No sé por qué esperaba yo que Luna nera (O) (IT) fuera una cosas con brujas y tal, un poco más tirando a fantástico que a Puenteviejo, pero está claro que el presupuesto estaba para lo -poco- que estaba y no era en guiones precisamente en lo que se lo querían gastar. Así que podéis olvidaros de unas Embrujadas -o unas Brujas de West End, incluso- porque estamos más cerca del misterio de Calenda con un poquillo de presupuesto para vestirse de época. De alguna época.

Que Netflix ha decidido tirar de SciFi brasileña es un hecho, que Onisciente (O) (BR) esté muy lejos de funcionar -por el desastre de planteamiento y porque ya estamos otra vez con lo mismo que parece mentira- me temo que está cerca de ser otro. Sobre todo porque a poco que uno piense en esta historia en la que la privacidad ha desaparecido y los drones están por todas partes nada tiene demasiado sentido. Pero sospecho que tampoco era la idea. En fin.


Viendo It’s Pony (UK) me quedo pensando en que el guión es aceptable sin más, pero que el estilo de dibujo me parece estupendo. Una de las cosas buenas de la animación es que tiene mucha variedad (sobre todo si lo comparamos con las de Para Adultos) así que, a falta de otra cosa de destacar, tengamos esto.


Reconozco que de Ragnarök (O) (DI) sí que esperaba algo. Alguna cercanía a Almighty Johnsons o algún tipo de fantástico pseudoheróico como tantos que hemos visto estos años, bien de los americanos o, incluso, de los españoles. lamentablemente tenía razón por los motivos incorrectos. Porque tiene lo peor de cada uno de ellos, y un poco más que nos lleva más hacia series canadienses -pongamos Bitten– que hacia un aspecto original. Así que, al final, lo que tenemos es una ensaladilla genérica de cosas conocidas a la que le han puesto un arenque encima para disimular.


Terminamos la semana Netflix con The Stranger (UK), adaptación de la novela de Harlan Coben que en España se llamó No hables con extraños. Y bueno… pues vale… pues eso… el tipo de cosa que se emite en un fin de semana por la tarde para rellenar hueco y al que puedes prestar algo de atención entre cabezadas porque, total, la trama se puede seguir y si no pues ya será otra cosa.