Doy por hecho que con Arcane (USA) habría que separar a los que conozcan el Universo en que sucede, y yo no soy uno de ellos. Y luego a lo que sea que tiene por un lado la animación -que como cuadros sueltos para un libro de arte supongo que podríamos definir como ‘bonito’ aunque en movimiento parece una cinemática- y por el otro el guión -que viene a ser una variación sobre los temas, ideas y personajes de siempre- y al final tenemos un derivado/anuncio para aproximación con éxito desigual. Pues bueno.

Interesante punto de partida el de Asesino del olvido (O) (MX), luego ya el desarrollo es un poco de mezcolanza -parece que no se pudiera hacer una serie debajo de la frontera USAca en la que las organizaciones violentas ilegales no jueguen su parte- pero intentando que todo lo que va sucediendo logre hacernos olvidar que mucho de lo que vemos tiene sentido discutible. Pero bueno, como tampoco es que vaya mal del todo vamos a considerarlo un éxito si no un triunfo.

He tenido que comprobar cuándo se había estrenado Close to Me (UK) porque a mí esta serie de una señora que se encuentra con que ha olvidado el último año (más o menos) de su vida También tenía alcohol en sangre cuando en teoría cayó por las escaleras, pero parece que no es eso lo más importante para justificar la amnesia. Y, por supuesto, todo lleva a que la protagonista tenga que reconstruir qué pasó durante ese año y, fundamentalmente, descubrir si puede confiar o no en su marido. Un clásico. Lo del marido, digo. No sé yo cuánta amnesia acepta la televisión, o cuántas desgracias pueden suceder en las series. Por lo demás, sale Christopher Eccleston haciendo del marido y, en general, es una serie competente. Buen forraje.

Pues parece que alguien ha pensado que era buena idea traer de nuevo The Game (USA). Para quien no la recuerde digamos que fue una de las primeras series de la CW propiamente dicha en 2006 (la única comedia nueva de aquel año, de hecho), que venía de la previa Girlfriends ,que se emitió primero en UPN y luego en CW de 2000 a 2008. y que tras acabar su ciclo en CW en 2009 la rescató BET en 2011, en donde estuvo hasta completar su novena temporada en 2015. Ahora es Paramount Plus quien ha decidido traerla de entre los muertos con un nuevo reparto que incluye un par de personajes volviendo de fondo, un par haciendo apariciones especiales y, en fin, todo un nuevo reparto que es lo que importa. Y lo que tenemos es, de nuevo, un drama a ratos deportivo pero fundamentalmente de despachos, así que al final tenemos una iteración sobre el original. Que supongo que es lo que querían. Aunque no sé yo si esto va a atraer mucho público nuevo precisamente.

no es especialmente interesante esta Hidden Assets (O) (IR) aunque en su defensa diré que el espantoso principio que tiene mejora un mínimo, pese a que estas alturas tengamos -o hayamos vistos- más series sobre policías y organizaciones criminales de las que cualquier persona podría juzgar razonable. Y dentro de eso tenemos esta que, bueno, supongo que podría ser peor y, sobre todo, podría tener una justificación incluso más estúpida para el clásico ‘dos policías de distintas nacionalidades cooperan’. En fin, forraje.

Supongo que podemos echar la culpa a TikTok pero en realidad creo que mucho de lo que Olaf Presents (USA) nos trae podemos rastrearlo antes incluso. A las parodias de películas de la MAD, por ejemplo. Porque lo que tenemos aquí son píldoras resumiendo clásicos Disney (clásicos dentro de un orden, creo que lo más antiguo que sacan es La Sirenita) en menos de minuto y medio. Pues bueno, al menos inspirará Vines TikToks interesantes, espero.

Es curioso lo que Preppers (AU) puede proponer y, sin embargo, logra. Es decir, meter a una persona fuera de lugar después de una crisis personal y soltarla en un entorno en el que toda la gente parece un poco peculiar puede ser algo tirando a esperable. Que el resultado sea una comedia de esas de mucho corazón, también. Que el tema sea el survivalismo ya quizá no tanto, pero resulta servir para hablar de toda una serie de conflictos internos y externos incluyendo, por supuesto, nuestras posibilidades de extinción. O, mejor dicho, por dónde pueden venir los problemas. Que a partir de ahí se hable de raza, se satiricen aspectos de la vida cotidiana o se señalen las desigualdades de clases o colonialistas es un punto extra. Desde luego parece claro que sabe lo que quiere hacer, la pena es que no siempre lo logre, bien por no lograr un balance correcto entre lo dramático y lo cómico o porque extender en exceso determinados chistes no es buena idea. Pese a lo cuál, mis felicitaciones por el intento.

En cuanto llevas un par de minutos viendo Ragdoll (USA) tienes muy claro lo que hay delante: Los encuadres, los colores, los actores, la forma de actuar y la trama… Es un sketch del SNL que les ha quedado demasiado largo. Es imposible que haya otra explicación a lo que parece la mayor colección de topicazos jamás reunida por una IA que si en un a película de hora y media quedaría excesiva amenazar con convertirlo en serie debería entrar en la categoría de amenazas. Es un genérico de serie de manera tan impersonal que valdría la pena considerar si A Touch Of Cloth la parodiaba… hace diez años.

Es curioso cómo a lo que más me recuerda The Shrink Next Door (USA) es a aquel Behind the Candelabra de hace unos años. Actores razonablemente convencidos metidos en una historia real que se supone debería tratarse con más seriedad, que se toma algunas licencias más o menos humorísticas y que acaba convertido en poco menos que una parodia de lo que se supone que iba a contar sin que quede claro hasta que punto es algo buscado o cómo puede afectar a la gente real retratada. En fin, las cosas de Hollywood. Y, eso sí, el reparto secundario encabezado por Katherine Khan con algo así como un mocho ochentero en la cabeza, es de gran nivel. Lástima de resultado.

¿Son todas las series inglesas de policías la misma serie? La experiencia nos dice que no, pero uno ve The Tower (UK) y pese a todo lo bueno y malo que tiene, pese a que por lo menos no estamos con el clásico ‘el cadáver de una mujer joven aparece en un pueblecito pequeño pero lleno de secretos’, pese -o quizá debido a- el buen trabajo de los actores… la sensación que queda es que esto ya lo he visto. Y el punto de partida es distinto, claro, unos policías llegan a una escena del crimen en la que un policía y una joven han muerto al caer desde la terraza de un edificio, la otra policía -la compañera- y una niña pequeña han sobrevivido. Cuando se ponen a investigar por supuesto que salen muchos trapos sucios y blablabla. Así que el punto de partida es distinto, resulta más que competente y entretenida de ver y todas esas cosas que uno podría esperar, especialmente la más que buena interpretación de Gemma Whelan -a quien ya hemos visto hacer de DC antes, pero que no es tan habitual del género-. Pero, por otro lado, suena a ya vista. Sin remedio. Así que supongo que irá según gustos.