¡Pilotos Deathmatch! «Baghdad Central», «Interrogation», » Mythic Quest: Raven’s Banquet» y más

No esperaba yo gran cosa de Baghdad Central (UK) -de hecho, temía a los ingleses haciendo sus cosas imperialistas- pero esta obra negra cercana al policíaco (el estilo inglés, claro) que combinan aspectos de lo que podría ser una historia de ocupación e incluso espionaje con otros de noir más clásico e, incluso, de policíaco-televisivo-británico-noventero. Sea como sea, resulta de lo más interesante y deja con ganas de seguir por dónde seguirá la trama. Estoy tan sorprendido como vosotros.


Esperaba que este Briarpatch (USA) fuera… no tengo muy claro el qué… pero me temo que este acercamiento al policíaco clásico que, sin embargo, tiene más de estirado -en el sentido de excesivos tiempos muertos y trama poco elaborada- que de concreto no hace justicia a las posibilidades que podrían haber salido de esta serie concebida para dar cabida a distintas historias en cada temporada.. suponiendo que vayan a hacer más. No sé si Ross Thomas daba para mucho más, pero lo cierto es que para esto podrían haberse replanteado cómo hacerlo.


En el lado bueno los de Netflix siguen intentando cosas quizá un poco menos habituales cuando se trata de la animación, como Cagaster of an Insect Cage (O) (JP) que es… bueno… peculiar.


No se me ocurre mucho, ni muy interesante, que decir sobre Indebted (USA) más allá de gritar muchas veces y preguntarse cómo engañan a los actores. O si, peor aún, han tenido algo que ver. En cualquier caso, esta historia de arruinados tienen que compartir casa creo que la hacen una vez cada tres meses o algo así, así que supongo que es la primera de este año. Espero que tarde más de tres meses en aparecer la próxima. O que tenga guionistas para entonces. Aunque sea solo por el bien de Fran Drescher.

En lo que puede que sea un intento de innovar tenemos un drama policíaco creado a partir de interrogatorios, de ahí que se llame Interrogation (USA), en el que, fuera del primer y el último interrogatorio el resto de ellos se puede ver en cualquier orden. Lo que lo convierte más en una forma de intentar jugar con el relato clásico. Y todo el riesgo debe de ser recompensando… aunque esperemos que si hay una segunda temporada (que lo dudo) afilen un poco más la propuesta.

De entre las cosas que no esperaba de un spin-off de Riverdale estaba que fuera tan aburrido. Y es que Katy Keene (USA) está mucho más cerca de Gossip Girl que de la serie madre (o Pretty Little Liars, ya para el caso) pero sin demasiada fuerza. Hasta el punto de que la trama del compañero de piso drag parece tan forzado como lógico sería en el contexto de Riverdale. No sé qué es lo que esperan sacar de aquí pero o se ponen las pilas o, incluso siendo CW, veo su supervivencia complicada.

Una cosa que puedo conceder a Locke & Key (USA) es que crean una obra completamente nueva a partir de algo que ya existe. Vamos, que al estupendísimo cómic que adapta se parece esto lo que un huevo a una castaña. En un universo en el que no se hubiera leído lo primero parecería solo una historia más, sabiendo de dónde sale, viendo cómo lo han rebajado, cómo lo han hecho más… ¿familiares? ¿toleradas? Tanto da. Quizá en la próxima adaptación.

Solo tengo buenas palabras -bueno, sobre todo tengo, pero lo entendéis- para Mythic Quest: Raven’s Banquet (USA), una sátira desde dentro, ejecutada con tanta inteligencia como sentido de lo que está fallando y lo que habría que intentar arreglar, de manera que están hablando de los videojuegos pero mucho es extrapolable a otros aspectos de los mundillos culturales. Desde los guiones a los actores pasando por el rodaje, tanto da. Lo importante es que se vea que funciona y, ya puestos, que tenga continuidad.

Eddie Falco llega con una nueva serie en Tommy (USA), el clásico policíaco disfrazado de otra cosa. En este caso la historia de la primera jefa de policía -lesbiana, para puntos extra- de Los Ángeles. Algo que le permite tanto tocar temas más melodramáticos y sociales como incluir casos. Un poco de todo que, sin embargo, suena si no a relleno al menos sí a mucho menos punk de lo que podría haber sido. Pero, claro, que la CBS emita esto ya es suficiente. Supongo.


Deja un comentario