¡Pilotos Deathmatch! Beecham House

Lo mejor que puedo decir de Answer for Heaven (O)(TH) es que es tailandesa. Es decir, al menos no es lo de siempre por procedencia geográfica. Porque para todo lo demás vamos que si lo es. Un ángel llega a la tierra y se inmiscuye en asuntos humanos. Pero todo en plan ya no tanto blanco como bobalicón. Personajes que parecen más apuntes que historias y tramas que harían sonrojarse a sus antecesores, de Tocados por un ángel a Autopista hacia el cielo. Así que… Bueno… Al menos hemos visto algo un poco diferente. Quizá en futuras series…


Resulta bastante curiosa esta Beecham House (UK), no tanto por lo que cuenta que entra en el terreno de lo predecible -señor inglés llega a La India a finales del S XVIII para establecerse por motivos que ya nos irán contando y sí, antes del British Raj, estos británicos y sus cosas- como porque detrás de la serie anda Gurinder Chadha a la que espero recordéis aunque sea por Quiero ser como Beckham y Bride & Prejudice. Es una pena que no haya logrado hacer un poco más interesante la historia, pero está claro que al menos tiene trabajados los dos lados del conflicto, que ya es algo. Toquemos madera por que esto funcione de audiencia y le dejen hacer.

Vaya semana de estrenos internacionales de Netflix, vaya semana, porque la brasileña O Escolhido (O) (BR) es un thriller que intenta contar algo ya contado. Y no me refiero a que sea el remake de la mexicana Niño Santo, que también, sino a que esta historia de tres doctores que van a mitad de ninguna parte por una misteriosa enfermedad, en una población llena de misterios, sobre la que se cierne la misteriosa sombra de un misterioso líder religioso -o algo- que cura a la gente… de manera misteriosa… al final lo que menos ofrece es misterio. Quién iba a decírnoslo, pero aquí estamos.


Por supuesto todo es empeorable, como demuestra esta comedieta francesa, Family Business (O) (FR) que demuestra que en el servicio de streaming no son capaces de pasar una semana sin estrenar algo sobre uno de sus temas favoritos. Hemos tenido la suerte de que esta semana no fueran los institutos, así que tenemos drogas. ¡Una comedia sobre una familia que se pone a aprovechar la legalización del cannabis en Francia! ¿Cómo no va a ser divertido? Pues vedla.


Entiendo que las series de Scooby-Doo encontrándose con gente son todo un género en sí mismo. No significa, por ello, que me vayan a gustar más. Es decir, son superiores a Los trece fantasmas porque en algún lugar tiene que estar el suelo, pero la necesidad de insertar a alguien en su universo a como de lugar, a ser posible con risas enlatadas… en fin. Y quizá por eso tampoco esta vez en Scooby-Doo and Guess Who? (USA), creada para el servicio de streaming de Boomerang, han logrado hacer una serie que vaya más allá de esa mezcla más o menos extraña de famosos, tanto en el lado de las celebridades reales como de los personajes de ficción. Si alguien es capaz de explicarme por qué en 2019 vamos a ver un capítulo de Scooby-Doo encontrándose con Steve Urkel soy todo oídos.

 


Deja un comentario