Esto en muchas partes se llama solo Bruh, pero creo que es mejor llamarlo Tyler Perry’s Bruh (USA) porque así por lo menos vas advertido desde el principio. El contenido es exactamente el que puedes imaginar, cuatro amigos en diferentes mundos profesionales que tienen sus historias y que blablabla. Lo típico que hemos visto mil veces en señores blancos (se me ocurre una docena solo en TBS) y que aquí es… bueno… igual de mediocre. A ratos parece grabada con las calidades de una producción juvenil de pequeño nivel. Un espanto. Y peor aún, un espanto esperable.

No se puede decir que Netflix no lo siga intentando con los pequeños. De hecho es en la franja de preescolar donde sospecho que estará teniendo más éxito porque también en Chico Bon Bon: Monkey with a Tool Belt (USA) parece que tienen claros los esquemas e ideas que van a utilizar. Quizá no sea muy rompedora, y a ratos parece que han tirado por el camino más fácil de representación y esquemas, pero no creo que se pueda dudar de su efectividad.

Reconozco que lo último que esperaba de The Eddy (USA), algo que había definido como Parece la idea de hacer una serie sobre Jazz para Netflix de los que piensan que La La Land es una película sobre el Jazz y el poder de la música fuera que, efectivamente, Damien Chazelle estuviera detrás de esto. Cero sorpresas, por otra parte. Bueno, miento, me sorprende ver que Jack Thorne aparece acreditado como guionista y creador de esta cosa. Sinceramente, es la obra en la que menos rastro suyo veo de todo lo que ha hecho. Y mira que ha hecho cosas. En fin, qué se le va a hacer. El mundo de la música es así.

No entiendo nada de Robbie (USA). Agradezco que no sea la enésima versión del mismo tipo de comedia de Comedy Central, pero eso no significa que sea mucho mejor. Bueno, espera, SÍ es mejor. Pero sigue sin llegar a ser bueno. Y es una lástima porque cuenta con un reparto -en lo que a los secundarios se refiere- con bastante talento que incluye a Sasheer Zamata o Beau Bridges, pero el resultado queda demasiado a medias de cualquier cosa que pudiera -o quisiera- ser. En fin, quizá la próxima vez.

Hay veces, como la semana pasada, en las que ser lo mejor de la semana es complicado porque hay mucho y algunas propuestas son realmente buenas. Otras, como esta, se trata de ser el mejor de los peores. Algo en lo que Solar Opposites (USA), algo así como el American Dad! de Rick & Morty, puede reclamar su puesto con orgullo. Es decir, parecen chistes desechados por al menos tres series y una de ellas con tantos años a sus espaldas ya como 3rd Rock from the Sun. Pero con eso y todo… En fin. Vaya semana. A ver la próxima.