¡Pilotos Deathmatch!

Ha sido una de esas semanas. Así que es normal que empecemos con un documental como Circus of Books (USA), que habla -desde un punto de vista que demasiadas veces parece más un vídeo pensado para poner en las bodas de oro que un intento de analizar algo- de una librería, su importancia para el movimiento LGBTQUIA+ o y -sobre todo- de la distribución (y más) de Porno Gay. El resultado es más interesante por lo que tiene en su centro que por lo que logra contar pero quizá por eso mismo es lo suficientemente interesante.

Empieza otra semana con una nueva serie de Quibi en lo que parece una escalada armamentística para asesinarnos muertos. En fin. Esta vez la agraciada, por decir algo, es Dummy (USA) en la que… Yo os cuento de qué va, es en serio, no me lo estoy inventando, tendréis que creerme. En la que seguimos las aventuras de Cody Heller tras descubrir que su novio posee una muñeca sexual. Lo hace con lo que solo puedo describir como una serie de chistes de dudoso gusto apilados y mucha ¿autocompasión? ¿literalidad? ¿poco intento de disimular? No sé, presupongo que la autora cree que está haciendo autoficción o algo así. No entiendo -una semana más- cómo han liado para esto a Kendrick, puedo aceptar que hayan convencido a Logue porque no tiene ni que actuar, y el resto son cameos. Pero, de verdad, si alguien quería hacer la versión ¿feminista? de Ted podría haber elegido otro tema. Y, a ser posible, no pasar cada dos minutos dejando caer quién es su novio hasta extremos lisarinnescos. Que entiendo que está desnudando sus inseguridades pero que lo mismo esto tendría que verlo su terapeuta -de pareja o de lo que sea- y no unos sufridos espectadores que intentan descubrir cuál es la idea detrás de Quibi.

Les ha quedado encantadora Gangs of London (UK), tan llena de estilo y actores interesantes que casi parece que su trama no es la misma de siempre de Vamos a hacer una de imperio criminal en Londres, valga lo uno por lo otro porque resulta lo suficientemente interesante -aunque podría ser un capítulo más corto, así entre nosotros- aunque no acabe de destacar. Quizá según pasen los capítulos.

En Australia es toda una institución Underbelly y sus múltiples brazos, llega la enésima ramificación:  Informer 3838 (AU) . Como siempre, basado en hechos reales aunque os advierto ya que si la historia original fue lo que sólo puedo definir de manera técnica como Una movida tochísima el pasarlo a serie el desbarajuste es solo moderadamente más comprensible. Pero, de nuevo, la culpa es menos de la serie -muy correcta en todos sus aspectos, como casi siempre con esta… franquicia- que del hecho original. Pero bueno, no hay que olvidar que esto no es tanto información como entretenimiento así que aceptémoslo como un resultado pasable.

Resulta agradable esta Love 101 (O) (TU) aunque no muy original. Pero al menos esta vez esta historia de adolescentes está más cerca de una novela romántica que de la enésima copia del producto adolescente. De hecho, por muchas cosas que nos indiquen que podría ser como Élite, empezando por la edad de los actores, el resultado final es solo lateralmente adolescente y bastante más cerca de una película de sobremesa. Con la semana que hemos tenido tampoco me parece mal.

Entiendo que cuando uno consigue un cierto nombre puede hacer lo que le da la gana. En el caso de Pendleton Ward eso significa que puede lograr que Netflix le anime su podcast fumeta a.k.a. The Midnight Gospel (USA). Esta serie, que es algo así como La herencia Valdemar de la animación adulta usaca, puede que le interesa a alguien si le va el tema fumeta o… no, fundamentalmente a esos. La animación está bien, eso puede ser también para la entrada. Sí…

En una semana con varios estrenos mediocres cuando no malos RuPaul’s Secret Celebrity Drag Race (USA) se lleva la palma. No solo porque los participantes no son ni Secret ni prácticamente Celebrity, es que además logra sacar gran parte de lo peor del programa y, a la vez, no se atreve a acercarse nada parecido a una crítica. No solo eso, además el trato dado al único concursante no heterosexual es paradójico, por un lado porque iba con la idea de reivindicar una buena cantidad de cosas y si se descuidan ni le escuchan, por el otro, porque resulta que ya había hecho Drag antes frente a los otros dos concursantes. Yo entiendo que RuPaul quiera dinero suficiente como para hacerse la reina del fracking world, pero con estos programas desde luego que no va a conseguirlo. Y mira que esta vez parecía sencillo.

Reconozco que esperaba algo más de One Lane Bridge (NZ), y eso que no sabía nada sobre ella cuando me puse a verla. Pero está siempre en el borde de ofrecer una cosa más. Que si policíaco, que si paranormal, se queda a medias en todo. Pero al menos en suficientemente neozelandés.

Es muy poco bueno lo que puedo decir de Penny Dreadful: City of Angels (USA). Visualmente interesante, le dan de comer a Nathan Lane, recuerda que hay más de una tradición cultural americana y… no sé…es tremendamente aburrido, se ve venir a kilómetros de distancia y logra ser incluso menos interesante que American Gods, y mira que parecía poco probable. Tendrá su público, no lo dudo, pero estoy a kilómetros de distancia de contarme ante ellos.

En The Secrets She Keeps (AU) tenemos mejores intenciones que resultados, aunque en comparación al menos no se hace eterna y es comprensible por dónde lo quieren llegar, incluyendo el giro final. Al menos las tramas de personajes están bien llevadas -o lo suficiente- y buscan un realismo mínimamente creíble. Estoy muy lejos de ser el público de esta serie pero creo que es sencillo decir que es lo suficientemente sólida pero no muy destacada.

Todo esto de Spides (USA-AL), que a ratos puede parecer una mezcla entre Atmosfear y película de The Asylum, lo más entretenido que tiene es la historia detrás. Creación de autores alemanes que no encuentran financiación en su país y llegan a un acuerdo con SyFy que les hace rodarla en inglés para, al final, que acabe siendo estrenada primero en Alemania y luego en España y ya veremos si acaso algún día en USA. Cosas que pasan. En fin, al menos resulta curioso de ver, aunque a ratos parece creada teniendo ya en mente a SyFy.


Deja un comentario