Vaya semana… Veamos… En Alien News Desk (USA) los del SyFy intentan reinventar -o algo- el telediario satírico. No sale bien. Pero tampoco es que parezcan esforzarse mucho, la verdad. Claro que está repleto del gente del SNL y parece que si no son capaces de hacer correctamente el Weekend Update tampoco pueden hacer otra versión. En fin.

Dentro de los desconcertantes estrenos de esta semana tenemos The Enemy Within (USA), un programa que juega todas las cartas clásicas y todas mal. El personaje central de la clásica historia de Malvado que colabora a la fuerza con la policía tiene mil excusas para que se le pongan mil comillas a su condición villanesca y la trama general está tan trillada que podríamos hablar del inicio de una quinta temporada más que de un piloto. No es tanto que haya cosas que no funcionan, dado que la mediocridad rampante no acaba ni de caer en el descuido, como que de puro genérica parece que estemos viendo una serie sobre el actor principal en el que se nos va contando en qué cosas trabajó antes parodiando series reales como The Blacklist. Para ponerse con esta casi mejor mirar a ver si no os queda alguna temporada que ver de Nappeun Nyeoseokdeul.

Resulta que Acorn ha decidido ponerse también a hacer series originales. Yo qué sé. Y ha pensado empezar produciendo una en allí, por si quedaba alguna duda la han llamado London Kills (UK) y aunque pueda parecer una broma no lo es. Quiero decir, no es una parodia del policíaco británico televisivo sino una nueva versión hecha con suficiente madera como para quedar un poco por encima de las producciones típicas pero no tanto como para llamar la atención, algo que se puede ver desde la elección de actores. Buen relleno.

Supongo que si tuviera que hablar de una serie nueva que me hubiera gustado especialmente esta semana tendría que ser de Ms. Fisher Modern Mysteries (AU) pero, francamente, ¿para qué? No sé qué drama entre bambalinas habrá habido para acabar encontrándonos con este salto hasta los años sesenta respecto a la serie original. Por supuesto la forma de trabajar es similar y se aprovecha el encanto que se pudiera sacar de la ambientación, pero me temo que el piloto pasa demasiado tiempo intentando justificarse. Probablemente porque sabe que no existe ningún motivo razonable… más allá, por supuesto, de aprovechar el nombre existente. De nuevo: en fin.

Me temo que hay muy poco bueno que pueda decir de Northern Rescue (CA) porque no es ya que parezca hecha con retazos de otras cosas y que los actores estén con el automático -excepto Baldwin, Baldwin parece que está en rehabilitación- es que además el melodrama hace palidecer a Médico de Familia. Estoy dispuesto a creerme que esto puede acabar convertido en un éxito. Total, para el caso.

Supongo que hacer lo de siempre está bien si hay una cierta consistencia, y en el caso de This Time with Alan Partridge (UK) la BBC puede felicitarse porque no parece que vayan a permitir o permitirse evolución alguna en la creación de Coogan. Para lo bueno y también para lo malo.

Dentro de este movimiento de gente perezosa de la semana que parece basarse en el humor que nos haga su actor principal haciendo más o menos lo mismo llegamos hasta Warren (UK), una serie que lleva al extremo de tener a un personaje quejándose de cosas que él mismo provoca de manera práctiamente deliberada. Que una cosa sería la mala suerte o que los hechos se sucedan, pero aquí hay demasiado que descansa en los hombros del protagonista como para que la empatía que pueda causar nos haga olvidarlo.

Y terminamos con el genérico más genérico de los últimos meses. Este Whiskey Cavalier (USA) es una cosa tan regulera, con un aroma tan viejo, que he tenido que comprobar extensamente en varias ocasiones que no hubiera hablado antes de él. Pongo la serie, un clásico de compañeros a la fuerza que remata exactamente como te puedes imaginar porque ahora mismo las cadenas son incapaces de hacer una serie policíaca sin meter un equipo de cinco personas que se ocupen de distintas cosas, no digamos ya buscar la originalidad de cambiar los sexos de los personajes arquetípicos. Y mientras la serie iba pasando yo iba pensando: Esto lo he visto, esto no es novedad. Ah, pues no he hablado en el blog. Que raro. Lo mismo se me pasó. Pues según esto es de 2019. ¿Quizá filtraron su piloto? No, no aparece filtrado por aquí. ¿Y en los torrents? Quizá se filtró el torrent. Pues tampoco. ¿En streaming? Que raro. Pues esto ya lo he visto yo. ¿Sería un sketch de algún programa? Uf. Vamos, que esto no es una serie, es un Déjà vu. Sólo le falta protagonizarla a Dylan McDermot Mulroney.