¡Pilotos Deathmatch!

Ya está estrenada Harley Quinn (USA), y no entiendo si querían hacer una versión de los Venture Bros pero en plan bestia por qué no han ido directamente a sus creadores. Si total. Pero bueno, aquí estamos.

Mientras tanto, en los años ’90, Netflix ha estrenado Levius (O) (JP) que supongo que gustará a un grupo -en el que no estoy- fanes de las historias de peleas, el steampunk cutre, el dramón y la animación de a saber cuándo. En fin.

No es que este The Mallorca Files (UK) sea gran cosa, no es Como el perro y el gato, pero al menos el nivel de condescendencia e imperialismo tampoco llega al de Crimen en el paraíso. Así que podemos decir que es rancho, aceptablemente hecho y con algo de hueco para crecer. Pero bueno, ya veremos.

Ah, sí, Netflix también ha estrenado otra serie que parece que tiene veint… treint… otra serie.  Merry Happy Whatever (USA) es la clásica historia de familia con padre fuerte a la que llega el novio de la hija que es adulto pero que… Bueh. ¿Qué os voy a contar que no sepáis?

Al final dentro de lo desastroso de la semana hemos tenido este Servant(USA), una serie producida por Shyamalan a la que no veo demasiado recorrido (parece una película a la que han troceado)  y que tiene más encanto que sentido, sobre todo por sus personajes protagonistas, pero bueno, lo mismo les va bien. Creo que en estos momentos en los servicios de streaming cotizan muy alto los moñecos.


Deja un comentario