¡Pilotos Deathmatch!

Tendría que haber supuesto que la mente pensante -un decir- detrás de una mezcla de cosas que en el centro de su batiburrillo tiene a una mujer llevando negocios ilegales con la fachada de un club de striptease masculino, esto es, All the Queen’s Men (USA), era Tyler Perry. Porque vaya manera de hacer el revoltijo de temas e ideas, con una parte en la que no podría dar más lo mismo lo que pusieras -la de los stripers, vaya- y luego el clásico que parece inspirado sobre todo en el combo de Power y Empire. Que lo entiendo, claro, porque si vas a copiar copia lo más exitoso, pero el mogollón mental de cosas y lo poco hilvanado que están en general pues… bueno… quizá se lo podrían haber pensado un poco más. Ya, va contra la marca de la casa, pero oye. Por pedir.


No esperaba yo ver que los ingleses hicieran una adaptación de un éxito alemán, pero aquí estamos con The Cleaner (UK) que no tiene pinta de que vaya a repetir el éxito porque el guión no es gran cosa y apoyarse en los actores funciona normalmente a medias. Un par de buenos actores quizá no puedan hacer grande una obra pequeña pero al menos la hacen salvable. Y aquí más les vale buscarle una vuelta al personaje central, porque no creo que tengan de manera indefinida ni a actores reconocidos para invitarlos ni, desde luego, el beneficio de la duda del público hacia su personaje central.

Estamos en ese momento en el que si me hubieran dicho que Days of Our Lives: Beyond Salem (USA) es uno de los falsos programas de 30 Rock no hubiera dudado ni un minuto. Pero no, alguien en Peacock ha pensado que era buena idea hacer una miniserie especial durante la semana en la que los personajes de la telenovela tuvieran que enfrentarse a un robo cometido en el pasado y a unas joyas en el presente que -a ratos- podría tomarse como un guiño o como una parodia. En serio, mirad el trailer que está ahí abajo y decidme que no suena a coña. En el interior… pues eso, con algunos toques pero fundamentalmente es el mismo estilo y tema que la telenovela madre así que entiendo que están metiendo el dedo en el agua a ver si merece la pena el chapuzón.

Nuevos tiempos, nuevas series, las ideas de siempre. No se me ocurre en Doogie Kamealoha, M.D. (USA) quién pensó que era buena idea revivir el original con los ‘cambios y adaptaciones’ propios, pero al menos le da de comer a un grupo de actores a los que seguro que no me viene mal. Porque la idea sigue siendo igual de estúpida ahora que entonces. ¿He mencionado ya a 30 Rock esta semana? ¿Cómo han llegado de la NBC a Disney? Ah, sí. En fin, eso, doctora adolescente, blablabla. Es posible que tenga fanes. No seré uno de ellos.


Sacar una serie de gangsters de lo que son los elementos más comunes últimamente para centrarse en la parte familiar puede parecer una locura pero está claro que en Kin (O)(IR) tenían claro lo que querían contar. No es que del otro lado falten cosas por salir, por supuesto, pero se nota que es más la excusa para el drama familiar que, además, les sirve para reunir un reparto con algunos de los más granados actores irlandeses. Y es una lástima que parezca que falta un algo, quizá de presupuesto, quizá de ganas de ir un poco más allá. Porque no es una mala serie en absoluto, pero deja siempre la sensación de que podría haber sido más. Quizá con algo más de rodaje…

No hay nada que me haga entender este The Holden Girls: Mandy & Myrtle (UK), una idea tan particular -siendo benévolo- que no tiene ni trailer. Está esta cosa que alguien grabó y subió a YT. Pero, claro, coger a una ‘famosa’ y ponerla a tener historias con su ‘abuela’ -un señor disfrazado de vieja- en plan falso documental… Qué necesidad de nada de esto teníamos, me pregunto.

Mucha tranquilidad nos había dejado Netflix esta semana, pero aquí estamos, con On the Verge (USA), un genérico de serie femenina y ‘feminista’ del Hacendado con tropezones. A ratos me preguntaba qué me iban a intentar vender, sospecho que ni eso. Pero bueno, supongo que es un avance que pueda haber series mediocres sobre la amistad femenina.

Bueno, pues aquí tenemos la serie de experto policial de la semana, esta vez hay algunas novedades como el uso del gore o que Wolfe (UK) está protagonizado por un hombre de color de piel bien oscura. El resto es lo de siempre: vida familiar mal, secretos guardados, choques con los jefes, equipo fiel. Lo de siempre. Con un poco de humor pero, bueno, eso es también casi inevitable. Ah, sí, y es jefe del CSI. Supongo que eso algo vale.


Deja un comentario