña con mucha imaginación, siempre dispuesta a convertirse en otra persona y vivir todo tipo de aventuras, ayudada, además, por unas magníficas ilustraciones de acompañamiento. Esto es lo que ahora se ofrece aquí, si queremos seguir a Anita. Comprar.

Belzebubs de JP Ahonen, ed. Dibbuks

Una suerte de actualización de la Familia Addams en su versión metalera/siniestra llega hasta nosotros tras el -casi inevitable- éxito como tiras en tuiter. Esperemos que con el cambio de formato sin que ello signifique un éxito menor. Comprar.

Como veis no ha estado mal. Nada mal. Y esto es solo el aperitivo de lo que nos espera. Así que id preparándoos que ya mismo tenemos aquí lo nuevo de Joe Hill, Toni Morrison, Simoneta Agnello Hornby, Nino Haratichwili, Los crímenes de Mitford, el tercer volumen de Fuera de la ley, Alejandro Zambra, La Sociedad de los Dragones de Té o Amigas en pijama entre otros. Pero todo eso será  la semana que viene. Esta aún podemos disfrutar de todo lo que acaba de llegar, al menos hasta entonces. Mientras tanto, como siempre… ¡Nos leemos!


Me hubiera gustado encontrar algo distinto, original, algo inesperado en Kidding (USA). Pero no. Es la clásica historia de descenso a los infiernos -mentales al menos- y de sordidez en un ambiente que intenta no parecerlo del enésimo señor padre de familia respetado y blablablalba. De hecho, diría que más allá de la rutina no hay nada que destaque para mal, igual que nada lo hace para bien.Un precocinado para el consumo de una audiencia que ha aprendido a esperar estas cosas. Creo que me voy a poner otra vez Death to Smoochy. Total, solo tiene algo más de quince años.

Hablando de negocios como de costumbreMayans MC (USA) logra ofrecer una versión mucho más calmada pero no por ello menos imparable, de las temporadas de la serie madre. Frente a aquella, que durante muchos años pareció necesitar una cierta sensación de urgencia, aquí empezamos con una puesta en situación que incluye, sí, momentos de acción o de violencia, pero no creados para causar esa sensación de necesidad sino, más bien, como parte de una rueda inevitable que va modificando la vida de aquellos a los que parece tocarle casi por azar. La presentación de personajes y actores demuestra las tablas, pero ninguno, ni siquiera el siempre grande Edward James Olmos, parece especialmente interesado en comerse la serie. Igual que no parece que la ‘bilingualidad‘ real vaya a ser un problema para los responsables de la serie, que lo mismo nos presentan a actores que hablan claramente el español como segundo idioma que ponen a otros que parecen estar siguiendo anotaciones de pronunciación sin saber lo que eso significa o dónde hacer las pausas. Y, por supuesto, sin que el resto del reparto responda a ello. En resumen, una serie agradable y bien hecha pero que necesita aún de rodaje y, sobre todo, nervio.

No tengo muy claro que tenían en mente HBO Asia y HULU Japón cuando decidieron dar luz verde a Miss Sherlock (O) (JP). No porque sea mala idea hacer otra adaptación más de Holmes, o porque haya problema alguno en meterlo en Japón o buscarle un giro. Antes al contrario, si algo han demostrado obras como Galileo o Detective Conan es que los japoneses están más que preparados para este tipo de ficción criminal. No. Tampoco el problema está en el cambio de género de Sherlock y Watson. El problema está en que parecen haber aprendido todo del personaje en la versión de Moffat, y deciden cambiarlo desde ella. El problema está en que los casos son bastante peor que rutinarios, cuando no abiertamente aburridos, y poco es lo que Sherlock tiene que hacer -no digamos ya decir- en ellos, por muy inteligente que pueda parecer lo que se nos muestra en ellos. El problema, en resumen, es que han creado una serie extraordinariamente genérica de misterio en la que han intentando meter a martillazos una nueva idea de lo que para ellos es Sherlock. Y, claro, aquello no funciona por ningún lado. Pero, en fin, al menos ya sabemos que HBO y HULU están dispuestos a hacer un Mystery. Ahora a ver si se ponen las pilas.

La BBC y sus cosas. No se me ocurre mejor manera de definir Press (UK), melodrama periodístico con alguna buena idea pero, fundamentalmente, de andar por casa. Con una historia principal entre dos rivales y no muy amigos, la cabecera The Herald y The Post. Que, a primera vista, son No-Me-Llames-The-Guardian y No-Me-Llames-The-Sun. A partir de ahí los conflictos éticos y persecuciones de trama esperables en una serie de estas características, con alguna sorpresa por el camino, por supuesto -la mayor, para quien esto escribe, es que el propietario de The Post diga que ya que tiene el tabloide para perder dinero al menos espera que se haga periodismo de calidad, colocándolo tan lejos de los Murdoch como es posible que un oligarca ficticio pueda estar- y dado que detrás de la serie se encuentra Mike Bartlett calculo que en dos capítulos más estarán en mitad de su caos habitual de mentiras y violencia. Mientras tanto, una serie para los espectadores aficionados al periodístico con actuaciones adecuadas en todos los casos aunque ninguna -ni siquiera la de Ben Chaplin, que es al que le dan más para jugar- especialmente destacable.

Yo entiendo que quieran sacarle todo el dinero posible a una idea, pero lo cierto es que la serie de The Purgue (USA) parece un exploit desganado, más por la rutina de tener la posibilidad del dinero que porque haya algo que piensen que contar, que no puedan contar en películas o quieran abordar de otra manera. No es que yo sea especialmente fan de la idea original, pero esto huele a Kampamento Krusty a kilómetros. Hasta el punto de que visto el piloto y lo que en él se propone se me han ocurrido varias maneras distintas de aprovechar la premisa. Que, obviamente, no están aquí, más preocupada por seguir con la ‘brillante idea’ que por ofrecer cualquier otro tipo de historia interesante. En fin, hacer pasta tiene estas cosas.

Hablando de hacer dinero. Qué curiosa esta miniserie adaptando The Truth About the Harry Quebert Affair (UK). Que curiosa porque con tanto como se podía haber mejorado de la obra original parecen tomar las decisiones de centrarse en un aspecto de la misma y obviar en lo posible lo demás. Las actuaciones son comedidas –Patrick Dempsey está bastante fuera de cualquier aproximación a su personaje que se me ocurra, pero entiendo que la serie buscaba un nombre conocido y que él buscaba trabajo- para el buen nivel medio de los actores, posiblemente el que mejor está sea Wayne Knight que aprovecha a tope un papelito, pero, en general, todo deja con la idea de estar haciendo algo que se pueda emitir una tarde de fin de semana antes que la idea de pulir una novela que fue un superéxito en Europa pero que necesitaba un editor. Y si esto pasa con los primeros capítulos a saber qué nos encontramos en la parte que más necesitada estaba de alguien que la pusiera en orden. En fin.

Siempre es agradable ver que se acuerdan las adaptaciones de Thackeray, y pocas obras parecen más adecuadas para ello que esta Vanity Fair (UK). Sí, además, se permite que la actriz principal transmita tanto disfrute como Olivia Cooke parece estar teniendo, que sólo le falta romper la cuarta pared para confesárnoslo pues ya el resto de cosas, de la tradicional cuidada producción de las cadenas inglesas –ITV en este caso- a la buena selección de actores ingleses, queda en un agradable segundo plano. Incluso cuando haya ocasiones en las que el intentar resumir estilo y trama se haga algo abrupto.

Terminamos la semana con una oportunidad perdida. Otra. Porque Wanderlust (UK) se supone que es una obra sobre sexualidad pero acaba quedando a medio camino ente una de aquellas películas educativas de los setenta que tenían muy claramente una agenda, y entre la necesidad de mostrarse modernos. No como Cucumber/ Banana/ Tofu, por supuesto, sino, digamos, como Somos padres enrollados. Toni Collette y Steven Mackintosh hacen lo que pueden con lo que tienen. Y todos los actores, de Joe Hurst en adelante, están agradables en sus papeles. Pero, sencillamente, no funciona. Ni el interés por los personajes, ni la didáctica que nos venden ni, desde luego, lo que intentan que pase por trama.