¡Pilotos Deathmatch!

Es curioso este 50m2 (O) (TU) porque da toda la sensación de que tendría que haber sido una película más que una serie. La idea está ahí, pero parece buscar excusas para estirar la acción más que mostrarnos una historia que no cabe en 90 minutos. Y eso que el punto de partida prometía. Y la idea de mezclar acción con toques de humor, pero sin tener claro qué es lo que quiere o necesita ser. Es una lástima porque en lugar de estar pensando en todas las cosas que podría ser esto (y, de verdad, podría ser muchas, de algo de Bud Spencer a algo de Adam Sandler) deberíamos estar hablando de lo que la hace especial. Que es… iba a decir que nada, pero supongo que ser turca le da puntos. Y se nota que han tenido un un presupuesto cercano a Nopes. Pero bueno, estas cosas pasan, son once contra once, total Netflix tampoco parece saber qué está haciendo, etc…

Seguro que recuerdas a Edward Burns (si eras un adolescente en los noventa o algo así, no sé) así que puedes imaginar que en su serie de televisión Bridge and Tunnel (USA) ha decidido… ahm… hacer una cosa por el estilo. La historia de un grupo de jóvenes persiguiendo sus sueños en los años ’80 con la visión puesta en triunfar en la gran ciudad (algo así) sin olvidar sus orígenes humildes en… Yo qué sé. No soy su público, claramente. Porque no puedo señalar ningún problema con los actores, con la trama o con la forma de contarlo, exceptuando el hecho de que lo he visto hoy como podría ser de hace cinco años y probablemente dentro de otros cinco. ¿Se puede no ser el público de algo que es algo así como Genérico de Serie con Pretensión? Bueno, da igual. Si alguien se lo ve ya me dirá.

Pues así a ojo este Go, Dog, Go! (USA), adaptación de un álbum ilustrado irlandés (algo así) es… bueno… una excusa para una historia con animalitos más o menos monos haciendo cosas más o menos cotidianas. Supongo que podría estar bien, pero esa manera de diseñar a los personajes femeninos la verdad es que no me convence demasiado. Echémosle la culpa al libro original.

Bueno, pues ya hemos llegado a ese momento en el que tenemos una serie como Love (ft. Marriage and Divorce) (O) (KS), que entiendo que es menos Romántica que Amorosa, entre los estrenos de la semana. Un melodrama más o menos clásico fuerte en el lado dramático sobre los demás. Y… bueno… está visto que esta semana no soy público objetivo de nada en absoluto, qué le vamos a hacer.


Es curioso como esta Resident Alien (USA) ofrece en su primer capítulo una visión con una cosa clara: Será mejor en su segunda temporada. Cuando sepa qué quiere hacer y, con suerte, cómo hacerlo. Porque ahora mismo esa es la única cosa segura, junto con el hecho de que Tudyk está intentándolo muy fuerte. Hay rastros de posibilidades -casi diría que rastros de la serie que podría ser- que están bien. No al nivel de People of Earth. Pero podría estar bien. Es una pena que parezca más cercano a un ejercicio de Improv probándose sombreros que a lo que se supone que es una de las grandes apuestas de este principio de año. Pero, claro, el año es 2021.