¡Pilotos Deathmatch! Dogs of Berlin, The Hook Up Plan y Nightflyers

Siguen saliendo novedades internacionales en estos streamings de la actualidad. Comenzando por la alemana Dogs of Berlin (O) (Al), una -a falta de otra cosa- competente historia policíaca a la que han cargado con todo lo que se les ha ocurrido. El asesinato del más importante futbolista alemán -ficticio, claro- ya debería ser tema más que suficiente pero, además, añaden que es de origen turco, líos con los nazis, con los hoolingans del equipo (que, en apariencia, son dos grupos no necesariamente superpuestos), la mafia de turno y, claro, la familia (de origen Turco, no sé yo si lo había mencionado) y frente a todo esto un par de policías, la extraña pareja de turno. En fin, no es Alerta Cobra pero se deja ver.

Mucho más discutible es la propuesta francesa, The Hook Up Plan (O) (Fr). Un grupo de pizpiretas amigas, una que está convencida de ser un desastre romántico, otra que decide que lo más lógico es contratarle un gigoló a sus espaldas. Y ese es, se supone, el punto de partida de las risas. El embrollo, el romance. En fin. Más allá de esta enésima versión de contratan a un trabajador sexual y se enamora del sujeto de sus atenciones está la sensación de haberse armado deprisa y corriendo, más como una serie de sketches que como una serie de… bueno… serie. Supongo que tiene que haber de todo cuando aspiras a crear más contenido del que se pueda procesar pero, en fin. Hay mejores formas de hacer comedias románticas. Estoy convencido.

Hablando de lo cual… SyFy no deja de hablar del dinero que les ha costado Nightflyers (USA), casi tanto como de deslizar el nombre de GRRMartin como creador del libro original (del relato del que salió el libro del que saldría la película de 1987 que… pero esa es otra historia). En ambos casos no sabemos si están intentando atraer a la gente o disculpándose por el producto final. Resulta sorprendente que una serie de YouTube Red como Origin logre una presentación mejor con muchos menos recursos. Pero quizá se debe a que está menos ocupada avanzando por raíles y estirando el chicle de la historia. El mayor error de aquella -los fastidiosos flashbacks– es de lo poco que logran manejar con algo de acierto aquí. Pero ni por esas. La sensación de improvisación envejecida, los cambios que parecen producto de alguna lucha interna -cuando descubres que el showrunner salió por patas meses antes del estreno no te sorprende nada- y, en general, todo lo que ha llevado a que lo que debería haber sido uno de los pilares de la cadena acabara siendo estrenada de tapadillo y liquidada con rapidez en un par de semanas, en un movimiento inexplicable… si no te has visto algún capítulo de la serie, claro. Una vez echas un ojo a dos o tres te explicas casi cualquier cosa. Excepto, claro, ¿cómo han podido estrenarla por estrenarla en lugar de intentar de arreglarla? Pero bueno, para todo está la opción de ver la película de 1987. Así podremos ver los diferentes sabores del fracaso adaptativo.


Deja un comentario