¡Pilotos Deathmatch! Fosse Verdon, Special, The Victim y más…

En Sky han decidido que su sección infantil/ juvenil necesitaba una serie sobre una escuela de artes audiovisuales que, bueno, es una historia de escuela, y está centrada en los alumnos muy especiales de un centro de… en fin, que The Athena (UK) te da el tipo de historias que puedes imaginar que te va a dar -bueno, con menos bailes y canciones, también es cierto eso- así que al menos no te vas a llamar a engaño. Y la parte buena es que son actores británicos, así que en general saben lo que están haciendo.

No entiendo la necesidad de hacer series de zombies aburridísimas, pero aquí tenemos Black Summer (USA) una obra de The Asylum que se suponía estaba relacionada con la también suya Z Nation pero que no lo parece porque todo lo divertida, desvergonzada, interesante y pulp que era la segunda han logrado hacer LA MISMA SERIE DE ZOMBIES DE SIEMPRE esta vez. Así que, bueno, si quieres aburrirte entre muertos vivientes, ¡ya tienes otra opción!

Supongo que había alguien que con Bless This Mess (USA) quería ofrecer… no sé… algo distinto sobre una gente de ciudad que se mudan a la casa de campo que uno de los de la pareja ha heredado. Pero, claro, en una temporada en la que hemos tenido Fresh Eggs habría que ofrecer algo más, en lugar de algo menos. Porque lo cierto es que va por unos raíles tan obvios de La gente de la ciudad, La gente del campo, pero Todos son buenos aunque les cueste entenderse, que parece que hubiéramos regresado a Green Acres de una patada. En fin.

En Amazon han estrenado Bug Diaries (USA) y, bueno, no es que sea mi tipo de serie infantil pero entiendo que están yendo detrás de un perfil clásico para niños. Quizá demasiado clásico en ocasiones, pero visto lo que hay por ahí no me parece que vaya a ser necesariamente una mala serie. Solo… un poco retro.

Por lo visto alguien en la CBS echaba de menos JAG. Eso es lo que he supuesto al ver The Code (USA), sobre los servicios jurídicos detrás de los Marines. Lamentablemente Craig Sweeney no parece tener muy claro lo que están haciendo, quizá porque él no es un Bellisario, así que da la sensación más de estar imitando otras series que de ser una serie propia. Supongo que a sus fanes les gustará, pero a todos los demás lo dudo. Salvo, quizá, si necesitan una serie que tener de fondo para la hora de la siesta. Para eso están los clásicos.

Están los británicos llegando tarde pero seguro a aquello de Los inmigrantes no son tan malos y tienen sus propios problemas. Lamentablemente el centro de las historias siguen siendo los ingleses a los que les cambia la vida, como en Don’t Forget The Driver (UK), que se supone que es una comedia porque ellos dicen que lo es. Supongo que al final se queda en una obra a la medida de su estrella, Toby Jones, que no solo llega a hacer aquello de los dos papeles por un mismo actor, también usa todos los recursos de dar pena que están en la bolsa.

Es curioso esto de Fosse/ Verdon (USA), porque siendo como es una producción para la FX da más la sensación de ser un telefilme para Lifetime. Quizá porque ninguno de los productores parece interesado en darle una personalidad al productor final, que oscila entre las caracterizaciones como método dramático y las que pasan de intentar parecerse al original porque para qué. Así que nos queda la historia de fondo que es un poco la de siempre. Con tanto Fosse que no se acaba de entender el título más que por la historia indicando que sin Gwen Verdon no hubiera llegado a ser lo que fue. Bien es cierto que está todo basado en una biografía de Fosse y que la familia anda entre los productores. Así que quizá menos Lifetime y más Hallmark debería haber dicho. En cuanto a los números musicales… en fin. Ecos de los originales, como era de esperar. Lo cierto es que si esta era la idea de la FX para demostrar que habrá vida cuando Ryan Murphy se vaya a Netflix les ha salido un poco regular. Menos mal que siempre habrá aficionados a los matrimonios complejos.

Entiendo que Huge in France (USA) o HUGE in france está hecho para el mercado francés. Porque la idea de un actor famoso en Francia que llega a USA y allí no es nadie… bueno, supongo que tendrá su gracia si se basa en algo más que en esa idea una y otra vez. Más aún cuando 1) parece algo obvio, 2) que le pasa a todo el mundo de todas las filmografías y 3) por poder podrían haber hecho incluso con ingleses o australianos porque es exactamente lo mismo. Vamos, que si vas a jugarte todo a un único chiste repetido de muchas maneras distintas más vale que en alguna de las ocasiones tuviera gracia.Vamos, que estoy seguro de que hay alguna manera de hacer que esto sea divertido, pero no se me ocurre ahora cómo iba lograrlo precisamente esta iteración.

La serie Lazor Wulf (USA) es [adult swim] haciendo sus cosas de ellos. Su humor de siempre entre lo pueril y lo absurdo y muchos chistes de golpes y explosiones y cosas así. Yo qué sé, probablemente si mi intención no fuera ver todos los pilotos de ficción que se estrenan en el mundo angloparlante no seguiría intentándolo con ellos, porque está bastante claro que no soy su público en absoluto.

Por un lado Mighty Little Bheem (O) (IN) es la clásica serie de CGI 3D hecha con sólo un mínimo de cuidado porque para qué, y para un público muy infantil: Pero supongo que el que sea India esta vez permite que al menos haya un cambio de escenarios, no sé. La verdad es que parece bastante lo mismo con otros trajes.

Y llegamos a la serie destacada de la semana. Special (USA) ofrece una mirada con cierto humor a un joven -bueno, más o menos joven- con parálisis cerebral. No busca el humor en un contraste salvaje y teóricamente provocador como el de Jerk sino en una aproximación más humana, más cercana a un costumbrismo desde un punto de vista atípico que no es que funcione por ello pero sí que le da cierto aire de diferencia a lo que se nos está ofreciendo. Habrá que ver cómo evoluciona, por supuesto, pero desde luego los primeros capítulos permiten recomendarla con afecto.

Terminamos la semana con The Victim (UK), uno de esos dramas de suspense y reflexión, clásico en el estilo de la BBC de lo que algo es clásico, con muchas posibilidades y aristas. La muerte de un menor, la liberación de su asesino años después, la madre estando segura de haber reconocido al asesino de su hijo en su nueva identidad civil, un asalto y toda una serie de maniobras policíacas y judiciales detrás. Muchas posibilidades para decidir y discutir los distintos tonos de gris, desde las culpabilidades a la verdad detrás de cada caso -incluyendo el primero- para acabar tejiendo una de esas telas de araña -basada, como casi siempre, en una historia real- que tan bien se les da a los ingleses.


Deja un comentario