¡Pilotos Deathmatch! Chimerica, Ramy, Rilakkuma and Kaoru y más…

Es curioso cómo logran hacer funcionar las series pequeñas en la BBC. Resulta que Daisy Haggard, una gran secundaria en series como Uncle, ha logrado su propia serie. Así que aquí estamos, en Back to Life (UK), una pequeña obra interesante, sobre una mujer que sale de la cárcel e intenta llevar una vida normal cuyo éxito sospecho que se basa por entero en lo bien que nos caiga Haggard y su extraña manera de actuar.

La palabra Chimerica (UK) fue una creación pensada en hablar sobre todo de la relación de China con América -bueno, con USA, pero nos entendemos- pero que aquí fue usada por la autora para montar esta historia que, sí, es un thriller sobre las relaciones oriente-occidente con un par de momentos clave delante pero, además y sobre todo, da vueltas al concepto de lo que es realidad -no solo en esas noticias falsas-, lo que está escenificado y lo que eso significa ante una fotografía. Al menos en una que se supone es fotoperiodismo. Un gran estreno.

En Clink (UK) tenemos una nueva aproximación de Channel 5 a la ficción tras su éxito el año pasado con Blood, entiendo que con este drama carcelario querían recuperar la tradición de Bad Girls. O, por lo menos, a una de sus protagonistas, Alicya Eyo. El resultado es un poco lo esperable en estos casos, pese a comenzar con una mujer embarazada siendo trasladada a la prisión. Pero bueno, aquí estamos, con las discusiones, el cómo se llegó, la representación y la hermandad. Todas esas cosas.

No he sido capaz de encontrar el trailer, pero acepto enlaces. 
Uno escucha que la BBC va a sacar una serie llamada Ghosts (UK) y lo cierto es que no es lo que esperaba. Porque, resumiendo mucho, estamos ante una versión -espiritual, homenaje, lo que queráis llamar- de… O no, os cuento de qué va y vosotros decidís: Una pareja hereda de manera absolutamente fortuita una enorme casona sin saber que está llena de fantasmas de distintas épocas que murieron allí, ni que su plan de convertirlo en un hotel va a ser del desagrado de estos peculiares personajes que empezarán a intentar fastidiarles. Aunque, como es una comedia, será con buen humor y mucha inutilidad en ambos lados. Una obra agradable, aunque quizá no mucho más. Y ya me diréis si os recuerda a algo.

Estoy tratando de encontrar algo bueno que decir de Lunatics (AU). Pero no. Chris Lilley lleva 15 años haciendo lo mismo, y si fuera el mismo tipo de humor… pero no, es la misma idea. Varios personajes hecho por Lilley, a veces incluso uno sospecha que hay gag reutilizados. Y hay cosas que podrían haber funcionado cuando We Can Be Heroes o Summer Heights High a estas alturas ya parece un cómic de un solo truco. En fin, al menos esta vez no ha hecho blackface.

Pues sí, Moominvalley (UK) significa que han vuelto los Moomins, esta vez en CGI o como se llame ahora la cosa. Y supongo que irá tan bien como van esas cosas, si te gustaban y quieres una versión en 3D aquí tienes la novedad. Que, oye, si sirve para recuperar los cómics clásicos ya será algo.

Bueno, pues My First First Love (O) (SC) es de esas series en las que estoy muy lejos de ser su público. Un grupo de jóvenes amigos y sus encuentros con el primer amor. No hay nada que me parezca malo aquí, y quiero suponer que los aficionados podrán ofrecer una crítica más acertada, pero me temo que fuera de ese estilo de melodrama agradable de los surcoreanos no hay mucho más que yo pueda decir.

¿Cómo es que Netflix estrena una serie en lunes? Supongo que porque a estas alturas las cosas cada vez les dan más igual. En cualquier caso No Good Nick (USA) está en un punto en el que podría haber ido a Nick o a Disney pero que ha acabado aquí probablemente porque existe una posibilidad de ir más allá por un territorio oscuro… al que no se atreve a entrar. Sospecho que en Nick hubieran ido por allí y en Disney por el lado contrario. Pero, en fin, al final es otra de esas creaciones ni-chicha-ni-limoná que tanto tienen en Netflix para los jóvenes. Eso sí, seguro que reconocéis muchas caras, o nombres, en el reparto.

Para mi enorme sorpresa la mejor serie de esta semana es RAMY (USA), una ¿comedia? sobre un ¿joven? que ve llegar su edad adulta y los cambios que ellos conllevan. Pero resulta que lo que hace, lo que representa, está organizado con suficiente gusto y de una manera que logra ir más allá de las propuestas unidimensionales -o unitemáticas– que suelen darse en estos casos. Quizá no sea la idea propiamente cómica que podría haberse esperado, pero precisamente este estilo con un humor más soterrado dentro de esa nueva comedia más emocional a la que estamos asistiendo ofrece una nueva e interesante perspectiva.

Terminamos con una producción encantadora, Rilakkuma and Kaoru (O) (JP), una de las mascotas de San-X que se ven aquí adaptados en stop motion con historias que sólo puedo definir mediante sinónimos como precioso, deleitoso, entrañable o, por supuesto, mono. Porque en ocasiones también podemos tener series… cuquis.


Deja un comentario