Solo pido una semana sin toparme con una serie que se autodefina como Comedia de Animación Adulta. ¿Es eso tanto pedir? En fin, esta semana empezamos con Adventure Beast (USA), que tiene todos los problemas habituales y solo un pomo mejor animación -sin pasarse- de lo habitual y que va de un amante de los animales debocado que da lecciones de zoología mientras hace cosas locas porque, yo qué sé, porque alguien pensó que esto era mejor que nada. O quería enseñarle datos chachis a la gente cuyo único contacto con los animales es la Shark Week. Tanto da, el resultado es el mismo.

Cuando lo que tienes es, fundamentalmente, una novela YA con toques de fantástico/terror es buena idea sacar todos los capítulos de golpe porque así el piloto puede descargarse de elementos de presentación sin dejar de tenerlos. Algo así debieron de pensar con The Girl in the Woods (USA) que sigue lo que estoy seguro de que es una novela [editado: he ido a mirar y son unos cortos de Crypt TV, así que supongo que no es YA sino algún extraño tipo de Creepypasta, quién iba a decírmelo con el tono que le han dado] en la que la protagonista es una misteriosa chica surgida de una extraña comunidad, tenemos a un pueblo dividido por la minería, dos amigos muy diferentes, un claro sub/texto queer y monstruos monstruosos. Un punto de partida que podría haber sido más Pesadillas pero que se nota que intentan vender a un público casi una década mayor. Y, bueno, se le notan los tics propios (y ajenos) pero puede servir como forraje.

Netflix quería su Rick & Morty y parece que en lugar de Hacendado ha decidido llamarla Inside Job (USA). El rato que no parece Padre Made in USA. Ojalá hubiera algo original en ella, o algo que no me hiciera sospechar que una IA maligna estaba escribiendo los guiones. O TelePizza. Algún tipo de mal primigenio en cualquier caso.

Estoy seguro de que Invasion (USA) tendrá sus defensores porque el peñazo que me ha tocado tragar hay gente que lo ve con gusto porque dinero y personajes llevando la acción y blablabla, pero se le nota tanto las ganas de agradar -y de ser ‘adulta’, pero por esta vez se lo perdono porque solo les falta ponerse a hablar de hipotecas- que acaban convirtiendo una suerte de Guerra de los Mundos en un drama que no es familiar porque había demasiados actores metidos. En fin, yo qué sé. Desde luego a mí que no me esperen.

Lo primero que pensé de Maya y los tres (O) (MX) es que iban a vender un buen montón de juguetes. No sé si esa era la idea -podría ser que no-, pero también la difusión de los mitos precolombinos, la utilización de… cualquier actor hispano conocido para Hollywood.. en fin, que tenía más que de sobra. Excepto la sensación de que no han tomado una decisión entre hacer una serie y una película, y es demasiado larga para lo primero y demasiado a trompicones para lo segundo. Ojalá hubiera estado a la altura de la idea original, pero al menos funciona lo suficiente como para que, esperemos, haya más intentos.

Culpo a Bebé Jefazo de que ahora tengamos Little Ellen (USA), una serie creada a mayor gloria de… claro… Ellen. En lugar de enseñar a insultar a su equipo, defender a presuntos acosadores y torturar asistentes han pensado que usarla como encantadora figura inspiradora infantil sería divertido. Es una lástima el tiempo invertido en blanquear a alguien así, con una animación curiosa y unos guiones que procuran buscar cosas con las que divertirle y empatizar. En fin, por lo menos no es Little Führer. O Bebé Jefazo. Al que sigo culpando por esto.

Por lo visto, han decidido hacer un spin-off en forma de serie de la película y de ahí More Than Blue: The Series (O) (TW) así que yo diría que conviene vérsela primero. Pero, si no, es una especie de drama con toques cómicos flojito y agradable, así que tampoco pasa nada por verlo.

Viendo Queens (USA) he pensado mucho en muchas otras series. La primera es Girls5Eva, por supuesto. Es tan imposible no hablar de ella como lo sería evitar los toques a Nashville o a Empire, excepto porque parece más en serio. El resultado ofrece algunos puntos a favor, claro, pero necesita soltarse el pelo muy claramente. Por suerte esto es solo el piloto y parece claro que aún no han decidido qué van a hacer con la serie. Veremos.