Debemos de estar en el mes de las series lamentables que intentan hacer caja de conceptos conocidos porque aquí tenemos esta cosa de Blade Runner: Black Lotus (USA) que parece un recorte de hostias con cosas que tenían en un armario. Yo entiendo que esto de vender una cosa conocida hace que se preocupen menos de… bueno… de todo. Pero lo que realmente he buscado durante todo este piloto ha sido el botón de saltarse la intro. Para mi desgracia, no estaba ahí.

Pues resulta que en Netflix han decidido hacer una serie navideña, porque estas cosas pasan, supongo, pero como son como son han pensado en hacerla francesa, contratar a un señor para que la haga, crear un equipo de tres (el citado señor, un segundo señor, y una señora de color que supongo que está ahí para hacer la mayor parte del curro porque es su primer crédito) y que el motivo de enfrentamiento entre los dos personajes principales sean que él es un rapero que hace canciones machistas. Que eso conlleve algún tipo de castigo público supongo que es lo que nos demuestra que es una obra de fantasía. En cualquier caso, si os gustan las historias alargadas sin necesidad, los arcos de redención centrados en que una mujer eduque a un hombre o la absoluta falta de inspiración es posible que disfrutéis Christmas Flow (O) (FR). Peores cosas habrán emitido en Netflix. Supongo.

Es bueno que hayan vuelto las convenciones de cómic porque el cosplay ya está aquí: Cowboy Bebop (USA) nos ofrece una serie de decisiones que pueden ser más o menos acertadas -fundamentalmente menos, claro, pero como también hay cosas mínimamente progresistas (sin pasarse, claro) no vamos a oponernos a TODO- pero que sin duda son DECISIONES. ¿Decisiones que acercan la obra original a los tiempos modernos? No, pero sí que sirven para explicar cómo funciona el capitalismo a estas alturas del S XXI.

Reconozco que esperaba que Dogs in Space (USA) fuera una serie infantil. No he tenido suerte, es animación para adultos. De esa genérica que usa la ciencia ficción para ‘satirizar y cambiar’ y blablabla. Así que más de lo mismo. Pero fingiendo ser cuquis. Y descuidando -más aún de lo habitual- los guiones. Al final voy a pedir daños y perjuicios a «Ricky y Morty».


Hablando de animación para adultos, resulta que en Tubi han decidido animar The Freak Brothers (USA), porque por lo visto es la semana de las cosas innecesarias. Así que aquí tenemos una serie basada en un cómic de finales de los ’60 que era rompedora… en aquel momento. Por supuesto nada dice underground como tener a un servicio de streaming produciendo una serie animada. En fin. La gente.

No sé qué esperaba de Harriet the Spy (USA), al fin y al cabo el libro… en fin… el libro. y la adaptación… Bueno, con un poco de suerte podría ser interesante. No ha habido suerte, claro, pero supongo que para chavales lo mismo le ven la gracia al estirar el chicle. En fin. La serie al menos intenta hacer más empatizables a los personajes, darle más diversidad y, en general, intentar que la serie no sea como el libro sino como una parte de lo que se podría uno imaginar conociéndolo por segundas personas. No sé qué necesidad hay de comprar unos derechos para esto, pero bueno. Vista la semana que llevamos no es que sea buena, pero podría ser peor.


¿Qué toca adaptar ahora? Ah, sí, un webcómic. En fin. Pues ahora tenemos la coreana Hellbound (O) (CS) que va de una serie de demonios, unas profecías, una secta y mucha cháchara. Sobre todo cháchara. A ver si se me ocurre algo bueno que decir… ahm… El diseño de los bichos está… ¿curioso? Madre de… vaya semana.

Por suerte hemos llegado por fin a Hit-Monkey (USA). Una serie que puedo decir, sin temor a equivocarme, que es EL PEOR ESTRENO DE LA SEMANA Y LA PEOR SERIE DE DISNEY Y UNA DE LAS PEORES COSAS QUE HE TENIDO QUE ECHARME A LA CARA ESTE AÑO… AH AH AH AH AH AH AH AH AH. Hay actores profesionales en las voces. Pero no actores de doblaje profesional. Y si me dicen que la animación tampoco la hacen profesionales me lo creo. En general me creo que nadie ha tenido nada que ver con un mínimo de profesionalidad. Lo que explica el Marvel del título.


La que probablemente sea la menos mala de las series estrenadas esta semana es Kamikaze (O)(DI), lamentablemente es exactamente lo esperable desde el minuto uno. Incluyendo su rollito de mezcla de confort con shock. Es una serie que solo es ok pero en esta mierda de semana parece que es hasta pasable. O casi pasable. O algo. A estas alturas ya casi me da igual. Es decir, no creo que me la vaya a ver entera. Salvo que aparezca MUCHÍSIMA ropa para planchar de la nada.

Decidir poner en tu drama criminal a Jeremy Renner y Kyle Chandler ya dice algo, concretamente dice que Mayor of Kingstown (USA) se preocupa más por parecer oscuro, grimm’n’gritty que por cualquier otra cosa. De verdad, qué ganas de hacer cosas adultas sin pararse a pensar en los qués, los cómos y los porqués.

Por parte de ALLBLK llega una comedia familiar en el mundo de la música, Partners in Rhyme (USA), una leyenda ayudando a una recién llegada porque… Bueno, por exigencias del guion. La típica serie que sería de esperar en la versión BET de Nickelodeon, que no creo que sea lo que este canal busca pero aquí estamos.

Hablando de series malas, The Sex Lives of College Girls (USA) debería mandarle una cesta de minimagdalenas a Hit Monkey. Porque vaya cagarro de otra vez lo mismo protagonizado por jóvenes que quizá lo fueron en los noventa cuando, en el mejor de los casos, serían jóvenes sus guionistas. El desfile de clichés y de teóricos momentos de humor, matizados por querer ser rompedores y blablabla cuando son más viejos que el… ahhm… que no os la veáis, que tampoco merece la pena.

Pues Zerocalcare llega a Netflix con Strappare lungo i bordi (O)(IT) que es, básicamente, una serie de Zerocalcare. Así que supongo que si te gustan sus cómics, bien, y si no… pues bueno. Esto funciona así.

Una cosa puedo decir buena de The Wheel of Time (USA). Es mejor que el anterior piloto. Supongo que alguien se pregunta si se parecerá a cierta otra serie de fantasía reciente. Y os tengo que decir que… quizá. No se parece a The Shannara Chronicles. Sí se parece a Legend of the Seeker. Aunque con más ropa. Y al menos hay algunos colores, eso siempre lo agradezco. en fin, si necesitáis un genérico de serie de fantasía heróica porque algo hay que ponerse de fondo en las siestas supongo que esto es admisible. Cosas peores hemos visto. Normalmente en SYFY y la CW. Al menos han sabido mantener ese mismo nivel, con consistencia en el forraje.