Empieza el mes con avalancha de series. Y ya si fueran interesantes no os digo nada. Empezamos con un antiguo agente de la DEA que necesitado de relax decide retirarse a Filipinas, que por lo visto está muy tranquilo aquello sobre todo en el tema de drogas, para llevar la tienda de regalos de un hotel de lujo. Ya, bueno. Y si estáis apostando que los problemas le iban a seguir en este Almost Paradise (USA) ya estáis viendo por donde tira esta serie genérica de pseudopolicías pensada para rellenar una tarde o que un canal pueda emitirlo durante todo un día sin emitir dos en orden.

Lo nuevo de Tim y Eric para [adult swim] es Beef House (USA) y a mí, que su estilo de humor nunca me ha hecho gracia, sigue sin hacerme gracia. Supongo que habrá público para esta mezcla de absurdo que entiendo que quiere satirizar algo, pero yo desde luego no soy. Al menos que sirva esto para que alguno de los que sí puedan pillarlo.

Con más buenas intenciones que resultados llega Broke (USA), que es una de esas series en las que la protagonista principal es lo que menos funciona y que no deja de ser más de lo mismo. Por suerte Natasha Leggero ayuda un poco y, sobre todo, Jaime Camil y Antonio Raul Corbo se convierten en la revelación. Que tampoco es que sea mucha revelación a estas alturas y tras tanto cachondeo, pero que no deja de ser el MVP incluso en algo tan flojo, o quizá precisamente por ello.

El enorme exitazo de Henry Danger para Nick más el inevitable crecimiento de los niños ha hecho que intenten seguir sacándole pasta con un spin-offDanger Force (USA), que trae cuatro nuevos niños y mantiene al superhéroe central y uno de sus ayudantes. El resultado sigue siendo similar a la serie original, pero bueno.

Hacia tiempo que no me lo pasaba tan bien como con Home Before Dark (USA), una de detectives adolescentes (bueno, con nueve años) a mayor gloria del periodismo y con los tejemanejes de un pueblecito que incluyen la lucha contra el corrupto departamento del Sheriff. Investigación de asesinato, mucho humor -alguno muy ácido- y un fondo/trasfondo interesante. La primera temporada me ha encantado y ya estoy esperando que haya más. A mí es que me das estas cosas y ya hozo.

No se me ocurre nada bueno que decir de The Iliza Shlesinger Sketch Show (USA), mira que el año pasado hubo algún estreno que me parecía podía ofrecer una renovación de los programas de skteches, pero esto es volver a los años setenta por lo menos. Urgh.

En la BBC Tres han estrenado In My Skin (UK), creo que el piloto tienen un par de años pero bueno, que ya hay serie y que sigue a una jovencita en su vida de instituto intentando que el secreto de su vida (su madre sufre de desorden bipolar) no salga a la luz, así que ahí tenemos una mezcla de drama y comedia. El resultado es interesante aunque quizá demasiado disperso.

No sé si debería hablar de Maxxx (UK), pero aquí estamos. Ya hubo un piloto hace unos años y según empezaron a emitirla decidieron pararla por aquello del confinamiento y dejar el resto de la temporada para mejor momento. La historia, un antiguo integrante de un grupo que empieza una carrera en solitario, la caga y ahora intenta volver a montar su carrera, está bien actuada aunque resulta un tanto formulaica. Lo bueno es que tenéis tiempo para poneros al día con ella.

Un buen punto de partida para este policíaco de época, Miss Scarlet and the Duke (UK) es un esfuerzo detectivesco que ojalá me hubiera gustado más. Porque la producción está bien pero el ritmo es en excesivo pausado para lo que quiere contar. Esperemos que se trate simplemente de los problemas de presentación de personajes del primer capítulo y que para próximos días se den un poco más de vida.

Con el clásico estilo [adult swim] de contenido para adultos Smilling Friends (USA) es otra de esas series para las que no soy su público. Un punto de partida que parece apuntar hacia un lado más amable y clásico de la animación no-para-adultos subvertido en uno para adultos para, al final, dedicarse a hacer lo mismo de siempre.

Nueva adaptación en la BBC de The Snow Spider (UK), un libro infantil que ya se adaptó a finales de los ochenta y que ahora ve realizada una nueva versión en la que se aprovecha la mitología galesa, una historia de estirpes mágicas, regalos extraños y familiares desaparecidos. Una obra correcta, quizá con un exceso de CGI, pero suficientemente sólida.

Entre los superhéroes y las mágical girlsStarBeam (USA) es un buen intento con una forma de animación que -sospecho- va a ser vista en unas décadas como vemos ahora las animaciones de los ’70 o de los ’90. Pero centrémonos en lo bueno, que es que la idea principal es una forma de ir avanzando con los éxitos principales.

Es una pena que este Tales From the Loop (USA) sea tan rematadamente aburrido, porque el libro en el que se basa es una preciosidad. De verdad. Así que, bueno, no es tanto que sea mala como que sea aburrida -que casi peor, diría yo- pero si puede ayudar a que le echéis un ojo al libro para algo habrá servido.

Por fin un estreno de [adult swim] que no me horroriza, Three Busy Debras (USA) es un ejercicio de absurdo que no va a ninguna parte (bueno… claro) pero al menos no es ofensivo ni insufriblemente estúpido. No es interesante, y sospecho que las tres cómicas centrales podrían hacer cosas mejores que esto. Pero al menos no me dan ganas de retirarle el saludo a la televisión.

Terminamos con una… un… terminamos con Trigonometry (UK), que creo que es un drama pero tampoco me hagáis mucho caso. Va sobre un trío. O sobre una pareja que se abre al trío (sí, dos mujeres, claro que dos mujeres) y viven su vida de esa manera y los problemas y… yo qué sé. Lo cierto es que si pretende estar a favor de la idea no lo demuestra demasiado bien, y si quiere estar en contra no sé ni para qué se molesta. Pero, en fin, supongo que creen que esto es sexy. O algo.