Las 13 mayores chifladuras del cine de terror de 2021

En esta época de repasos también podemos dejar por un momento de hablar de Lo Mejor o de Lo Peor para echar un vistazo a los Locurones. Películas que deciden ir más allá, para bien o para mal, y que por eso mismo merecen un recuerdo especial, porque romper con lo habitual es en muchas ocasiones la única manera de ofrecer sorpresas.

La de cosas que han cambiado en este año y no para bien. Pero bueno, siempre tendremos en el recuerdo a Canino. Y ha salido en su fecha habitual, que es incluso más extraño. En realidad no creo que haya nadie que siga realmente la cosa esta de los locurones pero ya que el trabajo previo está más o menos hecho y que yo me lo paso bien… pues allá vamos.

No apostaba yo demasiado por la recuperación pero parece que algo ha mejorado. Así que aunque la de 2017 sigue en mi memoria -quizá solo ahí- como la mejor, y olvidados ya los bajones de la de 2016 o la de 2018,  la recuperación de la de 2019 y luego la de 2020 nos ha traído a esta de 2021 que está claro que no iba a ser como esperáramos porque no iba a haber formar posible de esperarla.

Shudder ha seguido demostrando su buen ojo y varias de las que están o las que podrían haber estado están por allí. Como The Advent Calendar que al final es una de deseo envenenado. Que ha sido otro asunto clásico, muchas de ellas parezcan vueltas de tuerca -o idas de olla, quién sabe- de obras previas. Como Crabs! es una de animales enloquecidos, The Horrific Evil Monsters podría ser la versión barata de una gran superproducción si alguien tuviera valor para una superproducción así, se nota una leve recuperación de los slashers aunque en muchos casos tengan un tema de sobrenatural o fantasmas por detrás pero bueno: The Mad Hatter y Happy Little Bunnies han estado ahí y hemos tenido historias más cercanas a lo segundo que a lo primero gracias a Separation o Frank. Incluso ha habido un hueco para la conspiranoia, aunque venga desde una perspectiva rojiparda como es la de The Scary of Sixty-First, para el ¿humor? ¿autoreferencial? como en Too Late o para los dibujos animados que es imposible que no nos recuerden a otros previos como en The Spine of Night. Y, por supuesto, para propuestas más experimentales como Drunkenness o Stellanomicon: Future Fear (sin relación conocida con el de finales de los ’90 pero quién entiende las mentes de los productores). Lo que pasa es que todas estas, por uno u otro motivo, son las que no han logrado entrar en la lista final de las 13. Así que mejor damos paso a ellas en lugar de seguir dándoos la chapa por aquí.

13 – CHOMPY & THE GIRLS

Como decíamos, hay películas como esta cuyo origen puede ser más o menos sencillo de imaginar pero cuya calidad resulta mayor de lo esperada. Al fin y al cabo el Locurón puede ser lo suficientemente discreto como para que el resto de cosas parezcan normales en comparación.

12 – Censor

La metanarrativa es siempre fuerte y, sin embargo, la figura del censor que tiene que ver lo que los demás no ven quizá aparezca menos de lo que uno esperaría. Probablemente una de las obras más clásicas del año pese a su uso del Locurón y, probablemente por eso mismo, la que veo más fácil que acabe apareciendo en listas de esas de Lo mejor del año. Porque a quién puede no gustarle un Locurón.

11 – Virus Shark

Este año he pensado que cuanto antes nos quitemos al tiburón de turno mejor para todos, y aunque hemos tenido otras posibilidades como Noah’s Shark o la desvergonzada Steven Kang’s Sharks of the Corn esta, que tira de virus -igual que haría Ebola Rex, también os digo- es con diferencia la más cercana a El Signo de Los Tiempos. Que no sé si es zeitgeist u otro personaje del horóscopo.

10 – Toilet Zombie Baby Strikes Back

Todos los años hay también una más De Arte y Ensayo y este año no sé si es esta. Es decir, parece que se esfuerza demasiado por ser de Bajo Presupuesto como para que no sea deliberado. Así que quizá esté siendo solo autoconsciente de una manera que sirva para hacer una autoreferencia humorística. Porque entiendo que piensan que es graciosa. Lo cierto es que este Locurón es difícil de definir que supongo que es de lo que va todo el asunto.

09 – Val

Hay un tema clásico que este año parece un poco más explorado que otros, el de Creías que era el ejecutor pero rápidamente resulta estar atrapado. Algo así pasa con esta película en la que un tipo parece haber acorralado a una muy estilosa y un tanto excéntrica mujer en su propia casa de ella. El resumen inevitable es: Sale mal.

08 – Super Hot

Locurón neozelandés, que no está mal, que funciona por acumulación. Con pocos medios que se notan más porque intentan que se note menos que porque deciden demostrar el poco dinero que tienen. Que puede parece un error pero ya os digo que con todo lo visto este año es otra virtud de una película en la que un poco más de dinero no hubiera venido nada mal para acaba de montar bien la montaña de la locura.

07 – Bearry

Otro clásico de estas vuestras listas: Objetos inusitados. Hoy: Un osito de peluche más allá del tamaño de una persona. Sí. Lo que está bien porque sirve para que nos preguntemos si es que el osito está maldito o si hay alguien haciendo furradas. No os lo voy a explicar, por supuesto. Pero el que haya un osito de peluche tamaño extragrande para organizar por las bravas la vida amorosa de una mujer parece una idea. ¿Buena? Ah… Idea.

06 – Cinderella

No, esta no es la musical. Sí, podría haberlo sido. pero estamos con un clásico que ahora sí que podemos contar por completo: Objetos poseídos inusitados. ¿Qué más inusitado que un Disfraz de Cenicienta? Como además es una película tamil da tiempo a muchas idas, vueltas, giros y… ahm… canciones. Al final hay cosas que no se pueden evitar.

05 – Mosquito State

Aunque a ratos pudiera parecer que es otra de esas explosiones glorificadoras del capitalismo como El Lobo o American P, aquí tenemos un giro de irrealidad que va varios cuerpos más allá porque al fin y al cabo el Locurón hay que hacerlo.

04 – Willy’s Wonderland

Este año vuelve a tocarle a Cage aparecer por aquí. La película podría haber sido mejor, y recicla al menos una de las ideas que ya hemos comentado -no, no es el traje de Cenicienta, aunque no lo descarto para futuras películas de Cage–  además de añadirle animatrónicos amenazantes que quizá a alguien le podría parecer que viene de algún lado previo. Que cosas tenéis. Sea como sea, corazón de Locurón.

03 – Blue Sunset

Los italianos son los mejores en el exploit. No tengo muy claro si eso se aplica también al cyberpunk que es lo que nos traen aquí, pero si os puedo decir que es un trabajo hecho con todo el corazón que, por supuesto, significa elevar el Locurón a la categoría de Si le pongo luces a estas gafas son cyberpunk. La desvergüenza, qué bonita es.

02 – After Blue (Dirty Paradise)

Es más fácil experimentar esta película que explicarla. Pero parece claro que es un intento de traer el onirismo a la realidad a partir de una concatenación de imágenes y, por qué no decirlo, de poner el Locurón al 11. Es difícil explicar cómo podría haber una película más tremebunda que esta.

01 – The Mad God

Pero entonces aparece este trabajo de animación que, además, ha visto medio mundo porque para eso ha estado de festivales y la han puesto en visión digital y la leche que les han dado a todo. ¿Podría haber tenido un poco más de guion? Sin duda. ¿Hubiera significado eso que tendría que haber habido algo menso de Locurón? Pues entonces no nos interesa, está bien como está que probablemente sea: Descriptible solo en onomatopeyas.

¡Hasta aquí por este año! Espero para el próximo poder presentar si no más, al menos sí mejores propuestas, poder hablar de un despiporre generalizado y ver si esta tendencia de estrenos en salas sigue. Y, por supuesto, el descargo de responsabilidad habitual. Estas son las mías, supongo que para otros habrá películas que me haya dejado (pongamos ¡Corten!, que para algo estuvo cerca de entrar) así que os animo a comprobar que realmente son de 2021 y compartirlas aquí. Y ahora ya, ¡a brindar por un 2022 de Locurón! [Pero dentro de un orden, que vaya racha de años llevamos]


Deja una respuesta