¡Pilotos Deathmatch! The Bay, Critters: A New Binge, Pretty Little Liars: The Perfectionists y más…

Supongo que hay un mercado para The Act (USA) dentro de la gente que querría un acercamiento al documental y el True Crime por el lado del, digamos, sensacionalismo recreacionista. Aquello que antes eran telefilmes, estrenos TV y similares, y que ahora parece que ha pasado a ser series de más o menos prestigio -desde luego Patricia Arquette hace todo lo posible por sacarse algún premio- porque los tiempos acompañan. Pues bueno.

Lo bueno de los ingleses es que son de ideas fijas, si normalmente ya hacían series policíacas sin parar con un pueblecito y un crimen y sólo un crimen antes, ahora que tienen cierto éxito internacional no vamos a quedarnos sin nuestra ración de creaciones como The Bay (UK). Que eso, una más. Y casi tiene más interés porque siga haciéndose este tipo de serie. Aunque, claro, ¿realmente había otras posibilidades?

Es difícil saber contra qué quiere competir Netflix con sus espacios de juvenil y, sobre todo, de infantil. Viendo Charlie’s Colorforms City (USA) presupongo que contra esos vídeos baratos pero llamativos que pueblan YouTube. Y si no pueden ser más llamativos al menos intentarán ser más baratos.

Serie brasileña nueva, Coisa Mais Linda (O) (BR), y esa sensación de fondo de que ya sabemos lo que va a pasar en ella. Un grupo de mujeres con una especialmente al frente, montando un negocio diferente en los años ’50 y una historia, quizá no trágica pero desde luego no agradable, detrás. Amistad entre mujeres, amores, un mínimo de suspense… En fin, sospecho que no soy el público al que está dirigido, no hay nada que sea espantoso pero no me podría dar más igual todo. Incluso la música.

Viendo Critters: A New Binge (USA) pensé en todas esas veces que he leído a alguien del equipo decir que su serie es como una película pero más larga. Porque aquí parece que han hecho lo mismo… pero al revés. Han cogido una película, la han dividido en secciones no muy extensas y han decidido que eso era una serie de televisión. El resultado es, en el mejor de los casos, particular. Los cortos como tal no tienen demasiada cohesión si no se consideran parte de un todo. Y el nivel es el general. No siendo especialmente fan de la saga le reconozco un nivel mínimo al que se llega aquí y que depende en mucho de las ganas de aguantar un humor viejo, chocarrero y desfasado -en todas sus variantes- pero lamento que no tengan mucha pinta de haber pensado siquiera como aprovecharlo. Esto ‘es lo que es’ y ya. Y, claro, pa’ esto no sé yo si merecía mucho la pena hacer una… serie.

También toca novedad de La India, Delhi Crime (O) (IN), una investigación sobre una violación múltiple -basado en un caso real, claro- que parece hecha con mejores intenciones que posibilidades. Es difícil saber dónde termina la denuncia y empieza el sensacionalismo, pero quizá sea porque la elección del caso hace más complicado decidir si algo tan interesante como ver el policíaco de otros países -quizá por los tropiezos anteriores con este tipo de series- no acaba teñido de lo que parece ser menos una protesta que una exhibición.

Con todo el respeto hacia Marcia Clark, y entendiendo que esta oportunidad ha surgido precisamente por ser ella quien es, me temo que The Fix (USA) está más cerca de ser una obsesión convertida en televisión que una historia para ver por televisión. Entendemos que le molestó el juicio de O. J. Simpson, pero para que esta versión alternativa nos fuera interesante muchas cosas tendrían que cambiar. Incluso teniendo en cuenta las muchas cosas que ya han cambiado, comenzando por que aquí el Ilustre Inocente sea actor en lugar de deportista, o parezca un inteligente villano maestro en lugar de… O.J. En fin, que es una lástima. Con todas las cosas que seguro que podría contar ella.

Es curioso cómo funcionan estas cosas, incluso dentro de lo que podríamos llamar autoficción, porque Jann (CA) es la historia de una cantante real, con un intento real de volver a ser popular, pero tratado como comedia, mostrando además como parte de la historia hechos reales como la demencia de su madre o su propia bisexualidad. Y todo ello con ese estilo menos estridente, más afectivo, que caracteriza a los canadienses. No es que vaya a ser una serie revolucionaria pero sí una agradable. Aunque está por ver si ayuda a las ventas de las canciones de Jann Arden.

La novedad en Pretty Little Liars: The Perfectionists (USA) es que han procurado meter la menor novedad posible. Lo único que han puesto es más relaciones masculinas con gentes del mismo sexo, y a uno de los chicos siendo protagonistas. Todo lo demás promete ser tan tronado como de costumbre. Que es, supongo, un avance. O, cuanto menos, un seguir igual que estábamos.

Soy tan poco adecuado para hablar de Punk (USA) como para hablar de casi cualquier otra cosa de historia de la música. Veo, claro, la línea que trazan y por dónde lo quieren llevar, pero desconozco lo que se dejan fuera y lo que arriman. Considero, eso sí, que habrá gente a la que le interese saber que esto existe. Aunque sea para despotricar. ¡Servicio público, eso soy yo!

Lo que The Village (USA) es puedo decirlo de dos formas, de una: Un intento nuevo de capitalizar el éxito de This is us con una serie ‘con mucho corazón’ esta vez sobre los residentes de un edificio. O bien: Un pastelón empalagoso y sentimental. Tendrá su público, pero no soy yo.


Deja un comentario