A veces me pregunto por el contexto de las cosas que nos llegan ahora gracias a esta posibilidad de ver series de fuera con los estrenos del streaming, o lo que es más fácil de explicar, con Finding Ola (O) (EG). Porque Hendy Sabry es, además de una gran actriz, alguien que en el pasado ya causó olas con Aiza Atgawiz (2010), una serie sobre una mujer obsesionada con encontrar a su Pareja Perfecta para casarse que, al final, decide que mejor sola que mal acompañada. ¿Cuál es la relevancia aquí? Pues que su personaje se llamaba Ola. Y si aquella Ola hablaba de la presión para casarse esta otra nos va a presentar la presión que sufren las mujeres divorciadas. Especialmente las que han dejado su carrera por su familia, no son de ninguna manera culpables de la separación, y pese a todo siguen siendo tratadas como responsables. Así que quizá pueda parecernos algo de otra época -no tanto porque ahora no suceda como porque ahora no se hacen películas y series sobre el tema, al menos no solo con ese tema- pero está claro que ni lo es ni deja de ser más que agradable ver todos esos giros y problemas en nuevos contextos. Por cosas como estas me alegro de tener acceso a otros mercados de manera fácil por fin.

No tenía muy claro cómo iban a adaptar los estadounidenses Murderville (USA), visto los problemas de la versión original UK Murder in Successville. Pero resulta que, con sus muy evidentes limitaciones de tiempo, funciona razonablemente bien. Es decir, la elección de participantes es razonable, el misterio está muy cogido por los pelos pero al menos está pensado tanto ello como las pistas y la resolución, y Will Arnet lo da todo, que es lo que se supone que tendría que hacer. Obviamente la capacidad de improvisar o las ganas de hacer el ridículo de cada uno son variables – Kumail Nanjiani se pasa a la defensiva todo el capítulo, por ejemplo, mientras que alguien más a priori alejado al improv como Marshawn Lynch entra hasta la cocina y más allá- y eso influye también en el resultado de los capítulos. Así que con todo y las claras posibilidades de mejor que tiene el formato -lo que comentamos cuando lo sacaron los ingleses, vaya, en la que lo parece el cambio más chorra es que aquí no usan nombres de personas famosas para los personajes, que era algo que tampoco daba para mucho más pero resultaba inocuo- al menos parece que aquí han buscado una manera de que sea un poco mejor. A ver si hacen una segunda temporada en la que aprovechen este rodaje. Suponiendo que Netflix sea consciente de haberla estrenado, claro.

Supongo que el grupo de personas detrás de Pam & Tommy (USA) debería habernos hecho sospechar lo que íbamos a ver. Al fin y al cabo el nombre de Seth Rogen es conocido, su aliado habitual Evan Goldberg tampoco es tan extraño, al menos cuando conoces su trabajo, y del guionista Robert D. Siegel puede parecer que no, hasta que miras que fue responsable de The Onion durante años, entre otras cosas. Es decir: Es una sátira. O una comedia con momentos paródicos. Por suerte intentan que no sea a costa de Pamela Anderson -que hubiera sido lo sencillo- sino, al menos parece que como idea, del momento mediático que se vivió. Bien es cierto que hay momentos, sobre todo en el tratamiento de Tommy Lee, en los que es difícil olvidar la cercanía con, digamos, La fiesta de la salchicha. Pero bueno, supongo que es una obra que tiene intenciones, aunque el resultado acabe siendo más una rareza en los biopics de famosos -sobre todo porque a ratos parece buscar ser como famosos desastres como aquello de Liz Taylor de Lohan, como si fuera algo que pudiera salir a propósito- que algo que se pueda citar por sus propios méritos. por cierto, no entiendo tanta mierda de La cinta que destruyó la carrera de Pamela Anderson cuando 1) lo importante debería de ser su vida y no su carrera y 2) propiamente hablando la cinta que destruyó la carrera de Anderson fue Barb Wire.

Esperaba algo espectacular y lo que me he encontrado es algo sólido. Personalmente hubiera preferido que Reacher (USA) se hubiera centrado menos en arco argumental y más en episodios independientes, pero supongo que es como se hacen las cosas ahora. Ocho capítulos para adaptar un libro. Pero bueno, lo importante -supongo- es que hayan hecho el equivalente a una serie de acción de los años ochenta. Con un personaje como Reacher, tan difícil de considerar real pero tan sencillo de creer, En fin, a ver con rodaje.

No tengo muy claro qué pretenden con este Suspicion (UK), otra de esas adaptaciones de series israelíes que hacen pensar qué estarán haciendo allí. La historia es mucho chalaneo para muy poco avance, como si quisieran estirar un chicle que aún no se han puesto a morder. Una historia que, sinceramente, no sé qué sentido tiene. Pero supongo que si decides montar forraje eso es lo mejor que puedes encontrar. O algo.