Las 13 mayores chifladuras del cine de terror de 2020

En esta época de repasos también podemos dejar por un momento de hablar de Lo Mejor o de Lo Peor para echar un vistazo a los Locurones. Películas que deciden ir más allá, para bien o para mal, y que por eso mismo merecen un recuerdo especial, porque romper con lo habitual es en muchas ocasiones la única manera de ofrecer sorpresas.

Quién nos iba a decir que cuando se publicó la cosecha de 2019 iba a ser la última en Canino. Pero bueno, tampoco es que yo pensara que iba a acabar saliendo en lugar de en su tradicional fecha del 1 de enero el día de Reyes. Así que no pienso ni intentar adivinar si el año próximo habrá, si lograré que salga el 1 o qué pasará en medio. En realidad no creo que haya nadie que siga realmente la cosa esta de los locurones pero ya que el trabajo previo está más o menos hecho y que yo me lo paso bien… pues allá vamos.

Por extraño que parezca la cosecha de 2020 está muy cerca de la precedente. No ha sido un año tan loco y gozoso como fue la de 2017 ni tan tirando a la baja como la de 2016 o la de 2018,  ha tenido sus cosas -más de las que yo esperaba, en realidad- y si bien se ha notado una incidencia mínima del Covid en las tramas -es decir, tenemos COVID-25 the Virus Has Mutated y luego ya si eso The Year of Living Locked Up, pero para lo que son y cómo se ruedan estas cosas, poco me parece- y casi se nota más en lo que no ha tenido un estreno propiamente dicho. Que no creo yo que el nuevo Candyman pero Playdurizm o Death Drop Gorgeous  igual que intentan descubrir si películas como La casa lobo (que muy merecidamente podría estar en esta lista, echadle un  ojo) son de ese año o de cuándo. Tanto da. Lo importante es que se han hecho cosas con más o menos resonancia, de The Pale DoorMurder Death KoreatownAbyssal Spider o Bloody Hell. ¡Si hasta hemos tenido slashers sandungueros aunque fallidos como Cupid, ReElected, Teacher Shortage e incluso Lone Wolf, que es un slasher baratísimo localizado en mitad de una convención furry. Y películas muy originales aunque no exactamente ajustadas a lo que buscamos aquí como Spontaneus o, por supuesto, Jiu Jitsu. En general podemos decir que ha sido un año en el que Shudder ha demostrado buena mano -o que iban todos a por ellos y podían elegir- con estrenos como el de varios mentados, otros que mentaremos y, claro, Scare Me.
Todo eso y que aún no me he visto Freaky, claro, que con un poco de suerte dejarán de retrasar su estreno en algún momento.

Y es que no ha sido ni de lejos un mal año aunque me temo que el Locurón como tal no ha abundado en exceso. Y es una pena porque en estas ocasiones es cuando más motivo hay para mostrar aprecio por el Locurón. En cualquier caso, he logrado realizar esa ya tradicional lista de 13 películas y mejor damos paso a ellas en lugar de seguir dándoos la chapa por aquí.

13 – Anything for Jackson

Quizá la que más cerca está de ser una película de terror al uso, o al menos la que logra mantener la cara seria más tiempo. Porque esta idea de secuestrar a una embarazada para meterle el espíritu de su nieto muy obviamente tenía que salir mal. Y, con eso y todo, durante la mayor parte del metraje logran que parezca ‘La única solución lógica‘ porque hacer un Locurón tiene que ir así.

12 – The Devils Heist

Es cierto que lo primero que uno pensaría es que esto va de un atraco a un banco (sale mal) pero eso sería más The Last Heist de Mike Mendez -una película hecha incluso más con las vueltas del pan que esta-  aquí lo que tenemos está más cerca de otro de los título del año, The Pale Door, un poco menos movida que esta como para considerarla 100% Locurón. Y es que a veces el problema no es tanto robar como lo que viene después. Incluido, por supuesto, A QUIÉN Has robado.

11 – The Burning Baby

Todos los años hay una más De Arte y Ensayo y este ha ido a parar a esta… ¿alegoría? Sobre la crianza, los seres sobrenaturales, el sexo y la gente que se disfraza y baila. O algo. Desde luego está claro que lo que intentan es transmitir un mensaje, aunque el Locurón se les cuele por medio.

10 – Ouija Shark

También todos los años tiene que haber una de tiburones, al menos mientras hacer películas de tiburones sea una industria en si misma y compitan por ver quién tiene la idea más loca. La de este año es una mezcla de película de ouija con tiburones fantasma y CGI de aplicación de móvil porque, bueno, porque todos los años tiene que habeer una de estas, claro.

09 – Come to Daddy

Tras un par de años dando tumbos por festivales y cosas así llega una película de Elijah Wood que sigue ese principio rector de su carrera actual: Ser el nuevo Nicolas Cage. Con un compromiso que incluye el Locurón Capilar también, por supuesto. Aquí una trama más o menos clásica que se va de madre pero tampoco demasiado, lo suficiente como para que se pueda rodar con unos pocos actores y alguna oreja más o menos.

08 – Mang Kepweng: Ang lihim ng bandanang itim

No ha sido mal año para las continuaciones tampoco, por un lado tuvimos Mandao Returns y por el otro la nueva de Mang Kepweng que abraza ahora sí el Locurón. A ver, que la anterior, Mang Kepweng Returns, con la que reconocían que estaban recuperando al personaje de las películas ochenteras del legendario Chiquito, tampoco es que fuera precisamente una cosa tranquila. Pero es aquí donde la bandana sanadora es llevada más allá de un fantástico medio hacia terrenos del terror y, sobre todo, del Locurón desatado. Que también tiene que contar algo.

07 – Slaxx

Otro clásico de estas vuestras listas: Objetos poseídos inusitados. Hoy: Unos pantalones vaqueros. Sí. Incluso diría que podríamos llegar a considerarlos unos Mom Jeans. Pero tampoco hace falta hablar tanto porque está claro que alguien le ha visto posibilidades a esto y en como se descuiden lo convierten en una saga. Al fin y al cabo… ¡Estos pantalones están malditos, uuuuuuh!

06 – Hachiôji zonbîzu

Ha sido un año complicado también en los Locurones en Japón con la bronca alrededor de Bye Bye Vamp, una película en la que el mordisco de los vampiros te convertía en gay así que había que luchar por la heterosexualidad. Inexplicablemente no pensaron que pudiera haber nada malo en ello. Por suerte no solo han tenido picadura del vampiro gay en sus Locurones. También esta que une dos elementos tan lógicos como las películas de bailes y los zombies, con Idols de por medio, claro. ¿Que por qué zombies? Pues como en tantos otros locurones: Porque pueden.

05 – Get Duked!

Otra que estuvo dando vueltas hasta que cayó en las garras de Amazon, y es que la anteriormente titulada Boyz in the Wood reúne a un grupo de chavales embarcados en una actividad extraescolar que se cruzan con lo que podríamos llamar Los Aristócratas. Tomado con mucho humor y esa desvergüenza habitual en este tipo de películas cuando vienen de parte de los ingleses, podrían haber ido un poco más allá todavía pero, mira, tampoco nos vamos a quejar que suficiente les ha costado estrenarla.

04 – Subferatu

Entramos ya en los terrenos del darle igual todo a los responsables, aquí con un submarino de vacaciones y una amenaza que sospecho os podéis imaginar. Y si bien está claro que es sobre todo una comedia eso no significa que dejen de llevarlo por los raíles del terror. Bueno, de algún tipo de terror.

03 – Brides of Satan

Cuando el director, guionista, productor y responsable de casting se llama Joe Bizarro puedes imaginar que algo va a suceder. Por ejemplo que hagan un homenaje a los exploits con un grupo de stripers satánicas asaltando a una pareja de aspecto inocente, y supliendo con Locurón todo lo que no se puede poner de dinero. Porque en estas cosas hay que mostrar también compromiso.

02 – Letters to Satan Claus

Cuando crees tener la lista casi cerrada y en SyFy deciden estrenar a un par de semanas de acabar el año una parodia de las películas navideñas, especialmente de las de Hallmark, sabes que hay que cambiarla. Sobre todo si sale como esta, que eleva el camp al 11, el Locurón al 12 y no tiene problemas en tomar decisiones como fichar a une actore no binarie para hacer de un muy peculiar Satán. Y es que al final está claro que no se puede descuidar la ortografía.

01 – Sunfall 

Aunque el mayor locurón del año llega en una película que dice que tenía un presupuesto de 0$. Y es que este acercamiento al horror cósmico se realiza casi por completo mediante colorines en el cielo. Y mucha gente mirando. No dudo que haya una trama en algún lado pero aquí hemos vendido a convertir en terror lo que podría haber sido un salvapantallas del windows. Ni siquiera por motivos de arte y ensayo sino porque su responsable, Brett Taylor, considera que esta es la mejor manera de reflejarlo. ¿Quiénes somos nosotros para intentar disuadir a nadie de que se monte sus locurones?

¡Hasta aquí por este año! Espero para el próximo poder presentar si no más, al menos sí mejores propuestas, poder hablar de un despiporre generalizado y ver si esta tendencia de estrenos en salas sigue. Y, por supuesto, el descargo de responsabilidad habitual. Estas son las mías, supongo que para otros habrá películas que me haya dejado (pongamos The Cursed Lesson, que para algo estuvo cerca de entrar) así que os animo a comprobar que realmente son de 2020 y compartirlas aquí. Y ahora ya, ¡a brindar por un 2021 de Locurón! [Pero dentro de un orden, que vaya racha de años llevamos]


Deja un comentario