¡Pilotos Deathmatch!

Es curioso cómo va esto, te pasas todo Bloodlands (UK) pensando en que alguien quiere hacer un Jed Mercurio y te encuentras con que Mercurio es productor. Así que aunque aparece acreditado Chris Brandon su corta carrera como guionista parece dejar claro que Mercurio ha tenido… si no que ver, al menos sí que opinar. En cualquier caso tenemos a James Nebitt, tan bien como siempre, en una historia localizada en Irlanda del Norte pero que se centra en esas cosas que suenan a ya vistas de un aparente regreso de asesino en serie que está conectado con él porque mató a blablablabla. Así que por un lado el centro es lo de siempre y las formas de organizarlas parecen más imitaciones que originales. Pero si quitamos todo eso. Está ok.

Supongo que Ginny & Georgia (USA) será una de esas series que dividan a la audiencia. Si es que la audiencia llega a enterarse de que se ha estrenado, claro. El resultado es un melodrama cómico que habla de relaciones entre madres e hijas. Pero adelantando y aceptándose a otros conceptos. También os diré que hacen un mínimo para ello y que parecen muy ocupados en lograr que les comparen con las Gilmore Girls aunque no sea para bien. No es que sean especialmente innovadores en realidad, y tampoco son tan avanzados. Pero bueno, supongo que habrá gente que es justo lo que busca, algo medianamente agradable y encantador con gotas amargas puestas para incentivar y mover las demás. Está claro que de esta versión concreta de la historia no soy su público.

Debo decir que he dudado un momento de si incluir aquí o no Punky Brewster (USA) pero creo que es mejor meterlo porque aunque sea la misma protagonista -y algún otro miembro del reparto- y el mismo nombre y blablabla, en realidad es una historia nueva. O una historia vieja hecha de manera diferente, quién sabe. Ahora Punky es la madre de tres niños y se está divorciando o algo y sigue con su mejor amiga y resulta que una niña perdida (?) se encuentra con ella y quiere ser como Henry fue para ella. El resultado es peculiar. El estilo es una mezcla de tipos de comedia que no tiene nada especialmente nuevo y en la que lo que peor sienta es que esa niña suena es una actriz espantosa. Que los niños actores estadounidenses no suelen ser gran cosa, pero esta casi llega al nivel español. Probablemente sin ella sería una serie entretenida. Quizá no muy allá, pero ahora es solo tolerable. Es decir, los momentos en los que no sale.

Y terminando con cosas tolerables, el último estreno de la semana ha sido Superman & Lois (USA) que es una forma de contar una historia de adolescentes siendo adolescentes con héroes de por medio que lleva una vez más a sospechar que esta gente no se ve las comedias de adolescentes con superhéroes. Pero sí se ve las series de adolescentes angst. Que no sé yo a cuenta de qué. Quiero decir, en el mismo CW la idea de esas series es Riverdale o Nancy Drew, en el peor de los casos Dinastía, pero aquí estamos en unos terrenos más cercanos a… Katy Keene. Podría haber sido peor, supongo, y desde luego se le nota que estaba presentando los personajes y  la (muy muy muy estúpida) premisa inicial. Es una lástima que no aprovechen para explotar la química que deberían tener Lois & Clark -ah, no, esa era otra serie- pero como todo en general parece hecho de cualquier manera para rellenar huecos en la CW… Pues bueno, pues vale. Otra semana será.


Deja un comentario