¡Pilotos Deathmatch! Chilling Adventures of Sabrina y Legacies

Parece que una semana como esta -tras una semana como la anterior- no tiene muchas novedades… Pero, mira, casi mejor. Pocas novedades pero interesantes. Que es algo que puedo decir con tranquilidad de Chilling Adventures of Sabrina (USA). Una versión -cierto es- algo descafeinada del cómic en el que se basa pero que aún y con eso logra mantener el nervio y los personajes -parte al menos, unos tienen que modificarse porque están en Riverdale, otros por motivos externos, como que aún no hayamos visto en su versión clásica a Madam Satán – para contar una serie de historias adolescentes y terror. No estamos, eso es, ante un nuevo Teen Wolf o Vampire Diaries, hay menos drama adolescente; tampoco es Buffy o Supernatural, porque sí, hay acción y fantástico, pero ese no es su rollo. Digamos que está más cerca de la mezcla de todo ello, y un giro más hacia el terror, que podía ofrecer un American Gothic. Pero con adolescentes, claro. Adolescentes, últimamente parecen estar por todas partes. El resultado, en cualquier caso, es muy conseguido. Es cierto que es más family friendly, pero sigue siendo terror. Y su propia separación de lo más habitual hace que, pese a lo clásico, resulte interesante ver por dónde van tirando. Digamos que están más cerca de un Wan que de un Blum. Por lo demás, los actores están de lo más convincentes -especialmente brillante es la labor de Michelle Gómez como una de las antagonistas principales, brillando en un reparto lleno de buenos actores británicos y estadounidenses- y si bien los inevitables intentos de diversidad salen como de costumbre (esto es: pocos personajes asiáticos por no decir ninguno, un número limitado de afrodescendientes aunque, eso sí, en puestos claves -el primo de Sabrina, una de las mejores amigas, una de los adversarios principales- aunque con el tema de la diversidad sexual algo más -tampoco demasiado, aún no tienen muchos personajes- han hecho. En fin, supongo que hacen lo que pueden. O algo. Quizá el mayor problema para mí sea lo claramente que están hablando de una Iglesia y sus problemas disfrazándola de la otra. Sin notar que la oposición no existente no significa que por contraposición parezcan estar dejándoles mejor. Supongo que son mecanismos para no meterse en muchos líos, PERO. En cualquier caso, y más allá de su notable uso de la música popular más o menos típica para estas cosas, una buena serie. Y muy adecuada para esta época del año, claro.

La que sí que se parece a Teen Wolf y, sobre todo, a Vampire Diaries es Legacies (USA). Se parece mucho porque aunque VD cerrara el año pasado y The Originals lo haya hecho este ya tenemos el estreno de una tercera serie en ese mismo universo. Así que, por lo menos, sabemos qué esperar. Mucho drama adolescentes, muchas criaturas mágicas distintas, muchos giros de guión y, con suerte de cuando en cuanto, destellos de la brillantez o el locurón que tuvieron alguna de las primeras temporadas de la serie madre. No es que realmente espere que ocurra pero tampoco lo descarto. Porque este piloto ha demostrado las ganas de parecerse más a la primera que a la segunda así que… veremos para dónde tira.


Deja un comentario