¡Pilotos Deathmatch!

Curiosa esta serie sueca, Anxious People (O) (SU), que parece tirar por el humorístico criminal para traer a polis contrapuestos, atracadores a los que las cosas no les van muy allá y gente que no es lo que parece. Sospecho que en una película me hubiera parecido mejor que en una serie pero bueno. Esto es lo que es. Y por lo menos Netflix no le ha hecho el lío como a Bortført, que si a ellos les ha dado reparos promocionarla no seré yo el que hable de ella. Total, que mejor esta, claro que sí. Aunque sea solo por comparación.

Hace muchos años, más de cuarenta, en The Star Wars Holiday Special, decidieron hacer la cosa promocional de presentar a Boba Fett. Ahora, tantos años después, deciden sacar The Book of Boba Fett (USA). Sinceramente, prefería el primero. Quizá hubiera abuelos wookies poniéndose cachondos con el cyberporno, pero al menos no era el aburrimiento este que parece las charlas previas a una partida de LARP. *suspiro*

Esto de KITZ (O) (AL) debería haberme interesado. Una muchacha se cuela en un grupo de amigos pijos para vengar a su hermano. Lamentablemente parece más interesado en ser algo así como Gossip Girl y Elite que Revenge o Pretty Little Liars. Lograr quitarle la tensión y alejarse de lo que habría podrido ser un Temblor para centrarse en… yo qué sé… un genérico de serie juvenil… Una de las cosas más aburridas que Netflix ha emitido este año, y mira que tiene competencia.

Me alegro de que las series románticas -o ¿románticas?, no sé- estén teniendo un regreso. Confío en que alguna vez me gustará una porque esta Love Me (AU) me ha parecido más artificial que un producto Kinder, incluyendo el dulzor. Pero bueno, no soy su público así que quizá quien sí lo sea pueda encontrarle cosas que yo claramente no veo.

Algún día alguien escribirá un artículo sobre todos esos creadores que supieron hacerse de oro a cuenta de la estupidez de Netflix. Como Harlan Coben, que no sé cuánto cobraría pero que no le hacen una serie decente así les maten. La de ahora es Stay Close (UK), le toca ser británica, y se va de aquí con el aplauso del público, que el juego del programa ya lo ha ganado Coben. El final de año es lo que tiene.


Deja un comentario