Sark de Oro 2019: Repaso al año o Morales y Asquerosos.

Bueno, pues no sé si acabaréis de descubrir estas cosas o si seréis de los que lleváis años leyendo esto. Lo importante es que estáis aquí, que yo también lo estoy y que ahora toca toda esa pila de texto sobre la cosa de los libros de este año.

Pero vamos con el texto de siempre:

Un año más (¡20 años ya, qué barbaridad, cómo pasa el tiempo! y parecía que fue ayer cuando empezamos con la tontería) aprovecho el comienzo de año para entregar el “Sark de Oro” al libro que más me ha gustado del año recién concluido

Comienzo con la clásica advertencia así que quien quiera pasar al resumen del año que se salte este párrafo. Las listas de “Lo mejor de…” acaban siendo los resultados de la intersección de los gustos personales con los libros leídos a lo largo del año. La posibilidad de que haya aparecido un libro revelador y no salga en esta lista puede deberse más a no haberlo leído que a criterios de selección. Recapitulando en estos años y para que quede constancia, los anteriores Sark de Oro recayeron en “El Hada Carabina” de Daniel Pennac“Huérfanos de Brooklyn” de Jonathan Lethem“Cíclopes” de David Sedaris,“La Disco Rusa” de Wladimir Kaminer“La Mosca” de Slawomir Mrozek“El Martillo Cósmico” de Robert Antón Wilson “Pégate un tiro para sobrevivir” de Chuck Klosterman, “Las Ovejas de Glenkill” de Leonie Swann, los“Cuentos Completos” de Connie Willis“Al pie de la escalera” de Lorrie Moore, “Mi Tío Napoleón” de Iraj Pezeshkzad, “Los amigos de Eddie Coyle” de George V. Higgins, “Hermana mía, mi amor” de Joyce Carol Oates, “Boston. Sonata para violín sin cuerdas” de Todd McEwen, “Americanah” de Chimamanda Ngozi Adichie, “La hoguera pública” de Robert Coover, “Descolonizar la mente” de Ngũgĩ wa Thiong’o, “Las Mitford” de Charlotte Mosley, «Experimental film» de Gemma Files y «Bienvenidos a Dietland» de Sarai Walker.

Al final tendré que crear una wiki o un algo para que entren todos. Sin contar con que debería empezar a pensar en poner también los Sark de Plata y las otras dos categorías inventadas, el premio a No-Ficción Sark de No-Oro y el premio a libro en lengua inglesa Golden Sark. Porque esto cada vez queda más largo.

Aviso, también como casi todos los años, de que mis lecturas suelen determinarse por autores y escuderías, es más sencillo que lea algo de las editoriales pequeñas y medianas a que lo haga con lo que sacan PlanetaAlfaguara Anagrama. Vamos, que no pretendo engañar a nadie: No me he leído todo lo publicado ni de lejos. Dicho lo cuál y antes de entrar en los ganadores de este año vamos a repasar lo que han hecho los editores.

En cuanto a los libros…

Lo cierto es que no ha sido mal año, ha habido un poco para todos, que es lo más importante siempre. Cierto es que se ha notado sobre todo el éxito de algunas novedades de finales de año como esa Lectura Fácil de Clara Morales o ese Los Asquerosos que ya el año pasado empezaban a montar ruido. Y no es que hayan faltado novedades este, ni mucho menos, pero sí que a veces resulta que lo que más suena lleva ya un poco más de tiempo. Del mismo modo yo estoy muy contento de que varios títulos que han sido Golden Sark hayan sido traducidos en español. Lo que siempre facilita mi tarea de recomendador. Mi hermana, asesina en serie ha aparecido en Alpha Decay; Territorio Lovecraft en Destino y Tigerman en Armaenia. Una de esas editoriales que han tenido un gran año incluyendo la publicación del Paciente X de David Peace.

Ciertamente varias son las editoriales que han tenido un gran año. En Impedimenta o Siruela hemos tenido grandes novedades y algunas sorpresas, los primeros se han traído de vuelta a Maryse Condé, los segundo lograban por fin continuar con la publicación de las historias de Leo Caldas de Domingo Villar, y en ninguno de los dos casos se han quedado solo en eso. Algo especialmente notable en Siruela que no solo ha mantenido su gran nivel en Novela Negra tanto en la colección actual para la que ha traído, por ejemplo, a Pierre Magnan o la clásica en la que hemos podido leer El asesino vive en el 21 entre otros, además supieron sacar fuera de colección todo un clásico francés como El Montacargas. pero es que, además, también fuera de esas colecciones concluyeron la saga Cazalet, sacaron lo último de Pat Barker o el ensayo El infinito en un junco de Irene Vallejo. Y esos son solo unos pocos títulos rascando la superficie. Algo parecido ocurre con Gatopardo, que este año ha tenido a Barbara Pym, Los perezosos de Dickens y Collins o la magnífica Fresas Silvestres de Angela Thirkell. Igualq eu AdN ha publicado una loca cantidad de premios: Bookers, Pulitzers, Goncourt… , algunos incluso de 219, así como una buena cantidad de obras sin premio aparente pero no por ello con menor calidad como es el caso de El Invierno del Descontento. En juvenil, una sección que ha tenido de nuevo un crecimiento y variedad magnífica, desde la allegada de nuevas editoriales como Fandom al desembarco de editoriales que no se dedicaban a ello pasando por el enorme triunfo que hemos podido ver en Nocturna o La Galera pero, sobre todo, en Puck. Quizá la editorial que más libros magníficos para esa franja de edad nos ha traído entre Poet X, la Guía del Caballero para el Vicio y la Virtud o lo nuevo de Angie Thomas y, por supuesto, la publicación continua de Schwab que aunque haya sido aprovechada por Minotauro (Que este año se ha centrado más en reeditar)  está claro que hay que atribuirle gran parte del éxito a ellos. Todo eso y los éxitos españoles, que demuestran que hay mucho y muy interesante moviéndose. Sea en editoriales como la antes mencionada Nocturna, sea en Roca Joven o, incluso, en las más pequeñas como Dorna o Cerbero.

También en el fantástico ha habido un gran año, especialmente para el terror que ha visto publicado mucho y variado en todo tipo de editoriales. Incluyendo intentos de recuperación de nombres clásicos y recuperaciones esperadas como la de La maldición de Hill House tras un par de años desaparecida. Pero no solo eso. Circe ha sido un ejemplo más del buen año de AdN, Crononauta ha seguido mostrando un criterio propio interesante, autoras españolas como Enerio Dima continúan poco a poco dándose a conocer, e incluso en la SciFi hemos tenido la suerte de que se reeditaran los Vorkosingan aunque no se mejoraran las ediciones. Pero están, que ya es algo. Parecido a lo que se puede decir del MataBot de Martha Wells. Todo lo que sea publicar a Wells será algo bueno.

No son los únicos pero sí muy notables. Igual que en no ficción -en donde se ha notado el paso de escribir sobre feminismo a hacerlo sobre ecología/ cambio climático- o en infantil hemos tenido también novedades más que gratas. Pero tampoco quiero extenderme en exceso. Ya sabéis dónde podéis disfrutar de una serie de listas más extensas, incluso aunque sea retorciendo conceptos y procurando no sacar muchas de la misma editorial por bueno que haya sido su año.

Así que ya está bien de tanto título y tanta cosa, ¡que tampoco habéis venido para que os aburra durante todo el día! Así que pasemos a lo que os interesa de verdad. ¡Los Sark de Oro! Y los ganadores son…

One comment to this article

Deja un comentario