¡Pilotos Deathmatch! Evil, The Politician y más

Una semana de lo más movida esta, con gran parte de los Estrenos Otoñales de series de este año en las generalistas USAcas. Pero bueno, podría haber sido peor, supongo. Empezamos esta vez por All Rise (USA), la clásica serie de abogados que tratan de ser majos y buenos y blablabla pero que está vez nos habla de abogados Y jueces. Uno esperaría que se debiera a que han visto las series australianas o británicas que tratan de estas cosas. Pero parece que no, que han visto la serie de siempre de abogados y han pensado que añadir a los jueces estaría guay. El resultado es un masdelomismo que no está ni bien ni mal sino todo lo contrario. Forraje televisivo. Pero puntos a CBS por intentar una serie con diversidad de varios niveles como si no mordiera.

Reconozco que cuando me puse Bard of Blood (O) (IN) esperaba otra cosa. De entrada, que fuera realmente de acción, algo más espectacular a la altura de su cine. En lugar de eso me he encontrado con una historietilla de espías contrariados y un uso más bien televisivo -pero claro- de los recursos narrativos. Supongo que para ponértela de fondo una tarde de fin de semana mientras planchas, o algo así, puede tener su gracia. Poco más.

Más abogados con Bluff City Law (USA), que tiene una aproximación más de drama familiar y a Jimmy Smits haciendo otra vez de abogado. Que tío. Esta vez la obra es tirando a blanda, la parte jurídica no podría importarles menos, aquí se viene a los problemas familiares y el drama y todo eso. La pena es que no llega ni a telenovela, se queda bastante antes. En fin, qué le vamos a hacer. No es que sea mala, si buscas una serie blandita blandita para rellenar horas seguro que te vale.

Supongo que hay un universo en el que podría decir algo bueno de Bob ♥ Abishola (USA), lo único que se me ocurre es que han intentado que Chuck Lorre ofrezca algo más de diversidad en sus series. Con el éxito esperable tanto en la CBS como en Lorre. Ni siquiera voy a sugerir que la cosa podría ser peor porque no tengo yo muy claro cómo. Ah, bueno, una cosa que sí puedo decir a su favor es que Lorre ha recuperado a Billy Gardell después de que Melissa McCarthy se aburriera de sostener Mike and Molly. Al menos es una persona capaz de recompensar a sus antiguos colaboradores.

La idea detrás de Cake (USA) es lo más interesante del programa. Una mezcla de ¿sketches? ¿segmentos? a saber… animados con alguna hecha con actores y, en fin, más un batiburrillo de ideas a ver si sale algo potable que poder explotar luego por otro lado que un auténtico programa. O, si lo preferimos, un programa de cortos más o menos experimentales para darle la oportunidad a creadores varios de hacer algo que salga un rato en televisión (en la FXX) así que la idea no es mala. el resultado… La idea no es mala.

Llenar de buenos actores una comedieta parece una de las tendencias de este año, que busca ver si así mejora la serie. En Carol’s Second Act (USA) no lo hace, pero sí que logra que sea al menos visible más allá del aspecto barato y las risas enlatadas. Es una lástima, porque con guiones mejor engarzados, o más trabajados, o menos complacientes, o yo qué sé… con otro tipo de guiones esto podría haber funcionado mucho mejor. El material humano lo tiene, desde luego. Pero, en fin, al menos se notan las tablas.

Otra lástima de propuesta que merecía mejores resultados: Creepshow (USA) usa relatos de autores conocidos, buenos actores de género y gente competente en todos los niveles. Pero el resultado no pasa de esa competencia. Quizá porque la duración por episodio es tirando a corta (ya, yo tampoco puedo creerme haber escrito esto, debería ser algo que sumara, pero aquí estamos, con una sensación de ‘deprisa, deprisa, que se nos acaba el tiempo’ que poco bien le hace a la historia) quizá porque los medios de Shudder son bastante limitados -el animatrónico de la secuencia de apertura es… en fin- la pena es que se nota que hay interés, trabajo y cariño ahí metido, pero el resultado… no acompaña. Quizá si les damos unos cuantos capítulos… yo qué sé…

Que Allison Tolman es una gran actriz no creo que vayamos a tener que discutirlo, que no hay forma de que encuentre Su Serie, tampoco. Y no será por no haberlo intentando. Pero nada. Esta vez toca Emergence (USA), una serie de (discutible) misterio y (aparentes) conspiraciones, con una niña salida de a saber dónde, posibles poderes y todas esas cosas. Más Lost que las series que quieren ser la nueva Lost. Pero volvemos a lo de siempre, por muy bien que esté (que está) el reparto es difícil tirar para delante con la sombra de una premisa. Y aquí se está esperando que ganen los actores lo que el guión no da. Va a ser difícil que lo logren, pero quizá alguien en algún lugar la convierta en una favorita personal. No lo veo probable, pero tampoco imposible. En fin, a ver si en la siguiente tiene más suerte Tolman.

El plato fuerte de esta semana ha sido, para mí, Evil (USA) una serie sobre investigación de lo paranormal centrado en la parte de ángeles y demonios que, sin embargo, no es lo que uno esperaría a partir de la descripción. Porque se nota MUCHO que detrás está el matrimonio King. Más contenidos que en Braindead -aunque estoy esperando los minutos musicales desde ya- pero con la misma querencia por giros locos, momentos judiciales y, en resumen, lo inesperado convertido en una pieza de lo esperable. Además, claro de un estupendo reparto en el que dejan a Michael Emerson desatarse. No sé si serán capaces de mantener en movimiento el juguete, o de lograr que esa ambigüedad esté en el aire. Pero, mientras tanto, es un motivo de disfrute más que logrado.

Poco puedo decir de la australiana Frayed (AU), no por no haberla visto sino, precisamente, por haberlo hecho. Y es que la idea de Pez fuera del agua junto con Regreso al hogar acaba causando una acumulación de personajes desagradables, de situaciones chuscas y, en general, de poco interés por nada que tengan que contarnos. Vamos, yo soy la madre de la protagonista y entre ella y su hermano ya hubiera huido hace años a algún lugar en el que quedar ilocalizable. En fin, supongo que este tipo de humor tendrá sus seguidores. Pero no soy yo.

La precuela de black-ishmixed-ish (USA), llega para, francamente, no sé qué. Supongo que sacar otra serie más o menos cercana y con personajes más o menos conocidos. Lo cierto es que poco aporta a lo ya existente en la serie madre, el único cambio es que es ‘de época’ -je-. Supongo que para fans de la primera servirá. Supongo.

Mejor de lo que a priori podría parecer, Perfect Harmony (USA) es otra serie beneficiada por un buen reparto de actores que en pocos casos son muy conocidos pero que sí demuestran buen hacer, o lo han demostrado antes. Por supuesto es Bradley Whitford el que se lleva toda la gloria, que para eso está en el centro. y también por supuesto estamos en una de esas series de Buen Corazón y de Los Rednecks Son Majos y todo eso. Hay muy poca complicación aquí y no todos los guiones funcionan, las canciones son… bueno, son. Pero, pese a todo, no es una mala serie. Aunque tiene que crecer y definirse un poco o puede acabar más que cancelada. Quizá haya suerte.

No esperaba yo que me gustara The Politician (USA) pero aquí estamos. Ryan Murphy ryanmurphea, pero esta vez lo hace desde el reflejo de Popular. Evita los momentos más obvios a favor de giros más o menos ácidos y reparte para todas partes. El capítulo cinco, por ejemplo, logra ser bochornoso a la vez que malévolo. Las referencias culturales están atopísimo, como siempre, y también cargadas de mala leche. Así que al final tenemos una obra que no creo que vaya a funcionar muy bien, la verdad, pero que a los espectadores habituales del autor nos parecerá bien. Alguna vez tenía que ser yo el público potencial.

Esta cosa de los investigadores especiales y blablabla llega a un nuevo nivel con Prodigal Son (USA), no porque sea realmente diferente sino porque apila tantas cosas juntas que es difícil creer que las hayan podido juntar. tenemos al investigador especial que es lo más sobreactuado que he visto desde el advenimiento de Mr. Roboto, tenemos a Michael Sheen haciendo de asesino en serie que quiera ayudar -o no, a saber- a su hijo. Como idea es bastante loca, más por lo que el chicle pueda estirarse que por otro motivo. Al menos es lo suficientemente loca como para darle una oportunidad. Y, quién sabe, quizá estemos ante la próxima prótesis en ganar un ÓscarTM.

Cómo será Skylines (O) (AL) que al ir a escribir estas líneas he tenido que ponérmela otra vez porque pensaba que no la había visto. Pero sí, lo que pasa es que de puro olvidable toda esta historia sobre uno de los temas favoritos del servicio de streaming, el crimen organizado. Esta vez no hay drogas pero sí un sello discográfico. Lo que no deja de resultar irónico. En fin, lo único peor que algo olvidable es algo aburrido así que supongo que podría haber sido peor.

Ojalá Stumptown (USA) me hubiera gustado más. No me malinterpretéis, me ha parecido bien, pero se nota que podría estar mejor. Necesita más ritmo, quizá cuando estén los personajes presentados dé menos la sensación de que es un capítulo doble inicial aunque tenga la duración de uno normal. Quién sabe. En cualquier caso, es un piloto claro y sólido, con mucho espacio para mejorar. Así que crucemos los dedos. O algo. Quizá si apareciera David Tennat como villano…

*suspiro* Supongo que hay algo bueno que podría decir sobre Sunnyside (USA)… … … … … … ahm… el reparto es muy variado. Y no son malos actores. Tampoco es que sean especialmente sólidos, especialmente con la cantidad de grandes repartos desperdiciados que hemos tenido esta semana. Digamos que es un reparto aceptable desperdiciado. No es lo más bonito que se puede decir pero… bueno… al menos es una comedia positiva… o algo.

Walton Goggins es uno de los mejores actores estadounidenses, un tesoro nacional de allá y un terrible desperdicio en The Unicorn (USA), algo que podríamos extender a otros miembros del reparto como Michaela Watkins. Tengo, además, pocas esperanzas en que mejore esta simplística historia de un viudo con hijas que trata de rehacer su vida. En fin, quizá el año que viene…

aaa


Deja un comentario