¡Pilotos Deathmatch! «Everything’s Gonna Be Okay», «Kipo and the Age of Wonderbeasts» y más

Una serie en tiempos de guerra que se reclama inspirada por M*A*S*H no es mala cosa, lamentablemente esta 68 Whiskey (USA) está mucho más cerca de Trampa 22. Que al menos lo intentan, pero bueno, participar también es importante.

Yo sé que el buen resultado de las series fantásticas hace que en Netflix lo estén intentando, pero lo de conseguirlo ya va regular. Lo bueno es que a fuerza de hacer de todo algo acabará gustando. Lo malo es que esfuerzos como este Ares (O) (HO) parecen más dedicados a tirar del aspecto y la paciencia del espectador, lo que algunos creadores piensan que es ‘construir atmósfera’. En fin, ya llegará alguna cosa mejor, espero.

Mejores actores que guiones en este Cobra (UK), que parece dedicado a abrir una línea de drama político. Aquí con la gestión de un problema inesperado con los elementos electrónicos. No es que el tema sea el más interesante pero dado que son las maniobras políticas las que importan y que nos presentan un gobierno conservador pero comprensivo y compasivo, está claro que no es ni de lejos lo más increíble. En fin, sus cosas.

Pues en Disney + siguen con sus cosas flojas pero encantadoras, en este Diary of a Future President (USA) con blablabla de familia latina, esforzarse mucho, fuerza de espíritu, hacer deporte. Yo qué sé, es EXACTAMENTE lo que puedes imaginar ya desde el título. Más les vale ir poniéndose las pilas porque entre tanto pasteleo no hay mucho memorable que recomendar entre los originales.

Que enorme alegría es que haya una nueva serie de Josh Thomas, esta es Everything’s Gonna Be Okay (USA) y tiene a su favor ser tan encantadora, inclusiva y con mucho humor incluso sin que eso signifique dejar de tocar temas duros. Por contra, pierde muchas de las aristas y bordes de su anterior serie, los personajes se dulcifican, los problemas financieros casi desaparecen, la parte de trabajadores malpagados, los problemas asociados con tantos momentos y decisiones… es un lavado de cara que solemos llamar Americanización -diría que quizá Disney también tiene algo que ver, que para eso están detrás- pero bueno, vaya lo uno por lo otro. Porque merece la pena. Sobre todo en estos momentos.

Los de Netflix siguen intentándolo y traen The Healing Powers of Dude (USA), que en su parte buena es una comedia amable sobre chavales con problemas de adaptación a la escuela que se juntan. Tampoco es más, pero que no sea menos o que no de vergüenza ya es bastante.

Por suerte para todos la llegada de Kipo and the Age of Wonderbeasts (USA) ofrece una mezcla de estilos y temas que parece querer acercar al S XXI algunos de los temas de los años ’90. Está hecho con muchos buenos sentimientos, que siempre es algo positivo aunque no lo parezca. Me temo que a mí me pilla un poco mayor tanto entusiasmo, pero quiero creer que este es el tipo de series que se irán presentando a pocos.

Debe de ser cosa de la semana encantadora o algo así, porque Little America (USA) es una serie antológica sobre distintas historias de inmigrantes llegando -e integrándose- en Estados Unidos. Y… bueno… pues eso. Para lo bueno y para lo malo. A veces uno podría creer que es un publirreportaje, y estamos lejos de una de Ken Burns. Pero bueno, al menos es encantador.

Como estamos en racha con King nos toca seguir recibiendo novedades, esta vez le ha tocado The Outsider (USA), una de las novelas más recientes. El problema -supongo que es problema- está en que es un inicio más enigmático que trepidante, de manera que propone un buen inicio que solo tiene dos caminos, que se convierta en una intriga basada en los personajes y sus movimientos -algo a lo que le puede la selección de actores-, o bien… darle vueltas y vueltas hasta que te de igual un poco todo. Espero y confío que sea lo primero. Pero fiarme, me fío lo justo.


Deja un comentario