¡Pilotos Deathmatch! Cold Call y más…

Por ridículo que suene, que es bastante, resulta que Channel 5 nos ha traído la mejor serie de la semana. Cold Call (UK), una serie sobre una mujer –Sally Lindsay, que está magnífica aquí- víctima de un timo telefónico y lo que ocurre a continuación cuando decide buscar a la persona responsable. Giros, sordidez, grupos de apoyo y gente con dinero. Un poco todo lo que se podría esperar en estas cosas.Pero, en serio, dadle una oportunidad a estos cuatro capítulos. No porque, una vez más, lo más cercano a empatizar sea la demostración de que lo más sencillo de vulnerar es a los humanos, sino porque demuestra el buen hacer inglés para organizar un british noir a partir de casi cualquier cosa.

Supongo que la idea de este Dino Girl Gauko (O) (JP) es aprovechar parte de las ideas populares, de Shin-ChanAggretsuko e incluir giros nuevos. El resultado es un tanto irregular pero supongo que si aceptas el tipo de humor en realidad no te importa tanto.como disfrutar del absurdo que traían aprendido de casa y que acaba siendo su mejor baza.

Estando todo a lo favor de reivindicar a Dolly Parton como cualquier persona razonable podría estar, me parece que este Dolly Parton’s Heartstrings (USA) usa demasiado el nombre y poco el corazón de la legendaria artista. Eso de ‘una canción, un relato’ acaba siendo un punto de partida un tanto… bamboleante. No llega a los niveles de desastre de Modern Love, por supuesto, pero, desde luego, daba para tanto más…

El la versión inglesa de un original para el Prime llega este The Feed (UK) que es… bueno… un poco lo de siempre. Blablabla tecnología, malos, buenos, oh, mira que FX. En fin, supongo que a estas alturas no debería de quejarme porque al menos es una propuesta fantástica mínimamente trabajada. Pero, claro, el problema está en que lo que más pesa de esa frase es «mínimamente».

Tengo que decir, a favor de Ninguém Tá Olhando (O) (BR), que al menos esto no es una serie sobre imperio criminal/drogas o sobre adolescentes. Por contra… eso es todo lo bueno que puedo decir sobre esta especie de comedia teológica, o algo.

Hablando de series con poco bueno que decir, aquí está Mortel (O) (FR). Una historia de Netflix con Adolescentes (sí, ya) en la que intentan darle un giro fantástico con algo así como vudú. Lamentablemente lo plomizo de la historia tanto como los actores hacen que sea difícil incluso aguantar el primer capítulo entero. Pero, bueno, supongo que si siguen sacando series alguna acabará funcionando.

Es una lástima lo cerca que está Vienna Blood (UK) de estar bien. Cierto es que la idea de Rudo Policía e Investigador Piscológico en los albores de la Psicología y con Freud por allá en medio no es exactamente tan novedoso como podría parecernos. Pero, sobre todo… no funciona. El guión es flojo, desgranando cliché tras cliché de una manera que Year of the Rabbit satirizaba este mismo año, muchos meses antes de que esta otra serie se estrenara. En fin, una semana de oportunidades perdidas.

Y llegamos a la oportunidad más perdida de todos: The War of the Worlds (UK). La idea de mezclar cosas del autor con la obra es hasta cierto punto razonable. La de darle más importancia es… bueno… una decisión. Pero la idea de hacerlo de manera que parezca la parodia de lo que SyFy UK emitiría en una comedia de bajo presupuesto… eso me temo que solo es culpa del lamentable estado actual de la BBC que decidió que todo esto era buena idea.


Deja un comentario